Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 15 de enero de 2021
Newsletter 'La Semana'

Por qué importan los grandes problemas de Facebook y Google

Andrés Almeida

mark-zuckerberg-sundar-pichai-696x413.png

Sundar Pichai y Mark Zuckerberg, CEOs de Google y Facebook
Sundar Pichai y Mark Zuckerberg, CEOs de Google y Facebook

Este artículo es parte de la edición del sábado 13 de diciembre de 2020 de nuestro newsletter exclusivo La Semana, el cual disponemos ahora para todo público.

Dos de las cuatro llamadas Big Four enfrentan serios problemas antes de que termine el año. Se trata de Google y Facebook (las otras dos son Amazon y Apple), grandes compañías de Silicon Valley y probablemente las marcas tecnológicas mundiales más conocidas, dado que se usan a diario por parte de miles de millones de personas en todo el mundo.

Ambas enfrentan cuestionamientos gubernamentales en Estados Unidos por prácticas monopólicas, cuyos resultados pueden significar dividir las compañías para permitir la competencia. Esto, pues ambas empresas han crecido a tales niveles que controlan sin contrapesos mercados completos en el mundo online; Google las búsquedas, y Facebook, las redes sociales. Las alegaciones dicen que es tal su poder de red -dado que el negocio se funda en tener la mayor cantidad de nodos posibles- que les es muy propicio hacer prácticas antimonopólicas que impiden que surjan competidores con real potencial de quitarles mercado.

Esta vez fue el turno de Facebook de enfrentar el escrutinio público (con Google pasó en octubre, tal como reportamos en INTERFERENCIA). La  Comisión Federal de Comercio y fiscales generales de docenas de estados realizaron dos demandas contra Facebook, exigiendo que la compañía se divida de tal modo que Instagram y Whatsapp se conviertan en empresas independientes.

La empresa se defiende diciendo que enfrentan competencia todo el tiempo y que no hay perjuicio para los usuarios por su posición dominante, esto último dado que el servicio es gratuito. Sin embargo, lo novedoso del caso es que los objetores de Facebook dicen que el perjuicio existe y se paga cediendo privacidad de los datos de las personas que acceden a la red, quienes para seguir en ella deben aceptar términos y condiciones cada vez más lesivos para sus intereses.

Al respecto, es muy interesante el artículo de Wired El arma humeante en el caso antimonopolios de Facebook. "El arma humeante" (the smoking gun) es una forma coloquial de decir que hay evidencia reciente de la comisión de un delito, y según Wired esta evidencia está en el tal vez único momento en que Facebook enfrentó real competencia.

Paradojalmente, ese momento tiene que ver con Google, cuando la otra gran empresa cuestionada lanzó Google + en 2011, una plataforma que buscaba interconectar los usuarios de Gmail, el exitoso servicio de correo electrónico de la compañía, usado por miles de millones de personas. 

Gilad Edelman, el autor del artículo, revela comunicaciones internas de Facebook en las cuales se evidencia la preocupación por competencia ahora sí real (Google) y prácticas antimonopólicas concretas, como fue echar para atrás la decisión de impedir que los usuarios de la plataforma de Mark Zuckerberg puedan desetiquetarse de las fotos que comparten otros usuarios. 

"Facebook preserva la privacidad del usario cuando teme competencia, y la degrada cuando no le teme", dice el artículo.

En el caso de Google, su cuestionamiento llegó por el flanco de la ética. En una desprolija gestión, terminó saliendo de la compañía con escándalo una prestigiosa investigadora de los grandes problemas éticos que enfrenta Google. Esto, dado un paper de investigación escrito por ella -junto a otros investigadores- que evidencia los grandes sesgos en los que incurren los algoritmos de la empresa contra mujeres y personas no blancas.

Se trata de Timnit Gebru, una etíope quien es justamente mujer y negra, quien además ha liderado el movimiento Black in AI, el que busca promover a las personas negras en la investigación de la inteligencia artificial, un campo bastante cerrado en favor de hombres blancos.  

MIT Technology Review logró acceder a la investigación y publicó: Leímos el paper que forzó a Timnit Gebru a salir de Google. Aquí está lo que dice. Según el medio del MIT, Gebru encontró riesgos éticos asociados a los grandes modelos de lenguaje de Google, los cuales son claves para el negocio de la compañía.  

Entre los riesgos encontrados por el paper titulado Sobre los peligros de los loros estocásticos [sometido al azar, pero estudiado estadísticamente]: ¿Pueden los modelos lingüísticos ser demasiado grandes? está el medioambiental, pues el procesamiento de ingente cantidad de información verbal -escrita y hablada- tiene altísimos costos en la energía eléctrica que debe alimentar los procesadores. 

También está el consabido riesgo de sesgo sexista y racista, y otros usos abusivos del lenguaje, pues los modelos de Google se nutren fundamentalmente de sus usuarios, y quienes imperan en el acceso a internet son todavía hombres blancos que alimentan -a su vez- esos sesgos. Lo mismo pasa a nivel geográfico, haciendo que Google sesge sus modelos en favor de los países y las comunidades más ricas.

Los otros dos riesgos que aparecen en el paper están relacionados con costos de oportunidad de investigación, es decir, en el abandono de líneas de investigación alternativas que sean más eficientes en la comprensión del lenguaje por parte de los algoritmos, y con algo llamado ilusión de significado, que corresponde a la posibilidad de que el lenguaje creado por los algoritmos sea confundido con lenguaje humano, lo que puede facilitar el engaño a las personas.   

Riesgos que -todo indica- serán ignorados por Google.

La raya para la suma la pone Wired con su artículo El lado oscuro del financiamiento de las grandes tecnologías para la investigación de la Inteligencia Artificial: "La salida de Timnit Gebru de Google es un poderoso recordatorio de cuán profundamente las empresas dominan el campo, con las computadoras más grandes y la mayor cantidad de recursos", dice el artículo.

Reseñas breves que también podrá encontrar en el mismo newsletter:

- Christine Fang: Un personaje de una novela moderna de espías

- Grandes visualizaciones periodísticas

- Las portadas de INTERFERENCIA de la semana pasada

- Otros artículos destacados de INTERFERENCIA

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario