Suscríbete y obtén entre 20% y 25% de descuento en los cursos de inglés del Instituto Chileno-Británico de Cultura. Válido hasta el 26 de septiembre.
Ya sumamos
de 1000 suscriptores | meta septiembre
Suscríbete recomiéndanos,
compártenos

Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 21 de septiembre de 2019
Caso tierras indígenas del subsecretario

Germán Quinteros: el oscuro perfil del asesor de Ubilla que intimidó a una mapuche

Paula Huenchumil
Maximiliano Alarcón G.

ubilla.jpg

La foto es solo referencial, pues no hay imágenes disponibles de Quinteros Raby
La foto es solo referencial, pues no hay imágenes disponibles de Quinteros Raby

Este profesor de inglés adquirió notoriedad por ser quien fue a Pucón a amenazar a la familia que tiene demandado al subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, su jefe -de quien fue socio- y para quien montó una especie de agencia de inteligencia chica para monitorear conflictos sociales en el territorio. No hay fotos de él en internet, pero se sabe que delató a Jécar Neghme en su paso como administrativo de la Universidad de Chile en los 80 y que ha sido cercano a los Matte en los 90.

Germán Quinteros Raby (66 años) es desde hace varias temporadas uno de los asesores más cercanos al subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla. Pese a su estrecha colaboración con una de las autoridades más notorias del gobierno de Sebastián Piñera, dadas sus tareas de seguridad y orden interno, no fue posible encontrar una fotografía de este funcionario en internet, ni siquiera en su perfil de LinkedIn. Es un personaje que se mueve en las sombras.

Su nombre pasaba desapercibido públicamente hasta que el pasado miércoles INTERFERENCIA reveló de forma exclusiva que Ubilla utilizó a este asesor para intimidar personalmente a Elena Painequir, una de las mujeres que lo demandó por adquirir de manera irregular tierras indígenas en Pucón. Cuando fue consultado por nuestro medio sobre este hecho Quinteros dijo "No lo confirmo ni lo desmiento... lo dejo pendiente". Para realizar este perfil, este periódico llamó nuevamente al asesor, pero no hubo respuesta.

A su ambigua respuesta se sumó que el pasado jueves, en medio de un punto de prensa en Talca, el subsecretario Ubilla fue interrogado por un periodista de Radio Cooperativa acerca de la misma situación, pero se negó a dar declaraciones, según confirmaron a nuestro medio desde la misma Subsecretaría. Secretismo y silencio que hacen aún más intrigante saber quién es este empleado público. 

Sobre Quinteros no es fácil además encontrar información con un simple googleo. El funcionario en cuestión es profesor de inglés y formalmente su función en la Subsecretaría se describe como a cargo de la "coordinación, planificación, gestión y administración en todas las materias de responsabilidad de la unidad de análisis de datos". Por esto gana 6 millones de pesos brutos mensualmente, mientras que al inicio del actual mandato ganaba 2,5 millones de pesos, en instancias en las que en aquel entonces trabajaba a media jornada.

Pero estos antecedentes disponibles en el portal de Transparencia Activa del Ministerio del Interior no alcanzan para describir a este operador político. INTERFERENCIA contactó a distintas fuentes que han trabajado con Quinteros en el gobierno, y lo describen como un hombre que "maneja mucha información", de quien "no se puede dudar respecto a los datos que maneja", además de tener “un leve mal genio”.

Estas fuentes que lo conocen dicen que su rol es manejar la “unidad de contingencia" de la subsecretaría, instancia que provee de información respecto de conflictos sociales a Rodrigo Ubilla, con datos que son recopilados de las intendencias y gobernaciones de cada región del país. Esto sería un“mini organismo de inteligencia”, dice una fuente. 

Delator en dictadura

En 1980, en plena dictadura, Quinteros fue jefe de Servicio de Administración de la entonces Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad de Chile y fue parte de las autoridades que se encargaron de marginar a los estudiantes en oposición al régimen.

En uno de los documentos recogidos por Anales de la Universidad de Chile. Edición extraordinaria con motivo de los 40 años del Golpe de Estado de 1973/2013, aparece la solicitud que realizó de sumario “para obtener mayores antecedentes y marginar en definitiva elementos antisociales, que aparte de destruir el patrimonio de la Universidad, lo cual constituye falta grave, reniegan de los valores que a la Corporación le son propios”.

“SEÑOR DECANO: El día 29 de Octubre, como ya se lo informara verbalmente, concurrió a estas oficinas la alumna ROSA ESTELA ÁGUEDA SAEZ FICK quién con el pretexto de venir a presentar un reclamo, se hizo acompañar de aproximadamente 15 estudiantes varones, entre los cuales se logró identificar a JÉCAR NEHGME, JOSÉ GALAZ BONNARO, LUIS VICENCIO ORTIZ y RUBÉN GONZÁLEZ SERRANO”, señala parte del documento firmado por Quinteros.

Entre los estudiantes aparece Jécar Neghme, dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), quien fue asesinado por un comando de la CNI en la calle General Bulnes de Santiago el 4 de septiembre de 1989 en lo que es conocida como la última ejecución política de la dictadura de Augusto Pinochet.

Los negocios con Ubilla y los Matte

Después de esto, el siguiente dato que se puede encontrar sobre Germán Quinteros es revisando el Diario Oficial. Acá INTERFERENCIA recogió que en 1987 el ahora funcionario público constituyó Factum Limitada, empresa que tenía por fin asesorar a empresas en materias no especificadas, esto junto a Eugenio Aravena Romero y Fernando Ramírez Morales.

Y es justamente en los negocios donde aparece la primera conexión con Rodrigo Ubilla, la que data de 1994. Aquel año Quinteros constituyó la sociedad Targeting Consultores Limitada junto con el subsecretario, además de María Isabel Izquierdo Wachholtz (esposa del empresario de la CMPC, Bernardo Matte) y Ema Angélica Budinich Besoain, ex gerenta de estudios de la Sociedad Nacional de Agricultura. Según la difunta revista Qué Pasa, Targeting en la época en que estaban Ubilla y Quinteros, tenía experticia en conflictos entre empresas y mapuche durante los años noventa, como fue el caso de la forestal Mininco, filial de CMPC, a la cual Ubilla asesoró personalmente. Desde 2010 Targeting Consultores Limitada pertenece sólo a Quinteros y su esposa, María Magdalena Reillan Canessa.

“El hombre del maletín”

En octubre de 2016 cuatro trabajadores murieron tras recibir una descarga eléctrica moviendo manualmente un andamio con ruedas en la construcción de un servicentro Shell en la ruta 5, en el acceso sur a Puerto Varas.

Dos semanas después del suceso, la empresa Enex, propietaria de la cadena Shell, realizó un comunicado público, lamentando los hechos y detallaron un plan de acción para “apoyar a las familias de las víctimas”.

Sin embargo las acciones no fueron del todo públicas. “Cuando empezamos el trabajo de demanda, lo que hizo Germán Quinteros, que no sé quién lo contrató, no sé si fue Enex con la constructora Rodríguez y Rodríguez (R&R), empezó a hacer el típico trabajo sucio que hacen las empresas. Comenzó a contactar a una de las viuda. Les aconsejaba que no se asesoren, que perderían el juicio, que ellos son tan buenos empresarios que le van a pagar aún si pierden el juicio”, relata Francisco Paredes, abogado de derecho laboral y defensor de las cuatro familias.

“Quinteros se trató de juntar con la señora, ella me llamó. Luego me conseguí su teléfono y le dije que no interfiriera, que ya tenía abogado y que no me parecía ético lo que estaba haciendo. Aun así se juntó con ella, pero no le hizo caso. Pero es la práctica la que me llama la atención, deben estar haciendo lo mismo con el caso de la familia mapuche, es una mala práctica y que puede ser legal. Acá no amenazaron, pero sí hubo un intento de manipular a la gente. Se aprovechan de su vulnerabilidad, porque van saliendo de una muerte traumática, del luto y llegan con estas ofertas, como el hombre del maletín, que ofrecen dinero a cambio que no demanden. Eso hizo Germán Quinteros. Se juntó en el hospital de Puerto Montt”, agrega Paredes.

Su rol en Renovación Nacional

Las distintas fuentes consultadas para este artículo indican que Quinteros no es militante de ningún partido. Pero además de su trabajo para Rodrigo Ubilla, quien milita en Renovación Nacional, hay otros antecedentes que lo vinculan de cerca con esta colectividad.

En 2005 asesoró la campaña del entonces candidato de Renovación Nacional, Sebastián Piñera, recibiendo un monto de $ 939.506 por los servicios prestados. Mientras que entre agosto de 2011 y febrero de 2014, fue asesor de Ubilla en el primer gobierno de Piñera, percibiendo honorarios que oscilaban entre los 3,8 y 4,2 millones de pesos mensuales, según datos del Servicio Electoral.

Dentro de sus labores públicas relacionadas con el mundo político, también se registra que en agosto de 2009, Germán Quinteros Raby prestó servicios para la municipalidad de Lo Barnechea del alcalde RN Felipe Guevara Stephens, quien ya cumple su tercer período en la comuna. Quinteros fue contratado con el cometido de “proponer al municipio estrategias y acciones de difusión y comunicación respecto de proyectos, programas y planes municipales destinos a beneficiar a los vecinos de la comuna”, señala el texto. La municipalidad le pagó un monto de 2.777.778 de pesos en tres cuotas, donde no estuvo sujeto a jornada ni horario de trabajo.

¿Habrán respuestas?

INTERFERENCIA contactó el viernes a la Subsecretaría del Interior para saber si Rodrigo Ubilla o alguien de la repartición daría alguna explicación sobre las presiones a Ana Painequir, pero no entregaron respuesta al respecto.

En tanto, este lunes se realizará una nueva sesión de la comisión investigadora de la Cámara de Diputados sobre las compras irregulares de tierras indígenas, la que se originó después de que nuestro medio publicara los antecedentes del subsecretario en Pucón. 

Ubilla está citado para esa jornada y desde la Subsecretaría dijeron a nuestro medio que iría "de momento". Aquí de seguro será consultado por los parlamentarios sobre el caso de Germán Quinteros, considerando que esta semana la diputada Andrea Parra (PPD) pidió formalmente una respuesta al subsecretario.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

El rol en dictadura de tipos como Germán Quinteros me recuerda a los "sapos"...así se les llamaba pues en su papel de batracio se encargaban de delatar a los opositores.

Lo más probable que su origen se desplega desde su incorporación a informante de la DINA o CNI

Añadir nuevo comentario