Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 22 de septiembre de 2020
Teniente coronel Claudio Crespo

Carabinero que más disparó el día en que cegaron a Gustavo Gatica también dio mal uso a su GoPro, por lo que es dado de baja

Diego Ortiz
Joaquín Riffo

Fue sancionado por “grave incumplimiento de los protocolos” luego de que descargara en su computador los registros de su cámara de servicio personal. INTERFERENCIA dio a conocer en abril que Crespo, a pesar de disparar 170 tiros esa jornada, no fue señalado como autor de disparos en el primer sumario de Carabineros, donde tampoco fue interrogado.

El pasado viernes 19 de junio el general subdirector de Carabineros de Chile, Diego Olate Pinares, se refirió durante un punto de prensa a los avances que ha tenido el caso de Gustavo Gatica; el estudiante que perdió la visión el 8 de noviembre en Plaza Dignidad luego de que un funcionario policial no identificado le disparara a la cara con su escopeta antidisturbios.

“El fiscal que diligencia [el caso] determinó iniciar el proceso de baja de un funcionario debido a un grave incumplimiento de los protocolos”, explicó el general Olate, sin dar a conocer la identidad del carabinero dado de baja.

La infracción en cuestión -según el propio subdirector- consistió en descargar en su computador de trabajo personal los videos de la cámara GoPro que portaba el día de los hechos, esto antes de entregar los registros a la Policía de Investigaciones (PDI).

Según pudo constatar nuestro medio a través de diversas fuentes, el efectivo policial dado de baja corresponde al teniente coronel Claudio Crespo Guzmán, mismo efectivo que, según dió a conocer INTERFERENCIA a fines de abril, disparó 170 veces su escopeta antidisturbios el día que cegaron a Gatica en Plaza Dignidad, casi 50 tiros más que cualquier otro funcionario.

A pesar de esto, Crespo no fue mencionado por el primer sumario de Carabineros como autor de disparos ese día, sin tampoco ser interrogado al respecto (ver artículo Caso Gustavo Gatica: Fiscalía investiga a uniformado que sumario de Carabineros ocultó). 

Si bien el general Olate no informó sobre la identidad del funcionario dado de baja, desde el interior de Fiscalía -institución encargada de llevar adelante la investigación- indicaron a esta redacción, de forma extraoficial, que Crespo sería el funcionario dado de baja. Sin embargo, agregaron que la identidad del efectivo policial apartado de sus funciones debe oficializarse por parte del propio director General de Carabineros, Mario Rozas.

Por otro lado, otra fuente interiorizada en el caso también indicó que el teniente coronel Claudio Crespo es quien vulneró los protocolos para la entrega de los videos de su cámara corporal, siendo dado de baja por ello.

INTERFERENCIA consultó a Comunicaciones de Carabineros de Chile si la defensa de Crespo seguiría siendo asumida por el departamento jurídico de la institución ahora que el teniente coronel se encuentra dado de baja y apartado de sus funciones. La entidad declinó referirse al tema por ser un caso “actualmente judicializado”. Además, los funcionarios a cargo de la consulta indicaron que; “en el ámbito legal, los carabineros pueden recurrir de manera interna o externa en términos de asistencia jurídica”, sin agregar mayor información.

Durante la conferencia de prensa, el subdirector general Diego Olate recalcó que “esta sanción corresponde a la responsabilidad administrativa del funcionario, la que es independiente de la investigación que se lleva adelante en el Ministerio Público por las lesiones sufridas por el señor Gustavo Gatica”. 

En ese sentido, lo que señala el general es que la sanción -y la consecuente desvinculación del teniente coronel Crespo de Carabineros- no implica que haya sido él quién cegó a Gatica.

Su responsabilidad en la manipulación indebida de los registros de su cámara corporal es un antecedente más dentro de la investigación, como también lo es la omisión de su nombre en el primer sumario elaborado por Carabineros. 

El oficial que más disparó el día que cegaron a Gustavo Gatica

El 26 de abril INTERFERENCIA publicó el artículo Caso Gustavo Gatica: Fiscalía investiga a uniformado que sumario de Carabineros ocultó, donde se abordaba cómo la policía uniformada había omitido al teniente coronel Crespo Guzmán del informe correspondiente al accionar policial del 8 de noviembre de 2019.

Cabe recordar que en dicho documento se deslizó la idea de que pudieron ser los propios manifestantes quienes hirieron al estudiante. El diario La Tercera hizo eco de ello, publicando el pasado 6 de abril un artículo titulado Caso Gatica: sumario no descarta lesión provocada por propios manifestantes.

Lo cierto es que en esa jornada de noviembre en la que el estudiante Gustavo Gatica fue cegado por perdigones, según la tabla de consumos de municiones percutadas por los policías, el código de dispositivo G-3 -correspondiente a Crespo Guzmán, según múltiples registros fotográficos y de video proporcionados por el medio Piensa Prensa- aparecía como el efectivo de Fuerzas Especiales que más disparó durante ese día. Pese a esto, no fue señalado ni interrogado como autor de los disparos en el sumario. 

En efecto, tal como informó este medio en ese momento, el G-3 fue autor de 170 disparos con la escopeta de perdigones y 43 con la carabina lanza lacrimógenas, según consta en los registros de la propia institución. No hubo efectivo de Fuerzas Especiales que disparara más ese día, siendo los que lo siguen en cuanto a munición gastada el coronel Santiago Saldivia y el teniente coronel Andrés Graves, ambos con 125 disparos. A diferencia de Crespo, tanto Saldivia como Graves fueron interrogados para efectos de la investigación judicial.

Aunque en el sumario no se le sindica la autoría a Crespo de los disparos que pudieron haber dejado ciego a Gatica, sí se le posiciona ese día en la calle Carabineros de Chile -donde fue herido el estudiante- según la declaración otorgada por el capitán José Ignacio Cárdenas Morgado, autor de 50 disparos esa jornada. Cárdenas aseguró haber recibido instrucciones “de mi Comandante Crespo Guzmán”, quien le ordenó “seguir actuando en el lugar a través de contenciones arremetidas y detenidos”. 

Según se aprecia en la carpeta investigativa del caso, a la que INTERFERENCIA también tuvo acceso, la Fiscalía solicitó expresamente incautar la tarjeta de memoria de la cámara GoPro que portaba tanto Crespo Guzmán como el personal a su cargo el 8 de noviembre de 2019, además de ordenar la entrega del equipo computacional en el que fueron descargadas las imágenes de la tarjeta de memoria del teniente coronel y sus subordinados.

Además de este antecedente, este medio dio a conocer que el mismo Crespo, el año 2018, disparó a la cara de un manifestante a menos de 5 metros con su escopeta antidisturbios, provocándole graves lesiones (ver aquí artículo Alto oficial de Carabineros que disparó a corta distancia a la cara de un manifestante desarmado en 2018, ascendió y hoy dirige la represión en Plaza Dignidad). 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Hola, me interesa leer sus artículos. Felicito su labor.

En texto "luego de que descargara en su computador los registros de su cámara de servicio" es ambiguo. No deja claro si borró o solo copio los registros. El primer caso es claro delito por daño o destrucción de información pública luego de que descargara en su computador los registros de su cámara de servicio; si sólo es copia, es manejo inapropiado de información pública, y según el alcance pudiera corresponder sanción penal también. En ambas situaciones, por normativa de probidad, el funcionario que detectó la falta, dispone de 48 horas para hacer la denuncia correspondiente

Creo que la institución de carabineros debería hacer un test Psicológico y Psiquiátrico,por que no puede suceder que el actuar sea tan desmedidos,atacan a los manifestantes como si fueran el enemigo , Ellos

PRIMERA VEZ QUE LEO NOTICIAS POR ESTE MEDIO.Y SI ME GUSTO

A todas luces el funcionario dado de baja, es el chivo expiatorio. Procedimientos habituales en carabineros. Sí no fuese así, no lo hubieran premiado con un ascenso , además, colocarlo al mando de un grupo que sale a la calle a reprimir, teniendo como antecedentes de su participación canallesca al disparar a menos de cinco metros contra un civil. Es una institución jerarquizada , dónde se dan órdenes y se acatan. Más claro dónde.

El Psicópata de la Escopeta, ver en you tube

Añadir nuevo comentario