Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 27 de Octubre de 2021
De la U. de Oxford

Estudio muestra que 6 meses después del contagio de Covid-19 un cuarto de los pacientes no genera inmunidad

Lissette Fossa

El estudio, en estapa de validación, fue realizado en una muestra de 78 trabajadores de la salud que se contagiaron con el virus del SARS-COV-2, algunos con síntomas y otros asintomáticos. Entre estos últimos, el 90% no presentaba inmunidad seis meses después de haberse infectado.

Según un estudio de investigadores de la Universidad de Oxford, realizado en conjunto con el Consorcio de Inmunología de Coronavirus del Reino Unido, la infección previa con coronavirus no necesariamente protege contra Covid a largo plazo, y esta probabilidad aumenta en el caso de las variantes peligrosas del virus SARS-COV-2.

Según informa el medio británico The Guardian, los investigadores encontraron diferencias en el sistema inmune entre los contagiados hace meses con coronavirus. Para llevar a cabo el estudio,  analizaron muestras de sangre de 78 trabajadores de la salud que tuvieron Covid-19, con síntomas y asintomáticos, entre abril y junio del año pasado. La sangre se examinó mensualmente durante un período de hasta seis meses después de la infección para detectar una variedad de respuestas inmunitarias, donde se detectaron cantidad de las células B,- que producen anticuerpos y tienen “memoria” de las enfermedades-, y células T, -que eliminan células infectadas cuando un virus nos ataca-.

El estudio -que está en etapa de preprint, es decir, debe ser revisado por pares aún para su publicación- muestra que la mayoría de los trabajadores de la salud que desarrollaron una enfermedad sintomática tuvieron una respuesta inmune que se pudo medir seis meses después, pero que más de una cuarta parte de ellos no la tuvo. Además, más del 90% de los que fueron asintomáticos a la enfermedad no tenían una respuesta inmunitaria medible seis meses después, es decir, no tenían inmunidad ante el virus. 

“La inmunidad por infección es bastante diferente a la vacunación. Si se vacuna, se obtiene una respuesta realmente sólida, pero con la infección natural hay mucha más diversidad en las respuestas”, dice la científica a cargo de la investigación.

Además, los investigadores detectaron que la mayoría de las personas que produjeron una respuesta inmune débil del virus, muchos de ellos asintomáticos, al mes no tenían anticuerpos detectables que pudieran neutralizar la variante Alfa, una de las variantes británicas. Ninguno montó anticuerpos neutralizantes contra la variante Beta, conocida como variante sudafricana.

“En nuestra opinión, una infección previa no necesariamente te protege a largo plazo de SARS-COV-2, en particular las variantes preocupantes. No hay que depender de la infección para protegerse de enfermedades posteriores, debes vacunarte", afirmó a The Guardian Eleanor Barnes, profesora de hepatología y medicina experimental en Oxford y autora principal del estudio.

“La inmunidad por infección es bastante diferente a la vacunación. Si se vacuna, se obtiene una respuesta realmente sólida, pero con la infección natural hay mucha más diversidad en las respuestas”, agregó Barnes.

Según los investigadores, los diferentes grados de inmunidad que tenían, seis meses después del contagio, las personas estudiadas muestra en parte que las personas se exponen de manera muy variada al virus y las respuestas de sus cuerpos también varían. La inmunidad de la vacunación sería más confiable porque las personas reciben una dosis estándar de manera estándar.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario