Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 6 de Diciembre de 2021
Columna de Opinión

También una cuestión de clase: la fuerte reacción de la elite contra Gino Lorenzini

Carlos Tromben

gino_lorenzini.jpg

Gino Lorenzini
Gino Lorenzini

La irrupción de Felices y Forrados en el mercado financiero y la reacción de la élite en contra de su fundador, Gino Lorenzini, tiene la marca del odio de clase. El polémico asesor previsional representa al “otro” que se mete “con los nuestros”, y con los economistas expertos que terminan trabajando para ese gran capital.

Por estos días todo el mundo repite el mantra entre los periodistas que siguen “al mercado”. Los adjetivos descalificativos y las comparaciones: “tiene intereses creados... es lo mismo que Garay y Parisi”. 

Oí hablar por primera vez de Gino Lorenzini hace ocho años, durante un evento conjunto de Innova Corfo. Poco después lo entrevisté y durante una hora, en el Starbucks de Agustinas con Miraflores, me contó su historia.

Que había administrado un supermercado, que era un joven esforzado, que estudió en la universidad Alberto Hurtado. Su historia era como la de tantos otros de su generación que buscaban encontrarse un lugar en el “ecosistema”, como se le decía entonces. 

Felices y Forrados operaba entonces en una pequeña oficina de Santa Lucía, con vista hacia la Alameda. Ya había logrado alcanzar una masa crítica de usuarios y acertado algunas recomendaciones de cambio de fondo, pero al año siguiente las cosas se aceleraron.

José De Gregorio y Rodrigo Vergara tienen tantos intereses en el sistema de AFP como Lorenzini, pero nadie se los reprocha.

En abril de 2013, más de cien mil afiliados se cambiaron de fondo siguiendo las recomendaciones de Felices y Forrados. Los sitios de las AFP se cayeron y el mercado de renta fija entró en pánico. No había instrumentos suficientes para absorber la demanda. 

Lorenzini se había posicionado como el campeón de una nueva categoría de negocio, el sueño de todo emprendedor. Pero se había granjeado el odio de enemigos poderosos. A partir de entonces jamás dejaría de estar bajo el radar de la Superintendencia de Pensiones, la de Valores (hoy CMF), la Asociación de AFP y los ministerios sectoriales, básicamente Hacienda y Trabajo.

Y comenzaron las fiscalizaciones, los oficios, las indagaciones. En junio de 2013 el Sernac ofició a Felices y Forrados para que explicara la naturaleza de sus contratos. Las advertencias apocalípticas también se sucedían: del consejo de estabilidad financiera de Hacienda dijeron que los cambios masivos de fondo representaban una amenaza contra el sistema financiero. 

No ayudó a la credibilidad de Lorenzini fichar a Rafael Garay como director de estudios, ni que se duplicara como asesor, analista y periodista en terreno, que asistía a todos los debates previsionales desde la tribuna del Congreso, despachando micrófono en mano.

Para 2015 su discurso había cambiado desde ofrecer grandes rentabilidades al afiliado a evitar pérdidas. En ese sentido estaba sintonizando con un contexto en que los mercados de renta variable y renta fija operaban como espejos, cada uno reflejando de manera opuesta los cambios en la percepción de riesgo. La volatilidad de indicadores como el SP&500 o la bolsa de opciones y futuros de Chicago se habían instalado como escalas de Richter de una época inquieta, que había dejado atrás las certezas neoliberales de los años 90.

Las denuncias de Lorenzini en contra de Habitat, Moneda y el fideicomiso de Piñera nacieron de los escándalos de aquella épica. Los casos Penta, Corpesca, SQM y Cascadas abrieron un territorio completamente nuevo de información. AFP que invertían en fondos gestionados por sus propios accionistas y un político millonario que cimentó su fortuna apalancándose en las AFP.

Para entonces Gino Lorenzini ya era un personaje al que invitaban tanto a los matinales como a la comisión de Hacienda de la Cámara. El tenor de sus denuncias iba en aumento y su tono conspirativo le generaba más notoriedad, como también más detractores.

No ayudó a la credibilidad de Lorenzini fichar a Rafael Garay como director de estudios, ni que se duplicara como asesor, analista y periodista en terreno

Cuando presentó una solicitud de información para aclarar la naturaleza del vínculo entre Moneda y Habitat, en la Superintendencia de Pensiones no le dieron bola. Tampoco los tribunales ante los que presentó un recurso de protección por recibir amenazas en agosto de 2019.

Durante años opinar sobre AFP era una cuestión de entendidos, especialistas ubicados más allá del bien y el mal. José de Gregorio era antes que nada un ex presidente del Banco Central y decano de una de las dos principales escuelas de economía y negocios. Hoy es director de Volcom, una familia de fondos que administra inversiones de las AFP por 349 millones de dólares.

Seis meses después de dejar la presidencia del central, Rodrigo Vergara asumió como director de Moneda S.A. Administradora General de Fondos. Fue en junio de 2017, en plena campaña presidencial, cuando Piñera delegó en Moneda la gestión de 24 millones de dólares. 

De Gregorio y Vergara tienen tantos intereses en el sistema de AFP como Lorenzini, pero nadie se los reprocha. Eso es clase. O mala clase.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Se agradece una nota desde esta perspectiva. A la espera de ver a De Gregorio y Vergara sentados en los programas políticos Extraordinario trabajo de Interferencia

Lo que ha ocurrido con las AFP a lo largo de su historia, es la radiografia de este pais. Un sistema autoritario se apropia de tus ahorros, sus administradores cometen delitos flagrantes y el poder judicial modifica las reglas para salvar al sistema en vez de encanarlos. Ni en la fabula bananera mas fantaciosa se podria dar un escenario mas favorable para una elite que parasita al resto de la poblacion, y cuenta ademas con los jueces, con la policia y el ejercito para sostener la explotacion. Que estado de derecho ni que macana, todo el sistema vale callampa.

Admiro su labor y me inscribí para hacer un pequeño aporte. Sin embargo no puedo ver las noticias

Que se puede esperar de toda esta manga de ladrones que gobiernan al país,amparados en las leyes de la justicia que siempre los protegen y ante al impunidad de todos los chilenos.Estos señores políticos,empresarios,jueces,directorios de medios de información como tv,radios,diarios, están todos coludidos para atacar a gente decente como Gino, que defiende los intereses de los chilenso y de sus ahorros. Toda esta casta de seres humanos lo único que los mueve son sus ambiciones de poder y dinero y lamentablemente son escorias de seres humanos y no tendrán escrúpulos para hundir a quien se le cruce en el camino y ponga en peligro sus intereses.Como parte de la sociedad están podridos y hundidos en su propia mugre.Los protege el sistema judicial y los avalan las leyes hechas a su medida. Desde el presidente hacia abajo y pasando por todos sus súbditos y llegando al congreso. La DEMOCRACIA sólo les sirve a ellos y no al resto de los chilenos.

Buena publicacion

Está DEMOSTRADO en distintos estudios, que quienes siguen a Lorenzinilef no han ganado ni un peso. En el mejor de los casos han rentado igual que las AFPs...abajo link a UN estudio acerca de "Felices y Forrados" y es una memoria de título, no fue "encargo". Lo que le encontré bueno fue su idea que a cada guagua (o "bebé" como dice el flaiterío) se le deposite un millón de pesos en una cuenta de AFP. http://repositorio.uchile.cl/bitstream/handle/2250/149952/Cristi%20Capstick%20Michael.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Es estúpido pensar que todos los clientes de FyF han seguido todas sus recomendaciones desde 2011 a la fecha, muchos han entrado después, o se han salido, por lo que es muy difícil medir la rentabilidad real, ademas está el hecho que las AFP en oportunidades te atrasan el cambio de fondo. Por eso creo que el mirar la cartola con los últimos 12 meses y SIEMPRE ir viendo que se informa mas rentabilidad que los 5 fondos, es una prueba suficiente para los clientes que se mantienen con FyF. No sean envidiosos y dejen tranquila a la gente. Hasta cuando quieren manipular a las personas según los intereses de unos pocos..

Puñado de Ladrones , paseándose en Bmw , y Mercedez y para la Señora un 4X4 grandote y caro para que no los hueveen y así se tire tranquilo ya sabemos a quién........mientras ella se tira al Profe de Zumba . Machistas Apatronados desgraciados y siúticos lo peor de Todo, país en decadencia con 0 oportunidad . Ojalá los muchachos atinen y se vayan de este mierdal , el Mundo está afuera , no en esta porquería , una Ciudad como Santiago peor que Hong Kong , todos amontonados parecemos Hormigas , colapsada pero hasta decir basta Me cae bien Gino , ojalá que no le hagan algo porque estos tipos por la plata son capaces de todo

Es posible simpatizar con el dueño de FyF, en su cruzada literal respecto de grandes (y opacos) vericuetos por donde circulan esas enormes masas de dinero que le reportan a platilleros obscenas ganancias. En eso, solo apostar a que llegue a desenredar la madeja. Otra cosa es su propia actuación respecto de su negocio (market timing) que promueve una estrategia activa en cambios de fondos. La literatura especializada no acompaña sus pretendidos resultados, al menos no, de forma sistemática y continua en el tiempo. Exhibir su propia cartola, es insuficiente para probar la efectividad (universal) de sus recomendaciones. El sistema de AFP's, trata de un mecanismo de largo plazo y difícilmente los abonados a FyF, tendrán soporte hasta el fin de su proceso de acumulación. Operar "como si" se fuese un especulador de Bolsa, abriendo y cerrando posiciones (compra y venta), tomando las ganancias (o el "stop loss", en caso contrario), no es efectivo en cotizantes de AFP's. Sus anotaciones son puramente nominales y no representan una consolidación patrimonial. Monitorear lo que ocurra en un momento del tiempo en los fondos, es inoficioso para efectos del resultado final. Y eso es lo que vende FyF, parcialidades que escasamente son asimiladas por sus seguidores. No por nada, recurren a un tercero para operar, porque sino, para qué abonarse a FyF. Finalmente, ese juego de expectativas, de ser ciertas las cifras que se divulgan respecto del nº de miembros de "la comunidad", la facturación, en efectivo y tiempo real, le ha ido -progresivamente-, abultando sus ingresos de modo sustantivo: siendo conservador, el hombre embolsaría unos 5 millones de pesos diarios. Y desde ese punto de vista, su rol -ligado indefectiblemente a la permanencia del sistema de AFP's-, es discutible en varios sentidos. Nadie podrá verificar el alcance de su asesoría, pues las rentabilidades que exalta como logros, dependerán de otros factores, como el monto acumulado, por ejemplo. En fin

Estuve leyendo los comentarios de seudo expertos sobre la labor de fyf y su fundador de todas las cosas que se dicen que afecta el mercado que las personas que siguen sus sugerencias ganan lo mismo que sino se movieran de multifondos etc. La única cosa concreta que si el gobierno y la elit económica están en contra quiere decir que el negocio del sr. Lorenzini si funciona para las personas comunes y corriente ya que si es tanto el odio es porque les esta echando a perder el negocio a unos pocos que son "los dueños del país."

Añadir nuevo comentario