Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 19 de septiembre de 2020
Notaría de Curacaví

Ex jefe de gabinete de Hernán Larraín aún tiene chances de ser nombrado notario

Maximiliano Alarcón G.

La anulación del nombramiento de un candidato con antecedentes por conducción en estado de ebriedad, hace que Jesús Osses, siga en carrera.

El gobierno había definido ayer lunes quién sería el próximo notario de Curacaví, plaza que estuvo en la polémica durante la semana pasada luego que nuestro medio publicara que en la terna se encontraba Jesús Osses Reveco, ex jefe de gabinete de Hernán Larraín, ministro de Justicia, y -como tal- encargado de nombrar a los notarios.

Pero en La Moneda apagaron el fuego con bencina, nombrando a una persona con antecedentes de conducción en estado de ebriedad, y ahora todo está en suspenso.

Larraín se inhabilitó para evitar el conflicto de intereses por Osses y el nombramiento estuvo a cargo del ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, y no así del subsecretario de Justicia, Juan José Ossa, como se dijo en un principio.

Pero la decisión de Monckeberg también trajo problemas, puesto que el ganador del concurso fue Cristian Lara Salazar, quien según antecedentes revelados por Radio Bío Bío, fue detenido en 2014 por conducción en estado de ebriedad, negándose además a practicarse la alcoholemia en dicho momento. Por esto fue formalizado y como salida alternativa a la condena, sufrió la suspensión de su licencia de conducir durante dos años.

Esto complicó sus posibilidades de ser notario, puesto que la ley que regula estos nombramientos señala que para concursar hay que tener “reconocida honorabilidad y buenas costumbres”.

En la lista previa a la terna, Osses estaba en el puesto 12 del concurso para notario y Lara en el 1°, por lo que el conflicto de interés parecía coronar fácilmente a este. De hecho Lara casi celebró su nombramiento, pero a las pocas horas de informar la decisión de Monckeberg, durante la tarde del lunes, el Ministerio de Justicia retiró el decreto con el nombramiento debido a sus antecedentes, según informó el medio de la familia Mosciatti.

En definitiva, todo el concurso significó un problema para el gobierno y todavía no existe un nombre para el codiciado cargo. Tras el incidente, desde Justicia confirmaron a INTERFERENCIA que Nicolás Monckeberg seguirá a cargo de la designación. Pero, ya no está claro cuáles son los pasos que vienen.

Desde el Ministerio del Trabajo señalaron a INTERFERENCIA que el ministro Monckeberg ahora debe decidir entre una de las otras dos personas que estaban en la terna, es decir, Jesús Osses o Paulina Valderrama Valdés, abogada relatora de la Corte de Apelaciones de Talca. 

Otros cercanos al proceso, piensan que el proceso debe repetirse completa o parcialmente, para dar con una nueva terna.

Ambos escenarios dan una nueva oportunidad al ex jefe de gabinete de Hernán Larraín, pero fuentes cercanas a Osses señalaron a INTERFERENCIA que este no está seguro de ir nuevamente a un concurso mientras se encuentre su ex jefe como ministro de Justicia, porque sería otra vez el mismo conflicto de intereses y no quiere exponer su nombre de manera innecesaria.

En tanto, Jesús Osses sigue ocupando el cargo de notario interino en Coquimbo. Esto mientras paralelamente se desarrolla un concurso para definir al titular definitivo de esa notaría, proceso en el cual el ex jefe de gabinete de Larraín también postuló, pero no fue seleccionado en la terna.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario