Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 18 de marzo de 2019
Historia del cristianismo

Cinco errores históricos en torno al nacimiento de Jesús

Ricardo Martínez

nacimiento_de_jesus.jpg

La Natividad (1555-1559), Jacopo Tintoretto. Óleo sobre lienzo, 155,6 x 358,1 cm (61 1/4 x 141 in.). Museum of Fine Arts, Boston, Estados Unidos.
La Natividad (1555-1559), Jacopo Tintoretto. Óleo sobre lienzo, 155,6 x 358,1 cm (61 1/4 x 141 in.). Museum of Fine Arts, Boston, Estados Unidos.

Qué es real y qué es ficción o leyenda en cinco hitos sobre el nacimiento de Cristo. 

La fecha de Navidad contiene muchas tradiciones culturales respecto del nacimiento de Jesús. Muchas de esas tradiciones son eso mismo: tradiciones, y los hechos reales relacionados con la fecha se hallan debajo de capas sedimentales históricas en que resulta en ocasiones prácticamente imposible separar lo legendario de lo estrictamente histórico, en especial porque los relatos del nacimiento de Jesús se hallan solo en dos de los evangelios llamados canónicos (Lucas y Mateo), y porque en el transcurso de los siglos se han agregado elementos a tal tradición que, si bien enriquecen dicho relato, también dependen de factores ficcionales.

A continuación, se presentan cinco de estos elementos.

¿Jesús nació el año 1?

El cálculo del origen de la era cristiana en el nacimiento de Jesús fue realizado por Dionisio el Exiguo (pequeño) recién en el siglo VI. Dionisio se basó para ello en el dato del Evangelio de Lucas (Lc 3,1-2), según el cual la misión de Juan el Bautista se inició durante el año 15 del reinado del Emperador Tiberio (782 a.u.c.-ad Urbe condita, desde la fundación de la ciudad de Roma-); y el de Lc 3,23, que indica que el comienzo del ministerio de Jesús (en fecha análoga) corresponde a sus treinta años.

Considerando que esos treinta son en realidad 29 (porque al no existir el número cero en la cultura greco-romana, los niños al nacer tenían ya un año), Dionisio hizo la resta y concluyó que la Navidad (dies natalis) había ocurrido en 753 a.u.c.

Sin embargo, el texto de Lc 3,23 indica claramente que Jesús tenía “unos” treinta años, y, además, el antecedente debería tener coherencia con otro del mismo Lucas (2,1-2), que señala el nacimiento del Jesús durante el censo de Quirino.

Pues bien, dicho censo ha sido fijado contemporáneamente con fecha entre 8 y 6 a.C, aunque con pocos fundamentos empíricos, ya que no existen muchas fuentes; y en ningún caso podría ser posterior a 4 a.C. (fecha de la muerte de Herodes el Grande). Por lo tanto, y hoy estaríamos, en realidad, en el año 2024 ó 2026.

¿Jesús nació un 25 de diciembre?

La Navidad se celebra para el solsticio de invierno (el día más corto del año) del hemisferio norte. Esa fecha fue elegida de acuerdo a criterios tradicionales, teológicos y prácticos, más que históricos.

Para los pueblos que dependen de la agricultura (y cúal no lo hace), el sol que se escapa es un peligro y un terror, por lo que el alargamiento de los días, y su importancia para los cultivos es tal, que desde siempre se celebró el acontecimiento como una bendición de los dioses de turno. Así las tradiciones de colgar coloridos frutos de los árboles, transformar a los perennes en símbolos del hecho, entregarse regalos y celebrar al sol invicto; son tan antiguos como la misma agricultura.

Por eso, tratar de encontrar raíces últimas de muchas tradiciones navideñas es un sin sentido, el origen de esas tradiciones es astronómico más que antropológico. Aun así, es evidente que el cristianismo tomó como primera fuente las cercanas tradiciones latinas cuando se hizo la religión del imperio.

En ese entendido, por ejemplo, pareciera que el hacerse regalos se adaptó desde una práctica que legendariamente se atribuyó a Rómulo y los Sibilos. Obviamente con la expansión del cristianismo se fueron añadiendo otras especificidades, como el árbol (tradición del norte de Europa), o la idea del Santa Claus y los renos.

¿Jesús nació en Belén?

Los cuatro evangelios llamados canónicos relatan la vida de Jesús realizando paralelos entre dicha vida y la cultura de la época. Sin embargo, cada evangelio relata estos hechos en relación con la comunidad en la que circulaba: el evangelio de Marcos se escribió orientado a la lectura de comunidades paganocristianas romanas, y se trata del evangelio más “romanizado” de los cuatro; el evangelio de Mateo muy probablemente se escribió en Siria, y el de Lucas también en la zona de influencia cultural griega (el oriente del Imperio Romano), mientras que el de Juan es el evangelio más cercano a la cultura hebrea de la época. Solo dos de esos cuatro evangelios narran sucesos relacionados con el nacimiento de Jesús -Mateo y Lucas-, con abiertas diferencias en su estilo y en los datos que se señalan, y ambos sitúan el nacimiento en Belén.

Sin embargo, la investigación actual cifra el pueblo de origen de Jesús en Nazaret, mucho más al norte en Israel. ¿A qué se debe esto? Se debe básicamente al intento de relacionar a Jesús con la estirpe de David, el rey legendario de Israel que viviera en Belén. De este modo, el nacimiento de Jesús en Belén, obedece a razones más literarias y legendarias que a datos reales.

¿Existieron los Reyes Magos?

La tradición cristiana indica que posteriormente al nacimiento de Jesús llegaron hasta Belén tres Reyes Magos de Oriente que llevaban como presentes oro, incienso y mirra. Estos reyes se habrían llamado Melchor, Gaspar y Baltasar.

El evangelio que relata, de manera no exactamente igual a como lo acabamos de explicar, el pasaje es el de Mateo. Sin embargo, Mateo calla que fueran reyes -sólo habla de sabios- el que fueran tres, y también sus nombres. Estos nombres solo aparecen por primera vez en un mosaico de San Apollinaire Nuovo (en Rávena) en el siglo VI.

En este punto es importante señalar que la tradición cristiana se ha nutrido a lo largo de la historia de materiales escritos (por ejemplo, los evangelios llamados canónicos, y también los llamados evangelios apócrifos), pero también de materiales de transmisión oral. Es muy probable que a esta última tradición se deba adscribir el relato de los Reyes.

¿Hubo una matanza de los inocentes en la época del nacimiento de Jesús?

Según el relato del nacimiento y origen de Jesús en Mateo, cerca de la fecha del nacimiento de Jesús ocurrió una ordenanza de Herodes I el Grande para ejecutar a los niños que nacieron Belén con edades inferiores a los dos años (recordemos que, según los sistemas de numeración de aquella época, los niños y niñas nacían con un año de edad).

Mateo explica que Herodes procedió de esta manera, tras ser engañado por los Reyes Magos sobre el lugar exacto del nacimiento de Jesús. El episodio resulta sumamente difícil de ubicar en la historia oficial, principalmente porque el historiados judío Josefo no lo menciona, aunque su texto abunde en referencias a las atrocidades llevadas a cabo por Herodes.

Nuevamente parece tratarse, en este caso, de una licencia literaria en que se hace un paralelo entre el nacimiento de Jesús y la historia bíblica judía, en especial con un episodio del libro del Éxodo en que, de acuerdo con Antonio Piñero, “Herodes que busca cómo liquidar a Jesús y la matanza de los inocentes sería una aplicación a los tiempos primeros de Jesús de la historia del malvado Faraón que quiso acabar con Moisés niño y que mataba a los recién nacidos varones de los israelitas (Éxodo 2 y siguientes)”.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario