Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 20 de Octubre de 2021
Elecciones de constituyentes

Heridos oculares sobre candidatura de Blumel: “Es una burla y una provocación”

Joaquín Riffo Burdiles
Lissette Fossa

blumel_9.jpeg

Foto de Gonzalo Blumel en su campaña.
Foto de Gonzalo Blumel en su campaña.

A días de la elección a constituyentes, las víctimas y las organizaciones que las agrupan manifiestan su descontento por la candidatura al Distrito 10 del ex ministro del Interior, en cuyo período se registraron más de 300 traumas oculares, incluyendo los casos de Gustavo Gatica y Fabiola Campillai.

El lunes 11 de enero de 2021, Evópoli inscribió al ex ministro de Interior Gonzalo Blumel como candidato a constituyente para competir por el Distrito 10, el que agrupa a las comunas de La Granja, Macul, Ñuñoa, Providencia, San Joaquín, Santiago

Sobre sus motivaciones para ser candidato, habló en un programa de Radio Duna, donde expresó que sentía una responsabilidad al haber participado en el acuerdo político del 15 de noviembre del 2019.

“Este es un hito histórico y, por lo tanto, es difícil eludir la responsabilidad. Y sobre todo en mi caso, que me tocó participar en el acuerdo del 15 de noviembre, el famoso acuerdo, que creo que fue muy importante para reconducir la crisis tan compleja que estamos viviendo desde la calle hacia las instituciones democráticas participativas como el plebiscito, en primer lugar y ahora la elección de convencionales y la misma convención”, afirmó Blumel.

Los 274 días en que el ex secretario de Estado permaneció en su cargo -donde también llegó a ser jefe de gabinete desde el 28 de octubre de 2019- estuvieron marcados por violentos hechos de represión y violencia policial durante el estallido social, donde Blumel no dudó en respaldar férreamente el actuar del ex general director de Carabineros, Mario Rozas. 

Durante sus ocho meses de gestión, registró varias querellas en su contra por violaciones a los derechos humanos y fue en su período que ocurrieron algunos de los casos más emblemáticos de abusos policiales, como fue lo sucedido con Gustavo Gatica y Fabiola Campillai. En total 333 traumas oculares tuvieron lugar en ese lapso. 

El mismo 11 de enero de este año, tras el anuncio de que sería candidato a la convención constitucional, las redes sociales estallaron en críticas a su gestión, sobre todo en su rol de ministro del Interior durante los meses del estallido social. En la misma entrevista de Radio Duna le preguntan al respecto.

“Así es la vida y hay que vivir con eso y creo que hay que saber distinguir de lo que es la exacerbación de las redes sociales de la realidad social y política que vive el país. La gente en general está mucho menos polarizada, hay mucho más ánimo de conversación, pero cuando no logramos separar lo que son las redes sociales, que además muchas veces son pagadas o son intencionadas por ciertos grupos, de lo que es la realidad, la conversación es muy difícil”, respondió Blumel.

Durante sus ocho meses de gestión se registraron algunos de los casos más emblemáticos de abusos policiales, como fue lo sucedido con Gustavo Gatica y Fabiola Campillai. En total ocurrieron 333 traumas oculares en ese lapso. 

Entre sus principales críticos están las víctimas de traumas oculares ocurridos durante el estallido social junto a sus familias, y las organizaciones y fundaciones que han surgido a partir de esos casos para presionar por reparación y justicia. 

El 10 de noviembre del 2019, cuando la cifra de heridos oculares superaba el centenar en las protestas en torno al estallido social, Blumel aún descartaba la prohibición de ocupar balines para Carabineros.

“Yo creo que hay que ser muy cuidadosos al introducir cambios que pueden significar una situación de violencia que termine siendo peor”, afirmó ese día Gonzalo Blumel, consultado por la posibilidad de que Carabineros dejara de utilizar balines de goma para dispersar incidentes violentos.

Mario Rozas anunció el cese del uso de balines en las manifestaciones, por parte de Carabineros nueve días después, después de que el joven Gustavo Gatica quedara ciego tras recibir dos impactos de balines en sus ojos, en las manifestaciones en Santiago.

Hablan las víctimas

Apenas se dio a conocer el anuncio de la candidatura de Gonzalo Blumel a la constituyente, una infografía titulada Las cifras de Blumel fue ampliamente viralizada en redes sociales. En ella, se daba cuenta de una serie de datos desagregados de violaciones a los derechos humanos cometidas durante el tiempo en el que ex secretario de Estado estuvo a cargo, comparándolo con el período de Andrés Chadwick al mando de la cartera de Interior. 

