Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 19 de abril de 2021
Aplicación del Convenio 169

Machi Celestino Córdova depone huelga de hambre tras acuerdo con gobierno, pero presos mapuche de Angol, Lebu y Temuco mantienen huelga

Paula Huenchumil

117593369_158421945888341_1185560701182247505_o.jpg

Ceremonia mapuche: Ocho wuñelfe afuera de la cárcel de Angol, representando a los huelguistas
Ceremonia mapuche: Ocho wuñelfe afuera de la cárcel de Angol, representando a los huelguistas

Tras 107 días de huelga de hambre y tensas negociaciones, finalmente Córdova firmó un escrito con ministerio de Justicia, que le permitirá recuperarse en el Hospital Intercultural de Nueva Imperial y visitar su rewe por 30 horas, pese a que su solicitud inicial era cumplir seis meses de la condena en su lof, apelando al Convenio 169 de la OIT. 

Tras 107 días de ayuno, este martes 18 de agosto el machi Celestino Córdova depuso su huelga de hambre luego de firmar un acuerdo con el gobierno. 

“Hoy 18 de agosto, a las seis y media de la tarde, pesando 65 kilos, a petición de mi familia, mis más cercanos y algunos dirigentes hemos llegado a este acuerdo de deponer mi huelga de hambre porque valoramos profundamente la vida”, aseguró el machi.

Fueron días de intensas negociaciones, las que estuvieron al límite de desencadenar una huelga seca del machi y, por consiguiente, arriesgando su vida en pocas horas o días. Sin embargo, en la tarde de este lunes finalmente se restituyó la mesa de diálogo entre la vocería de la autoridad espiritual mapuche y el gobierno, lo que finalmente dio como resultado una carta de ocho puntos firmada con fecha 18 de agosto por el subsecretario de Justicia, Sebastián Valenzuela Agüero. Además, participaron como mediadores el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), el Colegio Médico y la Oficina para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

Pese a que la solicitud de Córdova era cumplir seis meses de la condena en su lof junto a su rewe, apelando al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) -petición que fue rechazada en la Corte de Apelaciones y en la Corte Suprema-, la oferta de La Moneda consistió principalmente en recuperarse en el Hospital Intercultural de Nueva Imperial. Tras su eventual mejoría, Córdova deberá postular al Centro de Educación y Trabajo (CET) con el fin de acceder a los derechos que permite este organismo. Al obtener el cupo, podrá visitar su rewe en una única salida por un máximo de 30 horas.

En el marco de la solicitud inicial de Córdova, José Quidel, quien participó de los alegatos de la defensa en la Corte Suprema, explicó a INTERFERENCIA que "el rewe en el caso de los machis, son maderas talladas con escalinatas adornadas con foye (canelo), colihues y banderas que simbolizan de la alguna manera la unidad entre distintas especies o fuerzas que existen en el territorio”. Además, "son parte clave de la espiritualidad de los machis y el lugar donde se reúnen para realizar ceremonias tradicionales", describió.

Parte del documento del acuerdo de ayer, indica que "el machi Celestino Córdova permanecerá en el Hospital Intercultural de Nueva Imperial hasta su plena recuperación física y espiritual, incluyendo orientaciones de medicina mapuche que sean compatibles con la prescripción del agente de salud tradicional tratante, así como su situación de persona privada de libertad, y de esa forma, con las condiciones actuales del Reglamento de Establecimientos Penitenciarios”.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, señaló tras el acuerdo que “estamos avanzando y cambiando las reglas del juego. En el ámbito penitenciario se va a notar y esperamos que siga en otras materias, como la administración de la justicia”.

“Este proceso demuestra que quizás hasta en las situaciones más complejas, el diálogo siempre es el mejor camino”, añadió Larraín. Los huelguistas mapuche de las cárceles de Angol y Lebu esperan que el ministro se pronuncie también acerca de sus propias demandas.

Una de las voceras del machi, Cristina Romo, leyó las palabras de Celestino Córdova, luego de deponer el ayuno. “Venimos a agradecer y decir que humildemente he aportado una vez un granito de arena a la lucha del pueblo nación mapuche, desde mi condición de machi y de preso político mapuche y desde la trinchera de lucha que me ha tocado vivir donde he seguido dando la pelea desde hace más de siete años. Sin lugar a dudas, los avances no son satisfactorios en su totalidad, pero he asumido esta huelga de hambre con dignidad y he puesto mi vida a disposición de esta lucha con el fin último de avanzar paso a paso”.

Por su parte, Sergio Micco, director del Instituto Nacional de Derechos Humanos, realizó un trabajo de mediación en la huelga del machi. “Se ha buscado preservar la vida y que se respeten los DD.HH. de las personas indígenas privadas de libertad, en concordancia a lo establecido en el Convenio 169. Por eso el INDH valora el acuerdo alcanzado en estos momentos y que se debió a la buena fe con la que actuaron todos quienes participaron en este diálogo”, señaló Micco.

El director del INDH recordó la deuda que aún se mantiene en la relación entre el Estado chileno y los pueblos originarios. “Este acuerdo, sin embargo, no nos debe hacer olvidar el conjunto de incumplimientos de los DD.HH. que existe en las relaciones entre el Estado, la sociedad chilena y los pueblos indígenas relativos a la no discriminación, a la participación política, a los derechos territoriales, lingüísticos y culturales, los cuales ha que abordar en su integridad y en armonía con los derechos de todas y todos”, afirmó Micco.

Reacciones por el acuerdo

La Asociación para la Paz y la Reconciliación (APRA) de La Araucanía, una influyente organización conocida por oponerse a las comunidades mapuche en conflicto con el Estado chileno, publica frecuentemente fotografías en su cuenta de Twitter señalando que en la región hay terrorismo y apuntando como atentados la quema de camiones de la industria forestal. 

APRA -liderada por Francisco Alanis Porcella, el poderoso 'ex suegro' del imputado por violación Martín Pradenas- ha estado atenta a la evolución del caso del machi, incluso en su publicación “fijada” en la red social dice que el machi está “engañando” y que no es mapuche.

“Impunidad y privilegios a ciudadanos de primera categoría. Chile es un país sin justicia. Y este gobierno es peor que el de la UP”, publicó APRA en sus redes sociales tras conocerse el acuerdo alcanzado entre el machi y el gobierno.

En esa misma línea, el diputado de RN, Miguel Mellado, aseguró en su cuenta de Twitter: “tenemos el récord Guinness de la huelga de hambre. Llevamos 106 días de la huelga de hambre de Celestino Córdova, empujada por el Partido Comunista”.

El machi cumple una pena de 18 años de presidio en la cárcel de Temuco por el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay, del cual se declara inocente. La huelga de hambre que concluyó ayer es la sexta desde que fue encarcelado en 2014. 

“Era de público conocimiento las presiones que estaba haciendo este reo condenado y asesino. La verdad es que para nosotros lo más relevante es que la persona que fue condenada cumpla su sentencia, así como cualquier otro reo de este país y eso es por lo que hemos peleado en las instancias que corresponden”, afirmó Jorge Luchsinger en el canal 24 Horas.

Por su parte, el abogado de la Universidad de Chile, Claudio Nash, analizó el acuerdo tras 107 días de ayuno. “Tiene aspectos positivos y recoge algunas demandas de presos mapuche. Todo esto se pudo resolver sin necesidad de huelga de hambre arriesgando vida y salud de una persona. La aplicación del convenio 169 sigue pendiente. Es una buena noticia, que no resuelve conflicto, pero evita agravarlo. El problema de fondo es reconocer que estamos ante un conflicto político y que para avanzar se necesita un marco jurídico común. En eso juega rol Convenio 169 clave y la aplicación en casos difíciles es clave para generar confianzas entre Estado y pueblo mapuche”, manifestó el también presidente de la Fundación Diálogo Jurisprudencial en su cuenta de Twitter.

La huelga continúa

El 4 de mayo ocho presos políticos mapuche de la cárcel de Angol -Sergio Levinao, Víctor Llanquileo, Fredy Marileo, Juan Queipul, Juan Calbucoy, Danilo Nahuelpi, Reinaldo Penchulef y Anthu Llanca- iniciaron una huelga de hambre líquida que hoy cumple 108 días. A ellos, se sumaron once presos mapuche más de la cárcel de Lebu, quienes llevan 45 días de huelga de hambre, y siete presos de la cárcel de Temuco, que suman 32 días. 

“La huelga de hambre en Angol y Lebu va a continuar, ya que se abordarán en escenarios distintos desde un punto de vista político. Esperamos que dentro las próximas horas esta situación ya no sea de espera, sino que el gobierno comience a tomar medidas respecto si va a abordar la situación con los representantes políticos de Angol y Lebu. Entendemos que había que resolver la situación del machi y esperamos que luego aborden la situación de Angol”, aseguró a nuestro medio Rodrigo Curipan, dirigente del Lof Rankilko y werken (vocero) de los presos políticos mapuche de la cárcel de Angol.

Curipan explica que la demanda principal continúa siendo que el gobierno aplique de forma efectiva del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, para lo cual piden que se establezca una mesa de trabajo bilateral.

“Que haya aplicación del Convenio 169 de forma efectiva, que resuelva la situación penal y penitenciaria, para ello, se necesita abordar una mesa de alto nivel político, esperar 107 días para resolver un derecho que ha estado establecido, no solo demuestra que el gobierno ha actuado de manera tardía, sino que, además, es una acto discriminatorio y racista”, dice el vocero.

En la misma jornada en que el machi llegó a un acuerdo con el gobierno, en las afueras de la cárcel de Angol, familiares y comunidades de distintos territorios realizaron un acto simbólico. Mediante una ceremonia espiritual, instalaron ocho wuñelfe (bandera ancestral del pueblo mapuche) afuera del recinto penitenciario, donde cada bandera representa la vida y “espíritu libre de cada uno de los presos políticos mapuche”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Muy buena información independiente

Añadir nuevo comentario