Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 19 de abril de 2021
Archivo de cobertura

Los artículos de INTERFERENCIA que hundieron la versión oficialista del caso Catrillanca

Andrés Almeida

portada_catrillanca_2.jpg

Imagen que ilustra el primer artículo de la cobertura de INTERFERENCIA
Imagen que ilustra el primer artículo de la cobertura de INTERFERENCIA

Desde las primeras versiones falsas que indicaban que Camilo Catrillanca fue muerto en un enfrentamiento, hasta el momento en que estas se devolvieron como búmeran contra el gobierno, haciendo trastabillar a Andrés Chadwick.  

Tras la muerte de Camilo Catrillanca el 14 de noviembre de 2018, los medios de comunicación tempranamente asumieron la información oficial dada por el intendente de la Araucanía, Luis Mayol, y el director general de Carabineros, Hermes Soto, ninguno de ellos hoy en sus cargos.

Estas versiones apuntaban a que Catrillanca, de 24 años, supuestamente con antecedentes penales, había muerto por una bala en un enfrentamiento entre las fuerzas del Gope de Carabineros, y delincuentes que habían robado un vehículo particular en Temucuicui.

En el primer momento, la redacción de INTERFERENCIA, dudó de la versión oficial, dado el actuar histórico de Carabineros en la Araucanía, dado lo que fue el fraude de La Operación Huracán, y porque el gobierno había lanzado con bombos y platillos el llamado Comando Jungla que operaría en esta zona. Este comando había sido entrenado en Colombia para enfrentar actividad insurgente, por lo que un hecho de sangre contra población civil parecía ser cosa de tiempo.

Asesinato político de dirigente mapuche hace tambalear Plan Araucanía, fue el título de ese día, y el ángulo periodístico fue establecer qué se sabía y qué no, a pocas horas de algo que ya parecía un crimen.

Con el correr de los días, las dudas empezaron a crecer exponencialmente y la tesis del enfrentamiento a desmoronarse, en especial cuando la presión de los hechos empezó a recaer sobre los sargentos de Carabineros del operativo, quienes finalmente reconocieron mentir y borrar evidencia. 

El 9 de diciembre, este periódico publicó Caso Catrillanca: las declaraciones falsas de los pilotos de Carabineros, quienes supervisaron el operativo desde el aire el día de la muerte del werkén mapuche.

10 días después Ciper publicó horas de grabación de las cámaras GoPro de los carabineros de Jungla, con lo que quedaba meridianamente establecido que la versión del gobierno y de Carabineros era falsa: Camilo Catrillanca fue asesinado por un sargento policial, sin que haya habido un enfrentamiento mediante, ni que la víctima haya estado armado. Tampoco Camilo Catrillanca tenía antecedentes policiales, ni había participado del robo del vehículo. Y era claro también que Carabineros había realizado un esquema de encubrimiento del caso.

Dos días después, el general Soto renunció a su cargo, el 21 de diciembre de 2018, asumiendo Mario Rozas.

Pasaron las fiestas de fin de año, pero la bomba no demoró en estallar poco después en La Moneda.

El 7 de enero de 2019, INTERFERENCIA publicó Chadwick fue informado desde el principio que Catrillanca iba desarmado (pero no escuchó), un artículo que mostraba un antecedente inédito del expediente investigativo que estableció que el general Mauro Victtoriano, a cargo del operativo en terreno, informó telefónicamente al ministro del Interior Andrés Chadwick -el mismo día del asesinato, a las 18:30 horas-  que no hubo enfrentamiento en la muerte de Catrillanca, y que éste iba desarmado. La nota también recoge la declaración judicial del entonces ministro, quien aseguró que las comunicaciones ese día habían sido muy difíciles.

El artículo causó conmoción y obligó a Chadwick a convocar un punto de prensa, donde aseguró: “Lamentablemente había una muy mala comunicación e interferencia, por lo tanto, el general Victtoriano me pudo haber dicho lo que señala, pero no fue recibido adecuadamente”. Chadwick aseguró que luego de esa comunicación pidió un informe escrito, en el que luego se sustentarían todas las versiones falsas de Carabineros, las que fueron respaldadas y hechas propias por el gobierno hasta la caída de Soto.

La respuesta dada entonces por Chadwick fue insatisfactoria, y para muchos el principio del fin del ministro más poderoso de Sebastián Piñera. Ese día se empezó a hablar de una acusación constitucional en su contra.

Al día siguiente de esta publicación, este periódico publicó Victtoriano afirmó que no participó de la redacción del informe a Chadwick, en el cual se reconstruyeron las tensas horas transcurridas en la Comisaría de Pailahueque, donde se gestó el complot policial para encubrir el asesinato. Vale la pena recordar que dicho informe fue el que proveyó la tesis del enfrentamiento.

Ya el 22 de enero, INTERFERENCIA publicó un nuevo antecedente judicial: Ubilla también supo desde el primer día que Catrillanca no murió en enfrentamiento. El artículo muestra que el general Christian Franzani informó a las 18:26 del 14 de noviembre de 2018 al subsecretario del Interior de entonces, Rodrigo Ubilla, subalterno de Chadwick, que no había armamento en el lugar del crimen. 

Camilo Catrillanca murió a las 16:59 de ese día.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Por lo que he visto, es un sitio que debe ser4 seguido

Añadir nuevo comentario