Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 20 de julio de 2019
Elliott Abrams, ex asesor de Reagan

El oscuro historial del hombre fuerte de la Casa Blanca en la crisis de Venezuela

Camila Higuera
Catalina Mundaca Gallis

Vinculado a sabotajes, golpes de Estado y masacres militares cometidos en Centroamérica en los años 80, el nuevo enviado especial de Estados Unidos para el país caribeño cuenta, además, con una condena en 1991 por mentirle al Congreso norteamericano que investigó el escándalo Irán-Contra.

"Su pasión por los derechos y las libertades de todos los pueblos hacen que encaje a la perfección y lo convierte en una suma valiosa", afirmó el secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo, tras anunciar a Elliott Abrams como nuevo encargado de liderar los intereses estadounidenses en el convulso Venezuela.

Republicano de tomo y lomo (aunque de origen demócrata), formó parte de los gobiernos de Ronald Reagan y George W. Bush, periodo en el que fue nombrado director de Oriente Medio y Norte de África en el Consejo de Seguridad Nacional, desde donde defendió y presionó a favor de la invasión de Irak de 2003 que acabó con el régimen de Sadam Hussein, y también estuvo en las sombras en el fallido intento de derrocar a Hugo Chávez, el año 2002.

Fue un actor clave en financiar el entrenamiento de militares de distintos países en la Escuela de Las Américas en Panamá.

Veterano en política internacional, son varios los países de América Latina los que han conocido su eficiente paso desde las sombras. Entre ellos, Nicaragua, El Salvador, Honduras y Venezuela. En 1981, Reagan lo nombró como subsecretario de Estado para Asuntos de Organizaciones Internacionales y luego como Subsecretario de Derechos Humanos y Asuntos Humanitarios, cargo que mantuvo hasta 1989. Desde dicha posición, fue un actor clave en financiar el entrenamiento de militares de distintos países en la Escuela de Las Américas en Panamá y en el apoyo a gobiernos de derecha en Centroamérica, en plena Guerra Fría.

Su papel fue clave para financiar a los “contra”, que luchaban contra el gobierno sandinista de Nicaragua. En este escándalo, el gobierno de Estados Unidos vendió ilegalmente armas a Irán y utilizó ese dinero –decenas de millones de dólares– para financiar a la guerrilla de la Contra. Abrams participó en la operación y fue condenado en 1991 (indultado después por George Bush padre) por mentir al Congreso. Durante ese periodo, el nuevo enviado especial para Venezuela trabajó directamente con Oliver North, asesor de Reagan y uno de los principales arquitectos de la operación.

Guatemala, 1982

Siendo secretario de Estado Adjunto, Abrams fue un partidario y aliado de Efraín Ríos Montt, un general férreamente anticomunista que se tomó el poder en Guatemala mediante un golpe de Estado en marzo de 1982. Siguiendo la lógica de la Guerra Fría, Abrams y el gobierno de Reagan celebraron el ascenso de Ríos Montt al poder, ya que era una aliado en la lucha contra la Unión Soviética.

A medida que las noticias sobre masacres y asesinatos en masa realizadas por el Ejército guatemalteco se multiplicaban, Abrams mantuvo una postura firme. En una sesión ante el Congreso de Estados Unidos sostuvo que Ríos Montt había logrado "un progreso considerable" en temas de derechos humanos, ya que el "nñumero de asesinatos de civiles inocentes se ha reducido de a poco". 

Debido a estos supuestos progresos, Elliott Adams pidió al Congreso aumentar la ayuda en equipamiento militar para Guatemala, ya que, en su opinión, este "progreso necesita ser recompensado y fomentado".

Como parte del proceso de paz de 1996, Ríos Montt fue acusado de ser responsable del asesinato de unos 200 mil indígenas y guerrilleros de izquierda. En 2013, una corte de ese país condenó al aliado de Abrams a 80 de cárcel por genocidio. 

Pero el juicio se prolongó hasta la muerte del dictador en 2018, a la edad de 91 años.

El Salvador

Dos días antes de que Abrams fuera nombrado en su puesto por Reagan, ocurrió la masacre de El Mozote en El Salvador. Entre el 10 y el 12 de diciembre el Batallón de Atlacatl formado en La Escuela de Las Américas, recorrió pequeñas localidades en busca de miembros del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional. En el operativo asesinaron a cerca de mil pobladores. Cerca de 140 de ellos niños, que fueron fusilados y luego incinerados dentro de un convento.

Durante años Elliott Abrams negó la magnitud de la masacre más mortífera en la historia reciente del continente. Argumentando ante la Comisión del Senado estadounidense que investigó el caso, que había sido exagerado como método de propaganda por las guerrillas marxistas opositoras al régimen gubernamental. "El batallón al que usted se refiere ha sido elogiado en varias ocasiones por su profesionalismo y por la estructura de mando y control cercano en que las tropas se mantienen cuando entran en batalla", afirmó Abrams. Años después, Abrams calificó la política en El Salvador como un "logro fabuloso".

Durante años Elliott Abrams negó la magnitud de la masacre más mortífera en la historia reciente del continente.

En la década pasada, durante 2007, se le sindica junto a la entonces secretaria de Estado Condoleezza Rice, como parte del entramado que desató una guerra interna entre las facciones en pugna dentro del gobierno palestino. El plan norteamericano era sacar del poder al democráticamente electo Hamas. Para ello, se forzó un desigual combate entre Fatah y Hamas, que obligó al presidente palestino a disolver al electo gobierno de Hamas.

El plan de Abrams buscaba reforzar a sus 'socios' palestinos de Fatah. Los únicos capaces de hacer las concesiones necesarias para que George Bush lograra su objetivo de pasar a la historia como el presidente que propició una paz entre israelíes y palestinos.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario