Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 15 de enero de 2021
El síndrome Grinch

Navidad al límite: Impuesto al segundo retiro propuesto por Piñera complica que el 10% llegue antes del 25 de diciembre

Maximiliano Alarcón G.

piñera

Fotografía: Sebastián Piñera (Flickr)
Fotografía: Sebastián Piñera (Flickr)

El gobierno plantea que quienes ganan desde 700 mil hacia arriba tributen si es que retiran, pero en gran parte del Congreso se busca que esto sea desde 2 millones y medio hacia arriba. De momento no se ve posibilidad de acuerdo, lo que alargaría el trámite legislativo.

El pasado 10 de noviembre parecía inminente que las familias chilenas tendrían una navidad y un año nuevo más amigable en lo financiero, gracias a que la Cámara de Diputados aprobó aquel día el proyecto de reforma constitucional presentado por la diputada Pamela Jiles y que permitía un segundo retiro del 10% de los fondos de las AFP.  Esto tuvo el respaldo de 48 diputados oficialistas. 

Pero a los pocos días todo empezó a complicarse. Primero, el gobierno recurrió al Tribunal Constitucional para que anulara esta iniciativa en caso de que fuera aprobada en el Congreso. En paralelo, el mandatario presentó su propio proyecto de ley de retiro, pero de condiciones muy distintas al de los parlamentarios, al punto que la iniciativa gubernamental fue calificada como el “autopréstamo”, puesto que planteaba que lo retirado debía ser reintegrado obligatoriamente por las personas con una cotización adicional.

Hoy, a casi un mes del hito del 10 de noviembre, todavía no hay proyecto aprobado y la posibilidad de contar con este dinero antes del 25 de diciembre se ve un tanto improbable.

Este jueves se votarán las dos iniciativas en el Congreso y de ser despachada cualquiera de estas, se podría alcanzar al límite el plazo antes de la navidad, puesto que ambas acciones legislativas plantean un plazo de 15 días hábiles desde solicitado el retiro . El problema es que a pocos días de este momento decisivo, todavía persiste el “gallito” entre el gobierno y los parlamentarios, lo que mantiene todo en incertidumbre.

En este momento pareciera que el proyecto de Piñera –el que actualmente se discute en la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados– corre con ventaja, aunque con la salvedad de que en el Senado –donde ya fue aprobado– le agregaron indicaciones que lo dejaron más parecido al proyecto de la diputada Jiles. 

¿Se aprobará este jueves en la Cámara? Depende de que alguna de las partes transe. La piedra de tope es el impuesto a la renta para quienes retiren su 10%. En resumen hay tres posiciones en esto: el gobierno quiere que el impuesto sea para quienes ganan desde 700 mil pesos hacia arriba; algunos parlamentarios de Chile Vamos plantean que esto podría ser desde 1 millón y medio hacia arriba; mientras que otros congresistas del oficialismo como también las bancadas de oposición dicen que debería ser desde 2 millones y medio hacia arriba.

“El Gobierno no fue con disposición de llegar a un acuerdo hoy en la Comisión de Trabajo. Siguen totalmente inflexibles ante la propuesta de eximir a los sectores medios de pagar impuestos por retirar el 10% de sus fondos, que a diputados y diputadas de todas las bancadas, no nos parece justo en plena pandemia”, dijo ayer en punto de prensa la diputada de Convergencia Social, Gael Yeomans, después de la sesión de la Comisión de Trabajo presidida por ella y que estuvo marcada por la discusión del impuesto.

La oposición no quiere bajar de los 2 millones y medio hacia arriba y el gobierno no quiere flexibilizar 700 mil pesos planteados. Ante esto, tratando de conciliar los ánimos entre gobierno y el Congreso, el diputado de Renovación Nacional, Frank Sauerbaum, planteó que fijando 1 millón y medio ya se ayudaría a la clase media.

“Hemos conversado con la UDI y Evópoli y si cortamos en el segundo tramo de tributación, o sea 1 millón 530 mil pesos hacia abajo, así no pagarían impuestos el 91% de los chilenos. Nos parece un porcentaje bastante razonable y que además nos permite recaudar en el tramo más pudiente una cantidad importante de recursos para pagar otras necesidades, como sería la extensión del Ingreso Familiar de Emergencia, porque serían cerca de 730 millones de dólares que se podrían recaudar de este segundo retiro”, dijo Sauerbaum.

Para no negociar el impuesto, el gobierno arremetió ayer en la Comisión de Trabajo anunciando que repondría el llamado autopréstamo al proyecto, esto para poner presión, sin embargo los diputados oficialistas dijeron de inmediato que cualquier otra indicación sería rechazada por ellos.

De esta forma, depende de si se logra un acuerdo respecto del tema del impuesto el que se apruebe este jueves el proyecto. Porque si el gobierno no cede es probable que se rechace, mientras que si la oposición presenta indicaciones a la iniciativa para regular este tema, el trámite legislativo podría extenderse hasta la otra semana y exceder el plazo navideño.

La otra opción, aunque más remota, es que Sebastián Piñera desista del recurso ante el Tribunal Constitucional que frena el proyecto surgido desde la Cámara de Diputados y que actualmente se encuentra en comisión mixta, para que así sea esta iniciativa la aprobada durante este jueves.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario