Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 15 de abril de 2021
Juicio en Angol

Caso Catrillanca: lo que Chadwick (no) dirá en su declaración

Paula Huenchumil
Víctor Herrero A.

El ex ministro declara hoy en calidad de testigo en el juicio por el asesinato del comunero mapuche. Sin embargo, persiste la duda si acaso no supo desde el primer momento que nunca existió un enfrentamiento armado, ocultando durante varios días la verdad. El ex general Victtoriano asegura que le informó el mismo día que no hubo intercambio de disparos y que Camilo Catrillanca no portaba armas.

 

Hoy jueves 26 de noviembre el ex ministro del Interior Andrés Chadwick prestará declaración vía zoom y en calidad de testigo en el juicio que se desarrolla por el asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca, ocurrido el 14 de noviembre de 2018 en la comunidad de Temucuicui, en Ercilla.

El Ministerio Público acusa a siete funcionarios de Carabineros y un abogado colaborador de la institución de una serie de delitos, entre ellos homicidio consumado, homicidio frustrado y apremios ilegítimos en contra del menor de edad M.A.P.C. que acompañó a Catrillanca esa fatídica tarde, obstrucción a la investigación, falsificación de instrumento público y prevaricación.

Todos los Carabineros imputados pertenecen a la unidad del llamado Comando Jungla que estuvo involucrada en los hechos, mientras que sus superiores sólo comparecen como testigos en este caso que sepultó el Plan Araucanía, una de las iniciativas estrella del gobierno.

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Angol reanudó el juicio el 27 de octubre tras ser suspendido en marzo por la pandemia y esta semana ha sido clave debido a las declaraciones que ya prestó el general (r) Mauro Victtoriano, oficial que estaba a cargo de La Araucanía cuando sucedieron los hechos, y el ex Director General de Carabineros Hermes Soto.

Hoy es el turno del ex ministro. “La posición en que está Chadwick es como testigo de cargo,  es decir, un testigo que sirve a la acusación, por lo tanto, no es mucho lo que vamos a poder preguntar como querellantes, por la dinámica del juicio no podemos contra-examinar, tenemos que hacer preguntas abiertas”, explica a INTERFERENCIA el abogado Sebastián Saavedra, defensor del menor que acompañaba a Catrillanca en el tractor.

Los testimonios de ambos generales coinciden con declaraciones que ya habían dado anteriormente ante la fiscalía. El ex General Director mantuvo su posición de que sus subalternos habían ocultado “información de vital importancia”, lo que no le permitió hacerse rápidamente un cuadro claro de qué había sucedido exactamente.

“Les pregunté a todos reiteradamente si habían llevado las cámaras que debían portar, ellos reiteradamente me dijeron que no”, atestiguó Soto ayer, en referencia a que al día siguiente del homicidio, el jueves 15 de noviembre, se trasladó a la Araucanía para conversar en persona con los policías que habían estado en terreno. “Uno me dijo que la había dejado en su domicilio, otro que se le había dejado en el cuartel (…) todo el tiempo me dijeron que no”.

En su declaración Hermes Soto dijo que inicialmente se estableció que sería el general Victtoriano el encargado de informar al ministro del Interior, pero que en seguida se decidió que fuera él mismo.

El general Victtoriano, en tanto, prestó declaración este martes 24 y también mantuvo sus versiones anteriores. Su primer testimonio a la fiscalía en diciembre de 2018 puso en serios aprietos a Chadwick, ya que se contradecía con la versión de los hechos que el gobierno había dado en los primeros días y que INTERFERENCIA reveló en exclusiva en enero de 2019 (ver: Chadwick fue informado desde el principio que Catrillanca iba desarmado (pero no escuchó)).

Victtoriano, quien era el Jefe de la Zona Araucanía de Control de Orden Público (ZACOP), fue el primer alto oficial en llegar al lugar en que asesinaron a Camilo Catrillanca. En su declaración en el juicio recordó de esta manera sus primeras indagaciones. “Yo le consulto al sargento Alarcón [Carlos Alarcón, autor de los disparos que dieron muerte al comunero] cómo había sido la dinámica del procedimiento y la participación que él tuvo. El sargento Alarcón, dentro del estado en que estaba, porque estaba chocleado, me manifiesta que venía hacia su posición -donde estaba ubicado- un helicóptero con dos personas, o sea, perdón, él le hace una señal de detención del tractor, pero el conductor del tractor realiza una maniobra y regresa en sentido contrario donde estaba efectuando las señales de detención, motivo por el cual efectúa los disparos con la intención de detener el tractor y creo que me nombró que disparó a los neumáticos del tractor”.

Después de obtener esa información, Victtoriano dice que llamó por celular al general Christian Franzani, el director nacional de Orden y Seguridad de Carabineros, para relatarle lo sucedido. Este se encontraba en Santiago pero se trasladó la misma noche del 14 de noviembre a la zona de los hechos.

“Una vez que me entrega esa información el señor Alarcón (…) logro contactarme con el general Franzani y le narro los mismos antecedentes que me había entregado el suboficial”, aseguró Victtoriano en su declaración del martes. “Ahí el general Franzani me hace una consulta, en la cual se refería si el tractor se pudo haber cruzado en la línea de fuego del sargento Alarcón. Yo vuelvo donde el sargento Alarcón y le digo textual: ‘Sargento Alarcón, el general Franzani me está haciendo una consulta y le pregunta si el tractor se le cruzó a usted en la línea de fuego, mientras usted estaba efectuando los disparos’, y el sargento me responde: ‘Mi general, yo le disparé al tractor, en el lugar había disparo’".

"No exageren"

Es probable que Andrés Chadwick, que también declara como testigo para la fiscalía, mantenga la versión que ha sostenido desde el principio. Y esta es que, al igual que el General Director, él nunca supo los primeros días qué había sucedido exactamente.

Sin embargo, ello se contradice con la declaración voluntaria que Victtoriano prestó ante la fiscalía el 6 de diciembre de 2018 donde afirmó que la misma tarde del suceso se comunicó telefónicamente con el ministro y le dijo que Camilo Catrillanca iba desarmado y que no hubo fuego cruzado al momento de su muerte.

“Informé al Sr. Ministro la situación, él me preguntó si a los carabineros les habían disparado y si los ocupantes del tractor llevaban armas, y le informé que no, pero por lo que me había dicho [el sargento Carlos] Alarcón, le señalé que habían disparos”, dijo en su declaración.

El 12 de diciembre de ese año Chadwick también compareció voluntariamente ante la fiscalía y reconoció haberse comunicado la tarde del 14 de noviembre con el general de Carabineros. Pero su versión acerca de lo conversado es diferente. “Luego de algunos intentos logré comunicarme con el general Victtoriano. La comunicación era muy difícil y logré entenderle que ya se estaba retirando del lugar, pero no obtuve mayores detalles, pues las comunicaciones eran muy dificultosas, se cortaba y se escuchaba mucho ruido”, aseguró.

Como los generales y el ministro declaran en calidad de testigos, la fiscalía ciertamente no buscará resolver estas versiones encontradas. Hasta hoy persiste la duda si acaso el gobierno, sabiendo desde el principio lo que había ocurrido, no trató de ocultar la información, apostando a que el episodio no pasaría a mayores.

Sin embargo, la muerte de Catrillanca generó indignación entre muchos desde el primer momento, produciéndose protestas en Plaza Italia la misma noche del miércoles 14 de noviembre. Y el viernes 16, ante la insistencia de la oposición de que el Presidente Sebastián Piñera interrumpiera su gira por Asia, Andrés Chadwick, en su calidad de vicepresidente, declaró ante la prensa: “Por favor, tranquilidad. No existe razón alguna para que el presidente interrumpa un viaje de Estado tan importante como es la reunión de la APEC y vuelva en forma anticipada. Entonces, no exageren”.

De hecho, Chadwick demoró 16 horas en referirse por primera vez de manera pública a la muerte de Catrillanca. Recién el jueves en la mañana, al día siguiente del fatal operativo policial, el ministro rompió su silencio. Y lo hizo con la versión que el propio Hermes Soto, con quien estuvo reunido casi sin interrupción la tarde y noche del 14 en el palacio de La Moneda, y el intendente de la novena región, Luis Mayol, habían dado esa noche: hubo un enfrentamiento armado con Carabineros. Curiosamente, no hubo ningún testimonio de los policías que estaban en terreno que hablara de ello ese día, tal como lo comunicó Victtoriano al propio ministro, a Franzani y a Soto.

“Según la información de Carabineros entregada a este ministerio, se encontraron con la interrupción del camino con barricadas puestas por árboles que se cruzaron en dicho camino, y según se nos informa, debieron enfrentar disparos desde distintas localidades, produciéndose un intercambio de disparos entre la fuerza policial y las personas que hacían uso de armas de fuego”.

Aun si fuera verdad que Chadwick no logró escuchar lo que Victtoriano le dijo por teléfono, pese a que este incluso afirma que el ministro le hizo preguntas concretas, el ministro redobló la apuesta por echarle tierra al asunto en esas primeras declaraciones a la opinión pública la mañana del jueves 15 de noviembre.

“¿Qué tiene que ver el robo con intimidación a las 4 de la tarde a cuatro mujeres profesoras en que se les roban sus autos con armas de fuego con cualquier causa de reivindicación, en este caso, del pueblo mapuche, o de cualquier otra circunstancia de carácter social?”, espetó. “No, esto es delito común y quienes actuaron ahí son delincuentes comunes”.

“El ministro Chadwick habría tenido esa versión de la inexistencia de enfrentamiento con las víctimas desde el primer día. Y por lo mismo, se hace bastante inverosímil la versión del supuesto enfrentamiento y tendrá que explicar cómo un ministro con la experiencia que tiene, no haya sido capaz de darse cuenta antes”, afirma el abogado defensor Sebastián Saavedra del Centro de Investigación y Defensa SUR (CIDSUR). “Mi postura es que tanto en la institucionalidad de Carabineros como en la del gobierno existe un racismo y prejuicio tan grande que fue imposible para ellos cuestionar esta versión, porque encajaba perfectamente en su visión racista y prejuiciosa de la comunidad de Temucuicui y el pueblo mapuche en general”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

hola: me gustan vuestras notas, soy de San Martin de los Andes, neuquen. No puedo suscribirme porque no tengo aca modo de transferir a vuestra cuenta. Me quedo sin poder terminar de leer las notas. Me interesaba hoy la de Chadwick. Que pena

Añadir nuevo comentario