Gracias al apoyo de nuestros lectores conseguimos 280 nuevos suscriptores
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 24 de agosto de 2019
Humanos de diseñador

Gemelas editadas genéticamente podrían ser superinteligentes

Catalina Mundaca

Pruebas en ratones con la misma edición genética que las hermanas chinas Nana y Lulu, muestran individuos con importantes mejoras cognitivas, por lo que muy probablemente eso se replique en humanos. Una característica que se suma a la inmunidad frente al VIH y otras enfermedades infecciosas de estos primeros seres humanos modificados en su ADN en etapa embrionaria.

El experimento realizado durante el año pasado por el profesor He Jiankui de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur de Shenzhen, en China eliminó el genoma CCR5 mediante el método CRISPR. Este genoma permite que el VIH se adhiera al organismo. 

El científico reclutó a ocho parejas, en las cuales el padre es VIH positivo y la madre VIH reactiva, para participar de un estudio clínico, en este se modificarían los embriones y se implantarían en la madre con la esperanza de que los niños nacieran inmunes al virus del que eran portadores sus padres. 

El método utilizado para realizar la eliminación del genoma fue el método CRISPR el que consiste en, reemplazar, ajustar o eliminar un genoma. Este método fue descubierto y ha sido utilizado desde el año 2012, pero nunca se había practicado en humanos, al menos de manera pública. 

El CRISPR es un sector del genoma de las bacterias que es capaz de reconocer un virus y producir los cambios necesarios en el sistema inmune para combatir los efectos este y volver a la bacteria inmune a su ataque.  

Actúa en conjunto a la proteína CAS9, que sirve como una tijera molecular. Los científicos mediante enzimas pueden determinar qué sector del genoma desean que sea “cortado” por esta proteína. 

De esta forma, Jiankui, utilizó el método de reconocimiento y corte para eliminar el genoma CCR5 en un embrión que fue implantado en la madre de una de las parejas del estudio. Una de las mujeres llevó a término el embarazo y producto de este nacieron las mellizas Lulu y Nana. 

Mejoras cognitivas

Paralelamente, un estudio de la Universidad de California de Los Ángeles, han probado la incidencia del genoma CCR5 en los procesos cognitivos. Anteriormente se le quitó este gen a ratones de laboratorio, los cuales tuvieron mejoras significativas en los procesos de memorización y en la rapidez sináptica. 

Además los ratones tuvieron mejorías considerablemente más rápidas en su recuperación luego de golpes o accidentes cerebrovasculares.  

Por otro lado el científico chino, ha asegurado que las posibles mejoras en la cognición de las mellizas sólo son colaterales, pero su intención siempre fue sólo hacer inmunes al VIH a las niñas.

Este método puede servir para erradicar de los humanos algunas de las enfermedades virales más devastadoras y comunes del último siglo, sin embargo, la supresión del gen CCR5 podría hacernos vulnerables a virus ya erradicados, como la influenza.

Debate bioético

Pero, se ha abierto un profundo debate por las consecuencias hasta ahora desconocidas de esta "edición genética". Cabe señalar que la comunidad científica ha signado este experimento por de bajo de los estándares bioéticos.

No existen conocimientos de los posibles daños que estos cambios genéticos pueden provocar en los seres humanos, es por esto que el sólo hecho de hacer el experimento es objeto de un debate ético. Al modificar genéticamente un embrión y llevarlo a término, no se tiene la certeza de las consecuencias que tendrá esta modificación en la vida de la persona. 

Aunque el experimento no tuviese consecuencias dañinas para el primer sujeto, es imposible determinar qué sucederá con su descendencia. 

Sin embargo el debate no acaba ahí, respeto de la salud de los individuos modificados genéticamente. También hay preocupación por el enorme potencial disruptivo social de su aplicación e incluso por un posible desequilibrio del ecosistema terrestre frente a la existencia de superhumanos. 

La universidad para la que He trabaja ha anunciado que inició una investigación en su contra, ya que no se encontraban al tanto del experimento que estaba realizando el científico dentro de sus instalaciones. 

De hecho en China y en casi todos los lugares del mundo está prohibida la edición genética en la reproducción asistida de los seres humanos. Los científicos pueden experimentar con la edición, sin embargo, estos embriones no deben ser implantados, ni menos llevar el embarazo a término con esta metodología. Estos embriones deben ser destruidos y desechados.

Tanta controversia ha generado el nacimiento de Lulu y Nana por el experimento de Jiankui que un comité de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reunirá este 18 y 19 de marzo para discutir la edición del genoma y sus implicancias.

El científico ha anunciado que pretende mantener un monitoreo médico de las gemelas por 18 años, y además dijo que hay otro embarazo con la misma modificación en su etapa inicial.  

Además, han surgido sospechas de que He no ha actuado solo, pues habría recibido apoyo -de manera totalmente informal y a escondidas- de científicos de entidades chinas y estadounidenses, sin que se haya podido probar esas vinculaciones.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario