Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 26 de Septiembre de 2021
Acusan encubrimiento y complicidad

Víctimas de abuso sexual se querellan contra Ezzati y los salesianos por asociación ilícita

Lissette Fossa
Marcos Sepúlveda

Las víctimas acusan que la congregación como tal ejecutó acciones para encubrir a los curas acusados, entre las que se encuentra el traslado de los religiosos a otras ciudades. Se acusa a Ricardo Ezzati por su rol obstructor en la investigación de las denuncias contra Rimsky Rojas y Diego Muñoz.

Nueve sobrevivientes de abuso sexual, representados por el estudio Hermosilla y Cia, -del abogado Juan Pablo Hermosilla, también director de la Fundación Para La Confianza, que apoya a la víctimas- presentaron este martes 30 de marzo una querella criminal por asociación ilícita, en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, en contra de cinco sacerdotes salesianos y quienes resulten responsables de la Congregación Salesiana, por delitos cometidos en contra de menores de edad entre 1973 y 2005.

Esta es la primera querella de este tipo en contra de una congregación religiosa en Chile.

Esta querella se presenta en contra, específicamente, de los sacerdotes Ricardo Ezzati, Maximiliano Ortúzar, Natale Vitale, Alberto Lorenzelli, Leonardo Santibáñez y contra todos quienes resulten responsables de la Congregación Salesiana.

En el caso de Ezzati, éste es actualmente cardenal elector y no tiene cargos en la congregación, pero tiene derecho a votar por el próximo Papa de ser necesario, mientras que Lorenzelli es obispo auxiliar de Santiago, y uno de los candidatos a suceder a Celestino Aós como Arzobispo de Santiago.

"Producto de las omisiones, denegación de justicia y otras conductas que son de pleno conocimiento de la orden, es que presentamos la querella".

La querella, a la que tuvo acceso INTERFERENCIA, argumenta que el actuar de estos sacerdotes permite hablar de una asociación ilícita para consumar y silenciar los delitos sexuales en contra de menores de edad.

“El delito de asociación ilícita se materializa toda vez que la consumación de los delitos sexuales y la impunidad posterior son producto de una organización al interior de la Congregación Salesiana dispuesta a propiciar y silenciar abusos. Esta organización se vio facilitada por el control de instituciones educacionales, cuestión que permitió poder actuar de manera coordinada por parte de los querellados. Esta estructura orientada a delinquir ha seguido funcionando, incluso después de 2005”, consigna la querella criminal.

“Estos [delitos] han quedado impunes debido a un pacto de silencio existente al interior de la misma, que no permitieron una reparación adecuada para las víctimas ni una rendición de cuentas. Producto de las omisiones, denegación de justicia y otras conductas que son de pleno conocimiento de la orden, es que presentamos la querella por el delito de asociación ilícita”, informó sobre la querella la Fundación Para la Confianza. 

La querella agrega que los salesianos generan una articulación y “organización cuya única finalidad es la impunidad en los abusos cometidos”, a través de distintas acciones para que los sacerdotes no fueran acusados, como el traslado de curas a otras regiones y ciudades, la expulsión de alumnos, entre otras acciones.

Aparte de esta querella, cada una de las víctimas ha interpuesto denuncias por cada abuso sexual mencionado en el escrito.

Como el caso de Ezzati cuando era inspector salesiano en 1990, y que al enterarse de los delitos a los que se acusaba a Diego Muñoz, decidió trasladarlo a otra ciudad.

Los abusos salesianos

En esta querella se hace referencia a las denuncias por abusos sexuales contra los sacerdotes Tomás Aguayo, Rimsky Rojas, Sergio Aravena, Diego Muñoz, Daniel Lezcot, Nelson Jopia,  y al coadjutor Alejandro Cautín. De estos, Aravena, Rojas y Muñoz se encuentran fallecidos; Daniel Lezcot dejó la congregación en 2009 y actualmente es rector del colegio Ascensión Nicol de Estación Central; Nelson Jopia fue expulsado del sacerdocio en 2015 por abusos sexuales cometidos en 2005; Tomás Aguayo trabajó hasta el 2018 en el colegio Regina Mundi de Macul como Administrador, en tanto Alejandro Cautín aún es religioso salesiano y está apartado del trabajo con menores. 

Según la querella, las autoridades en la congregación ignoraron o buscaron descartar estas denuncias, como sería el caso de Ezzati cuando era inspector salesiano en 1990, y que al enterarse de los delitos a los que se acusaba a Diego Muñoz, decidió trasladarlo a otra ciudad. En el caso de Lorenzelli, por ejemplo, se menciona en el escrito que cerró la investigación canónica contra Muñoz, cuando éste falleció, sin entregar las conclusiones de la investigación a sus víctimas ni enviar los antecedentes a Roma.

Otro caso conocido, mencionado en la querella, es el ocurrido con el sacerdote Rimsky Rojas, quien tras ser denunciado por abuso en Valdivia, a fines de los ochentas, fue trasladado por el entonces provincial de los salesianos Ricardo Ezzati hasta Iquique, para luego ser enviado de misionero a Guinea Ecuatorial,  y luego enviado a Punta Arenas en donde abusa de un grupo de jóvenes que deseaban entrar al seminario salesiano. 

De los sacerdotes mencionados como autores de delitos sexuales, Sergio Aravena cuenta con 13 denuncias, que reconoció frente al instructor canónico David Albornoz mientras se realizaba una investigación por abusos sexuales.

Por su parte Rimsky Rojas -quien se suicidó en febrero de 2011- acumula siete denuncias por abusos sexual mientras era vicerrector en Valdivia, y cinco mientras era director del liceo San José de Punta Arenas. Además se le vincula a la desaparición de Ricardo Harex, ocurrida en 2001, mientras este salía de una fiesta en las cercanías del museo salesiano de la ciudad magallánica. 

Dos denuncias por abusos sexuales presenta Daniel Lezcot, una ocurrida a comienzo de los años 90 mientras trabajaba en Talca y otra ocurrida mientras era director del colegio Salesianos Alameda. 

En tanto Diego Muñoz, Nelson Jopia, Alejandro Cautín y Tomás Aguayo cuentan con una denuncia cada uno. 

Desde el área de Comunicaciones de la Congregación Salesiana en Chile, consultados por INTERFERENCIA, afirmaron no conocer aún la querella y no se refirieron al tema.

Los salesianos en Chile son una de las congregaciones más grandes del país, cuentan 22 establecimientos educacionales de Iquique a Punta Arenas.

De Don Bosco a miles de colegios en el mundo

La congregación salesiana fue fundada en 1859 por el sacerdote San Juan Bosco, en Italia, con un foco importante en la educación de niños y jóvenes para formar “buenos cristianos y honestos ciudadanos”, como dice su lema. Hoy es liderada por Ángel Fernández, quien está a cargo de 14.614 sacerdotes, 128 obispos y 430 novicios, repartidos en 6.227 colegios ubicados en 132 países, los cuales educan  14.230.843 millones de jóvenes en el mundo.

Los salesianos en Chile son una de las congregaciones más grandes del país, cuentan 22 establecimientos educacionales de Iquique a Punta Arenas, los cuales educan a 29.649 estudiantes, en su mayoría hombres, contando con más de 1.414 docentes y 110 sacerdotes, de los cuales sólo 80 se encuentran activos. 

De los 22 colegios salesianos en Chile, 19 están adscritos al programa de gratuidad estatal, por lo que la congregación, en  2019, recibió la suma de $49.223.951.807 pesos, un 0,97% del presupuesto de la cartera. 

Cuentan 46 propiedades, entre parroquias, colegios, casas de retiro, centros de formación e imprentas inscritas a su nombre. El avalúo fiscal de estos inmuebles total asciende a $125 mil millones de pesos. 

También tienen a cargo diversas residencias del Sename, como el Hogar de Menores Laura Vicuña de Puerto Montt, donde fue trasladado en 2003 el fallecido sacerdote Salesiano Rimsky Rojas tras el estallido de denuncias en su contra.

Según el mapa de la Red de Sobrevivientes de Abusos Sexuales, los salesianos son la congregación con mayor cantidad de denuncias de abuso sexual  en el país, con 27 sacerdotes denunciados. 

En agosto del 2019 INTERFERENCIA publicó un reportaje en donde contaba cómo los salesianos habían enviado a Argentina al sacerdote Mauricio Montoya, acusado de abusar sexualmente de dos menores de edad y de un niño de tres años. Este hecho obligó al entonces superior salesiano de Argentina, Gabriel Romero, a iniciar una investigación para dar con el paradero de potenciales víctimas del sacerdote en Argentina. 

Tras el reportaje,  titulado “Los abusos sexuales a menores y las amenazas de los salesianos de Don Bosco”, la congregación fue demandada por anestesiar y abusar menores de edad en hogares de menores".

Alrededor del mundo diversas investigaciones periodísticas  han dado cuenta de los abusos de los salesianos en varios países. Uno de ellos es un reportaje de CNN del 2019,  en que se da cuenta de un patrón en común de abusos sexuales en África, Europa y Estados Unidos. Tras el reportaje,  titulado “Los abusos sexuales a menores y las amenazas de los salesianos de Don Bosco”, la congregación fue demandada por anestesiar y abusar menores de edad en hogares de menores que controla la orden en el estado de California.  

Paralelamente al caso chileno, también ha explotado la crisis de abusos de la orden religiosa en España. Un ejemplo es el caso de José Miguel San Martín, conocido como don Chermi, quién fue denunciado en 2019 por ocho ex alumnos del colegio Salesianos de Deusto de Bilbao,  por abusos sexuales cometidos en la década de los ochenta. 

Según fuentes al interior de la congregación, desde hace unos meses los salesianos tienen contratado, para ver casos de este tipo, a quien se considera uno de los mejores penalistas del país- y también de los más costosos- Alfredo Etcheberry Orthusteguy.

Él es abogado de la Universidad de Chile, ha sido vicerrector académico de la Universidad Católica, profesor de Derecho Penal y actualmente es miembro de la Junta Directiva del Colegio de Abogados de Chile. Etcheberry, quien también es militante DC, estuvo a cargo de casos como la extradición de Fujimori a Perú, en 2007, en la defensa del proyecto de aborto en tres causales ante el Tribunal Constitucional, en 2017.

*En este artículo también colaboró el periodista Juan Pablo González.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

sigo siempre que puedo sus investigaciones.

sigo las investigaciones de sus periodistas

Necesitamos prensa libre.

Añadir nuevo comentario