Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 23 de octubre de 2019
Crónica

We Tripantu: El día en que Gendarmería impidió que los mapuche celebraran el solsticio de invierno en cárcel de Angol

Paula Huenchumil desde Angol

we_tripantu.jpg

Fotografía Camilo Tapia
Fotografía Camilo Tapia

El miércoles 26 de junio en las afueras de la cárcel de Angol cerca de 300 mapuche se reunieron para celebrar junto a ocho presos, el We Tripantu, o la nueva salida del sol. Pero Gendarmería no permitió la celebración y todo terminó con actos de represión policial.

A las nueve de la mañana del miércoles 26 de junio en las afueras de la cárcel de Angol, cerca de 300 mapuche de distintos lof -forma básica de organización social del pueblo mapuche- y comunidades -entre ellos varios lonkos (jefe de comunidades) y werkenes (voceros)- se reunieron en el recinto penitenciario para celebrar el We Tripantu, o inicio de un nuevo ciclo (el que celebra pasar la noche más larga o solsticio de invierno), junto a los ocho presos políticos mapuche.

Gendarmería comunicaba que permitiría el ingreso de solo ocho personas por detenido, autorizando un total de 64 asistentes. Sin embargo, esta medida fue rechazada por los líderes mapuche, pues las comunidades y presos habían solicitado el permiso con antelación, permitiéndose en años anteriores un ingreso más masivo.

“Entramos todos o ninguno”, esa fue la consigna. Bajo una lluvia incesante, la decisión fue marchar hacia la gobernación de Malleco para hacer el reclamo.

El trayecto no fue fácil, desde los primeros pasos Fuerzas Especiales de Carabineros comenzó a prohibir con violencia el objetivo. Los policías impidieron el paso por los puentes de Angol. Cerca del mediodía los carros lanza agua y lacrimógenas eran parte del paisaje de la ciudad de la Provincia de Malleco.

Los mapuche alegaban que Gendarmería es una entidad racista, ya que sí permite la celebración masiva de fechas significativas para presos evangélicos o católicos, pero les niega el mismo derecho a los mapuche, ya que el We Tripantu les es una fecha sagrada. La nueva salida del Sol es la celebración de un nuevo ciclo mapuche que se realiza en el solsticio de invierno austral entre el 21 y el 24 de junio, y que se realizaría el 26 de junio en la cárcel por disposición administrativa.

Tradicionalmente la noche más larga del año es celebrada con alimentos, juegos y rogativas dirigidas generalmente por una machi, donde se espera que la Ñuke Mapu- o madre tierra- renazca. Muday (licor de maíz fermentado), piñones, multrun (galletas blandas de trigo), tortillas al rescoldo y pan con chicharrones, son algunos de los alimentos que se comparten. Además los kimche (sabios) conversan con los niños y niñas.

A medida que las personas intentaban llegar hacia la gobernación de Malleco, Carabineros aumentaba la represión restringiendo el avance.

Los grupos quedaron dispersos, luego de intentar evadir los chorros y lacrimógenas. Los controles de identificación no cesaban, incluso con menores de edad con su vestimenta tradicional.

Aproximadamente a las 13:50 horas, algunas personas lograron llegar a la gobernación de Malleco. Entre ellos, el lonko de la Comunidad Tradicional de Temucuicui, Juan Catrillanca. Otros dirigentes optaron por retirarse, pues comentaron que Gendarmería siempre ha tenido una actitud racista “siguen órdenes del Ministerio del Interior”.

Según varias fuentes, el gobernador Víctor Manoli Nazal, de Renovación Nacional y propietario y director de Sociedad de Inversiones Cancura -empresa que presta servicios de transporte para las empresas Forestal Mininco y Biomasa- estaba en otra actividad, por lo que no podía atenderlos.

La diputada del Partido Socialista, Emilia Nuyado, denunció a Gendarmería y a las autoridades regionales por las medidas en el marco de la frustrada celebración, “rechazo de manera tajante la represión desplegada en contra de visitantes  que concurrieron a celebrar We Tripantu de Angol”.

“¿Acaso el We Tripantu es un evento que ponga en peligro la seguridad de la población penitenciaria o la del personal de Gendarmería de Chile? La respuesta es no. La celebración del nuevo ciclo y las rogativas que se desarrollan son parte integral de nuestra cultura. Por eso rechazamos la determinación de las autoridades que pasa por encima de los derechos de los pueblos indígenas y convenios en esta materia”, cuestionó Nuyado en declaraciones recogidas por Radio Agricultura.

Cerca de las 14:30 horas de ese día, los locales del centro de la ciudad continuaban cerrados, las personas residentes de Angol tenían comentarios divididos. La mayoría cuestionaba la fuerza desmedida de Carabineros, mientras que algunos choferes de colectivos expresaban su malestar por los cortes en las calles, “ya están webiando los mapuchitos”.

Las comunidades regresaron a sus territorios con la frustración de no poder realizar una celebración que “Chile no comprende”.

we_tripantu_3.jpg

Fotografía Camilo Tapia
Fotografía Camilo Tapia

 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario