Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 4 de diciembre de 2020
Contraloría toma investigación del caso

Correos del Minsal revelan que asesor de Zúñiga intentó apurar pago a residencias sanitarias después de supuesta orden de sumario

Maximiliano Alarcón G.
Camilo Solís

mosquetofloresyzuniga.jpg

Alexis Flores Ahumada,  asesor de política en el Minsal, y Arturo Zúñiga, subsecretario de redes asistenciales
Alexis Flores Ahumada, asesor de política en el Minsal, y Arturo Zúñiga, subsecretario de redes asistenciales

INTERFERENCIA reveló que el subsecretario de Redes Asistenciales contrató por $205 millones un hotel vinculado a un alto cargo del servicio. La autoridad aseguró que ordenó un sumario y detener el pago, pero los correos de sus cercanos sugieren todo lo contrario. 

El pasado domingo 14 de junio INTERFERENCIA publicó que el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, contrató por $205 millones la residencia sanitaria Hotel Clínico Spa, la cual está vinculada a Orlando Durán, quien ostentaba el cargo de jefe de la División Atención Primaria (Divap) del organismo hasta ayer lunes, puesto que fue suspendido a raíz de este caso.

Pocas horas después de la noticia dada por nuestro medio, Zúñiga entregó su versión en el reporte diario del Ministerio de Salud (Minsal) sobre la situación del Covid-19.

“Efectivamente, cuando nos enteramos de esta información iniciamos un sumario, el día 29 de mayo yo mismo lo instruí para poder aclararlo con la verdad. Al mismo tiempo instruí que no se hiciera ningún pago hasta que esto se aclare y que cada nueva persona que necesite de una residencia no sea en esta, para poder obviamente transparentar la situación y evitar cualquier duda a la probidad de mi gestión”, dijo el subsecretario en aquel punto de prensa.

Más allá de que antes de la publicación de INTERFERENCIA Zúñiga nunca había dado cuenta públicamente de esta irregularidad, las dudas en torno a su versión crecieron cuando el mismo subsecretario tuvo que reconocer -ayer lunes- que sí habían pasajeros en esta residencia sanitaria y que serían trasladados durante la jornada. Junto con esto, hasta hoy, desde el Ministerio no se ha mostrado evidencia alguna de que efectivamente se haya ordenado detener el pago, de hecho, al cierre de esta edición en Mercado Público la compra de esta residencia sanitaria todavía figuraba como “aceptada”.

En relación a esto último, hay un hecho que pone aún más en entredicho lo que viene mencionado la autoridad.

INTERFERENCIA tuvo acceso a una cadena de correos internos de la Subsecretaría de Redes Asistenciales que dan cuenta de que Alexis Flores Ahumada (UDI), periodista y asesor político de Arturo Zúñiga, intentó apurar el pago a las residencias sanitarias, hechos ocurridos entre el 9 y 11 de junio de la semana pasada. Es decir, mucho después de la orden del sumario que mencionó Arturo Zúñiga, el que se supone data del 29 de mayo.

Estos mensajes revelan que no es que el subsecretario haya ordenado detener un pago, sino que -por el contrario- los esfuerzos eran por acelerar los pagos pendientes de muchos proveedores de residencias sanitarias.

Esto, habiéndose ordenado supuestamente un sumario con anterioridad: el 29 de mayo, el cual es totalmente ignorado en la seguidilla de correos, y el cual no tuvo por consecuencia órdenes expresas de no pago, ni la separación de sus funciones de Orlando Durán, ni la desocupación de las instalaciones de calle Mosqueto. 

En cuanto a los correos, todo comenzó el pasado martes 9 de junio cuando Erik Moreno, funcionario del gabinete de Arturo Zúñiga, envió un correo a Jenifer Quiroz, funcionaria del Minsal que trabaja en compras públicas, indicándole que por orden de Jorge Acosta, jefe de gabinete de la Subsecretaría, debía modificarse el informe de cumplimiento del hotel Nippón (otra residencia sanitaria) antes de efectuar los pagos correspondientes, debiendo agregarse datos que precisen con mayor exactitud qué servicios se prestaron. El mensaje iba con copia a Jorge Acosta, Orlando Durán (supuestamente sumariado) y Andrea Hidalgo.

El mismo día contestó Durán, el funcionario vinculado al Hotel Clínico Spa que hoy figura como contratación irregular, y quien pese al supuesto sumario ordenado por Arturo Zúñiga el 29 de mayo, seguía siendo el jefe de la Divap, supervisando a nivel nacional la contratación de hoteles sanitarios.

“Los servicios se prestan en conformidad desde fines de marzo y creo que es importante zanjar desde ya cualquier procedimiento que hubiera porque existe un riesgo muy alto que expone al Ministerio por el retraso en el pago”, escribió Durán, junto con otros argumentos que según él podían considerarse una “dilación del pago”, algo que afectaba sus intereses. En el mensaje sumó a Alexis Flores Ahumada.

Al día siguiente contestó Andrea Hidalgo Pérez, jefa de finanzas de la Subsecretaría, entregando largos argumentos sobre la necesidad de entregar los nuevos datos en el informe de cumplimiento para dar cuenta de que el servicio se cumplió a conformidad, considerando que actualmente la Contraloría realiza una auditoría en la compra de un hospital modular realizada por el Ministerio.

En aquella jornada, a las 13:09, entró en escena Flores, dejando en claro la prisa que tenía por apurar el pago de “los hoteles”. Este funcionario, según describió La Tercera en un artículo del 8 de mayo, es uno de los “asesores clave” del subsecretario Arturo Zúñiga.

Escribe textual Flores:

Estimados: 

Después de leer… y siendo 10 de junio, PREGUNTO?

CUANDO LE PAGAMOS A ESTA GENTE?

Resulta impresentable, para el buen funcionamiento de las Residencias Sanitarias, que luego de 3 meses de operación sigamos dilatando, NO entregando información como corresponde o simplemente ignorando normas; para poder realizar el pago.

Este tema, y cumplo con dejarlo por escrito, se ha transformado en una olla a presión que tarde o temprano puede golpear mediáticamente a la autoridad del Ministerio, al programa de Residencias Sanitarias y a todos en general. Un proyecto de impacto social para todos nuestros usuarios, está súper enredado por el no pago de los hoteles.

Transmito mi molestia e inquietud ante esta situación.

AF”, cierra el correo.

A esto contestó Andrea Hidalgo.

Estimado,

Respondo a tu pregunta: cuando contemos con TODOS los respaldos que certifiquen la entrega conforme del servicio. De lo contrario, exponemos con CERTEZA a nuestra autoridad a un JUICIO DE CUENTAS, donde él y todos los involucrados en el proceso somos responsables de restituir a la institución todo egreso generado sin los respaldos correspondientes. En este caso $92.791.440.-

Lo impresentable es no contar con los respaldos necesarios (que se adjudican a TODOS los pagos de manera habitual) que permitan asegurar la firma de autorización de pago del Subsecretario, el pago es solo la consecuencia de un proceso.

Saludos cordiales”, cierra el correo.

Contraloría decide tomar la investigación

A propósito de los hechos revelados el domingo por INTERFERENCIA, la Contraloría General de la República instruyó ayer, 15 de junio, que se realice un sumario administrativo en la Subsecretaría de Redes Asistenciales. La fiscal de esta contraloría, Doris Roa Moraga, fue quién firmó la resolución exenta que ordena que se realice este proceso administrativo.

Según esta resolución, Contraloría estimó que existen “antecedentes sobre posibles irregularidades” respecto de la contratación de la sociedad Hotel Clínico Spa como residencia sanitaria.

Esto afecta al sumario administrativo que el subsecretario Zúñiga informó el pasado domingo. Debido a la resolución emitida ayer por Contraloría General de la República, ya no será el Ejecutivo el que lidere la investigación respecto de estos hechos, sino que la Contraloría, ante la cual tendrán que responder los funcionarios que sean requeridos. 

Este sumario administrativo será dirigido por Matías Ponce Márquez, fiscal instructor de la Contraloría General de la República, quien deberá investigar y determinar la existencia de eventuales responsabilidades administrativas por los hechos descritos.

La resolución de la Contraloría tuvo como antecedente una denuncia realizada ayer por la Asociación de Funcionarias y Funcionarios de la Subsecretaría de Redes Asistenciales (Anfured), la cual se dirigió a este ente para pedirle que interviniera en la investigación del caso realizando una auditoría.

En el documento dirigido a Contraloría, la Anfured denunció que en la investigación podría descubrirse el enriquecimiento de Orlando Durán a costa de un contrato que dependía directamente de él, pero también otros hechos de los que no se tenía constancia. 

Por ejemplo, el involucramiento de su pareja, la cual tendría que ver con el negocio a través de familiares directos e indirectos. Además de esto, acusan presiones indebidas contra los funcionarios del Ministerio de Salud para proceder con los pagos asociados al trato, y de estar endosando la responsabilidad sobre estos hechos en una funcionaria administrativa de esa Subsecretaría, en concreto, Jenifer Quiroz, mencionada en este artículo y en la publicación del pasado domingo.

Mosqueto 552

INTERFERENCIA tomó contacto nuevamente con vecinos del edificio ubicado en calle Mosqueto 552. A propósito de estas conversaciones surgieron nuevos detalles.  

Los vecinos de este edificio redactaron una circular para organizarse y así pedir que se tomen medidas concretas desde la administración del edificio y también por parte de la subsecretaría liderada por Arturo Zúñiga. 

En ese texto se señala que los vecinos del edificio no han sido “notificados o consultados sobre el funcionamiento por parte de la empresa Hotel Clínico Spa, que trabaja en las mismas instalaciones y con el mismo personal de Smart Apart”.

Con todo, estos vecinos se han manifestado más tranquilos, debido a que durante los últimos días -posterior a la publicación de nuestro reportaje- ha podido observarse que quienes hacían uso de estas residencias se han estado retirando de esos departamentos. 

Estos vecinos señalaron que según información a la que accedieron, Orlando Durán tendría al menos 19 departamentos funcionando como parte de su negocio hotelero en el edificio ubicado en calle Mosqueto. Además, algunos de estos vecinos confirmaron que Alexandra González Silva -quien figura como única socia de Hotel Clínico Spa- es efectivamente la pareja de Orlando Durán.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario