Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 25 de octubre de 2020
¿Rescate económico?

Exclusivo: Hacienda habría pedido US$ 20.000 millones al FMI para enfrentar crisis económica

Victor Herrero A.

Según fuentes en Washington, el gobierno chileno pidió esa suma al organismo internacional para hacer frente al coronavirus. Parece una movida poco sensata, dado que hay fuentes de financiamiento externo más baratas y sin el estigma político que supone el FMI. Como sea, ¿significa esto que Chile volvió a su barrio en América Latina?

El gobierno de Chile habría solicitado la semana pasada al Fondo Monetario Internacional (FMI) una inyección de recursos para el país en torno a US$ 20.000 millones, según confidenciaron fuentes cercanas a ese organismo desde Washington.

“Todo se está manejando en un secreto más absoluto, y el gobierno de Chile piensa anunciar esto en unas dos semanas más”, afirmó un personero al tanto de la petición, que reside en la capital de Estados Unidos.

No está claro si se trata de un préstamo directo o de la apertura de una línea de crédito. Tampoco se sabe aún qué argumentos dio el gobierno de Chile para pedir esos dineros. Ciertamente, es poco probable que el FMI exija condiciones radicales -como sucedió con Ecuador a inicios de octubre de 2019- para entregar el supuesto crédito, toda vez que Chile es uno de los países que ha sido más fiel a los postulados reformistas de ese organismo desde los años 80.

INTERFERENCIA consultó a tres altos funcionarios del Ministerio de Hacienda, quienes aseguraron desconocer cualquier tratativa con el FMI. “No me calza mucho, salvo que sea algo híper confidencial”, dijo uno de ellos. "Plata tenemos, aunque sea puro crédito obviamente", agregó, aludiendo al bono soberano de 1.500 millones de dólares que Chile emitió en enero. Una cifra muy por debajo de este eventual préstamo del FMI por 20.000 millones de dólares. 

Y así parece ser. Nuestro medio contactó anoche vía whatsapp a Francisco Matte, jefe de Gabinete del ministro de Hacienda Ignacio Briones. Si bien leyó los mensajes enviados, y tras responder a los primeros escritos, optó después por mantener silencio, argumentando que estaba en una reunión online. INTERFERENCIA insistió durante varias horas, sin obtener alguna nueva respuesta.

¿FMI en vez de deuda soberana?

Un elemento que le mete ruido a los economistas, tanto los afines al gobierno como a los opositores, es que el gobierno de Sebastián Piñera quiera recurrir al FMI, con todos los costos políticos y simbólicos que ello significa.

Esto, porque Chile no ha recurrido a esa institución desde 1983, en plena dictadura y crisis económica, cuando pidió un préstamo de 900 millones de dólares de esa época.

Además, está el aspecto simbólico. En el Chile actual pedir dinero al FMI puede ser visto como un préstamo, pero en Argentina es llamado un rescate. Como el gobierno ha decidido no pedirles grandes sacrificios a las grandes empresas, que es una manera de financiar el déficit fiscal, estaría recurriendo ahora a un rescate del FMI. Con el monto solicitado, que duplica el esfuerzo fiscal anunciado para paliar la actual crisis, La Moneda se puede asegurar una suerte de ‘Plan Marshall’, como el que pidió el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, durante el estallido social, aludiendo al plan de rescate económico de los aliados de después de la Segunda Guerra Mundial.

Ignacio Briones, al igual que su correligionario de Evópoli, Gonzalo Blumel, son hombres de palabras moderadas y dulces, pero de políticas implacables. El titular de Hacienda viene achacando hace semanas que las arcas fiscales no dan para más. 

Sobre la idea de aumentar el monto del Ingreso Familiar de Emergencia, el ministro fue claro en una entrevista a Radio Cooperativa el 7 de mayo: “Me gusta ser claro y transparente, y la respuesta es no. Somos Chile y no Suecia. No hay recursos para destinar US$ 800 millones mensuales”.

Y un mes antes, Briones declaró que “hoy estamos con un déficit fiscal en torno al 8%, eso indica una cuestión muy clara: tenemos poco margen para seguir aumentando ese déficit”. Acto seguido afirmó: “Hemos actuado con prontitud, con montos muy sustantivos y de forma bien agresiva. La prueba es que hoy proyectamos un déficit fiscal de 8% del PIB para este año, que es histórico … Me parece que nadie puede decir que el gobierno se ha ido quedando corto”.

Cálculos en Inglaterra proyectan un déficit fiscal de 14%, mientras que en Italia se vislumbra un déficit de 10,4%.

Pero la pregunta de fondo ahora es en qué se destinarán los US$ 20.000 millones que el gobierno supuestamente está pidiendo al FMI. INTERFERENCIA consultó a altos personeros del ministerio de Hacienda, sin obtener respuestas.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Interesante artículo, felicidades a Interferencia por estar constantemente indagando la información. Me queda una duda eso sí: ¿a qué se refieren cuando dicen que hay formas de financiamiento externo más económicas (cuáles) y sin tanto costo político? Podrian explicarlo mejor? Gracias!

Es una linea de crédito. Salio públicamente la información. No se usara sino en caso necesario.

Añadir nuevo comentario