Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 8 de marzo de 2021
Entrevista

José Antonio Neme: “Los chilenos tendemos a quedarnos con la versión oficial”

Joaquín Riffo Burdiles

En entrevista con INTERFERENCIA, el periodista y conductor del programa Pauta Libre de La Red aborda el recurso interpuesto en su contra por dudar del operativo de la PDI en Temucuicui, la poca costumbre de hacer preguntas incómodas al poder en televisión y el escenario político para gobierno y oposición en los próximos meses.

Durante los últimos días el conductor de Pauta Libre de La Red, José Antonio Neme, ha estado fuertemente expuesto, dada las opiniones que ha vertido en el espacio televisivo.

#FueraNemeDeLaRed en Twitter fue un hashtag en su contra, que amparó diversas críticas e insultos, que iban más allá de su rol profesional, y que fue trending topic.

Neme respondió a eso y dijo: “lo que no acepto es que las críticas se centren en mi vida personal y en mi vida privada. Soy orgullosamente homosexual y lo seré hasta el último día de mi vida. Lo seré en este canal, en cualquier otro canal, en cualquier programa de radio, escribiré en cualquier revista, o si tengo que vender pan o ser Uber, también seguiré siendo homosexual”.

A ello, el rostro de La Red sumó un recurso de protección interpuesto en su contra por Paula Morales Balcázar, hermana del subinspector de la PDI asesinado Luis Morales Balcázar, por haber “transgredido el respeto y la protección de la vida privada y la honra de la persona y su familia“ y darle connotación de ‘montaje’ a un procedimiento policial en Temucuicui, que finalmente resultó en la muerte del subinspector.

Neme recibió el apoyo del Colegio de Periodistas, organismo que señaló que la acción judicial “incurre en un acto de censura que busca vulnerar el ejercicio de la libertad de prensa y de expresión” y de muchos colegas que solidarizaron con él públicamente.

En conversación con INTERFERENCIA, el periodista -que al momento de esta entrevista se encontraba en Estados Unidos cubriendo el cambio de mando de la presidencia estadounidense- analiza este tema, yendo a su trasfondo, sobre la forma de hacer televisión y política en Chile en los tiempos que corren. 

- ¿Qué le pareció el recurso de protección en su contra por plantear la duda respecto al operativo de la PDI en Temucuicui?

- Cualquier persona que sienta que cualquier derecho constitucional le ha sido arrebatado o pasado a llevar tiene derecho a recurrir a un recurso de protección en los tribunales. No me parece extraño en democracia. Ahora la justicia tendrá que decidir, me parece que son los canales por donde se resuelven las cosas en democracia. 

Pero, yo siento que el canal nunca pasó a llevar la honra de nadie. Se estaba discutiendo un asunto absolutamente público. Se estaba especulando respecto a un conflicto y no de una persona. Estamos hablando de la respuesta política del Estado, del comportamiento de los agentes de seguridad en la zona, no de alguien en específico y su destino fatal.

Eso es lo que creo que se desprende del diálogo que tuvimos en el programa. La palabra "montaje" la utilicé porque en el pasado han existido montajes en La Araucanía, indiscutiblemente, y hay gente pagando con cárcel por aquello. Y en la misma conversación yo digo que no me voy a referir a este caso en particular, no voy a negar la existencia de la droga, ni la existencia del delito, pero me reservo la duda y creo que tengo derecho como periodista a dudar, mientras no haya evidencia concreta.

Por algo el director de Ia PDI tuvo que ir a dar explicaciones al Congreso, porque probablemente los parlamentarios también tenían dudas. Entonces, no veo dónde está el problema. Pero si alguien así lo considera, me parece que recurrir a la justicia está bien. 

El momento quizás no era el mejor, porque acababa de pasar y había un persona fallecida. Quizás era un análisis que se podía haber hecho un día después. Pero eso no implica un daño a la honra de nadie. Yo ni siquiera mencioné el nombre de la persona que falleció. Entonces me parece que es una situación que se desvirtuó como muchas cosas que se deforman en redes sociales.

De ahí a que llegara a este recurso me parece un poco extraño... pero finalmente es algo normal dentro de una democracia, donde el poder judicial deberá decir. 

- Al revisar las entrevistas y los invitados que han pasado por Pauta Libre, tanto de sectores oficialistas o de oposición, las preguntas de este panel inquisidor no siempre son bien recibidas por los partidarios del político de turno. ¿Cree que la gente está poco acostumbrada a eso en televisión?

- Chile es un país poco inquisidor, en general. Tenemos como una cultura de la aceptación. Debe ser porque venimos de la dictadura. Algo nos queda de eso, de no preguntar, de aceptar la primera versión, de quedarnos con la versión oficial, con creer todo lo que nos dicen. Tenemos como ciertos códigos de credibilidad: creemos que todo documento del gobierno es creíble porque sí, toda fuente del gobierno es absolutamente irrefutable, cualquier decisión de la justicia es la verdad absoluta. Tenemos algo de eso, de oficialismo. 

Entonces cuando uno entra a cuestionar esas cosas, y muchas veces a simplemente hacerse la pregunta, uno no tiene por qué pensar que la fuente oficial miente, a lo mejor dice la verdad, pero dame un rato para hacerme la pregunta y decir que podría no ser tan verdad.

Me parece que a nuestra idiosincrasia le cuesta un poco esa lógica, de la duda cuestionadora, inquieta, rebelde, díscola.

No somos así los chilenos, nos hemos puesto así con el tiempo. Por algo llegamos al 18 de octubre. Pero antes pasaron cuántos años donde todo era como “sí, ok, las cosas son así, si así lo dice el Presidente o el ministro o el gerente, así será”. En algún momento, las generaciones más jóvenes empezaron a decir “no pos, no quiero que sea así, no me gusta” y aparece el movimiento social.

Entonces creo que Pauta Libre responde a esa lógica, nueva o reciente, y hay parte del público que le molesta ya que está más seteada con el modelo tradicional y hay gente que le gusta, por algo el programa es visto, comentado y viralizado. 

"Creemos que todo documento del gobierno es creíble porque sí, toda fuente del gobierno es absolutamente irrefutable, cualquier decisión de la justicia es la verdad absoluta. Tenemos algo de eso, de oficialismo".

- En esa línea, ¿le parece que es un programa que se podría haber hecho antes del 18 de octubre, con la lógica que había hasta ese momento, y tener éxito?

- Sí, creo que con la trayectoria de las panelistas se podría haber hecho en cualquier momento. Nadie podría dudar del talento y la trayectoria de Alejandra Matus, Mónica González y Mirna Schindler. Hoy o hace cinco años. Hoy quizás tiene más sentido hacer el programa, desde el punto de vista del público. Está como más ajustado a los tiempos, sintoniza con una porción importante de la población, por eso que tiene un estilo y una marca propia, creo.

Ahí también démosle el crédito a La Red y el deseo de un canal de correr el riesgo. Una dirección ejecutiva como la de Víctor Gutiérrez, que asume el riesgo, lo internaliza y lo administra, el saber que hacer programas así no es inocuo. Alguien se va a enojar, alguien te va a llamar. Porque si pretendes dejar contento a todo el mundo, para eso mejor da una teleserie simpática, con personajes medios caricaturescos y ahí no se va a enojar nunca nadie. En el fondo, todo se trata de cuánto riesgo estás dispuesto a correr como medio. 

- En la misma industria de la televisión, quizás por mucho tiempo se pensó que los contenidos que tenían que ver con política, debate o actualidad no llamaban tanto la atención de las audiencias. Era un medio despolitizado, y hoy vemos que hay muchos programas de debate político. ¿Cómo ha visto esa transformación, en el rating, en las ganas de participar de la gente?

- Es que la gente estaba despolitizada. Yo lo veo como algo positivo, faltaba pensamiento crítico. Al final del día, los programas políticos no están hechos para que uno procese todo lo que ve, sino que para que se haga la pregunta y diga “mira lo que están discutiendo, tienen razón o no” o “qué están hablando estos pelotudos”.

