Suscríbete y obtén entre 20% y 25% de descuento en los cursos de inglés del Instituto Chileno-Británico de Cultura. Válido hasta el 26 de septiembre.
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 21 de septiembre de 2019
A 46 años del bombardeo de La Moneda

Un día para el olvido: derecha chilena -incluyendo El Mercurio- relativiza Golpe de 1973

Víctor Herrero A.

El oficialismo trató que esta efeméride fuese un día como cualquier otro. El tiro les salió por la culata, sobre todo por un polémico inserto comercial en el diario más influyente de Chile.

Bajo la consigna tácita de que hay que mirar hacia el futuro -que la derecha chilena viene machacando desde 1990 y que adquiere una renovada fuerza con declaraciones como las del senador Felipe Kast de Evópoli- ayer La Moneda y otros actores de ese sector político trataron de minimizar un nuevo aniversario del golpe de Estado que un martes 11 de septiembre de 1973 rompió con décadas de convivencia democrática chilena.

“Claramente, quedarse pegado en el pasado no ayuda”, dijo Kast, electo por la Araucanía y miembro de una reconocida familia de origen alemán que no sólo apoyó el golpe de Estado, sino que según diversas investigaciones periodísticas participó de manera activa en la represión a los campesinos de la zona de Paine y Buin.

En un intento por darle el un carácter cotidiano a una efeméride que para cientos de miles de chilenos es sinónimo de una época de terror, el gobierno de Sebastián Piñera decidió no realizar ningún tipo de conmemoración a la fecha más violenta en la historia política de este país.

Sin embargo, a medida que transcurrían las horas -y mientras frente al palacio presidencial varias mujeres bailaban la llamada “cueca sola”, en un homenaje a los cientos de detenidos desaparecidos cuyos restos aún no se encuentran- el gobierno se vio presionado a, al menos, emitir una declaración en esta fecha clave.

De esta manera, el Presidente salió a dar una declaración algo telegráfica y que buscaba una cierta ecuanimidad respecto de un fecha que no debería admitir tintes de gris.

 “El 11 de septiembre de 1973 es un día que nos recuerda muchos hechos trascendentes y de distinta naturaleza. En primer lugar el término del gobierno de la Unidad Popular que había conducido a Chile a una crisis sin precedente de carácter político, económico y social”, afirmó Piñera. “En segundo lugar el inicio del régimen militar, con todas sus secuelas graves, reiteradas e inaceptables violaciones a los DDHH. Y, en tercer lugar, el quiebre de nuestra democracia, que venía enferma de violencia, descalificaciones y odiosidades entre ciudadanos de nuestra patria”.

El Mercurio asiente

A la tibia acción de La Moneda se sumó ayer una suerte de déjà vu que retrotrajo a muchos ciudadanos a los años oscuros de las décadas de los 70 y 80. Y es que ayer en su edición impresa el diario El Mercurio publicó un inserto publicitario firmado por varias decenas de personas en las que se justificaba el Golpe de Estado aduciendo, entre otras razones, que la acción militar evitó que Chile se convirtiera en una actual Venezuela.

La decisión de ese medio -que desempeñó un papel activo en el golpe de Estado y que posteriormente defendió la dictadura de Augusto Pinochet- causó, sin embargo, una fuerte polémica al interior de su propia redacción.

Una treintena de empleados de ese medio expresaron su malestar a través de redes sociales e incluso posaron para una foto en el frontis de ese diario ubicado en la comuna de Vitacura, con un cartel que repudiaba el inserto en ese periódico.

“Me da pena y rabia este inserto, porque soy periodista de El Mercurio y porque soy hijo de un firmante”, escribió en su cuenta de Twitter José Tomás Tenorio. “Mientras exista negacionismo y mientras se pase a llevar la memoria de aquellos que fueron torturados, asesinados y desaparecidos en dictadura, no se va a avanzar nunca”.

INTERFERENCIA contactó a este periodista quien, sin embargo, prefirió no elaborar más allá.

Pero nuestro medio conversó con varios de los periodistas de El Mercurio que se indignaron con el inserto. Ninguno quiso dar su testimonio con nombre y apellido. En off the record, algunos comentaron que la dirección editorial del diario más influyente de Chile los recibió ayer para que explicaran su malestar.

La respuesta que obtuvieron fue que El Mercurio está pasando por un período de vacas flacas y que la empresa no se puede dar el lujo de rechazar anuncios, incluyendo la declaración a favor del Golpe de Estado que, según algunas fuentes, habría costado unos 14 millones de pesos.

La respuesta dejó conforme a algunos de los periodistas que se habían quejado del inserto. “Al menos la dirección nos recibió”, dijo uno de ellos a nuestro medio.

Sin embargo, hasta dónde se sabe, nadie cuestionó a los responsables comerciales y editoriales, a cargo de Cristián Edwards del Río, el criterio político que subyace a esta publicación. Después de todo, El Mercurio no publica insertos a favor del aborto o en contra de las AFP, aunque les paguen.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario