Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 28 de noviembre de 2020
Región más afectada

Covid-19 también golpea a los mapuche en la Araucanía: fallece primera mujer y esposo está en estado grave

Paula Huenchumil Jerez

funeral-muerte-mapuche.png

La mujer fallecida no pudo ser despedida con la ceremonia tradicional. Fotografía referencial de TV Universidad de Concepción
La mujer fallecida no pudo ser despedida con la ceremonia tradicional. Fotografía referencial de TV Universidad de Concepción

Este es el primer caso conocido de fallecimiento de una persona mapuche. Se trata de la madre del werken (vocero), Pablo Huaiquilao, de la comunidad Carilafquén de Pitrufquén, cuyo padre está conectado a un ventilador artificial en el Hospital de Temuco. El werken denuncia falta de protocolos y seguimiento en estos casos.

“Mis padres tuvieron que salir de sus respectivas comunidades muy jóvenes, por la falta de oportunidades y de tierras. Vivieron en distintos lugares, pero siempre manteniendo la identidad mapuche. Finalmente regresaron a Temuco porque nunca se sintieron cómodos en la región del Bio Bio, donde vivieron varios años”, dice Pablo Huaiquilao de la comunidad Carilafquén de Pitrufquén.

Su madre, una mujer mapuche de 70 años, estuvo diez días internada en el Hospital de Temuco diagnosticada con Covid-19. Descrita como una persona muy vital, solo tenía como antecedente hipertensión. Finalmente falleció el sábado 4 de abril cerca de la 01:30 de la madrugada. Su padre, de 79 años, está grave y conectado a ventilador artificial en el Hospital de Temuco, en la región que lidera las víctimas fatales por Coivid-19 con 13 personas al cierre de esta edición. 

Los primeros días que estuvo internada no pudieron verla. “Los protocolos de información eran pésimos, mejor dicho, no habían. Mi mamá se consiguió con una enfermera llamar a su celular que lo teníamos nosotros, así nos comunicamos, hasta que cambió el turno y no teníamos más información. Nos llamaron para decirnos que estaba gravísima, nosotros llamábamos todos los días, todo el día y no nos contestaban, con toda la angustia que implica para la familia”, explica Huaiquilao.

“Al parecer ahora sí hay un protocolo, porque por el estado de salud de mi papá me llaman dos veces, al mediodía y en la noche”, dice.

Pablo Huaiquilao (46 años) es conocido en la sociedad mapuche y en movimientos medioambientales por ser una de las caras visibles de la inédita detención construcción de central hidroeléctrica Los Aromos en Pitrufquén en 2019, en “defensa del río Toltén”. Huaiquilao junto a uno de su hermanos se pudo despedir de su madre, quien estuvo consciente antes de fallecer. 

La Organización Mundial de la Salud no ha establecido una guía específica para despedir a personas muertas por el virus, debido a que no hay evidencia científica sobre su transmisibilidad en ese estado. Sin embargo, el protocolo del Ministerio de Salud establece que el cadáver debe ser trasladado lo más rápido posible desde la sala de la morgue hasta donde finalmente será entregado para su inhumación en el cementerio o cremación. Posteriormente, se debe permitir el acceso a familiares para una despedida, a los cuales se les indica que no deben mantener contacto físico con el cuerpo del fallecido.

“Ha sido bien doloroso, porque no hemos podido cumplir con las cosas que tenemos que hacer como mapuche, nuestra ceremonia tradicional, el eluwun”, dice Huaquilao. La familia cumplió con el protocolo del Minsal y realizaron el entierro de forma rápida en el cementerio de Pitrufquén.

Crisis en La Araucanía

La situación de la región de La Araucanía es especialmente preocupante por la cantidad de contagiados que presenta. Según los datos entregados por fuentes oficiales hasta el cierre de esta edición, la cantidad de contagiados corresponde a 509 casos en total y 13 fallecidos. Se trata de datos altos para una región donde la cantidad de habitantes supera por poco las 950 mil personas. 