Cualquiera de esas reacciones me parece interesante, tanto que digan “qué buen programa Pauta Libre” o “qué panel más sesgado, son todos zurdos”, pero está generando en la gente ese proceso de pensamiento crítico desde la óptica de cada quien.

No es un contenido plástico, sino que se queda en tu experiencia ciudadana y tú puedes estar de acuerdo o disentir. Pero desde algún lugar, me obliga a moverme, a contrastar lo que se está diciendo. Al final, eso es crear ciudadanía activa, y eso me parece que es bueno que pase con este programa o con cualquier otro. 

"Ahí también démosle el crédito a La Red y el deseo de un canal de correr el riesgo. Una dirección ejecutiva como la de Víctor Gutiérrez, que asume el riesgo, lo internaliza y lo administra, el saber que hacer programas así no es inocuo"

- Respecto al estallido social, ¿cómo vio la preparación de los medios tradicionales, en especial la televisión, para poder cubrir lo que estaba pasando en ese momento particular y la reacción de los manifestantes en oposición a estos medios?  

- Yo no estaba en Chile, volví a mediados de noviembre. Entonces no vi televisión los primeros días, me perdí esa cobertura, por lo que no puedo opinar.

Pero, creo que la industria de la televisión tenía una deuda y se le pasa una cuenta de no haberse anticipado. Uno esperaría que nuestra profesión, el periodismo, hubiese sido capaz de captar el subtexto de lo que estaba pasando y no logró verlo, y se mostró algo confundido. Creo que eso tiene un costo, así como lo ha tenido para los políticos. Acá todos tenemos una cuota de responsabilidad cuando algo se quiebra, y algo se quebró el 18 de octubre entre la ciudadanía y las instituciones públicas y privadas. Habló en general de la institucionalidad, porque también es contra las empresas, contra los medios. 

- Y ahora que se constató que existen audiencias interesadas en la contingencia, en el debate político, ¿cree que el futuro de la televisión apunta a consolidar ese nicho? 

- Si tuviera claro el futuro de la televisión, sería director ejecutivo de un canal. En lo personal, pretendo hacer el Pauta Libre este año, que es muy político, porque tenemos las elecciones, la constituyente, las presidenciales, y de ahí veremos todos qué pasa. Hoy estamos cruzando el puente y vamos hacia la otra parte del río, pero no sé qué hay más allá, no lo puedo anticipar porque no he hecho el recorrido todavía. 

- Y en su sensación como periodista y conductor de un programa de debate político, ¿le parece que el escenario actual en el país está demasiado líquido con el proceso constituyente o confía en que esto se va a conducir bien y terminará de una manera adecuada?

- Confío en que se va a conducir de manera adecuada, aunque eso no significa que esté muy sólido. La falta de claridad es parte de un proceso que se está formando. Nadie nace corriendo maratones, primero hay que gatear. Acá es lo mismo: hay que hacer la Constitución. Y el proceso de hacerla, nos lleva por varios estadios de incertidumbre. Pero se van a ir resolviendo en los momentos en que esto comience a tomar forma. 

No creo en la teoría del caos. No creo eso de que la Constituyente van a ser 155 personas gritando sin ponerse de acuerdo. Creo que va a funcionar bien, pero no puedo anticipar mucho más, hay que vivir la experiencia. Todo se va a mantener más o menos líquido durante un tiempo, pero es normal. 

- A ustedes les ha tocado entrevistar en televisión a varios personajes de la política tradicional, algunos de los cuales son candidatos a cargos públicos. ¿Qué le ha parecido el nivel del debate, en cuanto a ideas y conceptos?

- Me parece como que no se profundiza mucho. No sé si es por la naturaleza de los programas, o porque cuando se profundiza se entra en laberintos que pueden ser riesgosos desde el punto de vista intelectual. Creo que el debate se queda como en una pequeña capa, con algunas luces, pero muy pocas.

