Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Domingo, 16 de junio de 2019
Oxygen Forensics

Bruno Villalobos ocultó a Contraloría la compra de software de Operación Huracán

Maximiliano Alarcón G.

En 2017 el ex General Director entregó $21,5 millones de sus gastos reservados para adquirir el programa que permite manipular información de un teléfono sin dejar rastro. En su última rendición a Contraloría, Villalobos no entregó los detalles que exige la ley y el Contralor rechazó su rendición.

Los primeros días de septiembre de 2017 el mayor de Carabineros Patricio Marín llegó hasta las oficinas de la empresa XmartLab con un maletín que contenía 21,5 millones de pesos en efectivo.

Poco antes, el 1 de septiembre de 2017, esa firma de tecnología y ciberseguridad había emitido una factura por ese monto a la Dirección General de Carabineros. Con ello quedaba sellada la venta de un paquete de software espía, llamado Oxygen Forensics, que, se cree, fue lo que funcionarios de inteligencia de la policía usaron para el montaje de la Operación Huracán.

El representante de XmartLab, Gonzalo Paredes Quezada, relató al Ministerio Público meses después que le pareció rara la forma de pago.

Un año después, el 25 de enero de 2018, Villalobos le envió a la Contraloría un escueto informe bajo un grueso rótulo que dice SECRETO, en la que no entrega detalle alguno de ningún gasto.

Por cierto, la licencia de ese programa se inscribió a nombre de Alex Smith, el asesor civil del servicio de inteligencia de Carabineros, quien al estallar el escándalo dijo que había creado un programa llamado Antorcha para rastrear las conversaciones de whatsapp de los líderes mapuche que estaban en la mira de la policía.

boleta oxygen.jpg

Boleta compra Oxygen Forensics
Boleta compra Oxygen Forensics

A mediados del año pasado comenzaron a surgir estos y varios otros antecedentes en torno al caso Huracán, publicados en los diarios La Tercera y El Mercurio, entre otros medios. Así, se supo que esas platas para la compra del software fueron aprobadas personalmente por el general Villalobos y que salieron de la partida de gastos reservados que manejan los General Directores. Además, XmartLab es una empresa que no figuraba -ni figura- en el listado de Chile Proveedores.

En su declaración ante el fiscal regional de Aysén, Carlos Palma, el 23 de agosto de 2018, que se realizó en el domicilio de Villalobos en la comuna de Ñuñoa y a la cual tuvo acceso INTEFERENCIA, el general reconoció haber dado luz verde y con cargo a sus gastos reservados la adquisición del software.

Sin embargo, lo que no le contó al fiscal fue que su participación se extendió mucho más allá. En efecto, según documentos a los que tuvo acceso INTERFERENCIA, el general Villalobos ocultó deliberadamente esa información a la Contraloría General de la República, probablemente en un intento por no dejar rastros de esas operaciones de inteligencia que desembocaron en la Operación Huracán.

La rendición a Contraloría

La Ley de Presupuestos establece que la compra de programas informáticos en Carabineros debe ser en el marco del subtítulo 29 de la partida correspondiente a la “Adquisición de activos no financieros”. En este, en su ítem número 7, figuran los programas informáticos. Según esto el procedimiento es solicitar un presupuesto adicional a la Dirección de Presupuesto del ministerio de Hacienda, licitar la compra y después rendir los gastos.

Hacerlo con gastos reservados significaba que lo hizo bajo el subtítulo 22, referente a los “Bienes y servicios de consumo”, dentro de los cuales se comprenden precisamente los gastos reservados.

El reporte de Villalobos fue rechazado por Jorge Bermúdez. En el escrito de respuesta el contralor le indicó que en su rendición “los gastos se informan de modo genérico y sin documentación de respaldo que permita verificar su correcto uso”.

Pese al carácter secreto de estos, cada año el general director de Carabineros de turno debe rendir los gastos a Contraloría. La Ley 19.863 indica en su artículo 4 que esta debe “hacerse considerando una desagregación por rubros que permita ilustrar a este sobre el contenido fundamental de dichos gastos”.

Aquí un ejemplo de una rendición de gastos reservados, realizada por el propio Villalobos en 2017, y que se ajusta a la norma (ver imágenes). En una parte dice: “El general director que suscribe, declara que los recursos asignados en la Partida 05, Capítulo 31, Programa 01, Subtítulo 22, ítem 12, Asignación 001 Gastos Reservados, de la Ley de Presupuestos año 2017, fueron ejecutados de conformidad a lo señalado en el artículo 6 de la Ley Nº 19.863, es decir, en los fines propios de las actividades inherentes a Carabineros de Chile”.

gastos reservados villalobos

Rendición de Gastos Reservados de Bruno Villalobos en 2017
Rendición de Gastos Reservados de Bruno Villalobos en 2017

El reporte venía, por cierto, con un detallado documento Excel (ver en imagen de abajo).

gastos reservados villalobos.png

Rendición de Gastos Reservados de Bruno Villalobos en 2017
Rendición de Gastos Reservados de Bruno Villalobos en 2017

Un año después, el 25 de enero de 2018, Villalobos le envió a la Contraloría un escueto informe bajo un grueso rótulo que dice SECRETO, en la que no entrega detalle alguno de ningún gasto. La plantilla Excel ya no existía. Sólo se informaba que se habían gastado poco más de 605 millones de pesos en gastos reservados y US$ 90.000 en moneda extranjera.

gastos reservados villalobos 2018

Rendición de Gastos Reservados de Bruno Villalobos en 2018
Rendición de Gastos Reservados de Bruno Villalobos en 2018

El reporte de Villalobos fue rechazado por Jorge Bermúdez. En el escrito de respuesta, al que también tuvo acceso INTERFERENCIA, el contralor le indicó al Director General que en su rendición “los gastos se informan de modo genérico y sin documentación de respaldo que permita verificar su correcto uso” (ver imagen del documento).

gastos reservados villalobos 2018 2

Última página de la rendición de Villalobos y la respuesta de Jorge Bermúdez
Última página de la rendición de Villalobos y la respuesta de Jorge Bermúdez

Como pocas semanas después Villalobos, cuando asumió el gobierno Sebastián Piñera, el general renunció a su cargo, nunca tuvo que hacerse cargo de rectificar o responder a la Contraloría.

El contexto

Las certezas que deja hasta el momento el proceso judicial en torno a la Operación Huracán, es que fue un montaje de Carabineros de Chile para encarcelar a ocho dirigentes políticos mapuche. La idea era mostrar que estos dirigentes, pertenecientes a distintos movimientos mapuche, habían formado una gran asociación ilícita de carácter terrorista. Esto introduciendo archivos con conversaciones falsas en sus celulares incautados durante las detenciones.

Desde el principio los uniformados afirmaron que interceptaron mensajes de los mapuche –hoy sobreseídos– con un software llamado ‘Antorcha’, el que con el tiempo tribunales acreditó que no tenía dicha capacidad. Pero durante la investigación del montaje, surgió precisamente el nombre de otro programa computacional: Oxygen Forensics.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario