Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 19 de abril de 2021
Ministerio de Salud

Corrupción en residencias sanitarias y fracaso en el hospital de cerrillos: el currículum con que Arturo Zúñiga busca ser candidato

Maximiliano Alarcón G.

zuñiga

Arturo Zúñiga.
Arturo Zúñiga.

Decidió dejar la Subsecretaría de Redes Asistenciales para llegar al Congreso o a un asiento de constituyente representando a la UDI, invitado por Jacqueline Van Rysselberghe. Pero todavía tiene temas pendientes, principalmente en Fiscalía y Contraloría, donde se desarrollan investigaciones por las irregularidades en la contratación de residencias sanitarias.

Durante la semana pasada en las oficinas de la Subsecretaría de Redes Asistenciales ya se sabía que Arturo Zúñiga dejaría el cargo y entre funcionarios se especulaba con dos motivos: o asumiría una candidatura o era por irregularidades. Finalmente las dos se ajustaban a la realidad.

El pasado martes se confirmó que el funcionario dejaría el organismo dependiente del Ministerio de Salud para aventurarse a una candidatura, la cual todavía no se sabe si será al Congreso o a constituyente, pero sí que lo hará desde la UDI invitado por Jacqueline Van Rysselberghe, la presidenta del partido. Pese al cambio de aire y a su entusiasmo, el ingeniero comercial carga con situaciones negativas pendientes de su trabajo en el ministerio.

En junio de este año INTERFERENCIA reveló que Zúñiga validó el contrato por 205 millones de pesos para una residencia sanitaria ubicada en el centro de Santiago, la cual en realidad era una serie de departamentos residenciales que administra Orlando Durán, militante UDI y entonces jefe de la División de Atención Primaria del Minsal. Tras la publicación, el negocio fue anulado, el funcionario fue desvinculado y el manejo de las residencias sanitarias fue quitado a Zúñiga para ser traspasado a la Subsecretaría de Salud Pública. Pero el tema no está zanjado del todo.

Aún sigue en desarrollo una auditoría y un sumario que realiza Contraloría, los cuales podrían tener resultados a finales de este mes. Además, sigue su curso una investigación a cargo de la Fiscalía Centro Norte con diligencias de la Brigada Anticorrupción de la Policía de Investigaciones. En ambas instancias ya han declarado distintas personas, tanto involucrados como testigos.

Funcionarios de la Subsecretaría de Redes Asistenciales comentaron a INTERFERENCIA fuera de micrófono que el caso de las residencias impactó fuerte al interior del organismo, puesto que no es habitual que llegue la Policía de Investigaciones a requisar discos duros, tal como ocurrió a los pocos días de la publicación de nuestro medio. Además, a muchos trabajadores de la entidad los invadió el miedo y la desconfianza hacia las jefaturas, ante la incertidumbre de qué actos irregulares podían estar cometiendo ocultamente.

Por otro lado, en el edificio de Mosqueto 552, el cual alberga los departamentos administrados por Durán, no tienen un muy buen recuerdo de Arturo Zúñiga por las consecuencias que tuvo para la comunidad el mal manejo de las residencias sanitarias. Según dijeron distintos residentes del lugar a este diario, el ex jefe de la Divap el Minsal sigue con su negocio hotelero al interior del recinto y que no mantiene ningún tipo de medida sanitaria para controlar a los pasajeros que entran y salen con frecuencia. 

“El apart hotel se convirtió en apart motel”, comentó un afectado que decidió irse del edificio por los problemas generados por Durán.

Este quizás fue el problema más grave durante el tiempo de Arturo Zúñiga, pero además de este caso, en el año y cuatro meses de gestión del personaje que llegó al cargo gracias al ex ministro Jaime Mañalich, existen otros casos que marcaron su manejo en la pandemia del Coronavirus.

Uno de estos fue la fallida instalación del hospital modular de Cerrillos, el cual fue anunciado por el ex subsecretario a mediados de marzo de este año y que se supone estaría listo a fines de abril, pero según constató INTERFERENCIA a principios de mayo, no tenía ningún avance y finalmente fue descartado por el ministerio a mediados de dicho mes.

En tanto, una de las críticas internas que se hace a Zúñiga entre funcionarios de la subsecretaría, es no haber reaccionado a tiempo con la inclusión de la Atención Primaria en la trazabilidad del Covid-19, ya que pese a que la emergencia sanitaria fue declarada en febrero, recién en junio se integró a estos recintos.

El poder en la subsecretaría

Pero ahora entre los trabajadores de Redes Asistenciales la preocupación es qué pasará con la llegada del nuevo subsecretario, Alberto Dougnac Labatut, puesto que aún no se sabe si integrará nuevos jefaturas o mantendrá las que ya estaban.

La incertidumbre en esto es por la dirección política del organismo. Las personas más cercanas a Zúñiga eran su jefe de gabinete, Jorge Acosta (movimiento Republicanos), y la abogada Lizzy Calcagno, quien ocupa el cargo de jefa del Departamento de Administración y Desarrollo Institucional de la subsecretaría. La hermana de esta última es propietaria de un departamento en Mosqueto 552, pero no es de los administrados por Orlando Durán.

De igual forma, la UDI era un gran soporte para Zúñiga en el organismo, por esto se explica que el ex subsecretario decida ser candidato por dicho partido. En este grupo figuran la actual jefa de la Divap, Adriana Tapia; el jefe de la División de Gestión de Redes Asistenciales, José Luis Novoa; y Andrés Mercado, jefe del Departamento de Formación y Capacitación.

Hasta hace un tiempo este grupo también lo integraba Alexis Flores, quien ocupaba el cargo de “asesor de política” de Zúñiga. Este funcionario también fue despedido a raíz del caso de residencias sanitarias, después de que nuestro medio reveló que él intentó apurar el pago pese a las dudas en las licitaciones. De vez en cuando se le ve en las cercanías del edificio de Redes Asistenciales ubicado en Monjitas 699, frente además de la oficina de Orlando Durán en su emprendimiento Smart Apart.

alexis flores

Alexis Flores en las afueras de Redes Asistenciales, el pasado 7 de octubre.
Alexis Flores en las afueras de Redes Asistenciales, el pasado 7 de octubre.

Este grupo gremialista es cercano a la vez a la senadora y presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, quien actualmente es la madrina política de Arturo Zúñiga.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Capaz que salga libre de polvo y paja , lo que no me sorprendería sabiendo que la gran mayoría de este gobierno por no decir todos son unos mafiosos.

Este sinverguenza debería estar preso y aquí ganando pitutos para seguir robándonos el descarado

Con ese currículum de trapacerías parece un auténtico chileno con "chispeza" habilitado no solo para aspirar a una candidatura al Congreso o de constituyente, sino que hasta a una precandidatura presidencial.

Añadir nuevo comentario