Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 19 de septiembre de 2020
Santiago Ciudad Inteligente (SCI)

El centro de televigilancia del intendente Guevara está en la cuerda floja

Lissette Fossa

smartcityrio2.jpg

Sistema Smart City en Río de Janeiro.
Sistema Smart City en Río de Janeiro.

Según fuentes del gobierno regional metropolitano, la Intendencia habría retirado su propio proyecto de la consideración de los consejeros regionales, lo que se formalizaría en las próximas horas mediante un oficio. Esto, con el propósito de hacerle cambios sustantivos a una iniciativa que se enfoca fuertemente en seguridad y que cuesta 7.000 millones de pesos en tres años. 

Tal como informó INTERFERENCIA el pasado 15 de abril, esa semana el intendente de la región metropolitana. Felipe Guevara, solicitó a los consejeros regionales (cores) 7 mil millones de pesos para financiar un proyecto de televigilancia que coordinará cientos de cámaras de seguridad de municipios y Carabineros y drones que se están usando, pero no de manera centralizada. Este tipo de proyectos se conocen como smart city y ya se han aplicado en otras ciudades del mundo, gestionados por inteligencia artificial.

Como lo detalló este medio, el centro de televigilancia llamado Santiago Ciudad Inteligente -y conocido como Panóptico de la Intendencia- pretende mejorar el flujo de datos en transporte y medioambiente. Su ejecución estaría a cargo de la Subsecretaría de Prevención del Delito, en conjunto con la Intendencia, la que pretendía instalar la oficina central en el subterráneo del edificio de Moneda con Morandé.

El foco de dicho proyecto estaba en seguridad y monitoreo de "incivilidades" con cámaras públicas y privadas, interconectadas, además de disponer de información de app privadas, como Waze y Sosafe, según se detalla en un documento publicado por INTERFERENCIA.

Este lunes el Santiago Ciudad Inteligente (SCI) se iba a continuar debatiendo entre los cores, pero, según fuentes del gobierno regional, la Intendencia informó que se iba a retirar el proyecto para reformularlo.

Para ello, la actual propuesta se retiraría mediante un oficio, que aún no se hace público, para modificarlo y volver a ingresarlo con distintos cambios.

Según estas fuentes, la nueva propuesta se ceñirá a reformar el concepto de smart city, aunque aún no existen detalles de parte de la Intendencia sobre qué significaría esto en concreto. Tampoco habría fecha de reingreso del nuevo proyecto.

La solicitud de financiamiento se realizó ya declarada la pandemia mundial de coronavirus y cuando los cores han enfocado su labor en entregar financiamiento a Municipalidades para compras de insumos médicos y ayuda social para las familias, con el objeto de evitar contagios de coronavirus y enfrentar la necesidad de alimentos.

Recientemente los cores transfirieron 9 mil millones de pesos a las municipalidades con ese fin.

Hace una semana, la Intendencia hizo llegar al gobierno regional un documento que entregaba detalles del proyecto y que indicaba que la oficina que se construirá en la intendencia proyecta al menos 22 funcionarios, encabezados por un delegado presidencial.

Solo la planilla de trabajadores en este smart city tiene un costo anual de 597 millones de pesos. Mientras que los equipos de hardware, es decir, computadores y pantallas, entre otras herramientas, suman un total de 469 millones de pesos.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario