Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 17 de enero de 2021
Patricio Meza

Vicepdte. Colmed advierte: “Habrá gente perversa que querrá vender la vacuna o -peor- vender placebos”

Lissette Fossa

Meza -recientemente reelecto en el Colegio Médico- aconseja que el plan de vacunación vaya acompañado de una fuerte fiscalización del Estado. El médico cree que recién entre marzo y mayo del próximo año comenzará la vacunación masiva en el país, y que ésta debe considerar una aplicación especial en las ciudades con más contagios.

Patricio Meza fue reelecto esta semana como vicepresidente del Colegio Médico, tras una elección que le dio la presidencia nuevamente a Izkia Siches, con una alta participación de los miembros colegiados, que superó los 18 mil votos.

Meza componía la lista encabezada por Siches, es oftalmólogo titulado de la Universidad de Chile y trabaja en el Hospital Clínico de la misma casa de estudios.

En esta entrevista, Meza analiza los pocos elementos que existen sobre el plan de vacunación contra el Covid-19, el que adelanta que probablemente se podrá implementar recién entre marzo y mayo del próximo año.

También advierte sobre la necesidad de analizar las necesidades inmediatas al momento de la vacunación, es decir, las ciudades con más contagios. También subraya la importancia de aplicar la vacunación en conjunto con una estrategia comunicacional a nivel nacional.

- Hace una semana INTERFERENCIA consultó al ministerio de Salud sobre el plan de vacunación, y era bastante general. Y sabemos que este es un tema delicado, es decir, no es lo mismo a quienes vacunan primero o segundo, si se vacunarán primero los equipos médicos, etc. ¿Ustedes, como Colegio Médico, han hecho algunas recomendaciones al respecto de la vacunación?

La verdad es que, como desconocemos como Colegio Médico cuál es la magnitud de cuantas vacunas van a llegar, y la oportunidad de cuando van a llegar, no es mucho lo que podemos proponer. Pero, sin duda nosotros creemos que la vacunación tiene que ser masiva para que cumpla con un efecto protector a toda la comunidad.

Ahora bien, tenemos entendido por la información que dio el presidente Sebastián Piñera, que en los próximos días, si el Instituto de Salud Pública autoriza la vacuna de Pfizer, estarían llegando alrededor de 25 mil vacunas, lo que serviría para vacunar alrededor de 12 mil personas.

Aparentemente estarían priorizados justamente el personal de salud que está trabajando de forma más estrecha con los pacientes infectados de Covid-19, lo que nos parece un buen criterio como para empezar la vacunación.

Sin duda todos coinciden que la vacunación masiva debería estar lo antes posible, pero eso no va a pasar antes de marzo, abril o mayo.

"La vacuna es una buena alternativa, pero es una herramienta más dentro del conjunta de otras estrategias que hay que asumir".

Por eso nosotros insistimos que la vacuna es una buena alternativa, pero es una herramienta más dentro del conjunto de otras estrategias que hay que asumir para evitar la transmisión comunitaria del virus, y eso, aunque uno sea majadero, también depende del buen uso de mascarilla de forma permanente, el distanciamiento físico, lavarse las manos frecuentemente y no tocarse la nariz, ni boca ni ojos.

- En la prensa extranjera ya se habla de que cuando lleguen las vacunas a muchos países, hay personas que en todos lados van a querer saltarse protocolos y obtener la vacuna antes, van a pagar lo que sea por la vacuna, etc. ¿Cómo ustedes, como Colegio Médico, creen que se debe enfrentar la vacunación para evitar episodios así? 

En primer lugar, esto es una estrategia sanitaria del Estado y por lo tanto el Estado debe velar para que no pasen esas situaciones y que las personas que necesiten tengan acceso a la vacuna.

Y en eso es muy importante advertir a la ciudadanía que no hay duda que van a haber personas perversas que van a tratar de vender vacunas, o incluso sustancias que ni siquiera son vacunas, o que no han tenido las condiciones de traslado y almacenamiento adecuado que permitan asegurar que la vacuna tendrá un buen efecto.

Por lo tanto, el control del Instituto de Salud Pública, de la seremi, etc, es fundamental para evitar que se vendan productos falsos, y que se altere en orden de prioridad de vacunación, que debe dar el mismo gobierno a través del ministerio de Salud.

"La pandemia la vamos a controlar bien en la medida que la estrategia de trazabilidad, testeo y aislamiento esté funcionando". 

- Usted hacía referencia a que el Ministerio de Salud no ha querido entregar, ni a medios de comunicación ni al Colegio Médico, el dato sobre la cantidad de vacunas que se van a comprar para Chile en un inicio, ¿Es normal mantener esos datos en reserva? 

Yo creo que, al igual que hace unos meses cuando se hablaba de los ventiladores mecánicos,a lo mejor es una información que está guardada estratégicamente. Pero yo insisto, que mientras no tengamos certeza de cuándo van a llegar las vacunas, nosotros como país y cada uno como comunidad debe considerar la vacuna no como una solución al tema de la pandemia, sino como un elemento más que se suma a otras medidas tan importantes como la vacuna. 

Otro elemento importantes es que sin duda la pandemia la vamos a controlar bien en la medida que la estrategia de trazabilidad, testeo y aislamiento esté funcionando plenamente y en forma eficaz.

- ¿Cuál es el diagnóstico sobre esa estrategia hasta el momento? En estos meses de pandemia ¿la trazabilidad ha mejorado?

No, creemos que en trazabilidad falta mucho que hacer, y ahí probablemente haya responsabilidades compartidas.

Primero, falta mayor despliegue de la autoridad sanitaria, para pesquisar precozmente y aumentar la trazabilidad. Y en segundo lugar, hacemos un llamado a la comunidad a ser honestos sobre la situación de cada uno. Si tengo síntomas, por favor consultar precozmente para que me hagan el PCR y me aislen, mientras esté el resultado del examen, y cada  uno de nosotros debe declarar todos los contactos estrechos con los cuales hemos estado, por si contagié al resto.

Nos hemos dado cuenta que por distintas situaciones, probablemente  por razones de tipo social o económica, las personas ocultan sus síntomas, o ocultan si están infectadas o haber sido contacto estrecho de alguien, para evitar encuarentenarse o dejar de producir. 

- A propósito de eso, hace poco salió una encuesta que muestra que las personas con menos recursos económicos, más vulnerables, tienen menos confianza en la vacuna, y de alguna manera, históricamente tienen menos confianzas en los sistemas de salud ¿Cómo podemos revertir eso? Ahora que se viene una vacunación importante en unos meses más.

Lamentablemente, las personas siempre han tenido desconfianza en nuevas vacunas y acá hay que buscar estrategias comunicacionales que permitan que la comunidad confíe en que lo que se está vacunando es algo útil y no es un experimento para cada uno de ellos.

Y probablemente ahí, podría ser de utilidad que personas que tienen mucha credibilidad en nuestro país, personajes públicos, autoridades de gobierno, parlamentarios, personas de la televisión, deportistas, se sometan a la inoculación de la vacuna, para demostrar efectivamente que es una vacuna que es una buena estrategia para controlar y prevenir la pandemia en nuestro país.

Nosotros como Colegio Médico hacemos un llamado a que efectivamente la gente se vacune cuando esté a disposición la vacuna, porque creemos que es una herramienta más, pero muy útil, para el manejo de la pandemia.

"Quienes tengan mayor credibilidad deberían inocularse la vacuna de modo que todos veamos que si esas personas se administran la vacuna, es porque están convencidos que es útil".

- O sea, la vacunación debe ir acompañada de una campaña comunicacional…

Sí, porque hay grupos antivacunas, y además, en un país donde hay muchos problemas de credibilidad, justamente quienes tengan mayor credibilidad deberían inocularse la vacuna de modo que todos veamos que si esas personas se administran la vacuna, es porque están convencidas que es útil y es una buena medida para manejar la pandemia.

- Suponiendo que la vacuna podría llegar en marzo o abril, y considerando que se habla de que en esa época podría generarse una nueva ola de la pandemia en Chile, ¿La vacunación también va a depender de qué ciudades o regiones están más afectadas en ese momento, y ahí se reparten más vacunas que en otros lados? ¿O la vacunación tiene que hacerse independiente de esa realidad?

Yo creo que deben haber varios criterios, uno de ellos es la masividad o cuantía del número de casos en determinados territorios y también considerar los factores de riesgo que tienen las personas de infectarse gravemente, o que tienen factores de riesgo, en el sentido que una vez ingresados corren más riesgo de enfermar gravemente y de morir. Pero eso debe determinarlo la autoridad sanitaria de acuerdo a la realidad epidemiológica del país.

- Imagino que ustedes van a estar atentos a ese proceso y aconsejar su aplicación… ¿Les han pedido alguna opinión sobre la vacunación?

Hasta el momento no, pero nosotros estamos dispuestos a apoyar las decisiones que proponga el consejo asesor del Ministerio de Salud y ojalá que sus opiniones sean escuchadas e implementadas. Y podemos ayudar a llevar a la práctica justamente las indicaciones que el consejo asesor pueda dar para controlar la pandemia, ya que nosotros trabajamos directamente con todo el personal de salud, desde la atención primaria hasta hospitalaria.

- Se dice que estamos viviendo la segunda ola de contagios, se han tomado medidas como el retroceso de la Región Metropolitana a fase 2 ¿Qué podemos esperar para las próximas semanas? ¿Los contagios van a estancarse?

Esperemos. En dos semanas recién vamos a poder medir el impacto de las medidas de retroceso en fase 2 en la Región Metropolitana, antes no lo podemos medir. Pero claramente hay cifras que nos preocupan, lo ha dicho el ministerio de salud, el número de infectados ha aumentado al nivel de casos que teníamos en septiembre, el número de casos sigue aumentando, la positividad de los test viene en alza.

Y es importante alertar que por cada persona que se está contagiando del virus, se está contagiando 1,2 o 1,3 personas más, aparte de la que ya estaba contagiada. Por lo tanto eso demuestra que hay una transmisión comunitaria del virus, lo que es preocupante.

Por eso el llamado a la gente es que una forma de disminuir el contagio es reduciendo la movilidad de las personas. El llamado es que las personas que salgan a la calle sean personas con empleos fundamentales, como trabajadores del transporte, personal de salud, etc. Y los que tengan que hacer trámites hagan los trámites estrictamente necesarios. 

Sobre todo en los jóvenes, donde en situaciones sociales no respetan el uso de mascarilla o el distanciamiento físico. En eso hay que insistir, y a diferencia de la ola anterior, vemos en Europa que ahora se está enfermando mucha gente joven, gravemente, incluso están muriendo. Por eso hacemos un llamado a que todos nos cuidemos.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario