Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 22 de septiembre de 2020
101 días sin negociar

Gobierno deja en manos de la Suprema el destino de machi Córdova, la que decide hoy si rige el Convenio 169

Paula Huenchumil

captura-de-pantalla-2018-02-20-a-las-16.17.23.png

Machi Celestino Córdova (Fotografía año 2014)
Machi Celestino Córdova (Fotografía año 2014)

De la decisión de la Segunda Sala del máximo tribunal depende si el machi entra en huelga seca. Los mapuche movilizados piden que Hernán Larraín se siente en una mesa a discutir cómo el Estado de Chile va a aplicar el convenio internacional de la OIT.

Al cumplirse 100 días de huelga de hambre, el machi Celestino Córdova envió un mensaje de audio difundido por su vocería ante un eventual fallecimiento.

El mismo día, este martes 11 de agosto, la Corte Suprema revisó su recurso de amparo sobre los alegatos de la Defensoría Penal Pública de La Araucanía, que busca revertir la determinación que tomó el Juzgado de Garantía de Temuco y la Corte de Apelaciones de la misma ciudad, en razón de no permitirle cumplir parte de su condena en su rewe, un espacio sagrado en la cosmovisión mapuche, dada su condición de machi y el convenio 169 de la OIT que obliga a los estados a tomar consideraciones como esta. 

Finalmente, la Corte Suprema -que tienen un plazo máximo de 24 horas para dar a conocer su decisión- dejó "en acuerdo" el recurso de amparo en la que defensa solicita que durante seis meses se le permita cumplir condena fuera de un recinto penitenciario.

“Hasta mi último día le recordaré al Estado de Chile que no conforme con masacrar a nuestros antepasados, no conforme con el empobrecimiento espiritual, cultural, socioeconómicamente, en forma forzado cruelmente a nuestro pueblo nación mapuche, desde la llegada de la invasión, en tiempo actual, desde enero de 2013 el Estado chileno a través de su institución policial me despojó de mi rewe, de mi familia, de mi comunidad, de mi territorio, de todos mis pacientes que les brindaba vida y salud, siendo una autoridad espiritual mapuche”, fueron algunas de las palabras de Córdova, quien informó que en caso de tener un fallo en contra, iniciará una huelga seca, esto es, sin ingerir alimentos ni líquidos. 

El machi cumple una pena de 18 años de presidio en la cárcel de Temuco por el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay -en el que su vocería reclama inocencia- y hoy cumple su sexta huelga de hambre desde que fue encarcelado el año 2014. 

Una de las huelgas más recordadas ocurrió en julio de 2018. En esa ocasión, Córdova pidió un permiso de libertad por 48 horas para renovar su rewe, petición que fue rechazada por Gendarmería, con lo que la huelga de hambre sumó 102 días. El ayuno terminó tras la primera señal de diálogo del gobierno, encabezada en ese entonces por gobernador de Cautín, Mauricio Ojeda (Evópoli), quien señaló que no habría dialogo mientras el machi siguiera adelante con la medida.

Hoy el machi y otros ocho presos de Angol suman 101 días en huelga, solicitando al gobierno la aplicación efectiva del convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Hasta ahora, el presidente Sebastián Piñera no se ha pronunciado sobre la huelga, pese al estado crítico de salud de los huelguistas, ni se han establecido puentes de negociación con el gobierno central. 

En la misma jornada, Córdova fue visitado por el instituto Nacional de Derechos humanos, “en una opinión para nada médica, lo observamos frágil pero bastante lúcido”, informó el abogado y consejero del INDH, Salvador Millaleo.

La importancia del machi en su rewe

“El ser machi, entre otros roles que existen, no es algo que la persona busque o elija, es algo dado, una condición en las que los espíritus o fuerzas toman a las personas hasta que la persona pueda asumir este rol. Tienen un compromiso no solamente con la gente, sino con sus territorios y las fuerzas con las que trabaja, porque en sentido espiritual nosotros no estamos solos. Para nosotros, los mapuche, es vital que las personas que tengan estos roles, puedan cumplirlos, en este caso en su rewe, para hacer sus rituales y rogativas”, explica el investigador José Quidel respecto de la importancia que el machi y la comunidad otorgan a su presencia en el rewe.

Quidel realizó una intervención en los alegatos de recurso de amparo en favor de machi Celestino Córdova en la Corte Suprema. “Este recurso fue rechazado en la Corte de Apelaciones de Temuco, esperamos que en la Suprema tenga buenos resultados. Tenemos confianza que se pueda acoger de manera favorable, y por lo menos desde la vía judicial pueda tener una salida más digna, eso es lo que esperamos con newen [fuerza]”.

“El rewe en el fondo es una síntesis de todas estas fuerzas con la cual se relaciona la persona. Es un palabra amplia no se refiere solamente al escaño que los machis tienen en sus casas, hay muchos tipo de rewe. Pueden ser una planta, depende del territorio. En el caso de los machis son maderas talladas con escalinatas adornadas con foye (canelo), colihues y banderas que simbolizan de la alguna manera la unidad entre distintas especies que existen en el territorio. En el rewe radica el newen de las personas. Se puede traducir como 'repartir', en donde la gente pide, pero también agradece. En la ceremonia invocamos, pero también hay un intercambio, ofrecemos muday, mote, harina tostada. El rewe es el lugar indicado para esa reunión, para nuestra espiritualidad”, agrega Quidel, quien es lonko del lof mapu de Ütugehtu y doctor en Antropología por la Universidad Estatal de Campinas, Brasil.

Un gobierno cerrado al diálogo

Este martes, el ministro del Interior, Víctor Pérez, aseguró que el gobierno “va a ser todo lo posible para preservar la vida y proteger la vida” de los presos mapuche en huelga de hambre en la Región de La Araucanía. “Nuestra principal preocupación, en este caso, es salvar la vida y conversar con quien sea posible para que, dentro de lo que se establece en el reglamento penitenciario, se busque el camino para que la huelga sea depuesta porque no creemos que eso nos lleve a ningún tipo de solución”, añadió.

Por su parte, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, respecto al recurso de amparo interpuesto por la defensa del machi Celestino Córdova indicó que “el alegato del Ministerio del Interior es muy claro: el recurso de amparo no es la vía para revisar una sentencia que ya fue zanjada por el Poder Judicial”. 

Cabe recordar que Víctor Pérez, en su primera visita a La Araucanía, negó la existencia de presos políticos mapuche, vaticinando un recrudecimiento de la crisis, la cual se vio marcada por las turbas de ciudadanos con palos y cantos racistas -avalados por Carabineros- desalojando las tomas de municipio que apoyaban precisamente las huelgas.

“Son presos políticos mapuche, primero porque se habla de un preso político por aquel que es encarcelado o privado de libertad, no necesariamente porque haya cometido un delito que sea tipificado dentro de ese estado de derecho, sino que principalmente por defender sus ideas que se consideran amenazas dentro de ese sistema político. En el caso de Chile, en el marco de derechos es absolutamente limitado, que no reconoce derechos colectivos de los pueblos indígenas, no tiene espacios para legislar de manera intercultural y por lo tanto, en su aplicación, tiene un sesgo”, explica Verónica Figueroa Huencho, postdoctorada del Centro para Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Stanford y profesora en la Universidad de Chile.

La investigadora explica que en “el caso del pueblo mapuche, uno no puede generalizar, pero la mayoría está encarcelado por situaciones que han estado relacionadas con actos de reivindicación territorial. A su vez, el Estado, a través de los gobierno de turno, se ha hecho parte de los procesos, es juez y parte, se querella contra estas personas mapuche, sobre todo invocando leyes especiales, como la Ley Antiterrorista, entonces también el Estado aparece como parte querellante”.

Respecto a la actitud poco dialogante del gobierno de Sebastián Piñera plantea que “me parece que hacen un análisis respecto a qué significa en el fondo abrir esta puerta, porque la aplicación del convenio 169 significaría abrir todo el convenio para otros casos, derechos lingüísticos, territoriales, de autonomía, de libre determinación que están establecidos en el convenio".

Según Figueroa "por ahí va la falta de voluntad, no quieren cambiar un ápice el sistema normativo que tenemos. Les genera un profundo miedo perder poder, creo que por ahí va la no aplicación y estirar tanto el elástico, cuando organismo internacionales lo han señalado, o cuando corre riesgo la vida de personas que tiene todo el derecho que el Estado procure por bienestar, tanto el de los presos mapuche, como de la autoridad ancestral, que es el machi”. 

Estados de salud

En el caso de los ocho presos de Angol, seis de ellos, Sergio Levinao, Fredy Marileo, Juan Queipul, Juan Calbucoy, Danilo Nahuelpi, y Anthu Llanca, están hospitalizados en Angol. Mientras que Víctor Llanquileo,Reinaldo Penchulef continúan realizando ayuno en la cárcel de Angol.

“La salud de ellos es delicada y grave por eso fueron hospitalizados, los dos peñis que siguen en la cárcel en cualquier momento también pueden ser derivados”, señala Rodrigo Curipan, dirigente del lof Rankilko y werken (vocero) de los presos políticos mapuche de Angol.

“Hasta el momento seguimos manteniendo la posibilidad de que establezcamos una mesa de trabajo que el gobierno pueda abrirse a realizar una mesa de trabajo que nos permita trabajar la aplicación de 169 en efectiva en materia penal y penitenciaria, en la que se haga presente el ministro de Justicia, Hernán Larraín, que sigue siendo clave para poder abordar los temas en que buscamos cambiar las formas racistas y discriminatorias. Necesitamos es construir una mesa bilateral para poder resolver la aplicación efectiva en lo penitenciario y penal", dice Curipan.

El vocero añade que la a voluntad de los huelguistas sigue siendo la misma: “lo que se está queriendo cambiar es algo que ya está establecido dentro del ordenamiento jurídico chileno [al ser convenio firmado por el Estado chileno]. Lo que no está, es que el convenio esté plenamente vigente. Se busca garantizar que el 169 no quede a discrecionalidad de los jueces y que cuando un abogado defensor pide que se aplique porque se dan las circunstancias, muchas veces los juece lo omiten si dar explicación o se considera sólo en situaciones menores”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

quiero sólo poder leer esta nota

Añadir nuevo comentario