Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 5 de Diciembre de 2021
Debate Presidencial en TV

El debate sin ganadores de Unidad Constituyente que unió a Maximiliano Luksic y Víctor Gutiérrez

Camilo Solís

Los precandidatos no mostraron los dientes en el debate, el cual probablemente hizo más noticia por la transmisión conjunta de La Red y Canal 13, una alianza que descolocó a la industria y significó una “unión de dos extremos”.

Un deslucido debate televisivo protagonizaron anoche Paula Narváez (PS), Yasna Provoste (DC) y Carlos Maldonado (PRSD), los precandidatos presidenciales de Unidad Constituyente, el pacto electoral conformado por los partidos de la ex Concertación que en tres semanas más realizará una consulta ciudadana para decidir cuál de los tres competirá contra Gabriel Boric y Sebastián Sichel en las comicios de noviembre.

No hubo ni grandes damnificados ni grandes vencedores en el debate en que se midieron estos tres ex ministros de la Concertación y Nueva Mayoría y que se prolongó por más de dos horas. Esto juega a favor de la senadora Yasna Provoste que, según varias encuestas y gran parte de la prensa, es la favorita para quedarse con la nominación.

Con todo, el desempeño de Paula Narváez fue probablemente el más bajo considerando que ella misma había generado altas expectativas para el momento en que su candidatura se mostrara ante un público más masivo. La postulante socialista, que irrumpió en escena a fines de diciembre tras recibir desde Ginebra el respaldo de la ex Presidenta Michelle Bachelet, llevaba varios meses interpelando directamente a Provoste para que definiera su candidatura presidencial, buscando primarias y debates con el fin de discutir ideas y darse más a conocer ante la opinión pública.

El abanderado del Partido Radical, Carlos Maldonado, no tenía nada que perder y sólo podía sumar en este debate. A ratos fue el que mostró posiciones más de izquierda, pero se enfocó también en un tema que ha generado polémica dentro de ese conglomerado y en el mundo político, pero que ha sido de poco interés para la ciudadanía: las fallidas primarias legales de Unidad Constituyente.

En múltiples ocasiones recordó que su intención era que Unidad Constituyente celebrara primarias legales y que fueron sus contendoras las que torpedearon el proceso. Voluntad de la que quedó registro cuando Maldonado esperó solitariamente la noche del 19 de mayo en dependencias del Servel a que algún candidato de su conglomerado llegara a firmar con él unas primarias legales que nunca se realizaron. 

Probablemente los momentos más complejos para Provoste se dieron en las interpelaciones directas entre los postulantes. Maldonado aprovechó de preguntar a la candidata de la DC por el tema del aborto, algo que complica a Provoste considerando que cuando se desempeñaba como diputada en 2016, aprobó el aborto solo en dos de sus tres causales, votando en contra de la causal de violación. 

Paula Narváez también hizo lo propio cuando enrostró a Provoste su pertenencia a la DC: “Cómo usted nos puede garantizar que a esta nueva alianza que de aquí tiene que surgir, producto del resultado de la consulta del 21 de agosto, vamos a poder confiar en que su partido no se opondrá a esas transformaciones”, dijo Narváez en referencia a que ese partido fue uno de los que bloquearon la agenda más reformista del segundo gobierno de Bachelet. 

La otra alianza

La transmisión de anoche logró un rating combinado de 11 puntos entre La Red y Canal 13 -muy alejado de los más de 30 puntos de los debates entre Gabriel Boric y Daniel Jadue- y fue trending topic en Twitter. “Para un debate de Unidad Constituyente, que es lo menos sexy que uno puede ver en la noche, este rating simplemente me sorprendió”, comentó el analista Axel Callís en Radio Futuro.

Anoche también hubo otra alianza que llamó la atención de televidentes y expertos en la industria de los medios: la unión entre La Red y Canal 13 que realizaron en conjunto la transmisión de este debate.

La Red, al mando del periodista Víctor Gutiérrez, irrumpió con fuerza este año en el escenario televisivo con formatos periodísticos más ágiles y editorialmente diversos, mientras que al mismo tiempo ha desafiado el longevo establishment de la industria al negarse, por ejemplo, a transmitir la Teletón mientras esta no transparente plenamente sus gastos administrativos. Canal 13 está a cargo de Max Luksic, hijo de Andrónico Luksic y dueño de ese canal, quien no tuvo una carrera profesional en esta industria.

“Si me hubieras avisado, habríamos llenado con [productos] CCU los refrigeradores”, bromeó Max Luksic al llegar a las instalaciones de La Red en Macul y ver que en el cocktail había productos de Coca Cola, producidos por Embotelladora Andina, competencia de CCU que es propiedad de la familia Luksic.

Luksic siguió con atención el debate desde un estudio aledaño al utilizado para hacer la transmisión del debate. Estaba en compañía del director de prensa de Canal 13, Claudio Villavicencio, y también de Carmen Gloria Roberts, gerenta de comunicaciones de ese canal.

La inusual alianza entre ambas estaciones fue concebida en opinión de numerosa gente de televisión como una suerte de “unión de dos extremos”, considerando las contrapuestas líneas editoriales encarnadas por ambos canales: La Red, desde una vertiente más crítica, y Canal 13, al alero del gran empresariado representado por la familia Luksic

Según una nota del Diario Financiero, el sábado pasado Max Luksic llamó a Víctor Gutiérrez para pedir sumarse a la transmisión, sellando así el acuerdo. Así, los periodistas del panel quedaron conformados por Mónica González y Alejandra Matus, por La Red; y Mónica Pérez e Iván Valenzuela por parte de Canal 13. 

Tal como pudo averiguar nuestro medio, el acuerdo entre ambos canales no tuvo costo económico para Canal 13. Sin embargo, hubo ciertas condiciones puestas por La Red en las que se solicitó que algunos altos ejecutivos de Canal 13 no estuvieran presentes, cuestión que fue aceptada por Luksic.

En el medio se comenta que esta fue una buena jugada por parte de Luksic, ya que solucionó con rapidez la presencia de Canal 13 en la cobertura de las primarias de Unidad Constituyente, y de paso consiguió descolocar al resto de los canales con este acuerdo, e incluso a la gente del gobierno. "No entienden qué pasó con este acuerdo porque es como una unión entre los dos extremos”, comentó alguien que conoció las negociaciones.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Todo sea por el rating, igual es bueno ver ese tipo de iniciativas en la televisión abierta tan sesgada hacia el lado del al oligarquía chilena.

Añadir nuevo comentario