La infografía era de autoría de la Fundación Ojos de Chile, organización surgida tras el estallido social cuyo objetivo “es acompañar a las personas agredidas con resultado de trauma ocular post 18 de octubre 2019 y a su entorno familiar, facilitando su rehabilitación psicosocial, económica y física, a través de contención psicológica, ayuda económica, tratamiento médico, apoyo laboral, orientación jurídica, durante todo el proceso rehabilitador”.

En conversación con INTERFERENCIA, su director ejecutivo, Matías Vallejos, explica que su organización es apartidista y que la infografía había sido realizada con anterioridad a que Blumel anunciara su candidatura.

“Hace bastante tiempo tomamos la decisión de no hacer proselitismo por ninguna candidatura en específico. Pero cuando nos encontramos con esta situación de la candidatura de Gonzalo Blumel a la constituyente, primero nos extrañó muchísimo que la pudiera levantar, teniendo querellas en su contra por delitos de lesa humanidad y que estando en calidad de imputado, no existiese la imposibilidad de ser candidato. Pero bajo la presunción de inocencia se entiende que puede hacerlo”, apunta Vallejos.

En esa línea, Vallejos consigna que “hemos desarrollado una campaña que busca instalar al centro de la nueva constitución a los derechos humanos porque consideramos que no existe otra labor a la cual debería dedicarse el Estado sino a satisfacer, proteger, promover y garantizar los derechos de su propia población. Es por eso que hemos tomado la decisión de promover contenidos y no candidaturas particulares. Pero frente a esta situación no pudimos quedarnos al margen y decidimos salir a informar reiteradamente lo que fue su gestión como ministro del Interior”. 

Asimismo, Vallejos recalca que uso acotado de la escopeta antidisturbios, uno de los hitos de Blumel durante su gestión, no es relevante para la cantidad de heridos que se siguieron sucediendo durante los días posteriores. “Lo que él hizo fue cambiar la munición que usa la escopeta antidisturbios, pero no suspender su uso. Esa es la única diferencia. Y esa munición al ser más gruesa tiene menos posibilidades de incrustarse en el cuerpo, pero si llega a impactar un ojo tienen más posibilidades de estallido ocular. La verdad es que tampoco uno podría decir que ha sido mejor el cambio a esta munición, por más que haya menos dispersión de proyectiles, pero con los mismos resultados”.

"Cuando nos encontramos con la candidatura de Gonzalo Blumel nos extrañó muchísimo que la pudiera levantar, teniendo querellas por delitos de lesa humanidad y que estando en calidad de imputado, no existiese la imposibilidad de ser candidato", Matías Vallejos de Ojos Para Chile.

Para César Galloso, integrante de la Coordinadora de Víctimas de Trauma Ocular, la candidatura de Blumel a la convención constitucional se relaciona con la desconexión de las autoridades con la realidad cotidiana de la gente.

“Encuentro que es un caraderajismo del porte de un buque. Lo encuentro desubicado, y como ha sido todo el gobierno en general, con una desconexión con el pueblo, con la realidad. Un nivel de negacionismo, de no afrontar ni reconocer las violaciones a los derechos humanos y este negacionismo ha sido durante todo este gobierno”, afirma Galloso.

Galloso recibió un perdigón en su ojo el 23 de octubre de 2019, mientras tocaba música en las cercanías de Plaza Dignidad con una timba. Aunque no perdió la visión de su ojo, aún tiene secuelas con respecto al iris y a la presión del globo ocular, que lo obligan a estar bajo tratamiento desde ese día.

Para él, no solo Blumel es responsable del daño ocular que han sufrido cientos de personas, sino que tampoco se hizo cargo de la posterior reparación a la víctimas.

“Encuentro que es un caraderajismo del porte de un buque", César Galloso, de la Coordinadora de Víctimas de Trauma Ocular.

“Ellos no reconocen que hubo violaciones a los derechos humanos. De hecho, Nelly Alvarado, representante de Derechos Humanos del Ministerio de Salud, con quien nos han puesto a conversar por reparaciones a los heridos oculares, tampoco reconoce que hubo violaciones a los derechos humanos. No es casualidad que en todo Chile existan heridos con trauma ocular, que seamos aproximadamente 580 heridos con trauma ocular, pero esa es la estrategia del gobierno, el negacionismo, no decir las cosas como son”.

Pablo Montiel trabaja en la construcción, sin embargo, el 1 de noviembre de 2019 su vida cambió para siempre. Ese día, cuando participaba en una manifestación pacífica, recibió un balín en su ojo izquierdo. No perdió su globo ocular, pero sí tuvo desprendimiento de retina, y ya no puede ver con ese ojo. Tampoco pudo volver a trabajar en construcción, y hoy, en medio de la cesantía que le provocó el daño ocular, sumada a crisis por la pandemia, sólo se dedica a trabajos esporádicos.

