Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 23 de septiembre de 2020
Discusiones de la oposición

Sí pueden ser amigos: El pacto secreto de la DC y el PC durante la dictadura de Pinochet

Maximiliano Alarcón G.
Victor Herrero A.

pdc

Elaboración propia.
Elaboración propia.

En medio de la tensión entre Fuad Chahín y Daniel Jadue que aleja las posiciones entre ambas colectividades de cara a una alianza electoral, INTERFERENCIA reproduce los antecedentes sobre el acuerdo secreto entre ambos partidos suscrito por sus máximos dirigentes en 1976, cuya premisa era “golpear juntos y marchar separados”.

El 13 de septiembre de 2018, en la cuarta edición de INTERFERENCIA y a propósito de dichos del presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahín, que veía improbable volver a formar un pacto con el Partido Comunista, este medio de comunicación reprodujo de manera íntegra uno de los artículos de la serie de reportajes publicada por Revista Qué Pasa en 1998, “Los documentos secretos de Honecker sobre Chile”. En uno de estos artículos, que fueron investigados y escritos en Alemania por Víctor Herrero A., director de INTERFERENCIA, se revelaron los desconocidos lazos que mantuvieron comunistas y demócrata-cristianos chilenos durante la a dictadura.

En 1976, en Washington, el ex presidente Eduardo Frei Montalva se reunió con el integrante del Comité Central del PC y último rector de la Universidad Técnica del Estado, Enrique Kirberg. En la cita, el ex mandatario le propuso al académico comenzar una “cooperación secreta”. La idea de Frei Montalva era trabajar juntos, pero sin suscribirse al “frente antifascista” que promovían los comunistas y socialistas en exilio.

Tras ese primer encuentro, Frei envió al fallecido senador DC Máximo Pacheco a la Unión Soviética para entrevistarse con el secretario general del PC, Luis Corvalán, para acordar una estrategia política con el fin de enfrentar la dictadura de Pinochet.  De manera casi simbólica, ambos dirigentes firmaron un compromiso de actuación conjunta el 11 de septiembre de 1976.

Corvalán comprometió en la ocasión que el PC no participaría de manera directa de un eventual gobierno post Pinochet, lo que dejaba a la DC como favorito para volver al poder”. Pero a cambio el dirigente comunista pidió generar un mecanismo mediante el cual los comunistas tuvieran una incidencia importante al interior de un nuevo gobierno democrático.

Para concretar y profundizar el pacto suscrito en Moscú, en noviembre de 1976 Volodia Teitelboim viajó a Roma donde se reunió con Jaime Castillo Velasco, entonces uno de los vicepresidentes de la DC. Este le dijo que Bernardo Leighton estaba entusiasmado con el documento firmado en Rusia. Acto seguido, Castillo le explicó a Teitelboim cómo se imaginaba la cooperación. “Cada uno tiene que permanecer como es”, le manifestó. “En el exterior proponemos la siguiente divisa: golpear juntos, marchar separados”. (Para revisar el artículo completo, haz click aquí.)

El panorama actual

Desde 2018 que el presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahín, viene marcando distancias con el Partido Comunista a la hora de pensar en formar un nuevo conglomerado. Esto se ha intensificado durante los últimos meses, ante la posibilidad de que el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, se convierta en el candidato presidencial de la oposición.

“Daniel Jadue ha dado declaraciones que de alguna manera hacen muy difícil que uno pueda llegar a pactar un acuerdo, respecto al mar para Bolivia, el tema de expropiar los fondos de las pensiones de los trabajadores. No está hablando de cambiar el sistema de AFP, lo que estamos de acuerdo, está proponiendo expropiarle los fondos que son de los trabajadores”, dijo hace algunas semanas Chahín a Radio Bío Bío.

Por su parte, Jadue respondió en entrevista con La Tercera, señalando que “en dirigentes de la centroizquierda existe un anticomunismo”.

El alcalde de Recoleta, de toda la oposición, es el mejor evaluado en distintas encuestas de cara a una elección presidencial, en el cual Joaquín Lavín figura como el principal contendor desde la derecha. 

Y más allá de lo que diga Chahín, Jadue ha seguido intentando acercar las posiciones con la DC. En concreto, se reunió con distintos dirigentes de la falange que participaron del último gobierno de Michelle Bachelet, tales como Nicolás Mena, Jorge Canals, Constanza Tobar y Pablo Berazaluse, según informó La Tercera.

Históricamente la relación entre demócrata cristianos y comunistas ha sido un tema y tienen muchos antecedentes de acercamientos. Desde 2013 y hasta el final del último gobierno de Bachelet, compartieron coalición como Nueva Mayoría, e incluso, de cara al plebiscito de 1988, ambos partidos acercaron posiciones pese a que el PC no participó oficialmente de la Concertación para dicha elección. 

Pero uno de los pactos más relevantes entre ambas colectividades fue el mencionado al principio respecto de la dictadura de Augusto Pinochet, y que fue de carácter secreto durante muchos años.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me parece interesante el esfuerzo periodístico de este medio. Intentaré en el futuro suscribirme.

Quizas sea tiempo que los partidos politicos vuelvan a tener principios y no hacer declaracion de principios solo para que les permitan existir y poder cobrar.

Añadir nuevo comentario