Actualmente las comunas de Temuco y Padre Las Casas están sujetas a cuarentenas totales desde el 28 de marzo, sin embargo, Pablo Huaquilao acusa que este tipo de restricción se tomó muy tarde. Sus padres se contagiaron cuando asistieron a una reunión en la ciudad, tras la detección de ellos como casos positivos, recién después de dos semanas comenzaron a pesquisar a las personas con las que tuvieron contacto.

“Hay una negligencia tremenda por parte de las autoridades, no tomaron el peso de lo que estaba sucediendo”, dice el werken, quien además acusa que se “está ocultando y manejando información. Hay un sistema bien perverso en términos de la comunicación que está circulando, no se ha dicho la verdad”, dice.

Precisamente, Katia Guzmán, seremi de Salud (RN) de la Araucanía es investigada por la Fiscalía por haber expuesto a otras personas al contagio. Entre ellos, a una serie de profesionales de las comunicaciones, como también a las principales autoridades políticas de la zona. 

El miércoles 1 de abril, Huaiquileo fue a dejar a su padre al hospital. Ese día recuerda que se impresionó por la cantidad de ambulancias que llegaban, y que a muchas personas las devolvieron a sus casas porque ya no podían atenderlos. “Comenzaron a priorizar a quien atendían, muchos viejitos volvieron a sus casas y no deben estar contabilizados en las cifras oficiales”.

“Ayer el doctor nos decía que mi papá había tenido una leve mejoría, pero mi mamá estuvo igual, recaídas, volvía a mejorar, así que no nos podemos confiar. Está con coma inducido y el riñón le empezó a fallar, el panorama no es muy auspicioso”. 

Los mitos en torno a la sangre mapuche

La académica María Emilia Tijoux ha planteado en diversas oportunidades que la raza no existe, junto a otros teóricos. “Deberíamos encomillar tanto cuando se dice como cuando se escribe, porque no existen, no tienen sustento científico porque no hay nada que pueda sostener el lenguaje racial”, dijo a Pousta en una ocasión. 

En ese sentido es que comentarios acerca de cómo afecta el Covid-19 según el grupo sanguíneo -siendo supuestamente el "0" más resistente y prevaleciente en pueblos indígenas- tienen el peligro de revivir un discurso que puede tornarse peligroso, más cuando el racismo científico y las diferencias innatas en lo biológico no se sostienen en lo científico desde finales del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX.

Y además es peligroso sanitariamente, pues la idea de tener un "gen" mejor para enfrentar la pandemia puede ofrecer una falsa sensación de seguridad. De hecho, el coronavirus ha sido particularmente violento en Guayaquil, Ecuador, cuya población mestiza es mayoritariamente del grupo sanguíneo "0". 

El 25 de marzo, Marta Lagos, encuestadora, fundadora de Latinobarometro y MORI Chile, publicó en su cuenta de twitter:  “¿Qué tienen los chilenos que el virus produce menos fallecimientos que en otros países? 80% de los chilenos tenemos tipos de sangre distinta (tipo 0) de los europeos (tipo A). Es la sangre mapuche de nuestros pueblos originarios ¿Genetistas estarán investigando esto? ¿Qué se sabe?”.

Ante ello, el periodista y escritor mapuche, Pedro Cayuqueo, respondió “De los pocos no infectados por la seremi de salud Araucanía está el gobernador de Cautín, mapuche de pura cepa”.

Sin embargo, la historia nos ha enseñado cómo la biologización de las diferencias, en torno al concepto de raza, son peligrosas y dañinas, hecho que en el pasado ha desencadenado en diversas políticas eugenésicas destinadas en "mejorarlas". En el caso chileno, ha sido desarrollado por Bernardo Subercaseaux en Historia de Las Ideas y de La Cultura En Chile (2011), entre otros investigadores. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Argumentos impresentables de Marta Lagos, sabemos que fueron millones de muertes en la población precolombina que fue diezmada por la viruela. Otro tanto por el resfrío común. Qué ignorancia!!

Añadir nuevo comentario