Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 23 de noviembre de 2020
Entrevista

Marco Enríquez-Ominami: “Para que haya unidad estoy dispuesto a lo que sea, en el puesto que se necesite estaré”

Maximiliano Alarcón G.

En medio del caos opositor, el PRO acordó realizar primarias para gobernadores con los partidos de la ex Concertación. Con ello MEO vuelve a compartir con las colectividades con las que rompió en 2009, algo no tan distinto a lo que ha hecho ahora el Frente Amplio. “Claro, pero cuando yo lo hice no habían 17 mil muertos, no teníamos a Fabiola Campillay, a más de dos mil cabros presos, más de 400 mutilados, a Evo Morales proscrito en Bolivia, a Correa proscrito en Ecuador, a Lula proscrito en Brasil, al progresismo asediado en América Latina”, dice.

El miércoles recién pasado, los partidos de oposición terminaron las negociaciones para definir primarias a nivel nacional de cara a las elecciones municipales y de gobernadores regionales que se realizarán en abril del próximo año. El resultado no fue el de la unidad total que algunos sectores esperaban para competir contra Chile Vamos, el conglomerado oficialista que sí concertó primarias en todo el país.

En definitiva fue el Partido Socialista (PS), la Democracia Cristiana (DC), el Partido por la Democracia (PPD), el Partido Radical (PR) y el Partido Progresista (PRO), las colectividades que acordaron elegir a los candidatos en cada una de las regiones. En tanto, el Frente Amplio –integrado por Revolución Democrática, Convergencia Social, Comunes, Partido Liberal, Movimiento Unir y Fuerza Común– realizará sus primarias por separado y el Partido Comunista con la Federación Regionalista Verde Social, inscribirán sus candidatos directamente.

Si bien el ruido se ha concentrado en la decisión del Frente Amplio por correr aparte, la integración del PRO al pacto con los partidos tradicionales marca dos hechos relevantes: uno es que Marco Enríquez-Ominami vuelve a formar un alianza con las colectividades de la ex Concertación, con quienes rompió en 2009 para iniciar una candidatura presidencial y su presente partido. Por otro lado, la decisión del PRO abre el suspenso en su relación con el Partido Comunista, con quienes venían trabajando desde hace meses y recientemente conformaron el conglomerado Unidad por el Cambio, en el que también está la Federación Regionalista Verde Social.

A raíz de esto, INTERFERENCIA conversó con Marco Enríquez-Ominami, máximo referente del PRO y que participó de las tratativas, con tal de aclarar las dudas a futuro que dejó la semi frustrada negociación de los partidos opositores.

¿Qué pasó en la negociación?

- Lo del miércoles fue una gran noticia porque habrá primarias en todo Chile. No es poco, en 16 regiones, por primera vez en la historia de la República de Chile vamos a superar la monarquía napoleónica y borbónica y vamos a elegir gobernadores, la gente va a elegir sus candidatas y candidatos, es un triunfo para una parte de la oposición.

Lo que no está bien, y no quiero aprovechar de criticar ni sacar ventajas porque estoy en ánimo unitario, es que hubo un cálculo que le da más beneficio a la derecha en algunas regiones donde no habrá primarias, son cuatro regiones al menos donde la derecha tendrá una ventaja gigantesca. Sin ánimo de polemizar, el Frente Amplio y otros partidos han hecho un legítimo análisis pero equivocado, porque si bien la unidad es la principal contradicción de las oposiciones, queremos un cambio porque hay 17 mil muertos... tú conoces la tragedia en la que estamos... y ahora la contradicción principal es un cambio que requiere como premisa la máxima unidad y esto no se logró.

- El hecho de que el PRO integre un pacto con partidos de la ex Concertación da para decir que es el regreso de Marco Enríquez-Ominami a la Concertación.

- Eso no es cierto, discrepo completamente. Son los mismos partidos de la Nueva Mayoría, la Concertación ya no existe y ya nadie la reivindica. No hay Concertación, lo que hay son partidos que están de acuerdo con cosas esenciales de lo que fue mi ruptura con ese pacto, que eran el fin de la Concertación;  también una asamblea constituyente y habrá un plebiscito gigantesco en cuatro semanas más; que hubiesen primarias, porque recuerda que a mí me dejaron fuera de las primarias en 2009 haciendo trampa, pero ahora hay primarias en todo Chile sin letra chica, lo que no es poco; después yo criticaba los coqueteos con la derecha, ahora se acabaron y todos somos opositores de forma clara, nadie está por confundir a la opinión pública con Piñera, como ocurrió hace algunos años. Creo que la Democracia Cristiana, el Partido Radical, el PPD y el Partido Socialista son lúcidos, importantes, trascendentes y lo valoro mucho y todavía tengo esperanzas de que para las alcaldías tengamos una máxima unidad.

"El Partido Comunista es un partido glorioso, muy importante, su legado, su resistencia a la dictadura, es un partido muy valiente. Pero es un partido poco amistoso con las primarias".

- En el PRO venían trabajando hace bastante tiempo con el Partido Comunista, pero ayer no llegaron a la misma conclusión ¿Esto pone en riesgo el futuro de Unidad por el Cambio?

- El Partido Comunista es un partido glorioso, muy importante, su legado, su resistencia a la dictadura, es un partido muy valiente. Pero es un partido poco amistoso con las primarias. Entiendo que las primarias no son un fin en sí mismo, pero es raro que dones los segundos de tu franja para que la gente aparezca en televisión y no tú; que estés a favor de que haya un plebiscito para que la gente decida sí o no a una constituyente, que ofrezcas que los independientes puedan ser candidatos en tus partidos, pero no estás de acuerdo con que la gente elija a los candidatos a gobernador, es raro. Quiero agregar algo medio politológico, los gobernadores son de regiones, entonces son más importantes que nunca las primarias en regiones, es algo que vale la pena, es como lógico. Creo que la pregunta hay que hacérsela a quienes no quisieron ir a primarias regionales, no quiero sacar ninguna ventaja porque quiero ayudar, quiero ser un soldado de la unidad, quiero ayudar de verdad, con toda mi energía y todas mis fuerzas.

- ¿Pero tiene futuro la alianza con el Partido Comunista?

- Lo he dicho públicamente, el que esté por la unidad contará con todos nosotros, pero el que esté contra la unidad será un adversario. Creo que el Partido Comunista es glorioso y espero que se mantengan las conversaciones para que haya unidad, están a tiempo todavía de participar, no quiero decir sumarse, porque muchas veces para despreciarnos a nosotros nos decían "Marco, súmate", entonces no hay que pedirle al Partido Comunista que se sume, porque es provocarlos y no merecen eso. Hay que invitarlos a un diálogo permanente hasta que encontremos la fórmula para que no gane la derecha y para que Chile tenga prosperidad, un desarrollo social junto a un desarrollo económico, esa mezcla entre lo social y lo económico es el desafío del progresismo, esa es nuestra tarea y el Partido Comunista tiene un rol ahí, espero que en esa casa gigantesca estén los comunistas.

"Los que no están en las primarias hacen el cálculo sobre qué ganan, pero hoy se trata de qué perdemos para que gane algo más grande, que es el país".

- Menciona que no quiere entrar en polémicas, pero obliga consultarle sobre qué le parece la postura actual del Frente Amplio. Me recuerda un tanto al ME-O de 2009, quien en aquel entonces fue el díscolo que quebró con los partidos tradicionales.

- Claro, pero cuando yo lo hice en 2009 no habían 17 mil muertos, no era presidente Sebastián Piñera, no teníamos a Fabiola Campillay, a más de dos mil cabros presos, más de 400 mutilados, en Bolivia Evo Morales proscrito, en Ecuador Rafael Correa proscrito, en Brasil Lula Da Silva proscrito, el progresismo asediado en América Latina y el Caribe. Creo que el Frente Amplio está en todo su derecho, no critico eso y atiendo el derecho a la ruptura, pero me parece que leen de una forma que no es la nuestra del momento histórico, este es el momento de la unidad para derrotar a la derecha. Te lo hago más simple, con las primarias que no se hicieron unitarias porque se restó una parte del Frente Amplio, habrán cuatro regiones que va a ganar la derecha, cuatro que ya están perdidas. Lo que quiero decir es que requerimos orden, llamo al orden de las oposiciones, hay que hacerlo y eso significa sacrificios, no hay que evaluar qué gana cada uno, sino que hay que ver lo que cada uno está dispuesto a perder. El PRO perdió harto, el PRO tenía muchos más beneficios sin primarias, negociando las omisiones el PRO ganaba mucho más, pero sacrificó todo para las primarias. Los que no están en las primarias hacen el cálculo sobre qué ganan, pero hoy se trata de qué perdemos para que gane algo más grande, que es el país.

- Ahora estamos hablando de municipales y gobernadores regionales, pero proyectando las posiciones actuales ¿A quién ve cómo presidente o presidenta de Chile?

- Creo que en el escenario actual no hay ningún candidato o candidata que pudiera liderar. Quiero hacer una crítica fraterna, pero si lees los tuits del martes y miércoles de los candidatos presidenciales que se autoproclamaron, decían que las primarias son fundamentales, pero bueno, hoy son candidatos que tienen cero primarias. No quiero abrir fuego, porque no está en mi ánimo, no estoy pensando en candidaturas presidenciales, estoy más libre, como no estoy pensando en eso hago el llamado a que el momento es de orden. Ayer eché de menos todos los liderazgos presidenciales, no había ninguno, en la elección más importante de 210 años, ninguno estuvo cuando la prioridad era garantizar una lista elegida por las regiones que vaya por una convicción: el cambio.

"Para que haya unidad estoy dispuesto a lo que haga falta, lo que haga falta, en el puesto que se necesite estaré, donde sea útil para la unidad voy a estar disponible".

- Me dice que no está en ánimo presidencial y que los candidatos no estuvieron presentes en la negociación. Usted tuvo un rol muy activo en la negociación y ha sido candidato presidencial otras veces ¿Ahora estaría dispuesto a asumir el liderazgo presidencial del bloque de unidad?

- Mira, entre la película que acabo de estrenar, las dos películas que estoy haciendo, los tres libros que voy a publicar, más las consultorías, las asesorías, más la unidad de la centro izquierda, no tengo tiempo para nada más. Pero agrego algo, para que haya unidad estoy dispuesto a lo que haga falta, lo que haga falta, en el puesto que se necesite estaré, donde sea útil para la unidad voy a estar disponible, para que haya unidad lo que haga falta, lo que sea.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Unidad mirando los cálculos electorales, no me parece, prefiero unidad por principio, pero las cosas extrañas de la política siguen apareciendo, ahora partidos de izquierda que siempre han rechazado a chilezuela se unen con aquel que asesoró la campaña de maduro, el mas pro venenzuela, extraño por decir lo menos...cada uno saque sus conclusiones con respecto a la unidad de la que habla.

Añadir nuevo comentario