Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 23 de octubre de 2019
Rompe dos semanas de silencio

Frei asegura ser una víctima más de posible fraude de su hermano, pero en Sanhattan no le creen mucho

Nicolás Massai D.

El ex Presidente insistió en que no figuraban pasivos en los balances de Inversiones Saturno que le mostraba Francisco Frei. Lo curioso es que a los posibles financistas el hermano menor sí les transparentó al menos $1.200 millones en deudas con tres bancos, según documentos a los que accedió INTERFERENCIA.

"Hay muchas personas que creen que esto es un tongo, que es un arreglín", afirmó este viernes Eduardo Frei Ruiz-Tagle en una conferencia de prensa que ofreció en su residencia en Las Condes, flanqueado por su hija Magdalena y el abogado Juan Domingo Acosta.

Con estas palabras el ex Presidente rompió dos semanas de silencio para referirse por primera vez de manera pública al caso de la posible estafa financiera de su hermano Francisco, caso que destapó INTERFERENCIA al dar a conocer a fines de agosto la auto-denuncia de este último.

"Yo tuve confianza en mi hermano, una persona profesional que ha tenido sus altibajos como lo tiene cualquier emprendedor, pero nunca me imaginé que me iba a engañar en la forma en que lo hizo", aseguró Eduardo Frei.

Los bancos y firmas financieras de Sanhattan tampoco nunca imaginaron esta situación. Se calcula que Inversiones Saturno, la sociedad formada por Eduardo Frei y su esposa Marta Larraechea y representada hasta hace un tiempo por Francisco Frei, y la empresa Almadena, propiedad del hermano menor, tendrían deudas comprometidas por casi US$ 10 millones con varias instituciones, la mayoría de la segunda empresa.

En efecto, uno de los comentarios más comunes en los círculos financieros, en especial entre los prestamistas afectados, es que les resulta demasiado difícil creer que el Presidente no supiera absolutamente nada de los movimientos de Saturno, la que Francisco administró desde octubre de 1988 hasta fines de julio de este año.

De hecho, la semana pasada Scotiabank ya presentó dos demandas en contra del actual embajador plenipotenciario para el Asia-Pacífico, buscando recuperar 412 millones de pesos entregados a Francisco Frei, operaciones que habrían estado avaladas por Eduardo Frei, según informó Radio Bío Bío.

Las razones para que algunos ejecutivos no le crean son diversas, como por ejemplo, el testimonio que entregaron dos gerentes de una firma de factoring a este medio, quienes aseguraron –bajo reserva de sus nombres– que le prestaban plata a Inversiones Saturno desde hace al menos tres años, y que estos contratos siempre fueron pagados a tiempo… hasta mediados de este año. Otro de los antecedentes guarda relación con la declaración de renta de Eduardo Frei de 2019, un documento extremadamente personal, pero que servía a Francisco como respaldo para que financistas le dieran créditos, tal como lo informó INTERFERENCIA en un reciente artículo.

En esta documentación aparecía que Eduardo Frei tuvo en 2018 ingresos por $438 millones, unos $36,5 millones mensuales.

Los balances de la discordia

En el punto de prensa en su domicilio Eduardo Frei insistió en que él y su familia también son víctimas. "Nunca pensamos que viviríamos una situación como esta. Nunca se nos cruzó por la mente llegar a un estado en el que estamos. Es como una pesadilla, para mí, para mi señora y para toda mi familia".

Es más, acusó directamente a su hermano de engaño. "La mayoría de los balances (de Saturno) que me entregaban, cuando me los entregaba, eran falseados. Por lo tanto, ese es un hecho real, está en conocimiento el fiscal y tiene que tomar las medidas del caso".

¿Cómo fue posible que Eduardo Frei no se enterara en estos años que su sociedad, cuyos activos superan los 4.000 millones de pesos, estaba contrayendo tantos pasivos? ¿Ningún asesor o cercano en Sanhattan le avisó al ex Presidente que su declaración de renta servía como respaldo para financiar a Saturno?

Estas fueron las preguntas que este medio le hizo a Juan Domingo Acosta, después de la declaración de Eduardo Frei. El abogado no se refirió al uso de la declaración de renta de Frei como respaldo para acceder a financiamiento. Sin embargo, insistió en que su cliente había sido víctima de balances falsos de Inversiones Saturno.

"Anualmente, al ex presidente se le exhibía un balance de la sociedad Saturno. En ese balance no aparecía ningún pasivo, ninguna obligación, ninguna co-deuda solidaria. Aparecían inversiones en renta fija, en pequeñas cantidades", aseguró Acosta. "Es decir, aquí, además de un problema de falta a la confianza, hay un problema de engaño. Se está haciendo un trabajo de poder contrastar los antecedentes que el señor Francisco Frei le entregaba a su hermano, con los antecedentes que el mismo Francisco Frei le entregaba al Servicio de Impuestos Internos", dijo.

Lo curioso es que en varias presentaciones a inversionistas de Sanhattan, Francisco Frei sí mostraba al menos una lámina en la que explicitaban algunas deudas de Saturno (ver foto a continuación). Así, al primer trimestre de este año, la sociedad de Eduardo Frei y su esposa tenían pasivos por 1.226 millones de pesos con tres bancos: BCI (360 millones), Security (614 millones) y Banco de Chile (252 millones).

captura_de_pantalla_2019-09-13_a_las_23.37.46.png

Pasivos de Inversiones Saturno a junio de este año, según la presentación de esta sociedad realizada por la empresa Dominus Capital. Fuente: Interferencia
Pasivos de Inversiones Saturno a junio de este año, según la presentación de esta sociedad realizada por la empresa Dominus Capital. Fuente: Interferencia

De esta manera, muchas firmas en Sanhattan y tal vez también el SII estaban al tanto de estas deudas de Saturno, pero no así los dueños de la misma.

Nuestro medio trató obtener de parte del equipo legal de Eduardo Frei alguna copia de estos balances sin deuda que Francisco supuestamente le presentaba a su hermano, pero a la hora del cierre de redacción no había logrado contactarlos.

Durante su encuentro con la prensa, el ex Presidente informó a su vez que le encargó a una empresa externa realizar una auditoría a todos los movimientos realizados en el marco de este caso de escándalo financiero. INTERFERENCIA pidió a la agencia de comunicaciones Extend, que ha manejado las relaciones con gran parte de la prensa, el nombre de esta empresa contadora, sin obtener respuesta hasta el cierre de esta edición.

Por cierto, toda la estrategia legal y comunicacional siguió un cuidadoso libreto ayer: victimizar al ex Presidente.

"En varias conversaciones en los últimos años (Francisco) me decía: confianza hermano, yo soy la mejor persona que te puede cuidar tus intereses y jamás te voy a fallar", dijo en un momento dado Eduardo Frei, casi con lágrimas en los ojos.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Alguien le cree? Sr. Frei, sabemos que la verdad jurídica, está de parte de quien la pueda demostrar y que se expresa como un hecho irrefutable aunque no lo haya sido, sin embargo, todo el mundo sabe que miente y que sus negocios están estructurados bajo turbios procesos.......

El simple hecho de que Si sabía de todas las deudas y estafas en que estaba involucrada su empresa administrada por su hermano, explica tanto coqueteo con el actual gobierno, a ver si consigue un perdonazo como el del banco de talca, jonhson y tantos otros por ahi.....porqué no acceder a esos "beneficios" que tienen la casta de politicos a la que el pertenece?.....estafar es lo suyo, y aca lo vemos en gloria y majestadad, una vez más

Añadir nuevo comentario