Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 11 de mayo de 2021
[El Domingo Político en la TV]

El laberinto de los ‘mínimos comunes’ para un acuerdo con Piñera

Mr. Wolf (@Mister_Wolf_0)

El presidente Piñera hablando con la senadora Provoste

El presidente Piñera hablando con la senadora Provoste
El presidente Piñera hablando con la senadora Provoste

Soy Mr. Wolf (@Mister_Wolf_0) y este es mi resumen político del domingo televisivo, el que estuvo marcado por los “mínimos comunes” entre la oposición y un Presidente derrotado en el Tribunal Constitucional y que tiene apenas un 9% de aprobación, según la CEP.

Después de su visita a La Moneda y de la avalancha de críticas sobre una nueva “cocina política”, la presidenta del Senado, Yasna Provoste, declaró que ella no fue a negociar con el presidente Sebastián Piñera, porque esa discusión debe ser de cara a la ciudadanía; y que solo sostuvieron una reunión para buscar una agenda de “mínimos comunes” para empezar a hablar entre la oposición y el Ejecutivo.

¿Qué entiende el gobierno o el Senado por agenda de mínimos comunes? Según Provoste, esta lista debe partir por un acuerdo de una renta universal. Según el gobierno, no.

Bueno, esa fue la tónica del domingo en la TV; buscar una respuesta que al parecer no es tan sencilla de responder, en un contexto en que el gobierno viene de -tal vez- su derrota más severa, en el Tribunal Constitucional por el tercer retiro, y con una aprobación de 9% según la CEP.

Era domingo por la mañana y Mesa Central de Canal 13 abría su programa entrevistando a un débil ministro del Interior, Rodrigo Delgado, quien, aparte de no decir nada sobre una renta universal, se dedicó a desmentir las posibles fracturas al interior del comité político del gobierno y a alabar la gestión económica del presidente: “Admiro la obsesiva responsabilidad del presidente Piñera”, dijo para justificar el envío del proyecto del tercer retiro al Tribunal Constitucional; y remató diciendo que la historia del país hará justicia en reconocer que Piñera había tomado una buena decisión.

Declaraciones que pasaron desapercibidas a esa hora -y una oportunidad perdida para discutir la agenda- porque, en paralelo, CNN con Rafael Cavada, entrevistaba al presidente de la CPC, Juan Sutil, que lanzaba incendiarias declaraciones destinadas a ser comentario obligado durante el día. Entre éstas se encuentra el culpar a la gente por las muertes de la pandemia: "Si hay que lamentar casos de gente que ha fallecido antes de llegar a la atención, hay bastante responsabilidad de las personas". Sutil también culpó a los migrantes de la caída de la economía: "Chile venía creciendo muy bien en ingresos. Empezó a haber migración y eso detuvo el desarrollo y el crecimiento”.

Declaraciones escupidas con brutalidad, a tal punto que dejaron medio congelado al mismo Cavada y que no encontraron ninguna resistencia por parte del oficialismo, y que -desde luego- no contribuyeron a un clima de entendimiento que es indispensable para que el gobierno sobreviva.

Después fue el turno de Joaquín Lavín, quien llegó a sorprender al programa Influyentes de CNN, de la periodista Paula Escobar. “El gobierno llega tarde muchas veces y la manera de negociar es muy equivocada […] Todas las ayudas tienen que ser universales y eso el gobierno no lo entendió”, dijo, buscando desmarcarse del oficialismo.

Pauta Libre -en tanto- abrió la programación estelar con roces entre sus panelistas. Verónica Franco encendió la discusión al afirmar que no hay argumentos para llevar a Piñera a la Corte Penal Internacional por violaciones a los derechos humanos, lo cual fue criticado por una indignada Yasna Lewin, quien ya arrastraba varios episodios de fricción con Franco. El conato entre las colegas quedó ahí, sin ser zanjado, luego de que la líder periodística del programa, Mónica González, cortara la discusión para avisar que habría un cierre del debate hacia el final del programa, lo que finalmente no ocurrió, por falta de tiempo, según explicó González.

En paralelo y en contraste, Tolerancia Cero abrió su programación con una notable editorial de Fernando Paulsen, quien criticó a quienes tildan de víctima al presidente de la República por su fracaso político. “Sin duda sus asesores tienen una cuota de responsabilidad en el despelote del actual gobierno, pero cuidado: Cristián Larroulet y Juan Sutil no tienen más influencia que el espejo del presidente, ahí se refleja el verdadero y más importante asesor de Sebastián Piñera”.

Lamentablemente, el programa siguió con entrevistas intrascendentes a dos insípidos políticos. El primero, Javier Macaya, presidente de la UDI, quien fue a decir en modo de crítica que Piñera debía hacer un cambio de actitud y ser más humilde en la toma de decisiones. Luego fue el turno de Guido Girardi, quien eludió varias preguntas respecto a los acuerdos entre el Ejecutivo y el Senado, ante lo cual Mónica Rincón no perdió la oportunidad de tildarlo como un cocinero experto en política, al decir que Girardi es conocido como “el máster chef de la política.”

En tanto, TVN con Estado Nacional entrevistaba al ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Juan José Ossa, quién descartó de plano varias cosas que tienen mucha oportunidad de materializarse: un cuarto retiro de fondos, el impuesto a los super ricos y/o una renta básica universal. Una imagen triste e impotente del ministro que tiene por función principal negociar en el Congreso la agenda legislativa y que fue una figura fantasmagórica durante la peor semana del gobierno desde el estallido social.

Una noche larga que entregó muchas dudas e incertidumbre sobre el futuro de la famosa agenda de mínimos comunes.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Buscar esos "acuerdos mínimos" con el gobierno es una perdida tiempo, pues con piraña es imposible. Cualquier engendro saldrá de esa cocina, aunque Yasna Provoste no quiera reconocerlo. Solo la presión social y politica sirve contra un gobierno del 9% de apoyo

CENSURARON MIS FELICITACIONES Y TODO LO DEMÁS

????

????

Pamela Jiles le preguntó a Yasna Provoste si se sentía cómoda dialogando con un asesino y quien tiene la más baja aprobación en toda la historia política de los presidentes en Chile. Una pregunta muy pertinente si recordamos que los diálogos pos dictadura de la Concertación con la derecha pinochetista a lo único que derivó es que la Concertación consolidara el sistema neoliberal legado por la dictadura, y para más peor aún, lo consolidara, y para más peor todavía, lo profundizara. De esto se concluye que si no tenía sentido dialogar con un Pinochet asesino, mal podría concebirse dialogar con este otro asesino, Piñera.

Espero que la estrategia de buscar "acuerdos mínimos" con un desgobierno intransigente que no pretende ceder ni un cm sobre el nivel del piso, sea para poder enrostrarle esta intransigencia en la cara y utilizarla políticamente... no para otra cocinería

Añadir nuevo comentario