Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 1 de Diciembre de 2021
Twin Metals

La derrota de Trump, una mala noticia para Luksic y sus intereses mineros en Estados Unidos

Diego Ortiz

De izquierda a derecha: Joe Biden, Andrónico Luksic y Donald Trump

De izquierda a derecha: Joe Biden, Andrónico Luksic y Donald Trump
De izquierda a derecha: Joe Biden, Andrónico Luksic y Donald Trump

Cuando Joe Biden fue vicepresidente, Barack Obama revocó los permisos de Twin Metals, el proyecto cuprífero de Antofagasta Minerals que busca instalarse cerca de una reserva natural en Minnesota. Donald Trump, en cambio, luego los devolvió. El presidente electo no se ha pronunciado y puede que busque beneficiar la producción estadounidense de cobre, pero es probable también que nombre como secretario de Agricultura a un feroz crítico del proyecto. 

En Minnesota, Estados Unidos, a escasa distancia de la reserva natural Boundary Waters Canoe Area, Twin Metals –subsidiaria de Antofagasta Minerals, que es de propiedad de la familia Luksic– busca instalar una mina de cobre, níquel y cobalto. El proyecto, para el cual se piensa desembolsar unos US$ 1.700 millones, es controvertido para la opinión pública estadounidene, pues pretende realizarse en una zona de alta biodiversidad y riqueza medioambiental.

La administración de Barack Obama se inclinó por los argumentos medioambientales, y en 2016 revocó los permisos mineros de la empresa en la zona. Sin embargo, el freno al proyecto duró poco: con Donald Trump en la Casa Blanca, los permisos fueron reinstaurados el año 2018.

El parque BWCA. Créditos: Dave Freeman

El parque BWCA. Créditos: Dave Freeman
El parque BWCA. Créditos: Dave Freeman

Frente a dos políticas diametralmente opuestas, Antofagasta Minerals está a la expectativa, pues el triunfo de Joe Biden -quien fue vicepresidente de Obama- genera la incertidumbre respecto de si seguirá la política de quien fue su superior. Biden -hasta el momento- ha declinado referirse al tema, siendo aún una interrogante si frenara la mina o le dará luz verde.

Incertidumbre que - de todos modos - no generaba Trump, un abierto defensor de los intereses extractivos. Pero su mandato, a diciembre de 2020, ya tiene fecha de término: dejará su cargo en enero, luego de perder las elecciones presidenciales de noviembre.

En ese escenario, es probable que las intenciones de Andrónico Luksic, el patriarca del clan, sufran un revés.

Eso, además porque según Bloomberg, Biden nombrará como secretario nacional de agricultura a Tom Vilsack, reconocido crítico de Twin Metals y quien fuera también secretario de esta entidad durante la administración de Obama, donde estuvo por prohibir la construcción de la mina. Vilsack es apuntado por distintas fuentes como un asesor de confianza del demócrata en materia medioambiental.

Incluso, Vilsack lideró la elaboración de un proyecto de ley que proponía prohibir licitaciones mineras por casi 95 mil hectáreas a la redonda de la reserva natural Boundary Waters, lo que echaria abajo el proyecto de Antofagasta Minerals. También se mostró públicamente muy crítico a la decisión del gobierno de Trump de volver a otorgar los permisos mineros al proyecto.

Por otro lado, se tomó contacto la congresista Betty McCollum –demócrata, al igual que Biden– y con la organización opositora a la mina, Save The Boundary Waters, quienes creen que el nuevo presidente de Estados Unidos optará por mantener intacta la reserva natural y sus alrededores.

Betty McCollum, representante del cuarto distrito de Minnesota en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, indicó a esta redacción que con la llegada de Biden a la presidencia “esperamos completamente que se vuelva a las decisiones tomadas a partir de la ciencia que prioricen la preservación de nuestras vulnerables tierras y aguas públicas, por sobre las industrias extractivas”.

La congresista es una de las legisladoras que propuso el proyecto para proteger hasta 94 mil hectáreas de terreno alrededor de la reserva Boundary Waters, iniciativa firmada también por republicanos, y que, como se mencionó anteriormente, contó con la participación de Vislack.

Junto con esta instancia, McCollum solicitó una prohibición de dos años en la zona mientras se conducía un estudio que medirá el impacto ambiental de la mina en las reservas de agua del lugar. Este estudio, según indica el equipo de comunicaciones de McCollum, fue cancelado por la administración de Trump cuando llevaba 20 de los 24 meses presupuestados de análisis

.“La priorización de ganancias contaminantes por parte de la administración de Trump y su forma de gobernar en extremo anti-ciencia, incluyendo el abandono del estudio en el Superior National Forest, son hechos atípicos”, indicó la legisladora. “El presidente Biden restaurará la integridad y la ciencia en nuestros procesos de toma de decisiones para las tierras federales”, aseguró, algo para lo cual trabajará y estará a completa disposición.

Mal pero no tan mal

A pesar de esto, no todo son malas noticias para los planes del empresario chileno en Estados Unidos. Un artículo de Reuters asegura que el equipo de Biden habría comunicado, en privado, que apoyará la producción local de metales requeridos para la confección de vehículos eléctricos, paneles solares y otros elementos cruciales en su plan de combate al cambio climático. Según la publicación, la industria del cobre será fuertemente impulsada por ese turbo industrial, lo que se podría traducir en un apoyo a la mina de Twin Metals. 

El proyecto está en plena fase de evaluación ambiental –la cual es conducida por una empresa externa– y actualmente se enfrenta a una demanda interpuesta por opositores a la mina, presentada en septiembre de este año en contra del Departamento del Interior luego de la renovación de licencias mineras federales.

INTERFERENCIA contactó a Antofagasta Minerals para saber qué esperan de la administración de Biden, cuya elección aseguran no es una mala noticia para la empresa dadas sus pretenciones industriales intensivas en cobre.

Desde la propia empresa no creen que la derrota de Donald Trump –y la consecuente elección de Joe Biden– sea negativa para el proyecto. “Como la mayoría de los proyectos mineros, este es un proyecto de largo plazo cuya tramitación de permisos recién comenzó y esperamos tome varios años y más de una administración de gobierno, por lo tanto, esperamos en estos años de tramitación de permisos trabajar con todos los gobiernos que corresponda”, indicaron desde Antofagasta Minerals.

Respecto a la posibilidad de que el presidente electo ponga trabas, desde la empresa respondieron que el proyecto es evaluado por el Estado y no por una administración específica, agregando que “estamos convencidos que el proyecto cumple con todas las normas tanto a nivel federal como del estado de Minnesota”.

Por último, consultados por el artículo de Reuters donde se indica que el equipo de Biden habría asegurado que potenciaría la producción nacional de cobre, la empresa de la familia Luksic aseguró que “no tenemos ninguna información específica sobre el tema más allá de lo que ha salido públicamente. Agregaron también que “estas declaraciones son de carácter general y se hicieron durante la campaña”, algo que evalúan como positivo.

Hoy, la incertidumbre

Independientemente de las intenciones del próximo presidente de Estados Unidos, una reelección del republicano habría sido sin duda positiva para el proyecto minero. Al menos así lo cree Tom Landwehr, director ejecutivo de la campaña Save The Boundary Waters. “La administración de Trump fue terrible para nuestra causa”, cuenta. Landwehr cuenta que de todos modos estarán monitoreando a Biden y sus movimientos.

Landwehr confía en que “la administración Joe Biden- Kamala Harris restaurará el correcto manejo de las tierras públicas de Estados Unidos y tomará decisiones basadas en la ciencia”.

Parque BWCA. Créditos: Dave Freeman

Parque BWCA. Créditos: Dave Freeman
Parque BWCA. Créditos: Dave Freeman

A pesar de esto, el activista estadounidense reconoce que “no tenemos mucha información en lo que la administración está pensando o está dispuesta a hacer”. Es todavía un misterio el levantamiento de la mina de cobre, níquel y cobalto a un costado de una reserva natural de Estados Unidos.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario