Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 16 de octubre de 2019
Anarquistas (3° parte)

Cronología de un sueño comunitario en Chile

Ernesto Carmona Ulloa (*)

anarquistas_chilenos.jpg

Anarquistas destacados: arriba, de izquierda a derecha, Domingo Gómez Rojas, Carlos Pezoa Véliz, Manuel Magallanes Moure; abajo, Julio Rebosio, Benito Rebolledo, Augusto D’Halmar
Anarquistas destacados: arriba, de izquierda a derecha, Domingo Gómez Rojas, Carlos Pezoa Véliz, Manuel Magallanes Moure; abajo, Julio Rebosio, Benito Rebolledo, Augusto D’Halmar

Varios fueron los hitos de la historia política y social de Chile en la que los anarquistas tuvieron protagonismo. En esta entrega, se detallan dichos eventos entre 1880, con la llegada en barcos de los primeros anarquistas europeos, hasta 1995, época del Centro de Estudios Sociales Magno Espinoza.

1880: Comienzan a arribar obreros europeos de orientación bakuninista (seguidores del pensamiento ácrata de Miguel Bakunin).

En Iquique reside el anarquista español Manuel Chinchilla -afirma el historiador Luis Vitale- escapado de una fracasada rebelión cantonalista en Andalucía y Valencia. Según Julio Pinto, sólo pudo comprobarse que Chinchilla fue copropietario de uno de los dos almacenes de abarrotes más grandes de la ciudad, y que pese a figurar como avisador en el periódico El Obrero y haber tenido una postura más bien contemporizadora hacia los huelguistas portuarios de 1893 (cuando le correspondió integrar la delegación negociadora patronal), no parece haber retornado públicamente su militancia luego de radicarse en Tarapacá. 

1892: Alejandro Escobar y Carvallo, Magno Espinoza -mecánico de 20 años- y Luis Olea fundan en Santiago el Centro de Estudio Social. El anarquismo ejerce influencia en las uniones de protección del trabajo -pintores, albañiles y estucadores- donde emerge el dirigente Carlos Jorquera, y se fortalece con la fundación de la Unión Marítima, afiliada a la Liga Marítima Internacional. 

1893: El trío fundador edita los periódicos El Oprimido -órgano del Centro de Estudio Social, considerado el primer periódico anarquista- y La Luz. El incipiente anarquismo influye la Sociedad Tipográfica de Valparaíso y la Unión de Tipógrafos de Santiago. Estalla la huelga portuaria en Iquique. 

1896: El poeta Carlos Pezoa Véliz, Juan Bautista Peralta, Javier Rocuant, Antonio Bórquez, el escritor Diego Dublé Urrutia, Alejandro Escobar Carvallo y Magno Espinoza fundan el Centro de Estudio Social Obrero y animan su periódico El Grito del Pueblo.

1897: Nace la Unión Socialista, fusión del Centro de Estudio Social Obrero, de la Agrupación Fraternal Obrera y de los Socialistas Igualitarios (de Hipólito Olivares e hijos). Su órgano El Proletario es dirigido por Luis Olea, en colaboración con Magno Espinoza y Alejandro Escobar y Carvallo.

La Unión Socialista es rebautizada en diciembre como Partido Socialista de Chile. También surge el Partido Obrero Socialista Francisco Bilbao, integrado por ex demócratas, mutualistas y anarquistas. 

1898: Magno Espinoza funda Rebelión y publica El Rebelde. Se produce la primera manifestación anarquista en honor a los mártires de Chicago el 1° de mayo. Espinoza y Cabiedes fundan la primera sociedad de resistencia con obreros de la maestranza del ferrocarril de Puente Alto. Organizaciones similares crean los carpinteros, panaderos, tranviarios, zapateros, mueblistas, gráficos y obreros, con dirigentes como el relojero Marcos Yáñez, el mueblista Belarmino Orellana, el gráfico Eugenio Sagredo Jiménez y el obrero del carbón Luis Morales.

También se publican El Martillo y La Tromba. Escobar funda la Sociedad de Carpinteros y Ebanistas; con Olea crea la Sociedad de Instrucción y Socorros Mutuos Caupolicán, que reúne a obreros y artesanos. 

1899: Aparecen los periódicos El Pueblo, El Jornal, La Antorcha y revistas literarias que difunden las ideas anarquistas. 

1900: "¡Abajo el servicio militar obligatorio!", "El Ejército es la Escuela del Crimen" y "Protestamos por todas las masacres cometidas por las autoridades" rezan los carteles de la primera manifestación pública contra el Ejército y el servicio militar obligatorio realizada en Santiago por iniciativa de los anarquistas. Participan Luis Olea, Magno Espinoza, Carlos Pezoa Véliz, Cabiedes y Alejandro Escobar Carvallo.

Comienzan a crearse las primeras mancomunales, que agrupan trabajadores por rama de producción, y las sociedades de resistencia, organizaciones obreras anarcosindicalista y clandestinas que emplean la acción directa en su lucha contra el Patrón y el Estado. El 1° de mayo se crea la mancomunal de los obreros portuarios de Iquique. 

1901: Luis Olea y Luis Emilio Recabarren dirigen el periódico El Trabajo, de la Combinación Mancomunal Obrera. También aparece el periódico El Ácrata. Viaja a Chile el anarquista Pietro Gori, residente en Buenos Aires. Más tarde arriban el mendocino Lombardozzi y el boliviano Miguel Estrella. Manuel Guerra funda la organización de tripulantes de vapores. 

1902: Las mancomunales conducen la huelga de 60 días de los portuarios de Iquique. 

1903: Huelga general y levantamiento popular en Valparaíso, verdadera rebelión dirigida por los portuarios, en la que participan Espinoza, Olea y Escobar Carvallo e influyen las publicaciones ácratas El Obrero Libre y La Agitación. La represión mata más de cien trabajadores. Se crean mancomunales obreras portuarias en Antofagasta, Chañaral, Tal Tal, Copiapó, Lota y Coronel.

Los obreros del carbón realizan una huelga de 43 días en Schwager. En la Estación Dolores de la Pampa aparece El Obrero Libre; en su segundo número pasa a llamarse La Agitación, periódico anarquista.

Las mujeres anarquistas forman su primera sociedad de resistencia, la Federación Cosmopolita de Obreras en Resistencia. 

1904: Se realiza en Santiago la primera convención nacional de mancomunales con 15 organizaciones en representación de 20.000 afiliados, considerada por el historiador Humberto Valenzuela como "el primer congreso proletario chileno". Todo esto, a pesar de un reflujo anarquista en el centro del país, con desaparición de periódicos y organizaciones, que consigue mantener los centros de ilustración -formadores de pensamiento anarquista- Amor y Libertad, Germinal y La Luz.

1905: Acontece La Semana Roja, levantamiento social en Santiago en que los trabajadores controlan varios días las calles. Luis Olea, Magno Espinoza, Cabiedes, Carlos Pezoa Véliz, las sociedades en resistencia y los grupos de acción directa imprimen su sello libertario. 

En octubre se desata en Santiago la Huelga de la Carne, la más importante movilización de comienzos de siglo contra el alza del costo de la vida, que exige derogar el arancel a la carne importada desde Argentina. Un comité contra el impuesto al ganado convoca manifestaciones "sin carácter político ni religioso" en 10 puntos distintos, con participación de entidades y gremios encabezados por el Centro de Estudios Sociales Ateneo Obrero.

La policía santiaguina -con un contingente de sólo 1.800 hombres- distribuyó armas entre los jóvenes de la oligarquía organizados en las llamadas guardias blancas para asegurar el orden público. El Alba reseñó que "el pueblo ha sido asesinado con toda cizaña y alevosía por la horda joven de la burguesía. Han sido asesinados cobarde y vilmente más de 500 ciudadanos y más de 1.500 fueron heridos". El historiador anarquista Luis Heredia afirmó que fue una "huelga general revolucionaria" que fracasó por falta de experiencia y organización.

En diciembre irrumpen numerosas huelgas impulsadas por sociedades de resistencia de los zapateros, curtidores, cigarreros, tipógrafos, carretoneros, tapiceros, hojalateros, herreros y panaderos. 

Augusto D'Halmar y Fernando Santiván crean la Colonia Tolstoyana de San Bernardo, con el poeta Manuel Magallanes Moure como alcalde, con el proyecto de trabajar colectivamente la tierra, iniciativa que no prosperó por falta de intenciones prácticas de colectivización.

En Pío Nono, barrio Bellavista de Santiago, funcionaba otra colonia desconectada de San Bernardo, animada -entre otros- por Pedro Godoy Pérez, traductor del teórico anarquista ruso Piotr Kropotkin y de Karl Marx, además de corresponsal de Los Nuevos Tiempos, revista dirigida por Kropotkin, según los historiadores Luis Vitale y Oscar Ortiz.

1906: Renace la Federación de Obreros de Imprenta. En junio se crea la Federación de Trabajadores de Chile (FTCh), primera federación anarcosindicalista. Reaparecen El Oprimido  y El Alba, periódico del carbón que anima Luis Morales. Se informa del reagrupamiento libertario en Santiago, donde ya existían 19 sociedades de resistencia, según La Reforma.

En Antofagasta se produce una huelga de trabajadores portuarios y ferroviarios en que Espinoza tuvo su último importante rol conductor. La huelga termina en masacre y Magno Espinoza muere de tuberculosis.

En Santiago se funda la Federación de Estudiantes de Chile (FECh) involucrada desde su nacimiento con la cuestión social.

Mujeres anarquistas crean la Sociedad en Resistencia de Sombrereras. 

Las organizaciones libertarias en resistencia, contrarias a la propiedad privada, la coerción social y política, eclesial y estatal, desatan acciones en varias ciudades contra la ley de conscripción militar obligatoria. 

1907: Ocurre la matanza por parte del Ejército -responsabilidad del general Roberto Silva Renard- en la Escuela Santa María de Iquique, con 2.500 muertos, incluidos mujeres y niños, el 21 de diciembre. Unos 40.000 trabajadores en huelga de 30 oficinas salitreras, entre otras reivindicaciones, exigían salarios en dinero y no en fichas convertibles en alimentos caros exclusivamente en la pulpería de cada salitrera.

Entre los conductores anarquistas del conflicto estuvieron el estadounidense José Brigg y Luis Olea, quien escapó herido hacia Arica y terminó sus días en Quito, Ecuador, según el historiador Oscar Ortiz.

Ángela Muñoz Arancibia, sobresaliente organizadora de las mujeres anarquistas, impulsa la Sociedad en Resistencia de Operarias de la Casa Matus. En Santiago aparece El Primero de Mayo, editado por el Centro de Estudio Social. 

1908: El pintor anarquista Benito Rebolledo -Premio Nacional de Arte 1959- consuma una espectacular provocación ante la exposición anual de Bellas Artes con su obra Vicio Infernal, rechazada por el salón oficial pero exhibida en la puerta de acceso, concitando la curiosidad general. 

1910: Varios manifestantes contra la conscripción son arrestados en los actos del centenario de la Independencia por exhibir ante los invitados extranjeros un cartel contra "los tres piratas del Estado: gobierno, capitalismo y militarismo obligatorio". 

1912: Luis Emilio Recabarren funda el Partido Obrero Socialista. 

1914: Se organiza en Santiago la Liga de Arrendatarios que encausará las luchas de los moradores de conventillos urbanos. El 13 de diciembre, el anarquista español Antonio Román apuñala en calle Rondizzoni al general Roberto Silva Renard -sin quitarle la vida- a la sazón director de Famae, para vengar a su medio hermano Manuel Vaca y a las demás víctimas de la Escuela Santa María.

1915: Los hermanos Juan y Pedro Gandulfo, legendarios dirigentes anarquistas de la FECh, establecen centros de estudios sociales para capacitar a los trabajadores en un inmueble donado por ellos mismos. Crean periódicos e instalan la imprenta llamada Editorial Numén. La FECh se pone al frente de la lucha por los cambios que estremecen a la sociedad. 

1918: El periodista y redactor anarquista Julio Rebosio Barrera, fundador de Verba Roja y quizás el primer infractor a la Ley de Reclutamiento por objeción de conciencia, sale de la cárcel el 5 de abril, pero vuelve a ser detenido como editor del periódico. 

1920: Un tal comisario Astorquiza impone duras condiciones carcelarias contra un centenar de detenidos durante una huelga de 48 horas en protesta contra el asalto al local de la (FECh) y la destrucción de la imprenta Numén, actos alentados por la guerra de Don Ladislao Errázuriz y perpetrado por guardias blancos proclives al gobierno saliente de Juan Luis Sanfuentes Adonaegui. 

El poeta Domingo Gómez Rojas, detenido el 25 de junio por su condición de secretario de actas de la organización anarquista IWW, Trabajadores Industriales del Mundo, en su sigla en inglés, es torturado hasta hacerle perder sus facultades mentales, y muere de meningitis en el manicomio el 29 de septiembre. El 10 de diciembre, el magistrado Luis Molina sobresee el proceso por falta de mérito. 

