Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 16 de junio de 2019
Ministerio de Desarrollo Social

Cambio de gabinete indica que gobierno abandona actual política indígena

Maximiliano Alarcón G.
Paula Huenchumil

Alfredo Moreno no alcanzó nada relevante con su Plan Araucanía, mientras que la Consulta Indígena fue rechazada por distintos pueblos originarios. Su reemplazante, Sebastián Sichel, no tiene vinculación con la materia y apunta a un perfil más adecuado a los desafíos de Clase Media Protegida.

Una de las principales promesas de campaña del presidente Sebastián Piñera parece estar desvaneciéndose tras el cambio de gabinete de este jueves. Alfredo Moreno dejó el Ministerio de Desarrollo Social para pasar a Obras Públicas, dejando atrás el Plan Araucanía que prometía traer la paz en la zona, donde el conflicto entre el pueblo mapuche y el Estado es más álgido.

Las últimas semanas de Moreno en Desarrollo Social estuvieron marcadas por el fracaso de la Consulta Indígena en distintas comunidades de los pueblos mapuche, aymaras y atacameños. Esta iniciativa es una obligación establecida por el Convenio 169 de la OIT para las modificaciones a la Ley Indígena que impulsa el Ejecutivo, las cuales eran parte del Plan Araucanía y apuntaban a flexibilizar el traspaso de tierras de integrantes desde pueblos originarios a personas no indígenas.

Pero este capítulo de la gestión del ahora ministro de Obras Públicas terminó tan mal que incluso un día antes del cambio de gabinete, su director de Unidad Coordinación Asuntos Indígenas, Andrés Cortés, renunció al cargo por “motivos personales”.

Para el ex ministro de Desarrollo Social todo comenzó a desmoronarse el 14 de noviembre de 2018, el día en que Carabineros asesinó a Camilo Catrillanca en la comunidad de Temucuicui. Después de esto el Plan Araucanía simplemente no avanzó y su impulsor principal tampoco.

La impronta Sichel

Tras el cambio de gabinete, la carta de Sebastián Piñera para reemplazar a Moreno fue Sebastián Sichel, cuyo currículum no muestra un manejo en materia indígena, mientras que políticamente es alguien zigzagueante, habiendo pasado de la Democracia Cristiana, al extinto partido Ciudadanos del ex ministro de Bachelet, Andrés Velasco, para terminar siendo el vicepresidente ejecutivo de Corfo en el actual gobierno de Sebastián Piñera, antes de asumir en Desarrollo Social.

Pero más allá de esto, la entrada de Sichel muestra un cambio de enfoque en el Ministerio y -a la larga- en el gobierno. El ex Corfo tiene un perfil más “meritocrático”, tal como lo retrató El Mercurio en julio de 2018, relatando su historia viviendo en “una casa sin luz ni agua, con una madre con problemas de adicción”, algo que apunta más al Plan Clase Media Protegida, impulsado también por Moreno.

Pero quiera o no, Sichel tendrá que tratar la materia indígena de igual forma porque el cargo se lo exige. En este sentido, los consejeros mapuche de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), están atentos a la gestión del nuevo ministro.

Para José Millalén el hecho que hayan cambiado al ministro Moreno es consecuencia “de su fracaso con la política indígena”.

En tanto, respecto de Sichel, no espera un cambio relevante en beneficio de los pueblos indígenas, porque considera que “hay un diseño político más allá de las personas, que obedece a una planificación política mayor”, dijo.

Esta misma postura plantea Marcial Colin, consejero mapuche urbano. “Si Sichel mantiene la misma línea que ha tenido el Gobierno la verdad es que no espero mucho, pero si efectivamente quieren un nuevo rumbo, yo esperaría que todo lo que haga se ajuste al Convenio 169 y a las normas que protegen nuestros derechos como pueblos indígenas”.

Si bien el manejo del gobierno en materia indígena se concentró en Desarrollo Social, el ministerio del Interior también aportó lo suyo a la debacle del gobierno en este tema. Andrés Chadwick, desde el asesinato de Catrillanca nunca pudo sacudirse del caso. En la encuesta CEP correspondiente a mayo publicada ayer miércoles, el ministro del Interior fue el octavo peor evaluado entre 28 personajes de la política, alcanzando un 47% de evaluación negativa.

En tanto, Rodrigo Ubilla sigue con una demanda en su contra por la compra irregular de terrenos indígenas al interior de la comunidad mapuche Mariano Millahual, algo que tal como en el ámbito judicial seguirá haciendo eco a nivel político para el Ejecutivo.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario