Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 13 de julio de 2020
Ecos de Minneapolis

Una historia recurrente: Las principales revueltas raciales en Estados Unidos en los últimos 30 años tienen que ver con la policía

Lissette Fossa
Paula Huenchumil

portada_.jpg

Los Angeles, protestas de 1992. Foto: Getty
Los Angeles, protestas de 1992. Foto: Getty

Tras el asesinato de George Floyd, una ola de protestas remecen al país. Esta reacción ante la violencia policial no es algo nuevo. Desde inicios de la década de los 90, se han producido ocho grandes disturbios raciales en Estados Unidos relacionados con el actuar de policías contra afroamericanos, sin contar con el actual. El más intenso es el de Los Angeles en 1992, que finalizó con la presencia de la Guardia Nacional en dicha ciudad.

"No puedo respirar", fueron una de las últimas palabras que dijo George Floyd el lunes 25 de mayo cuando un policía lo arrestó violentamente en la ciudad de Minneapolis, en el noroeste de Estados Unidos. Su frase se ha convertido en un emblema de las protestas que se han llevado a cabo en distintas ciudades del país.

El asesinato causado por el policia Derek Chauvin, quien clavó su rodilla al cuello George Floyd, y cuyo registro ha sido difundido masivamente en redes sociales, ha provocado la ira de los manifestantes en contra del racismo y la violencia policial en varias ciudades de Estados Unidos, incluida Atlanta donde los manifestantes intentaron acceder a la sede de televisión CNN.

Hechos de este tipo no son nuevos en la historia reciente de Estados Unidos, como tampoco la reacción de quienes protestan ante la discriminación y violencia racial. INTERFERENCIA recuerda las principales revueltas de afroamericanos en los últimos 30 años. 

1992: Disturbios en Los Ángeles, el caso de Rodney King

Las protestas comenzaron el 19 de abril de 1992, después de que cuatro policías del Departamento de Policía de Los Ángeles fueran absueltos por el crimen de uso excesivo de la fuerza y golpes contra Rodney King. El año anterior, King, un taxista afrodescendiente, había estado conduciendo su auto, cuando trató de evitar un control policial. Al ser alcanzado, fue reducido y golpeado reiteradamente, lo que fue grabado por un vecino del lugar. Luego de la golpiza, fue detenido. Pero el video se difundió por televisión, a pesar de que los policías trataron de ocultar las pruebas del hecho. 

Tras el veredicto del jurado, explotaron las protestas, que duraron seis días. Hubo saqueos, incendios y asesinatos. 63 personas murieron,- 9 de ellos por disparos de la policía y uno por un disparo de la Guardia Nacional-, más de dos mil resultaron heridas, 12 mil personas fueron arrestadas y se estima que hubo daño a propiedad por mil millones de dólares. Tras la revuelta, el jefe de policía de Los Ángeles, Daryl Gates, renunció a su cargo. Las protestas acabaron cuando en la zona se hizo presente la Guardia Nacional del Ejército de California.

Las manifestaciones se concentraron en el área metropolitana de Los Ángeles, en zonas con alta concentración de población afrodescendiente y latina.

Conflictos anteriores a las manifestaciones venían gestándose entre los ciudadanos de Los Ángeles. Semanas después de la golpiza contra King, una joven de 15 años fue asesinada por un inmigrante coreano, cuando él sospechó que ella le había robado. A pesar de que arriesgaba prisión, fue condenado a arresto domiciliario.

A esto se sumó que era una zona con alto desempleo y pobreza, de personas que había perdido acceso a ayuda social del Estado a fines de los ochentas. A esto, se añade las constantes conflictos raciales en el país. 

1992.jpg

1992, Los Ángeles, video de la golpiza a Rodney King
1992, Los Ángeles, video de la golpiza a Rodney King

1996: protestas en St. Petersburg, Florida

El 24 de octubre de ese año, el joven de 18 años afrodescendiente, Tyron Lewis, fue herido por tres disparos por parte de un policía que lo interceptó por ir a alta velocidad. Al detener el auto, Lewis pidió que no le dispararan, según cuentan testigos. Sin embargo, uno de los policías abatió contra él, mientras el acompañante del conductor quedó ileso. Lewis murió en el lugar. 

Horas después de que ocurriera el hecho, cientos de personas se congregaron en el lugar donde fue asesinado Tyron Lewis. Allí comenzaron las protestas, que se iniciaron con ciudadanos tirando piedras y botellas en contra de policías. Toda esa noche hubo protestas en la ciudad, que terminaron con 20 personas detenidas, 11 heridos y 28 focos de incendio.

El policía que disparó y la policía que lo acompañaba resultados absueltos por la justicia. Tras el veredicto, que decretó que los disparos contra Lewis eran parte de una reacción “razonable”, se produjeron nuevas jornadas de protestas el 13 y el 14 de noviembre de 1996, que terminaron con dos policías y dos bomberos heridos, decenas de detenidos y cerca de 30 focos de incendios. 

1996-_protestas_en_st._petersburg_florida.jpg

1996: Protestas en St. Petersburg, Florida
1996: Protestas en St. Petersburg, Florida

2001: Cincinnati, el caso de Timothy Thomas

El 7 de abril, Timothy Thomas, un joven afro de 19 años que estaba desarmado, es asesinado en Cincinnati, Ohio, por un policía blanco durante una persecución, siendo el cuarto negro asesinado por la policía en esa ciudad entre noviembre de 2000 y abril del 2001. 

La reacción de los ciudadanos fue inmediata, y Cincinnati vivió cuatro días de violencia en los que 70 personas resultaron heridas. Ante ello, el alcalde Charles Luken, decretó un estado de emergencia y toque de queda en su ciudad.

Según el New York Times, 66 personas fueron arrestadas y 25 hospitalizadas debido a la violencia policial y  este asesinato provocó el peor malestar racial de la ciudad en tres décadas e inspiró en parte el Movimiento Black Lives Matter doce años después.

En la investigación posterior, el autor del disparo, el oficial de policía de Cincinnati Steve Roach, señaló que se unió a la persecución y se encontró cara a cara con Thomas en un callejón oscuro, disparándole en el pecho. Roach afirmó que le disparó  porque creía que llevaba un arma en su cintura. Sin embargo, la investigación indicó que Thomas estaba desarmado. El patrullero Stephen Roach fue juzgado por homicidio negligente en septiembre de 2001, pero fue absuelto del cargo.

unknown.jpg

2001, Policías de Cincinnati apuntan con sus armas a un grupo de manifestantes. Fotografía AP
2001, Policías de Cincinnati apuntan con sus armas a un grupo de manifestantes. Fotografía AP

2009: Oakland, el caso de Oscar Grant III

Oscar Grant III, hombre afroamericano de 22 años, recibió un disparo mortal por la espalda en el año nuevo de 2009 por parte del policía Johannes Mehserle Autoridad de Tránsito Rápido de la Bahía (BART, por su siglas en inglés) en Oakland California en un tren. Grant fue trasladado de urgencia al Hospital Highland en Oakland y declarado muerto más tarde ese día. Los eventos fueron capturados por cámaras de teléfonos celulares que fueron difundidos a medios de comunicación.

Al día siguiente del asesinato, hubo protestas en el lugar. Pero fue en 2010 cuando comenzó el juicio del oficial Mehserle, que se reactivaron las protestas con más fuerza. El periódico El Mundo describió el centro de Oakland como “un campo de batalla entre manifestantes y policía”.

Finalmente, en julio de 2010 un jurado declaró a Mehserle culpable de homicidio involuntario y lo exoneró de los cargos de homicidio de segundo grado y homicidio voluntario. Según consigna la BBC, el 5 de noviembre de 2010, Mehserle fue sentenciado a dos años de cárcel, menos el tiempo que ya había estado preso. Desde el 3 de mayo de 2011 está en libertad condicional. Además, “el caso, que inspiró la película Fruitvale Station, llevó al Departamento de Justicia de EE.UU. a abrir una investigación de derechos civiles contra Mehserle”. 

oakland-_oscar_grant_iii.jpg

Protestas tras el asesinato de Oscar Grant. Fotografía CNN US
Protestas tras el asesinato de Oscar Grant. Fotografía CNN US

2014-2015: Protestas en Ferguson, el caso de Michael Brown

Los disturbios de Ferguson o también conocido como el levantamiento de Ferguson, en Missouri, involucraron manifestaciones y disturbios que comenzaron el 10 de agosto de 2014, un día después del tiroteo fatal de Michael Brown de 18 años por el oficial de policía Darren Wilson. 

Las protestas reabrieron el debate en Estados Unidos sobre la relación entre los policías y la población afroamericana y el asesinato no solo provocó protestas en agosto, también a finales de noviembre, ante el anuncio de la retirada de los cargos contra el policía, lo que provocó una nueva explosión de ira.

Un año después, la avenida West Florissant de Ferguson, se convirtió nuevamente en epicentro de las protestas. La frase 'Black lives matter' ('Las vidas de los negros importan'), es parte de los carteles, convirtiéndose en el emblema del movimiento por los derechos civiles que nació tras la muerte de Brown a manos de un policía blanco. 

Según el reportaje Los "otros Ferguson" que revelan las tensiones raciales en EE.UU, una investigación de la ONG Mapping Police Violence afirma que las personas negras tienen casi tres veces más probabilidades de que las mate un policía que las blancas.

disturbios_en_ferguson_rick_wilking._reuters.jpg

Disturbios en Ferguson. Fotografía Rick Wilking, Reuters
Disturbios en Ferguson. Fotografía Rick Wilking, Reuters

2015: Baltimore, el caso de Freddie Gray

El 12 de abril de 2015, oficiales de la policía de Baltimore tomaron detenido a Freddie Gray, un joven afroamericano de 25 años.Durante su detención fue golpeado en su cuello y su columna vertebral, sufriendo heridas graves que lo dejaron en coma. El 18 de abril comenzaron las protestas afuera de una de las estaciones de policía. El 19 de abril Gray murió, lo que acrecentó las protestas, que se prolongaron por siete días.

La mayoría de las manifestaciones fueron pacíficas, pero algunas se tornaron violentas en medio de enfrentamientos entre manifestantes y policías. Las protestas terminaron con cerca de 250 personas detenidas, cientos de negocios dañados, 60 inmuebles incendiados y con el despliegue de la Guardia Nacional de Maryland reprimiendo las protestas. Entre el 28 de mayo y el 3 de abril se declaró toque de queda durante la noche en Baltimore. El 6 de mayo se dio por finalizado el estado de emergencia en la ciudad. 

Hubo protestas pacíficas en solidaridad a los manifestantes de Baltimore en Denver, New York, Minneapolis, Boston, Seattle, entre otras ciudades de Estados Unidos.

En mayo de ese año el episodio fue declarado como un homicidio y seis oficiales fueron procesados por el caso. En sus declaraciones, los policías se contradijeron y dieron información a medias para explicar las lesiones de Gray. En 2016, tres fueron absueltos, mientras que se les retiró los cargos al resto.  

bal_.jpg

2015, Baltimore
2015, Baltimore

2016: Milwaukee, el caso de  Sylville Smith

El 13 de agosto de 2016, un tiroteo en el vecindario de Sherman Park, en Milwaukee, terminó con el joven afroamericano Sylville Smith muerto en manos de otro policía afroamericano. Smith escapaba con una pistola robada, cuando el oficial Dominique Heaggan-Brown le disparó. El policía fue absuelto en tribunales, pero una demanda civil interpuesta por la familia sigue pendiente.

Las protestas, tras la muerte de Smith, duraron tres días. Hubo quema de vehículos y enfrentamiento entre manifestantes y policías. El 15 de agosto se impuso un toque de queda durante la noche. Al día siguiente las manifestaciones fueron más pacíficas.

mil.jpg

2016, Milwaukee
2016, Milwaukee

2016: Charlotte, el caso de Keith Lamont Scott

El 20 de septiembre de ese año, en el estacionamiento de un edificio en Charlotte, Keith Lamont Scott, un hombre negro de 43 años,  es abatido por disparos de policías. Según el relato de los oficiales, mientras ellos buscaban al sospechoso de otro delito, vieron salir a Scott de su auto con una pistola en la mano. Según relataron, pidieron bajar el arma a Scott, a lo que éste habría desobedecido, por lo que uno de los oficiales, un afroamericano vestido de civil, le disparó. La familia de la víctima aseguró que Scott llevaba un libro en su mano, aunque esta versión no se pudo comprobar.

Luego de su muerte, se divulgaron imágenes de Go Pro de los policías, que muestran que varias veces se hicieron advertencias a Scott, sin embargo, en las imágenes grabadas no aparece el instante del disparo. En el video, se veía a Scott en una actitud pasiva, saliendo de su auto.

Desde el 20 al 23 de septiembre se produjeron protestas por el caso de Scott en Charlotte. Desde el día del asesinato de Scott, decenas de manifestantes salieron a las calles, con pancartas alusivas a los derechos de los afroamericanos, “Black lives matter” y “sin justicia no hay paz”. La primera jornada de protestas terminó con 44 personas detenidas y nueve civiles heridos. 

Justin Carr, quien participaba de las manifestaciones, recibió una balazo durante la segunda noche de disturbios, resultando muerta. Por dos noche se impuso toque de queda, aunque al tercer día las protestas finalizaron de manera pacífica.

char.jpg

2016, Charlotte
2016, Charlotte

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Hola Es parecido a lo que ocurre con los mapuches,

Falta el conflicto de 1979 en que salió el ejército.

Añadir nuevo comentario