Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 22 de septiembre de 2020
Derecha dividida

Nueva derrota: Senado rechaza candidato del gobierno para Corte Suprema gracias a Manuel José Ossandón

Camilo Solís

rechazomera.jpg

Sebastián Piñera, Raúl Mera, Hernán Larraín. Manuel José Ossandón arriba
Sebastián Piñera, Raúl Mera, Hernán Larraín. Manuel José Ossandón arriba

En un nuevo revés para el ministro de Justicia, Hernán Larraín, Raúl Mera no logró los votos necesarios para integrar el máximo tribunal. Ossandón, el último díscolo del oficialismo después de que Mario Desbordes entró al gabinete, decidió vengarse por su supuesta persecución judicial, que estaría orquestada desde el propio gobierno.

Nuevamente el golpe proviene desde el propio sector. El candidato propuesto por La Moneda para ocupar un cupo en la Corte Suprema, el juez Raúl Mera Muñoz, fue rechazado por el pleno del Senado durante la tarde de este miércoles. El nombramiento de Mera requería de 29 votos a favor, de los cuales consiguió solo 28. 

Esta votación consiguió evitar que –tal como informó INTERFERENCIA– los hermanos Mera Muñoz fueran parte de cada uno de los tribunales superiores de la Región Metropolitana: Raúl en la Suprema, Juan Cristóbal en la Corte de Santiago, y Liliana en la Corte de San Miguel; lo que se asemeja a un manifiesto nepotismo en el Poder Judicial. 

Lo más llamativo de la jornada fue la ausencia del senador oficialista Manuel José Ossandón, cuyo voto hubiera bastado para evitar una nueva derrota del gobierno de Sebastián Piñera en sede parlamentaria. 

Este revés en el Senado se suma al bochorno sufrido en la tramitación del retiro del 10% de fondos de pensiones, ocasión en la cual el Ejecutivo mostró evidente falta de solidez y coordinación para mantener unido a su conglomerado político, lo cual se manifestó en una dura derrota en ambas cámaras del Congreso Nacional.

Además, esto se suma a una derrota que ya había vivido el gobierno en materia judicial en mayo de 2019, cuando propuso a la magistrada Dobra Lusic para ocupar un asiento en la Corte Suprema. Esta nominación se vio frustrada debido a que el gobierno no consiguió el apoyo de los partidos políticos.

La ausencia clave de Ossandón

La ausencia de Ossandón a la votación de ayer, ocurre en medio de la investigación que dirige Felipe Sepúlveda, fiscal jefe de Alta Complejidad Metropolitana Oriente, en virtud de la cual se presentarán cargos contra el senador por su "participación y responsabilidad en delitos consumados y reiterados de tráfico de influencias", según consignó El Mercurio.

Estos hechos fueron denunciados en 2018 por el alcalde de Pirque, Cristián Balmaceda, y se relacionan con la influencia que Ossandón habría ejercido al favorecer a una empresa en la que su hijo es socio, la cual consiguió realizar negocios de extracción de áridos en el rio Maipo. La intervención de Ossandón habría ocurrido, entre otras instancias, en el Concejo Municipal de Pirque, y se habría desarrollado entre octubre de 2017 y agosto de 2018. 

En medio de esta polémica, el senador ha señalado abiertamente ante los medios de comunicación que esta operación se trata de una “vendetta política”, la cual tendría como objetivo dañar su carrera como candidato presidencial. 

Fuentes allegadas a Chile Vamos, señalaron en conversación con INTERFERENCIA que el perfil díscolo en el sector oficialista que encarna el senador Ossandón le habría pasado la cuenta, y que efectivamente la querella en su contra habría sido activada por los sectores más conservadores del sector oficialista: la UDI, y en particular, el jefe de asesores de segundo piso de La Moneda, Cristián Larroulet.  

Estas fuentes señalaron a nuestro medio que el reciente cambio de gabinete consiguió alinear a los actores políticos de Chile Vamos en torno al gobierno, pero no a Manuel José Ossandón.

La principal operación al respecto habría sido incluir a Mario Desbordes en el ministerio de Defensa, con lo cual se consiguió anular el liderazgo que había cultivado en torno a la idea de una derecha social. Solucionada la disputa en RN entre Desbordes y Andrés Allamand, ordenada la baraja de naipes, el único cabo que quedaba por atar era el de Manuel José Ossandón, el último díscolo del oficialismo.

Cabe recordar que el senador y ex alcalde de Puente Alto –y también de Pirque–, ha sido una piedra en el zapato para Chile Vamos en más de una ocasión. Es difícil olvidar su precandidatura presidencial, cuando en un debate televisado, le enrostró a Sebastián Piñera que "no lo declararon reo por lindo", en referencia al episodio que protagonizó Piñera relacionado con el Banco de Talca en los años 80.

De esta forma, la ausencia de Ossandón en el pleno del Senado, y por ende, la falta del voto clave que hubiera conseguido el nombramiento del juez Raúl Mera, sería la moneda de cambio con que Ossandón está pagando el duro momento político y judicial que se le viene encima. 

Derechos Humanos y los votos del duopolio

Los votos de rechazo contra el juez Raúl Mera tuvieron como principal argumento la participación que ha tenido este juez en causas ligadas a los Derechos Humanos. En particular, durante el pleno del Senado, se mencionó constantemente el caso de Los Queñes, en el que los integrantes del Frente Patriótico Manuel Rodriguez (FPMR), Raúl Pellegrin y Cecilia Magni, fueron torturados y asesinados. 

La sentencia en la que participó el juez Mera absolvió a los carabineros acusados en esta causa, a pesar de numerosas diligencias que comprobaron la existencia de crimenes de lesa humanidad en contra de ambos militantes del FPMR. 

En este contexto, llamó la atención el voto de senadores de oposición más cercanos a ideas progresistas, los cuales de igual forma votaron a favor del candidato propuesto por La Moneda. Es el caso de los senadores Ricardo Lagos Weber, José Miguel Insulza, Felipe Harboe y Juan Pablo Letelier. 

El caso de este último ha sido especialmente bullado debido a que se trata del hijo del asesinado ex embajador y ministro, Orlando Letelier, en 1976.

El senador Letelier, al hacer uso de la palabra antes de dar su voto en apoyo a Mera, señaló que había recibido opiniones diversas sobre este juez. Entre ellas mencionó la carta que Carla Pellegrin, hermana de Raúl Pellegrin, le dedicó por su eventual voto afirmativo y que fue publicada hace unos días por INTERFERENCIA. Si bien Letelier señaló que se trataba de un voto difícil, finalmente se incliníó por votar a favor de Mera.

Luego de esta derrota, el gobierno tendrá que volver a proponer un miembro para el puesto que está vacante en la Corte Suprema. Para esto, siguen en carrera los cuatro candidatos que formaron parte de la quina inicial propuesta por la Suprema, pero este tribunal deberá sumar a esos cuatro jueces un quinto para completar los cinco candidatos. 

Aquellos que suenan con más fuerza para integrar la nueva quina son la ministra de la Corte de Santiago, Adelita Ravanal; y el ministro de la Corte de San Miguel, Roberto Contreras. Ambos obtuvieron cinco votos en el pleno de la Suprema que elaboró la quina actual.

Fuentes allegadas al sector oficialista señalaron a INTERFERENCIA que lo más probable es que el gobierno de Sebastián Piñera, a través del ministro de Justicia, Hernán Larraín, se incline por potenciar la candidatura de Adelita Ravanales. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario