Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 27 de octubre de 2020
Formalizado ayer viernes

Prisión preventiva para miembro de FF.EE. de Carabineros sindicado como autor de disparos que cegaron a Gustavo Gatica

Diego Ortiz
Joaquín Riffo

Claudio Crespo Guzmán, el policía que más disparó su escopeta antidisturbios el día en que cegaron al estudiante y que fue dado de baja por manipular el registro de su GoPro, fue formalizado por apremios ilegítimos y lesiones graves. Varios artículos publicados por nuestro medio informaron acerca de este personaje y su rol ese fatídico día.

“El imputado se parapetó y, abusando de su cargo, con la intención de castigar; disparó la escopeta antidisturbios directamente al tercio superior del cuerpo de los manifestantes", describió el fiscal Francisco Ledezma en el relato de los hechos ocurridos en noviembre de 2019, durante la audiencia de imputación de cargos a Claudio Crespo Guzmán, ex teniente coronel de Fuerzas Especiales de Carabineros, quien es sindicado como el autor de los disparos que habrían cegado al estudiante Gustavo Gatica. 

Según detalló la Fiscalía, “en el momento en que se despliega el disparo aludido, no existía riesgo alguno para la integridad (física) de Carabineros". 

El ex uniformado fue arrestado ayer viernes en su domicilio de la comuna de Ñuñoa por la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones (PDI), por orden de la Fiscalía Metropolitana Centro Norte, fue formalizado durante la jornada por los delitos de apremios ilegítimos y lesiones graves gravísimas.

El Ministerio Público solicitó la medida cautelar de prisión preventiva para el ex teniente coronel, que fue dado de baja en julio por “grave incumplimiento de los protocolos” luego de que descargara en su computador los registros de su cámara de servicio personal con las imágenes de ese día.

En horas de la tarde, una muchedumbre se dio cita en Plaza de la Dignidad, a la espera de la información sobre las medidas cautelares que recibiría el ex teniente coronel de Fuerzas Especiales.

Finalmente, pasadas las 22:00 hrs la jueza Marcia Figueroa del 7º Juzgado de Garantía de Santiago accedió a la solicitud del Ministerio Público y de los querellantes en orden de decretar la prisión preventiva de Claudio Fernando Crespo Guzmán. 

“El tribunal entiende que efectivamente acá hay un ánimo de causar una lesión grave, de infringir dolor a una persona, y que en este caso se tradujo en una lesión grave gravísima”, afirmó Figueroa.

En un principio, se estableció que Crespo Guzmán cumplirá la medida cautelar de 90 días en la 26º Subcomisaría Pudahuel Norte de Carabineros de Chile, aunque la defensa del ex teniente coronel solicitó que esta se cumpliera en el Cuartel Sucre de Ñuñoa por el grado que tenía el policía en ese momento, ya que este último se trata de un recinto para oficiales. El tribunal decidió analizar la factibilidad de este cambio. El ex uniformado arriesga una sanción de presidio mayor en su grado medio, partiendo de los 10 años de privación de su libertad. 

Investigando a “G-3”

Durante la cobertura del caso, INTERFERENCIA fue uno de los primeros medios de comunicación en poner el foco en el nombre de Crespo. Así, en el artículo “Caso Gustavo Gatica: Fiscalía investiga a uniformado que sumario de Carabineros ocultó” publicado el 26 de abril de este año, nuestro medio dio a conocer cómo el sumario de la policía uniformada había obviado al efectivo con el código de dispositivo “G-3”, correspondiente a Crespo Guzmán. 

En el mismo artículo, se develó que el G-3 fue autor de 170 disparos con una escopeta de perdigones y 43 con la carabina lanza lacrimógenas (mismo armamento con el que dispararon en la nuca a Fabiola Campillai, quitándole también la visión). No hubo efectivo de Fuerzas Especiales que disparara más ese día. 

A su vez, aunque en el sumario no se le sindica la autoría a Crespo de los disparos que podrían haber dejado ciego a Gatica, sí se le posiciona ese día en la calle Carabineros de Chile -donde fue herido Gustavo- según la declaración otorgada por el capitán José Ignacio Cárdenas Morgado, autor de 50 disparos esa jornada. Cárdenas aseguró haber recibido instrucciones “de mi Comandante Crespo Guzmán”, quien le ordenó “seguir actuando en el lugar a través de contenciones arremetidas y detenidos”. 

Con anterioridad, en un artículo publicado el 14 de abril, INTERFERENCIA dio a conocer la tabla de consumos de munición de los disparos efectuados ese día por la policía, donde se estableció que Carabineros disparó más de 2.000 cartuchos de perdigones el 8 de noviembre de 2019, día en que dejaron ciego a Gustavo Gatica. 

Esta información se dio a conocer sólo días después de que el sumario de Carabineros se difundiera a la opinión pública, donde una de las principales tesis era que no se descartaba que las lesiones sufridas por el estudiante hubiesen sido producto de la agresión de los propios manifestantes, tal como consignó La Tercera el 6 de abril. 

 Desde el 13 de febrero, este medio viene alertando sobre el historial de violencia que registraba Crespo Guzmán (ver artículo Alto oficial de Carabineros que disparó a corta distancia a la cara de un manifestante desarmado en 2018, ascendió y hoy dirige la represión en Plaza Dignidad), pese a ser uno de los policías con alto rango dentro de las funciones de Fuerzas Especiales en el actuar de Carabineros en las cercanías de Baquedano durante el estallido social. 

Lee la cobertura de INTERFERENCIA sobre este caso en este hilo de Twitter.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Nada de lugares especiales de detención....a la cárcel el muy maldito!!

Añadir nuevo comentario