Desde su casa en La Granja, comuna en donde Blumel es candidato, Montiel afirma que la candidatura del ex ministro le parece una “provocación y una burla”.

“Me da rabia, porque ellos postulan sabiendo lo que le hicieron al pueblo, saben que quizás no van a salir por todo lo que han hecho, pero es una provocación para nosotros, se ríen de nosotros. No tengo palabras para explicar la sinvergüenzura, con qué arrojo van a hacer campaña sin que se les mueva ni una ceja, como si hubiese estado bien lo que hicieron, con denuncias en su contra, traumas oculares, violaciones de los derechos humanos. Y más encima quieren ganar para escribir una nueva constitución para seguir favoreciéndose ellos. Para mí es una burla y una provocación”.

"No tengo palabras para explicar la sinvergüenzura, con qué arrojo van a hacer campaña sin que se les mueva ni una ceja, como si hubiese estado bien lo que hicieron, Y más encima quieren ganar para escribir una nueva constitución para seguir favoreciéndose ellos. Para mí es una burla y una provocación", Pablo Montiel, obrero y víctima.

Para Natalia Aravena, quien también sufrió un trauma ocular por una balin disparado por Carabineros durante el estallido social, y que ahora es candidata a la Convención Constituyente por el distrito 13 por Convergencia Social, Blumel no debiese ser candidato.

“Creo que personas como Gonzalo Blumel no deberían estar queriendo participar de este proceso, cuando es responsable de gran parte de las violaciones a los derechos humanos que se han cometido en este contexto, incluyendo las agresiones por trauma ocular que nos han afectado a cientos de personas y que hasta el día de hoy no se han hecho cargo de lo que generaron. Creo que este proceso nos ha salido demasiado caro, en el sentido de que hemos tenido que aguantar muchas violaciones a nuestros derechos como para aguantar que vengan personas de ese calibre, para dañar el proceso”, opina Aravena.

Para ella, las explicaciones de Blumel respecto a que bajo su mando como ministro del Interior se prohibió el uso de balines por parte de la policía, no es justificación suficiente.

“Creo que son palabras vacías, porque en la práctica nunca dejó de ocurrir. De hecho, hasta el día de hoy continúan con las mismas prácticas de parte de Carabineros, que nos han agredido, nos han mutilado y hasta el día de hoy siguen ocurriendo nuevos casos de trauma ocular, entonces no es que se hayan hecho cambios o haya hecho algún esfuerzo, son palabras para salvarse solamente porque nunca hicieron el esfuerzo real frente a estas agresiones”, afirma.

“La estadística de los dañados por balines está ahí, siguió avanzando ese número cuando fue ministro. Se siguió haciendo uso de los balines, y en ningún momento él procuró que esto de verdad parara, a él le competía haber frenado este abuso indiscriminado de balines y no lo hizo. Son las excusas para justificar su candidatura como constituyente. Él no hizo nada como ministro del interior”, coincide Marta Valdés, vocera de la Coordinadora de Víctimas y Familiares de Trauma Ocular. 

“Creo que son palabras vacías [la prohibición de Blumel del uso de balines], porque en la práctica nunca dejó de ocurrir [las mutilaciones oculares]", Natalia Aravena, víctima de trauma ocular y candidata a la Convención Constituyente por Convergencia Social.

Para Valdés, la responsabilidad de Blumel tendrá que ser evaluada en los tribunales, debido a la cadena de mando que había en el momento de ocurridas las heridas oculares.

“Ellos son responsables, es la cadena de mando que había, Carabineros depende del ministerio del Interior y Blumel estaba a la cabeza en el ministerio, que ahora se hace el desentendido, lo encuentro nefasto, increíble, una broma de mal gusto”, consigna.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Es imcomprensible que este señor ande tan suelto de cuerpo por la calle,deberia estar viendo el sol a cuadritos,pero la justicia tarda y aqui en Chile ,mas de la cuenta,en todo caso las investigaciones estan abiertas.Muchos hablan que la violencia esta desatada,pero se olvidan que todo empezo con el estallido social,cuando el caballero le dio las instrucciones a su capataz ,para que soltara los perros y asi defenderse de los que podrian atacarlo,como se defendian los jovenes valientes ,de quienes los estaban maltratando,humillando y quitandole sus ojos,a vista y paciencia del señor antes mencionado,como puede haber gente tan mala,atacando a jovenes pidiendo justicia ante un Estado maltratador y con armas que le entregaron para defendernos y no para matarnos..

Añadir nuevo comentario