Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 23 de febrero de 2019
La Moneda en problemas

Ubilla también supo desde el primer día que Catrillanca no murió en enfrentamiento

Francisco Marín

El general (r) Christian Franzani le informó al subsecretario del Interior y al ex general director Hermes Soto –apenas ocurridos los hechos– que Camilo Catrillanca no llevaba armas. Aun así, Ubilla instruyó momentos después de que se diera a conocer la falsa versión de muerte en enfrentamiento.

En la carpeta reservada del caso Catrillanca –a la que INTERFERENCIA tuvo acceso– aparece contenida una inédita declaración del ex general director de Orden y Seguridad Christián Franzani, vertida en Temuco el 11 de diciembre, cuatro días después de que el gobierno le pidiera la renuncia tras comprobarse su rol articulador en las falsas versiones de los cuatro policías del GOPE que fomaron parte del asesinato de Catrillanca. 

Allí, Franzani confirma que ex general jefe de zona de Control de Orden Público de La Araucanía, Mauro Victtoriano Krebs, le informó telefónicamente, apenas producidos los disparos contra Camilo Catrillanca, que no hubo un enfrentamiento.

“Recuerdo haberle consultado [a Victtoriano] respecto del hecho de haber encontrado armamento en el lugar y que él me contestó que no se había incautado armamento”, relató Franzani.

Él asegura que dio cuenta inmediatamente de esto a la autoridad política: “Luego de informar a mi General Director, a las 18:26 le informé al subsecretario de Interior”. Se refiere a Hermes Soto y Rodrigo Ubilla, respectivamente.

Este dato clave, desconocido hasta el momento, tiende a demostrar que tanto Ubilla, Chadwick y Soto, por diversas vías, supieron desde el primer momento que Catrillanca fue víctima de la aplicación de fuerza unilateral, que no estuvo mediada por enfrentamiento alguno. Sin embargo, las autoridades optaron por maquillar los hechos.

Tal como INTERFERENCIA dio a conocer en reportaje de 7 de enero, Victtoriano afirmó en declaración de 6 de diciembre que a las 18:30 horas del 14 de noviembre le informó a Chadwick, telefónicamente y desde el lugar de los hechos, que Camilo Catrillanca estaba desarmado y que no hubo fuego cruzado al ocurrir su deceso. 

“Informé al Sr. Ministro la situación, él me preguntó si a los carabineros les habían disparado y si los ocupantes del tractor llevaban armas, y le informé que no…”.

Victtoriano había obtenido esa información del propio autor de los disparos, el sargento Carlos Alarcón, quien, aún agitado, le confesó la verdad. 

Rodrigo Ubilla declaró en esta causa que a las 19:49 horas de ese 14 de noviembre llamó al general Soto para pedirle que comunicara a la opinión pública la que sería la versión oficial. Ésta sostiene que luego de producirse un robo de tres vehículos en un sector rural de la comuna de Ercilla, los asaltantes huyeron a Temucuicui, donde se habría producido un enfrentamiento con Carabineros y la muerte de Catrillanca. 

Cuesta creer que Ubilla haya dado esta instrucción sin la anuencia de Chadwick. Pero:, ¿por qué pidieron que se diera la versión de un enfrentamiento, si ambos habían recibido informes directos que daban cuenta que ello no había sucedido? Es una de las grandes interrogantes que se abren con los nuevos antecedentes disponibles.

Cabe consignar que en el caso Catrillanca existe abundante información que da cuenta que la principal comunicación entre el ejecutivo y Carabineros se daba –aquel 14 de noviembre– entre Ubilla y Franzani.

En este sentido resulta interesante constatar que –pese a que ha pasado desapercibido- fue Franzani quien impuso como abogado de Carabineros en este caso a Cristián Inostroza Quiñiñir. Esto lo confirmó el general director de Justicia, Juan Carlos Gutiérrez, en declaración contenida en el expediente secreto de este caso. Allí Gutiérrez, renunciado el 20 de noviembre. Este señala que fue el propio Inostroza que lo llamó para comunicarle que se había involucrado en la causa luego de comunicarse con Franzani. Esto, en circunstancias que la Dirección de Justicia es el ente que debe designar abogados en las diversas causas relacionadas con Carabineros.

Y es justamente Inostroza Quiñiñir quien aparece como principal involucrado en la arista de obstrucción a la justicia abierta en esta causa por el asesinato de Camilo Catrillanca Marín (RUC 1801123886-2).

En efecto, de acuerdo a lo testimoniado por el sargento del GOPE Raúl Ávila –en su última declaración–, Inostroza Quiñiñir les dijo a los miembros de la patrulla lo que debían declarar. Hizo esto la noche del 14 de noviembre, en la base policial de Pailahueque, previo a que los efectivos del GOPE se presentaran en la fiscalía de Collipulli.

“Luego que le contamos al abogado lo que realmente había sucedido (…) nos dijo que la versión que nosotros debíamos dar en la Fiscalía (…) era que todo se había gestado en un enfrentamiento, que el tractor [en el que iba Catrillanca junto al menor de 15 años MPC] se había cruzado en la línea de fuego, y que nosotros habíamos efectuado disparos disuasivos.”

Este testimonio, entregado en Temuco el 21 de diciembre, concuerda con el del autor de los disparos, sargento Carlos Alarcón. 

Éste emitió el 2 de diciembre un video –desde su lugar de reclusión en Temuco– en el que reconoció la falsedad de sus declaraciones previas. Pero aseguró: “Aquí hay gente que nos hizo mentir”.

Las revelaciones de Alarcón llevaron a que el Ministerio Público le tomara una nueva declaración el 3 de diciembre. Entonces confesó que a las 21:00 horas del 14 de noviembre, en la comisaría de Pailahueque se tramó la farsa. “La reunión debe haber durado como una hora antes de ir a declarar a la Fiscalía de Collipulli y durante ese tiempo el abogado Cristian Inostroza nos dijo lo que teníamos que decir y mi mayor Manuel Valdivieso [jefe del GOPE en la Araucanía] lo apoyaba (…) También en esa oportunidad el abogado Inostroza nos preguntó si andábamos con cámaras. Raúl Ávila dijo que andaba con una cámara y ante esto el abogado Inostroza nos señaló que la versión sería que nadie andaba con cámaras”.

Los agentes el GOPE coincidieron en que, previo a dar cada una de sus instrucciones, Inostroza Quiñiñir hablaba por teléfono. En la revisión del tráfico de sus llamadas y las de Franzani podría estar la clave de la obstrucción a la justicia de este caso. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Para mi lectura es así: si piñera quiere proteger a ubilla y a chadwick es porque el enemigo en algún momento fueron los pacos que mentian y ensuciaban su proyecto político.....por ende eso no ha de modificarse con un nuevo títere que encabeza a los pacos.....si el enemigo del gobierno son los pacos.....mucho más aún lo son de la comunidad que es asesinada con un tiro en la nuca sin responsables.

Añadir nuevo comentario