O sea, por ejemplo, todavía no logramos entender cómo se va a hacer la reforma previsional, qué queremos del seguro social. Todavía estamos dando vueltas en la misma discusión hace al menos un año. Entonces, se transforma en una especie de baile en círculos.

La misma pregunta se la hacemos 300 veces a la misma fuente: “¿Qué se debería hacer? ¿cuándo van a mejorar las pensiones?” y nos ha respondido lo mismo los últimos seis meses, y le seguimos preguntando la misma consulta porque ellos no ponen más temas. Yo no soy especialista en seguridad social, yo soy periodista. La reforma la tienen que hacer otros, y a partir de las propuestas uno hará preguntas. Pero si la reforma se mantiene ahí como tantas otras estancada, meses y meses, los debates no pueden avanzar. Entonces al final uno se aburre. 

Ahora, me parece que esto de que haya proyectos estancados no es porque sí. Hay una estrategia de que ciertos proyectos se queden ahí porque no se quiere pagar los costos, porque hay presiones, porque hay lobby. Hay una corrupción tremenda para que los proyectos no avancen, esto no pasa porque a alguien se le olvidó ponerlo en tabla. Hay un tráfico de influencias, eso es lo que creo. ¿Cómo va a ser casualidad que a proyectos tan importantes no se les de urgencia?

"Me parece como que no se profundiza mucho en el debate. No sé si es por la naturaleza de los programas, o porque cuando se profundiza se entra en laberintos que pueden ser riesgosos desde el punto de vista intelectual".

¿Considera que el formato televisivo queda un poco corto para ese panel y ese volumen de consultas? Muchas veces queda la sensación de que se pudo profundizar más en la conversación con algunos invitados…

- Sí, siempre nos pilla el tiempo. Obvio que nos gustaría tener una hora más, dan ganas de seguir. Pero igual son dos horas, a mí el programa se me pasa volando, entre la entrevista, la gente que tuitea, el trending topic. Lo encuentro lo más entretenido que hay, se da una situación muy graciosa. La gente empieza a convertirse en panelista a través del Twitter, y comienza a hacer preguntas o reflexiones. Yo estoy todo el rato leyendo porque me interesa saber cómo las personas están participando, qué punto de vista están absorbiendo, qué perspectiva no estamos dando y a lo mejor la gente la considera importante. Creo que se da una lógica bastante interesante, me gusta el formato. 

- ¿Y en general cuál es el balance que hace de esas reacciones que hay al programa en las redes sociales?

- En el balance, me parece que la gente es lo suficientemente astuta e inteligente como para reflexionar de lo que estamos hablando. El programa ya está, lo importante es el fondo, lo que está diciendo el entrevistado, lo que está preguntando la panelista, la solución que estamos buscando o la que no llega. Si yo paro una ceja o la Mirna o la Alejandra dicen tal cosa, como que la gente ya no repara en esas cosas tan de forma. Me gusta porque los tuiteros van al fondo del tema. 

- ¿Cómo anticipa que van a finalizar los meses que le quedan en el poder al gobierno de Sebastián Piñera? 

- Creo que el gobierno ya se acabó, y la pandemia le hizo el flaco favor de dominar la agenda. Le dio como un terremoto, y el gobierno aparece administrando algo que es imposible que no sea administrado. Pero si no hubiese pandemia, la verdad es que no sé cuáles serían las propuestas del gobierno para esta última parte. En este momento está llenando con el Covid las carencias que tiene como gobierno.

"Este gobierno se acabó el 19 de octubre de 2019 y a partir de ahí comenzó un proceso muy extraño donde el poder se disolvió y algo lo alcanzó a captar el Congreso, con una suerte de parlamentarismo de facto, y algo quedó en el movimiento social medio diluido por la falta de liderazgo, y espero que la Constituyente termine de absorber ese poder y lo canalice a través de la nueva Constitución". 

Entonces, aparece gestionando la vacuna pero es lo mínimo que podría hacer, pero la agenda la sigue llenando la pandemia y no una propuesta del gobierno. Esta administración no está proponiendo nada. Entonces si me preguntas cómo será de aquí al cierre, creo que será administrar lo que queda de pandemia y ya está, cerrar la puerta por fuera. 

Este gobierno se acabó el 19 de octubre de 2019 y a partir de ahí comenzó un proceso muy extraño donde el poder se disolvió y algo lo alcanzó a captar el Congreso, con una suerte de parlamentarismo de facto, y algo quedó en el movimiento social medio diluido por la falta de liderazgo, y espero que la Constituyente termine de absorber ese poder y lo canalice a través de la nueva Constitución. 

- ¿Y qué le ha parecido la oposición en su intento de capturar ese vacío de poder? ¿Ha estado a la altura o con alguna propuesta que le parezca interesante?

- Me parece que lo están haciendo pésimo. O sea, con un gobierno como este, con las características de aprobación que tiene, con este nivel de gestión, con los problemas que ha tenido y lo duro que le ha tocado, una oposición astuta hubiese capitalizado todo eso, pero vimos que esta oposición fue incapaz de capitalizar incluso el descontento del 18 de octubre.

Entonces es una suerte de situación super desdibujada que está siendo aprovechada por quienes son más visionarios. Me parece que en la derecha hoy hay gente super visionaria. El hecho de haber ido en una lista única, con todos los reparos morales que uno puede levantar en una familia tan grande, desde el Partido Republicano a Evópoli, hicieron un ejercicio de construcción política y pragmatismo, mientras la izquierda anda buscando reivindicar no sé qué cosa y de estrategia, poco.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Un tipo en decadencia profesional, como muchos q se toman la pantalla para emitir sus juicios sin respetar a los q no pueden responder o dar su opinión q son la gran mayoría. Pq en las protestas no los dejan estar, por eso no son creíbles. Che y colegio de periodistas no les creemos , así q su defensa corporativa no nos interesa .

Valiente Neme pero quizás erra en algunas cosas A pesar de que han habido avances en estos 30 años ; estamos lejos de estar en una Democracia. Hasta por Redes Sociales te blockean o amenazan sí las declaraciones son al hueso. Es cosa de recordar los que ya no están con nosotros Muchos Montajes muchas Cortinas de Humo y Neme no entiende que están tratando de trabar la Constituyente con el TPP11 y esto se relaciona al reciente entrega del instituto de CT e Innovac a Univ Americanas ; eso es relevante Neme y es Transversal los que están metidos de IZQ a Derecha y hablamos no de 20 millones como la Marihuana o las Multas de Zapallar ; hablamos de cientos de miles de millones de US$ que van a quedar fuera de las manos de Investigación de 11 Univ Chilenas . Eso debe preocuparle a todo Chile porque el egoísmo es asqueroso; siempre son los mismos de siempre

Está bien que no te quedes versión oficial, pero muere con la tuya, tu siempre estuviste en contra de las defensas corporativas y a ti te veo muy cómodo con la defensa de la Red y el Colegio de Periodistas,basi quien no se e Valentina, yo ví el programa cuando insinnuaste que lo de la PDI era montaje, incluso el abogado del programa te refutó es más te encargo y te dijo si tú no creías en la versión de la PDI, entonces tú ahora dices que fue un mal prosedimiento en eso estoy de acuerdo, pero tú versión original y primera fue que esto era un montaje y para reafirmar tu versión sacaste a colación el caso Catrillanca, vamos al fondo todos se escudan ahora en la libertad de expresión, pero lo tuyo no fue eso, tu imputaste un delito a la PDI y ahora apechugue y no se esconda en las faldas de la Red y del Colegio de Periodistas, defienda la versión del montaje y explíqueme a la familia del detective muerto, que no murió inventando una película,

Por fin un grupo de periodistas que hacen preguntas inteligentes pero eso molesta a muchos puesto que nos acostumbramos a vivir en la mentira,hay que decir basta por fin llego la hora aplaudo a Neme y me alegra que sea buen profesional y eso no tiene nada que ver con su vida privada. Como se nota que no tienen argumentos de peso para refutar lo que dice y lo atacan en su vida privada, atinen perdieron no tienen argumentos, lo mejor es la verdad.

Neme con su cuadro sicótico a todo dar. Le tocan un pelo y se victimiza. No se puede decir más de él pues es un enfermo.

Me gusta este medio para informarme.

“Los chilenos tendemos a quedarnos con la versión oficial”.......................y como supo esto ?

todo mi apoyo a este periodista valiente, hay cosas en la que no pienso como el, pero eso no le quita valor a su actitud

Felicitaciones a todos los periodistas independientes que nos informar verazmente Neme te puedes equivocar pero los que te escuchasamos sacamosnuestras conclusiones.

De acuerdo con J.A: Neme, pero no creo en que [email protected] aceptamos la versión oficial. Es responsabilidad de cada uno buscar la verdad , pero no [email protected] tienen acceso a contra restar respuestas, pero así y todo se ve en twitter cuando interactúan con las entrevistas mandando evidencias cuando los entrevistados niegan hechos. Si encuentro grave que se informe y no se tenga un análisis de hechos, como lo hacen la mayoría de los medios de televisión abierta. Subestiman al recept.or. En las entrevistas diversas de la mayoría de los periodistas ,siempre uno se queda con la sensación que asienten y no contra preguntan. Asi uno puede deducir que no cuentan con memoria o antecedentes para refutar , están cómodos en dejar la información a medias o tienen pautas que los obligan. . . Así como también encuentro grave que se descalifique a un periodista por su condición sexual y no por el contenido de su análisis. Lo primero en estos tiempos ya no debería ser tema. Mis felicitaciones a J.A: Neme y a muchos periodistas que investigan y nos permiten conocer en forma integral la verdad: Felicitaciones a Interferencia por estar siempre al frente con los reportajes

Increíble como actúan los poderes facticos para evitar que el el pueblo se informe, Tratan de amedrentar a a los otros periodistas para que no indagenl noticias que muestran la corrupción de este pail. Debemos apoyar las conductas como las de Neme para seguir defendiendo el derecho de ser informados. Apoyo a Neme y que continué en la senda de la verdad.

Soy un profesor jubilado que recibió un Mercedes Benz sin neumáticos, sin motor, sin puertas. Lo digo porque no puedo aportar con un par de pesos a este DIARIO. Estoy al tanto de todo los obstáculos, de todas las trabas que le ponen a quienes trabajan en INTERFERENCIA. Hasta palos y detenciones solo por informar y no obedecer a una empresa o patrón que pautee al DIARIO. Me parece que el único patrón que funciona es hablar con la verdad. Más de una vez el COP de Carabineros hasta les han detenido. El COP que es Control de Orden Público yo les llamo "CARABINEROS DE LA ORDEN DE LA PROBIDAD" Sé que el éxito no se consigue con varitas mágicas. Se logra con CONSTANCIA Y PERSEVERANCIA. ¨"É X I T O S"

Sea como sea, el periodismo debe informar, hoy es importante el debate y por cierto, las verdades ocultan siempre están, y los periodistas de investigación deben ser astutos para preguntar, Apoyo a Neme y a todos los periodistas valientes. También felicito al Director de INTERFERENCIA, Sr Andres Almeida, que nos entrega información clara y de verdad.

Asunto de estafa del gobierno.

Neme en su locuacidad imputó un delito a la PDI de hacer un montaje, bueno ahora tendra que demostrarlo en los tribunales, como fue que los propios compañeros del detective lo mataron..ahora también sibilinamente se hacer ver que podía haber sido un fuego amigo....y así se han deslizado interrogantes insidiosas sobre esta muerte, tendiendo un manto de impunidad para los traficantes que viven dentro de la comunidad de la Temucuicui...importante sería la reconstitución de escena, pero eso no sera posible y dudo que esta comunidad lo acepte por la posición en la que se encuentran.

Añadir nuevo comentario