Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 28 de octubre de 2020
Lienzo exige renuncia de King

Se agudiza crisis en Teatro Bío Bío por quiebre del director interino con trabajadores y otros directores

Maximiliano Alarcón G. (Desde Concepción)

teatro_biobio.jpeg

Interferencia
Interferencia

Una acusación aparentemente infundada e inconsulta contra una funcionaria por parte de Juan King tiene revuelto al teatro regional. El origen de esa acusación sería una vendetta de King contra quienes precipitaron la renuncia a la presidencia de Fernando Quiroga. 

El Teatro Regional del Bío Bío (TRBB) vive su momento más tenso desde que fue inaugurado el 7 de marzo de 2018. El recinto ha escrito su historia con buenos resultados en términos de audiencia –en noviembre del año pasado ya tenía 46 mil espectadores, según La Tercera– pero también ha conocido tempranamente de las peleas de poder.

El viernes 18 de junio pasado, el presidente interino del directorio, Juan King, presentó ante el Ministerio Público y Radio Bío Bío una denuncia por fraude en contra de una funcionaria que trabaja a honorarios en la Universidad de Talca, por hacerlo también en el TRBB.

Pero la acusación en sí y también la posición de King están en duda. El contrato parece no mostrar inconvenientes para la doble función de la trabajadora, pero King realizó esta acción de manera personal, sin consultar con nadie más de la administración, lo que motivó un quiebre al interior del directorio, profundizando además la distancia que ya tenía con los trabajadores.

En la interna algunos consideran que la reciente denuncia del presidente interino responde a una vendetta por las denuncias que ha realizado el sindicato de trabajadores y la cobertura de INTERFERENCIA sobre las polémicas del directorio, lo que ha revuelto los ánimos en un contexto en que la prensa local suele no indagar en disputas de poder. En concreto y dados esos elementos, todo se tradujo en la renuncia del ex presidente y amigo de King, Fernando Quiroga a la presidencia del TRBB.

Tres escenas para un King

Desde enero de este año INTERFERENCIA ha publicado profusamente hechos que dan cuenta de los conflictos internos de la administración del teatro. Esta situación parece estar llegando a su clímax durante estos días, posiblemente con un pronto desenlace.

Para entender la trama, es necesario conocer la organización del TRBB.

Éste cuenta por un lado con la directora ejecutiva, Francisca Peró, quien fue escogida por concurso público. Por otro lado existe un directorio compuesto por once personas, quienes representan a distintos socios del teatro, entre ellos varias universidades, la Municipalidad de Concepción y centros culturales.

La actual crisis interna tiene tres momentos clave. El primero ocurre en el directorio.

Según informó nuestro medio el 14 de enero, un grupo de personeros de derecha de la zona, principalmente de Renovación Nacional, llevaron a cabo una operación político-comunicacional para hacerse con la mayoría del directorio. Esta avanzada, amparada por el ex intendente Jorge Ulloa (UDI), permitió que este grupo ocupara seis cargos de los once. El origen en común de estos directores se encuentra en la antigua Corporación Teatro Pencopolitano (CTP), organización que en particular no tiene mayor fin que representar la idea nostálgica de un teatro que no se concretó en los años noventa. A esta pertenece Juan King.

El segundo hito viene cuatro meses después de este movimiento de los pencopolitanos. El 23 de mayo el Sindicato de Trabajadores del Teatro Bío Bío denunció a través de una carta una serie de malos tratos por parte de este grupo de directores, lo que también fue publicado en exclusiva por INTERFERENCIA.

Dos semanas después de las acusaciones presentadas por los funcionarios, el entonces presidente del directorio, Fernando Quiroga, renunció a sus funciones en el teatro. Este personaje, kinesiólogo y rector de la Universidad San Sebastián en Concepción, es parte de la CTP y amigo de Juan King.

La última jugada de King

El viernes pasado, Juan King, actualmente presidente interino del teatro por la renuncia de su amigo Quiroga, conversó con Radio Bío Bío de Concepción y reveló una denuncia que puso aquel día en el Ministerio Público en contra de Macarena Muñoz, jefa de Finanzas del TRBB, relatando los elemntos del escrito a dicho medio de comunicación.

La acusación de King apunta a que Muñoz trabaja de manera paralela en la Universidad de Talca. Según el denunciante desde marzo, pero según el portal de transparencia de la casa de estudios, lo hace desde abril y a honorarios.

El presidente interino acusó de fraude a la funcionaria por percibir dos sueldos al mismo tiempo, asegurando que su contrato la obliga a trabajar con exclusividad en el teatro y dentro de sus dependencias.

Sin embargo, el contrato de Macarena Muñoz, al cual accedió INTERFERENCIA, no estipula aquello. El documento indica que la jefa de Finanzas del Teatro se rige bajo el Artículo 22 del Código del Trabajo, el cual la libera de cumplimiento de horarios, salvo lo estrictamente solicitado por la directora ejecutiva del TRBB.

Por otro lado, el contrato tampoco habla de exclusividad, sólo señala la prohibición de “efectuar, sin autorización del empleador, negocios o servicios comprendidos en la actividad de la corporación”, es decir, prestar las mismas funciones para otro teatro o recinto similar.

Un hecho llamativo es que Muñoz presentó su renuncia a fines de mayo –mucho antes de la denuncia de King– para hacerse efectiva a fines de este mes.  

Cercanos a Muñoz relataron a nuestro medio que el finiquito de la denunciada es de cero pesos. Además, aseguran que posee correos electrónicos que acreditan que ha cumplido sus labores en el teatro hasta la actualidad, como por ejemplo, firmar los pagos para los trabajadores y artistas que se presentan en el recinto.

Los socios en contra de King

Además de las dudas legales, la denuncia molestó a otros miembros del directorio puesto que Juan King presentó la acusación ante la Fiscalía y Radio Bío Bío sin consultar a otro miembro del directorio.

Esto quebró las relaciones entre los directores. Según contaron a nuestro medio fuentes que conocen la interna del TRBB, el alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, dio a entender que no estaba de acuerdo con la decisión unilateral de King, sobre todo la filtración a la prensa (el municipio está en el directorio). Además, por el mismo motivo, uno de los directores decidió salirse del grupo de WhatsApp que tienen los once miembros de la administración.

Las fuentes contaron a INTERFERENCIA que además, durante ayer lunes, el municipio penquista en conjunto con algunas universidades de la zona, presentarían una carta a la Intendencia del Bío Bío, señalando que no estaban de acuerdo con las acciones de King.

Por otra parte, durante ese lunes, un grupo de personas colgó un lienzo en las afueras del teatro, exigiendo la renuncia de King, Héctor Campos y Remberto Valdés al directorio, todos personajes que entraron con la operación política pencopolitana realizada en enero.

Este miércoles probablemente habrá un desenlace, puesto que durante aquella jornada se realizará una reunión extraordinaria del directorio, en la que se tomarán decisiones respecto de la organización.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario