Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 29 de Noviembre de 2021

Estimados señores, todas mis opiniones jurídicas son estrictamente técnicas. De las mismas no se puede derivar cuál es mi ideología política. No sería muy profesional. Pero, además, jamás he sido políticamente "conservadora" ni mucho menos "muy conservadora". En toda mi vida jamás he votado a un partido "conservador". Cuando negué la calificación de genocidio de los crímenes de la Dictadura chilena afirmé que la calificación correcta para los mismos era la de "crímenes contra la humanidad", postura que apoyó la Audiencia Nacional, por cierto, con ponencia de un magistrado tan poco sospechoso de conservador como José Ricardo de Prada. Cuando cuestiono las opiniones de un juez lo hago con argumentos estrictamente jurídicos. Cuando rechazo la perspectiva de género en el derecho penal es porque defiendo una perspectiva absolutamente individual, que atienda a la persona en todas sus características y circunstancias, huyendo de estereotipos y clichés. Única perspectiva, por cierto, respetuosa con el principio de culpabilidad. No es buen periodismo inventar una supuesta descalificación personal cuando no se tienen argumentos legales para rebatir un trabajo estrictamente técnico que ni tan siquiera se ha leído. Aunque yo fuera conservadora, o muy conservadora, que no lo soy ni por asomo, ello no invalidaría mis argumentos legales. Su artículo es incompleto, tendencioso y falso.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios