Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 20 de octubre de 2020
385 compositoras

El mapa que destaca a las creadoras de música clásica en el mundo

Paula Huenchumil

unknown.jpg

Creadoras de la Historia de la Música
Creadoras de la Historia de la Música

El proyecto en el que está trabajando la musicóloga española Sakira Ventura, es una plataforma interactiva de compositoras, donde se destacan sus biografías y una lista de reproducción para escuchar algunas de sus obras. "La historiografía se ha dedicado a narrar el papel de los hombres. No se habla solo de Beethoven, Mozart, también de otros hombres aunque no hayan tenido el mismo nivel compositivo”, dice a INTERFERENCIA.

“¿En 30 horas de música no se les ha ocurrido en ningún momento buscar si hay alguna compositora que valga la pena?” Esa fue la pregunta que se hizo la musicóloga española Sakira Ventura al escuchar listas de reproducción de música clásica que se viralizaban en pleno confinamiento por el Covid-19.

“Me dio un poquito de rabia y creé mi propio playlist, surgió sólo con 100 creadoras (aquí el enlace) pero me di cuenta que no era suficiente, que verdaderamente hacía falta concientizar a la gente de que hay compositoras, las ha habido y las habrá y que su historia y música debe ser conocida. Decidí plasmarlas en un mapa para que la gente fuera jugando, viajando y conociendo a estas compositoras por todo el mundo”, dice a INTERFERENCIA Ventura.

A partir de esa inquietud, la intérprete y musicóloga elaboró el Mapa de Creadoras de la Historia de la Música, un mapa interactivo de Google Maps que va actualizando con nuevas compositoras a las que va investigando. El mapa permite ver la ubicación de cada una de ellas, una nota biográfica y escuchar a través de enlaces algunas de sus obras e incluso en algunos casos, acceder a su propia página web.

“Yo creo que este trabajo será para toda la vida, porque estamos hablando del mundo entero”, dice Sakira Ventura, que con nueve años comenzó a estudiar flauta traversa, y que finalmente se profesionalizó en el Conservatorio Superior de Música de Valencia y estudió un máster en Patrimonio Musical en la Universidad de Granada. Actualmente realiza su tesis doctoral sobre la “tratadística musical española del siglo XVIII” en la Universidad de Castilla la Mancha. 

“Yo ya tenía algunas bibliografías recopiladas. Mi trabajo para acabar la carrera de musicología ya se centraba en la vida de una compositora, en la vida de Francesca Caccini. Cuando decidí pasar desde una simple lista de reproducción al mapa, me di cuenta que necesitaba mucha más bibliografía, más fuentes. Por desgracia no hay mucho escrito ni mucho menos en nuestro idioma, siempre tienes que recurrir al inglés y al alemán, pero lo que hay debemos aprovecharlo”, dice la musicóloga valenciana. 

El Mapa de Creadoras de la Historia de la Música, lanzado el 18 de mayo de este año, actualmente cuenta con 385 compositoras.

“He tenido muchísima ayuda y lo agradezco porque yo soy la primera que está aprendiendo. Mucha gente se ha puesto en contacto para darme sugerencias e incluso correcciones. Por ejemplo desde México y Argentina, me ha sorprendido las ganas de la gente en contribuir y la necesidad de este proyecto. Hay musicólogas españolas que se están especializando en el siglo XVIII, yo voy almacenado todas esas recomendaciones y después de estudiarlas las incluyo en el mapa si es pertinente”. 

Respecto a la idea de que este campo musical ha estado dominado por los hombres, Sakira Ventura explica a INTERFERENCIA que "no es que las mujeres hayan sido menos”. 

“Si ahora hay casi 400 en el mapa, quizás se me están olvidando tres mil, no se puede saber. Lo que ocurre es que como no se creía en ellas, la historiografía se ha dedicado a narrar las historia de los hombres, no nos hemos preocupado por ponerles en el sitio que se merecen. De hecho no se habla solo de Beethoven, Mozart, también de otros hombres aunque no hayan tenido el mismo nivel compositivo”.

En ese sentido, la musicóloga comenta que principalmente en los siglos XVIII o XIX, lo más frecuente es que muchas compositoras usaran seudónimos de hombres para poder crear.

“Era lo más habitual, porque no conseguían que nadie apostara por sus composiciones, por mucha calidad que tuvieran. De hecho, a día de hoy, si analizamos las programaciones anuales de conciertos en cualquier país del mundo, veremos que las obras más representadas son bajo la autoría de hombres. Lo que tenemos que conseguir es que las mujeres aparezcan en igualdad de condiciones, tanto en un concierto, como en los libros de Historia de la Música", añade Ventura.

Además señala que en la Edad Media muchas compositoras decidían entrar a un monasterio para ser monjas de claustro, “porque ahí encerradas entre muros tenían la libertad de poder estudiar, de poder formarse y poder disfrutar de las artes”.

Un ejemplo similar, pero en otra época, relata Daniela Fugellie, directora Instituto de Música de la Universidad Alberto Hurtado. “En el Chile colonial, el lugar donde las mujeres podían aprender música era en los conventos, algo que también se ha observado en el caso español. Después, en el siglo XIX, las mujeres que tenían acceso -además del tema de la iglesia- eran las mujeres más aristocráticas y al ámbito al que podía entrar con mayor facilidad era a la música de salón”.

A su vez, Sakira Ventura enfatiza en que gran parte de las mujeres que nos han llegado hasta nuestros días en el ámbito de la historia de la música, “por desgracia es porque han tenido algún tipo de parentesco con algún hombre que sí ha sido reconocido, hija, hermana, esposa y siempre se les presenta con esa etiqueta, y en muchos casos incluso tienen mayor calidad que el señor que tenían al lado. Lamentablemente no solo en el ámbito de la música, hemos estado relegadas a un segundo plano”.

De entre las casi 400 compositoras que ha recopilado hasta ahora en su mapa, la musicóloga destaca tres casos: “Ethel Smyth, es una figura super importante para el tema del sufragio femenino en Londres y se le trató muy mal por ser lesbiana. Otro caso es el de Augusta Holmes, quien tuvo que usar seudónimo de hombre, pues sus padres no estaban a favor a que se dedicara de manera profesional. Lo que se cuenta de ella es que trató de suicidarse por ese motivo. También mencionar a Louise Farrenc, quien fue invisibilizada y menospreciada sobre todo cuando empezó a trabajar en el conservatorio de París y no cobraba lo mismo que sus compañeros varones”, concluye Ventura.

sakira_.jpg

Musicóloga Sakira Ventura
Musicóloga Sakira Ventura

El escenario de las compositoras en Chile

Respecto a las compositoras chilenas, Sakira Ventura explica a INTERFERENCIA que ha recibido muchas recomendaciones, pero centradas en otro ámbito musical. “He recibido cantautoras que son maravillosas, que son creadoras evidentemente. Lo que ocurre es que este proyecto lo tengo enfocado hacia la música clásica o lo que consideramos música culta y si abriera el abanico no lo acabaría jamás. He tenido que dejar de lado esas maravillosas recomendaciones, que no descarto, porque no sé cuál será el futuro del mapa, pero hoy por hoy tengo que contenerme en ese sentido”.

Una de las chilenas en el mapa es Valeria Valle, quien como consignó El Mostrador, en 2019 recibió el Premio a la Innovación Classical NEXT en Alemania por su proyecto musical Resonancia Femenina. “He tenido la suerte de ponerme en contacto con ella, es una compositora fantástica. Por ahora tengo cerca de seis ejemplos en Chile y estoy segura que esta cifra subirá”, dice Ventura.

Daniela Fugellie, doctora en Musicología por la Universidad de las Artes de Berlín, coincide que la poca información de mujeres compositoras tiene que ver con los condicionamientos históricos, y por cómo se ha escrito la historia.

“Creo que son los elementos claves. Nuestra musicología histórica, en sus inicios principalmente, tendió a replicar el modelo europeo, por lo tanto, si la historia era de los grandes compositores que eran siempre hombres, blancos y heterosexuales por lo general, se tendió a replicar eso”, explica Fugellie.

Además, señala que un caso emblemático en Chile es el de Isidora Zegers. “Hace muchas décadas que está en los libros de historia como una gran gestora, fue una de las que logró que llegara la ópera a Chile, pero hace pocos años se ha empezado a destacar su rol como compositora. Eso también es una muestra de que incluso mujeres que compusieron se tendió a tomarlas en la historia desde sus otros roles y eso ha sido muy común también en el siglo XX. Generalmente una mujer que componía y también daba clases, se le va a tildar de ‘educadora’, pero en el caso del hombre se pone encima el rol de compositor”.

Para la investigadora la situación actual es prometedora, y destaca al proyecto musical Resonancia Femenina- un colectivo que nació para crear más espacios para la difusión de la música hecha por mujeres-, los aportes de Raquel Bustos, como su libro La mujer compositora: y su aporte al desarrollo musical chileno (Ediciones UC,2013), el auge del movimiento feminista del 2018 y la tesis de Catalina Sentis sobre la compositora María Luisa Sepúlveda a quien “se le discriminó por su rol”.

articles-126756_thumbnail.jpg

María Luisa Sepúlveda, 1898-1958. Memoria Chilena, Biblioteca Nacional de Chile
María Luisa Sepúlveda, 1898-1958. Memoria Chilena, Biblioteca Nacional de Chile

“A partir de las tomas feministas en las universidades, uno ahora ve que los mismos estudiantes de música son quienes están exigiendo que se enseñe con perspectiva de género. Incluso esta coyuntura ha hecho que personas que enseñaron por décadas historia de la música sin cuestionarse estas cosas, estén reflexionando”, comenta la académica de la Universidad Alberto Hurtado.

Pese a lo que describe, asegura que aún queda mucho camino para lograr equidad: “Hay compositoras entre 30 a 45 años que, cuando entraron a estudiar, recibían el comentario de los profesores ‘qué hace usted niñita en la composición’”. A su vez, comenta que este año el diario El Mercurio publicó “estos son los candidatos para Premio Nacional de Artes Musicales de Chile, y parece que no se dieron cuenta que eran solo hombres, pese a que era con fotos”.

“Antes, el eje de las discusiones siempre era por qué la música docta y no la popular o al revés. Este año por primera vez se dijo qué pasa con las mujeres que merecen ganar este premio y resultó una discusión bien interesante. Este es un indicador de que el tema se está instalando. El premio finalmente se lo dieron a Miriam Singer que es cantante lírica. Es un indicador fuerte respecto al tema, la comunidad de músicos chilenos está reflexionando sobre la presencia de las mujeres en estos momentos”, concluye Daniela Fugellie.

Ventura también considera que el escenario está cambiando. “Por lo menos ahora nos esforzamos por crear cosas específicas para ellas, es decir, ciclo de conciertos, conferencias, manuales compilatorios y no solo compositoras, sino además de directoras, cantantes, intérpretes. Es buena señal, porque se está difundiendo la figura de la mujer en la historia de la música, pero en nuestro ideal eso debería dejar de existir, que no hiciera falta, porque eso significaría que ya estamos completamente integradas en este mundo”. 

Sobre el futuro de el Mapa de Creadoras de la Historia de la Música, Sakira Ventura señala que se “está dejando llevar".

"Lo creé para utilizarlo en mis clases para mis alumnas y alumnos y no esperaba que tuviese la relevancia que ha tenido, pero me alegro muchísimo, veo más conciencia para poner en valor la figura de la mujer. Espero que llegue al mayor número de personas, porque lo que más preocupa es que las nuevas generaciones tengan ese derecho a estudiar en base a la igualdad de género, es necesario que más niños y niñas encuentren referentes de mujeres”, opina

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario