Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 7 de agosto de 2020
Investigó 'Caso Bombas'

Polémico ex director de la ANI asesora ahora al ministro Espina en Defensa

Nicolás Massai D.

gonzalo_yuseff.png

Gonzalo Yuseff, ex director de la ANI. Foto: CNN
Gonzalo Yuseff, ex director de la ANI. Foto: CNN

Gonzalo Yuseff, un ex fiscal, tiene desde abril un contrato a honorarios con la Subsecretaría de Fuerzas Armadas por 4,5 millones de pesos. Una de sus principales labores es "asesorar al ministro en materias de planificación superior de la Defensa Nacional".

Cada vez que se habla de inteligencia en Chile, algunos medios entrevistan al abogado Gonzalo Yuseff, ex fiscal y ex director de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) durante Piñera I. Esto, a pesar de que su liderazgo al interior de la organización fue ampliamente criticado por su falta de acuciosidad investigativa, especialmente por el bochorno que significó el Caso Bombas.

Seis días después de comenzado lo que se conoce hoy como el estallido social de Chile, el 25 de octubre de este año, La Tercera publicó una entrevista en la que el supuesto experto indicaba que las policías en el país estaban "atadas de manos y sobrepasadas por el desorden público". En la misma entrevista afirmó que, en su opinión, la destrucción generada a nivel nacional obedecía a la acción de "grupos organizados". Al igual que el gobierno, no entregó pistas que apuntaran a alguien en específico.

Tampoco aclaró en esa entrevista si hablaba a nombre del Ministerio de Defensa; esto pues posee un contrato a honorarios con la Subsecretaría de Fuerzas Armadas desde el 22 de abril de 2019, el que culmina a fines de este año, por un monto que alcanza los 4.500.000 pesos brutos mensuales.

Dentro de las tareas que tiene en este organismo está asesorar al ministro Alberto Espina en materias políticas y "en materias de planificación superior de la Defensa Nacional"; "informar técnicamente en materias relacionadas con la elaboración de anteproyectos de ley"; y "hacer seguimiento a las solicitudes de informe de los Ministros de Corte a las FF.AA., Congreso Nacional", entre otros.

Una fuente cercana a temas de inteligencia contó a INTERFERENCIA que desde su salida de la ANI, Yuseff ha estado cerca de las Fuerzas Armadas, las que lo validan como interlocutor. Rodrigo Ubilla, subsecretario del Interior, por su parte, no tendría una cercanía con el ex fiscal, dado que Ubilla habría sido muy crítico del trabajo del abogado realizado durante el primer gobierno de Sebastián Piñera en la ANI.

Efectivamente su labor en la agencia durante ese mandato estuvo varias veces cuestionado. Ese tiempo estuvo marcado por el polémico Caso Bombas, dirigido por el fiscal Alejandro Peña, que terminó con la desestimación de delitos terroristas y la absolución de los imputados del caso.

Luego de este fallo, en junio de 2012, Yuseff fue crítico con la Fiscalía y si bien dijo que la ANI no había prestado ayuda al persecutor Peña, sí se habían elaborado informes sobre el caso, lo que le hacía mantener la convicción de que 14 de los formalizados eran responsables del delito de colocación de bombas, según informó radio Cooperativa.

Otro caso, menos bullado pero polémico igual, fue un copy paste que habría hecho Yuseff durante su periodo a cargo de la ANI, presentándoselo al Ministerio Público. Según el sitio Verdad Ahora del periodista Matías Rojas -quien ha cubierto temas de inteligencia policial desde hace algunos años- en mayo de 2010 Yuseff intentó convencer a la Fiscalía que en Chile existían redes terroristas islámicas, copiando contenido de Wikipedia, BBC News y Al Jazeera para poner en contexto los atentados yihadistas en el mundo. Según el medio citado, el ex fiscal nunca citó su fuente.

ANI en crisis y militarizada

La Agencia Nacional de Inteligencia fue creada en 2004. En la actualidad atraviesa nuevamente por un momento de crisis, pues ha sido fuertemente criticada por no haber previsto nada de lo que ocurriría desde el pasado 18 de octubre.

Dado lo anterior, Luis Antonio Masferrer -un civil afecto a trabajar con ex fiscales- perdió el cargo en noviembre, y fue reemplazado por el ex vicealmirante Gonzalo Jordán, inciando un nuevo periodo en que la principal agencia civil de inteligencia estará bajo la férula de círculos militares. Algo que es criticado en la comunidad de inteligencia, pues los militares suelen entender menos los fenómenos de violencia que suceden al interior de la sociedad civil, de la que están alejados.

Hace cinco días las comisiones de Seguridad y de Defensa del Senado aprobaron una iniciativa para que el organismo pueda reclutar agentes encubiertos propios, en medio de una agenda del Ejecutivo que pretende modernizar el sistema de inteligencia.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Quiero suscribirme!

Añadir nuevo comentario