Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 18 de septiembre de 2020
Empresa creada días antes de prestar servicio

Arturo Zuñiga contrató por $205 millones residencia sanitaria que estaría vinculada a alto funcionario del Minsal

Maximiliano Alarcón G.

smart apart

Edificio de Mosqueto 552 - En la imagen, Orlando Durán y Arturo Zúñiga.
Edificio de Mosqueto 552 - En la imagen, Orlando Durán y Arturo Zúñiga.

El subsecretario de redes asistenciales firmó una orden de compra con Hotel Clínico Spa, cuya dirección y teléfono coinciden con un negocio hotelero perteneciente a Orlando Durán, jefe de la División de Atención Primaria y encargado de coordinar las residencias sanitarias. Este último dice que la coincidencia fue por error de una funcionaria.

El 22 de mayo pasado el Ministerio de Salud (Minsal) aprobó por trato directo una orden de compra por $205 millones de pesos a favor de la empresa Hotel Clínico SPA, con tal de que facilitara 40 habitaciones para ser utilizadas como residencias sanitarias para los pacientes de Covid-19 que no pueden cumplir con la cuarentena en su hogar. La firma de este negocio la puso el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga.

Pero distintos antecedentes dan cuenta de que esta empresa contratada por el gobierno estaría vinculada a un negocio que pertenece a Orlando Andrés Durán Ponce (40 años), matrón, ingeniero comercial y militante de la UDI, quien actualmente ostenta el cargo de jefe de la División de Atención Primaria del Minsal con un sueldo de $5,8 millones, además de ser el responsable de coordinar, justamente, las residencias sanitarias a nivel nacional en el contexto de la pandemia.

Según la constitución de sociedad publicada en el Diario Oficial y en el registro de empresas del Ministerio de Economía, Hotel Clínico Spa se creó el 24 de marzo de este año –un día después de que el Minsal iniciara el funcionamiento de las residencias sanitarias– siendo su única socia Alexandra Andrea González Silva (26 años) con un capital de $80 millones. Tres días después de inscribir legalmente el negocio, específicamente el 27 de marzo pasado según consta en los documentos anexos al contrato en Mercado Público, Hotel Clínico Spa comenzó a prestar el servicio al gobierno. La orden de compra se generó el 25 de mayo de forma retroactiva.

Según los antecedentes del contrato, Hotel Clínico Spa se encuentra ubicado en Mosqueto 552, en pleno barrio Bellas Artes de Santiago. Si uno busca en Google dicha dirección, varios de los primeros resultados que arroja corresponden a Smart Apart, empresa hotelera que pertenece a Orlando Durán Ponce, el encargado de coordinar las residencias sanitarias.

La dirección no es la única coincidencia. Entre los documentos disponibles en Mercado Público, específicamente en la “minuta de trato directo”, el teléfono para contactar a Hotel Clínico Spa es el mismo número de la empresa del jefe de la Divap del Minsal, en concreto, el +56988087415.

Las bajas defensas del funcionario

INTERFERENCIA contactó a Orlando Durán para conocer su versión. En primer lugar, reconoció que su empresa Smart Apart subarrendaba habitaciones en Mosqueto 552, sin embargo, aseguró que las dejó cerca de enero de este año a propósito del estallido social, concentrando ahora el negocio en el edificio ubicado en Monjitas 560, el cual queda a pocos pasos del edificio de Mosqueto. Además, asumió que es propietario de un departamento en el edificio del hotel sanitario, el cual tiene arrendado de forma permanente a una persona.

Durán no explicó por qué a la fecha no ha modificado la dirección de su negocio en distintas plataformas, como Booking.com, Trivago, entre otras. Mientras que respecto de por qué escogió justamente este edificio como residencia sanitaria, Durán dijo que los encargados de elegirlo fueron funcionarios del gabinete del subsecretario Zúñiga y que él como jefe de la Divap sólo se encarga de coordinar el funcionamiento de estos lugares.