Julio Rebosio Barrera -director de Verba Roja- muere por suicidio a los 24 años, víctima de una tuberculosis terminal y múltiples sufrimientos carcelarios. 

1922: La FECh inicia su campaña por la reforma universitaria, contrariando al Consejo de Instrucción, el 15 de junio, exactamente en el cuarto aniversario de la nueva Universidad de Córdoba, la primera reformada en América Latina. Uno de sus más encendidos impulsores es el estudiante anarquista Moisés Cáceres. 

El comité Pro Abaratamiento e Higienización de las Habitaciones, impulsado por la Unión Femenina -de orientación anarquista- inicia "una campaña contra los principales propietarios de conventillos, que incluyó un pliego correspondiente a 104 conventillos del Arzobispado de Santiago", según consigna el historiador Ricardo Donoso. 

1925: Entre el 8 y 11 de marzo se constituye en Santiago la asamblea de Asalariados e Intelectuales para debatir la nueva institucionalidad que desean los sectores populares. La Constitución de 1925 acogió una sola de sus propuestas, la separación de la Iglesia del Estado. 

1926: A los 29 años muere en Francia por suicidio -20 de febrero- el dirigente estudiantil Moisés Cáceres, minutos después que el cónsul Amunategui le negara ayuda para su repatriación. El rector Claudio Matte niega el Salón de Honor de la Universidad de Chile para un homenaje al ex líder estudiantil el 11 de mayo. Comienza una huelga y se funda el comité de la Reforma Estudiantil Moisés Cáceres, descongelándose la reforma universitaria

1931: El 26 de julio cae la dictadura de Carlos Ibáñez del Campo en una arrolladora protesta popular que conduce constitucionalmente al sillón al presidente del Senado, Pedro Opazo Letelier, quien se ausenta del país dejando al radical Juan Esteban. Montero, su ministro del Interior, en la vicepresidencia. A su turno, Montero declina en favor de su correligionario Manuel Trucco para postularse en las próximas elecciones del 4 de octubre, donde resulta triunfante.

Trucco debe entendérselas con la sublevación de los tripulantes de la Armada, iniciada el 31 de agosto en protesta por una rebaja de sueldos. Los suboficiales Ernesto González Briones y Manuel Astica Fuentes encabezan el movimiento reivindicativo que adquiere un carácter político insurreccional. En Talcahuano fue sofocada por el Ejército y en Coquimbo, por su rama aérea (aún no había FACh). 

1932: El 4 de junio se constituye la República Socialista, que en sus 12 días de duración alcanza a decretar la amnistía en favor de los sublevados de la Armada y a condonar las deudas de la Tía Rica, la Caja de Crédito Prendario. 

Pedro Godoy Pérez, ingeniero pero sobre todo intelectual anarquista, asume como ministro de Educación -a petición de los estudiantes- tras la caída de la dictadura de Carlos Ibáñez, bajo el gobierno de Juan Esteban Montero. Por primera vez, un anarquista ocupa un cargo de gobierno, pero no estuvo más que un mes.

1936: El leonés-asturiano Buenaventura Durruti y su camarada Francisco Ascaso dejan una leyenda -y un dolor de cabeza para las policías- en Chile, Argentina y Bolivia con motivo de numerosos asaltos a bancos efectuados en América del Sur en procura de fondos para la Revolución Española. 

1948: El gobierno de Gabriel González Videla promulga la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, que excluye al Partido Comunista. Un sector del Partido Socialista participa en el gobierno. 
Sectores de clase media constituyen la Junta Nacional de Empleados Públicos de Chile (Junech), liderada por Clotario Blest -de orientación cristiano-anarquista- e integrada por la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Agrupación Nacional de Empleados Semi Fiscales (ANES) y la Confederación de Emplea- dos Particulares (CEPCh). 

1949: El 16 de agosto estalla El Chauchazo, rebelión popular de tres días contra el alza del pasaje de micros en 20 centavos y la política económica de Jorge Alessandri Rodríguez, ministro de Hacienda de Gabriel González Videla. 

1950: El 23 de enero estalla una huelga general indefinida convocada por la Junech, bajo el liderazgo de Clotario Blest, protesta contra la política gubernamental de congelación de salarios que pone en jaque al gobierno de González. 

1953: Se constituye la Central Única de Trabajadores (CUT), presidida por Clotario Blest y animada por fuerzas de orientación socialista, comunista y anarcosindicalista. 

1954: Entre enero y septiembre se registran 231 huelgas en todo el país, conducidas por organizaciones sindicales afiliadas a la CUT. 

1955: La CUT paraliza el país con una huelga general ilimitada iniciada el 7 de julio contra la política salarial del ex dictador Carlos Ibáñez del Campo -electo en 1952 por amplia mayoría- y termina en la mesa de negociaciones, concediendo al gobierno una tregua de 10 días. Una fracción socialista participaba en el gobierno -Clodomiro Almeyda fue ministro- en tanto otra comenzaba a construir con los comunistas la alianza que más tarde sería el Frente de Acción Popular. 

Las cúpulas partidarias se imponen en las negociaciones sindicales, en desmedro de la influencia sindical anarco-sindicalismo. El 18 de julio se convoca a una nueva huelga general. 

1957: Una nueva alza del transporte urbano gatilla los sucesos del 2 y 3 de abril, dos días en que el gobierno pierde el control de Santiago a causa de una protesta popular. La insurrección civil se extendió hasta el 7 de abril, con 350 muertos registrados por la FECh y la CUT, contra 67 admitidos por el gobierno. 

1960: La represión mata dos manifestantes que participan el 3 de noviembre en un mitin contra la política salarial en la Plaza de Artesanos. Un paro nacional convocado para el día del sepelio de los trabajadores abatidos termina desmontado, luego que la ciudad se paraliza el 7 de noviembre con motivo del entierro. El mando militar de Santiago recae en el general Carlos PolIarolo, padre de la ex parlamentaria Fanny PolIarolo, quien bloquea los puentes del Mapocho para impedir el regreso masivo de los manifestantes.

Blest llama a permanecer indefinidamente en el cementerio "hasta que el gobierno oligarca [de Jorge Alessandri Rodríguez] y su camarilla se vayan del país", pero termina cediendo ante la presión PC, DC, PR, que amenazan con retirarse de la CUT. Comienza a declinar el liderazgo de Blest, situación que el gobierno aprovecha para encarcelarlo.

1961: La CUT convoca a un paro por 48 horas con una plataforma económica llamada pliego único, aprobado por las federaciones     afiliadas a partir de la hora cero del 29 de agosto, pero minutos antes de su comienzo resulta desactivado en una sesión de federaciones convocada por dos consejeros comunistas. Clotario Blest dimite como presidente de la CUT, queda como consejero y se convoca a un congreso para dirimir las discrepancias, pero cuando éste se produce, un año después, los abucheos no le permiten explicar los motivos de su renuncia.

El bloque insurreccional que comanda Clotario Blest constituye el 21 de octubre el Movimiento de Fuerzas Revolucionarias (MFR), que -entre otros efectos- fue una suerte de cascarón del futuro Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MlR), en la óptica del historiador Luis Vitale.

1962: Entre "gritos y empujones" -dice el historiador Óscar Ortiz- se celebra el Tercer Congreso Nacional Ordinario de la CUT, entre el 1 y el 5 de agosto. El MFR -anarquistas, trotsquistas, partidarios de Blest e independientes- obtiene sólo el 13% de los delegados.

El día 4 debió hablar Blest para fundamentar su renuncia, pero "se dio cuenta que en ese clima le era prácticamente imposible exponer sus puntos de vista y optó por no hablar. Había triunfado la democracia de los camaradas", escribió Humberto Valenzuela en su Historia del Movimiento Obrero Chileno. 

1987: Resurge el anarquismo con la fundación del Centro de Estudios Sociales El Duende, que reivindica el nombre de El Duende, "el primer órgano libertario en Chile, fundado por el tipógrafo Santiago Ramos".

1995: El Duende asume el nombre de Centro de Estudios Sociales Magno Espinoza, en memoria del precursor chileno del anarquismo, camarada de luchas de Alejandro Escobar y Carvallo y de Luis Olea, entre otros.

Mañana Cuarta y última parte: Una utopía que se resiste a morir.

(*) Ernesto Carmona Ulloa es periodista y escritor. Autor de los libros Yo Piñera, Morir es la noticia, Chile Desclasificado, ¿Qué es el anarquismo y Los dueños de Chile, entre otros.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Mis felicitaciones a Ernesto Carmona, por rescatar y difundir la historia y las proyecciones del anarquismo en Chile. Espero con gran interés la entrega de mañana.

Añadir nuevo comentario