Sobre la coincidencia del número telefónico, el jefe de la Divap afirmó que esto fue un error de la funcionaria del Minsal, Jenifer Quiroz, quien estuvo a cargo de redactar la “minuta de trato directo”. 

“Esta situación me generó gran molestia y solicité a subsecretario (Zúñiga) que se investigue para evitar que se enlode mi imagen”, dijo Durán en un correo electrónico enviado a nuestro medio.

INTERFERENCIA le solicitó al funcionario alguna forma de comprobar que solicitó un sumario en contra de Quiroz, a lo que respondió que la única evidencia era un chat de WhatsApp con Zúñiga. Se le solicitó que mostrara esta conversación, pero se negó.

Para intentar comprobar el hecho de que hubo un error de Quiroz, Orlando Durán envió a nuestro medio una breve cadena de correos electrónicos entre la funcionaria del Minsal y Hotel Clínico Spa, los cuales este diario no pudo comprobar que fueran reales. Al final del correo, el jefe de la Divap adjuntó dos documentos: una copia de la resolución exenta correspondiente al contrato de esta empresa, además de una supuesta cotización enviada al Minsal en abril de este año, en la que según Durán figuraban los números telefónicos correctos de Hotel Clínico Spa.

Lo sorprendente es que, los dos números telefónicos que aparecen en este último documento, también tienen relación con Smart Apart, la empresa del jefe de la Divap. El primero es el 226326748 (número fijo), el cual al buscarlo en Google de inmediato arroja como resultado a Smart Apart. El segundo supuesto contacto de Hotel Clínico Spa es el celular +56999441001, el cual según el identificador de llamadas True Caller pertenece a “Dayana”, mismo nombre de una trabajadora de Smart Apart, según indicaron a INTERFERENCIA distintos vecinos de Mosqueto 552.

Nuestro medio llamó a dicho número celular, al cual contestó una mujer que aseguró ser “Alexandra”. Esta persona afirmó que no conoce a Orlando Durán. Según ella desde hace cinco años que el Hotel Clínico Spa funciona en Mosqueto 552, para luego agregar que eso “nada tiene que ver que haya constituido mi empresa en marzo”. La persona cortó abruptamente la llamada cuando se le consultó sobre más detalles de su empresa.

Los vecinos no sabían

Nuestro medio visitó en dos oportunidades el edificio de Mosqueto 552. La primera vez, al consultarle al conserje sobre si en dicho lugar había una residencia sanitaria o habitaciones de Smart Apart, el trabajador negó tener alguna información, pero recomendó ir a preguntar a Monjitas 560 (donde funciona Smart Apart) y preguntarle a “Dayana”. 

En otra visita a Mosqueto, este diario tuvo la posibilidad de dialogar con cinco vecinos del edificio, de los cuales ninguno sabía que junto a sus hogares existe una residencia sanitaria desde marzo de este año.

Uno de ellos es Raúl –quien prefirió no dar su apellido– abogado y arrienda hace cinco años en el edificio. Visiblemente preocupado, le consultó al mismo conserje si es que la información era real. El residente posteriormente nos dijo que el trabajador le confirmó que el edificio es una residencia sanitaria para personal de salud, además le indicó que el almuerzo a estas personas lo entrega Smart Apart.

“No sabía de esta residencia sanitaria. En términos sanitarios sé que esto debe hacerse en algún lugar, pero al menos debieron informarnos porque parte importante de este edificio es residencial”, dijo Raúl a nuestro medio, mientras intentaba contactar a “Dayana” de Smart Apart por teléfono.

Otra vecina es Daniela Trujillo, ingeniera que actualmente se encuentra en Punta Arenas, pero se contactó con INTERFERENCIA tras ser alertada por otros vecinos respecto de la situación. Ella arrienda un departamento en Mosqueto 552 hace nueve años, puesto que viaja constantemente a Santiago porque su hijo tiene una enfermedad renal que lo obliga a tratarse en la capital.

“Yo no tenía idea, lo encuentro terrible. Sería distinto si nos informaran, porque una es solidaria y apoya las medidas contra el coronavirus para que se solucione rápido, pero mínimo deberían darnos la seguridad de que van a sanitizar todo, pero ni siquiera se nos informó. Con esto se expone a mucha gente, hay personas de la tercera edad, que viven solas en departamentos de 27 metros cuadrados. Yo viajo con mi hijo, es inmunosuprimido y el Covid-19 para él puede ser mortal. Ahora tener que ir se vuelve super complicado en un edificio que es residencia sanitaria, me da una inseguridad tremenda”, indicó Trujillo.

Los vecinos consultados dijeron que nunca habían escuchado hablar de un hotel clínico, menos en su edificio. En tanto, Orlando Durán es un nombre bastante conocido para ellos, por Smart Apart, negocio del cual dicen es parte de la convivencia habitual del complejo habitacional. Asimismo aseguraron que hay propietarios que actualmente arriendan sus departamentos al jefe de la Divap del Minsal para que este las subarriende con su empresa.

Una muestra clara de que Smart Apart sigue siendo parte de la comunidad de este edificio es que en conserjería se encuentra un menú con los almuerzos que ofrece el negocio de Orlando Durán.

smart apart

Promociones de Smart Apart disponibles en Mosqueto 552 - Fotografía entregada por vecinos.
Promociones de Smart Apart disponibles en Mosqueto 552 - Fotografía entregada por vecinos.

Al cierre de esta edición, los vecinos se organizaban para definir qué medidas tomarían como comunidad, aún sin tener respuestas claras de la administración del edificio.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Alexandra González Silva es pareja de Orlando Durán, este último tiene su local al frente del edificio donde trabaja y que arrienda el Minsal, Monjitas 565.

Gobierno de empresarios se preocupa de los negocios de sus socios. Desde el inicio de la crisis en $hile S.A., se vio claramente que la dupla Piñera- Mañalich empezaron a aprovechar las oportunidades de negocios en forma descarada. Mañalich será ignorante en pandemias, pero de negocios de salud si que sabe.

Ese apart hotel debe contar con una autorización municipal conforme a lo ordenado por el Artículo 2.1.36. OGUC para los equipamientos hoteleros. Si no lo tiene está claro que se trata de departamentos clandestinos

Saludos excelente sus reportajes sigan asi, felicitaciones.

Hasta cuando my God...

Hoy dia dijo este caballero que habia ordenado un sumario para investigarse el segura vantodos mojados grupo de sinverguenzas

Gobiernos corruptos, politicos coimeados, es preferible luchar contra el estado q morir en casa de viejo y pobre. Vamos q se puede.

Este encargado de residencias sanitarias gana en un día y medio lo que gana un camillero, auxiliar de aseo o una técnica enfermera en todo un mes. Sinvergüenza. Ahora busca chivo expiatorio en una funcionaria de salud. Corrupto insaciable. Y se llaman 'servidores públicos'

Luego se preguntan estos nefastos políticos, por que la gente esta enojada, por que salen a las calles, por que ya estamos todos hartos? Se roban el país delante de nuestras narices y ni se arrugan. Lo peor es que el castigo será una palmada en el trasero y cambiarlo a otro puesto menos expuesto pero que gane igual un sueldo millonario. Indignarse ya no es suficiente. Ojalá las personas, al emitir sus votos, tuviera un momento de lucidez.

Claramente la pandemia es un verdadero gran negocio; los matinales te atemorizan durante toda la semana, el gobierno te somete mientras se sigue lucrando y todavía hay quienes creen que el virus si existe... todo es un gran engaño señoras y señores!

Gracias por sus excelentes comentarios periodísticos, y por su saludable limpieza del entorno .

Añadir nuevo comentario