Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 11 de julio de 2020
Linaje del actual alcalde

Los Becker: La historia de una de las familias más poderosas de Temuco

Paula Huenchumil

foto_portada.jpg

Fotografía referencial de inmigrantes alemanes a Chile y Germán Becker Bäechler
Fotografía referencial de inmigrantes alemanes a Chile y Germán Becker Bäechler

En esta serie abordamos el perfil de la familia que lleva años a cargo de la alcaldía de Temuco. Primero fue Germán Becker Bäechler, electo en dos ocasiones en la década de los 60’ y designado alcalde tras del golpe de Estado de 1973. Hoy, su hijo, Miguel Becker Alvear, desde 2008 es apoyado por la derecha que triunfa en la ciudad. Aquí la primera parte de la familia de descendientes alemanes y en conflicto permanente con comunidades mapuche.

“El día del golpe [militar], los diputados del Partido Nacional Víctor Carmine y Hardy Momberg, junto con el ex alcalde Germán Becker, se presentaron en el Regimiento Tucapel en persona, ofreciéndose a ayudar en lo que presumiblemente pensaban sería un retorno al viejo orden. En el evento, ellos habían sido cortésmente apartados. Carmine describe lo que sucedió después de haber hablado en la radio en apoyo al golpe. “Queríamos ayudar a combatir del lado de las Fuerzas Armadas. De inmediato fuimos al Regimiento y le dijimos al Coronel Iturriaga: ‘estamos aquí, estamos a sus órdenes, apoyamos el golpe, así que si nos quieren para algo, estamos aquí a su lado’”, describe Daniel Barnaby Carter en la investigación Los terratenientes de Cautín: actores claves de la contrarreforma.

Germán Becker Bäechler es el padre del actual alcalde de Temuco, Miguel Becker Alvear, heredero de una influyente familia en la Araucanía. Fue elegido alcalde de Temuco en 1962 y reelegido en 1967. En 1971, perdió las elecciones municipales ante el candidato socialista Carlos Riffo Aillon, sin embargo, volvió rápidamente al poder, pues luego del golpe de Estado de 1973, las autoridades elegidas por votación popular fueron destituidas. En este contexto, Germán Becker Bäechler fue designado como alcalde de Temuco hasta 1982.

El ya fallecido político, Germán Becker Bäechler, era hijo de Oscar Enrique Becker Becker y Augusta Bäechler Dicmann, nació en Lautaro en 1915 y estudió en el Colegio Alemán de Santiago. Era descendiente de colonos alemanes y, según distintos estudios genealógicos, es bisnieto de Santiago Jakob Becker, campesino de Niederzwehren, Kassel; que llegó a Chile con su esposa y cuatro hijos en el barco Grasbrook, el cual zarpó desde Hamburgo el 15 junio 1854. El emigrante alemán murió en Osorno 1875. 

Germán Becker Bäechler fue alcalde de Temuco durante la mayor parte del periodo de la Reforma Agraria. A la vez, era dueño de un predio de 950 hectáreas en Cautín y miembro de aquella facción del Partido Radical que se oponía a Allende. 

Según describe Daniel Barnaby, Doctor en Historia Latinoamericana por la Universidad de Cambridge, el conflicto entre los terratenientes y los promotores de la Reforma Agraria en Cautín “fue uno de los más importantes semilleros de la mentalidad golpista que habría conducido hacia el golpe militar de septiembre de 1973”.

El investigador plantea que entre los terratenientes había una sensación de que sus privilegios estaban siendo amenazados por “fuerzas ideológicas más allá de su control”, y que ya no permanecerían inmunes desde el auge de “la cuestión social” en los años veinte. En la Provincia de  Cautín, la reacción a la Reforma Agraria fue más combativa, debido a que “la ocupación militar y la colonización a fines del siglo XIX había dejado un legado de tierras en disputa con comunidades indígenas”.

articles-156306_thumbnail.jpg

Salvador Allende llega a Temuco en marzo de 1971, en el marco de la Reforma Agraria. Fotografía Armindo Cardoso
Salvador Allende llega a Temuco en marzo de 1971, en el marco de la Reforma Agraria. Fotografía Armindo Cardoso

Los años del gobierno de la Unidad Popular fueron “particularmente difíciles para la familia Becker”, afirma Barnaby, no solo por la derrota de Germán Becker en las elecciones municipales de 1971, sino también porque su hermano Osvaldo fue hospitalizado debido a una crisis nerviosa cuando su fundo fue expropiado. Además, había muerto su madre viuda, Augusta Baechler, “quien, siendo niña, había llegado con su padre como colonizadores de la frontera”.

El estudio publicado en la Revista Anales de la Universidad de Chile (2017), también da cuenta de la entrevista que Alistair Horne, reconocido periodista e historiador británico, realizó en alemán a Germán Becker en enero de 1971, mientras investigaba para su libro sobre el periodo de Allende, titulado A Small Earthquakein Chile (Pequeño terremoto en Chile). Horne escribió que “Becker deploraba el daño que los agitadores estaban causando entre los mapuche, frente a quienes demostraba poca admiración”. 

“Nunca se han interesado mucho en limpiar el territorio virgen; ellos (los mapuche) solo crían ovejas en pequeños paños de tierra dispersa, e incluso pocos trabajan adecuadamente. La ebriedad es un problema terrible. Nosotros, los alemanes, somos muy disciplinados, así que al menos allí está funcionando el komunismus... Aquí todos quieren ganar pero nadie quiere trabajar. En el pasado, los chilenos nunca encontraron el modo de hacer trabajar a la gente, así que... el futuro será peor aquí que en Alemania Oriental”, afirmó, lamentando que sus hijos se vieran obligados a salir de Chile.

Luego de ser designado como edil por la dictadura, en abril de 1974, Augusto Pinochet fue nombrado Ciudadano Benemérito de Temuco por Germán Becker Baechler. Dos años más tarde, el 30 de octubre de 1976, la autoridad, a través del decreto 185, le dio a Pinochet la categoría de Ciudadano Ilustre.

la madre de Germán Becker Bäechler: La 'mamá Augusta' de las poblaciones

“Le decían la ‘mamá Augusta’ porque era muy buena ella, iba a repartir leche con una carreta con caballos todas las mañanas a la gente de la población El Esfuerzo. Bueno, la vendía barata, como 120 pesos el litro, y chicha de manzana. También llevaba un canasto de pan y le daba pancito a la gente todos los días. Era muy buena, muy bondadosa”, dice Palmenia Riquelme de 94 años que hasta el día de hoy vive en Temuco.

Riquelme se refiere a Augusta Bäechler Dicmann, la madre de Germán Becker Bäechler y abuela del actual alcalde. Algunos ciudadanos incluso la recuerdan como una “Evita Perón” por su cercanía con los pobladores. Augusta Bäechler los llevaba de paseo todos los años nuevos a un lugar que describen como un amplio terreno. “Toda Santa Rosa era de ella, se llama la quinta de la Pomona, hasta el río Cautín, un campo grande grande”, recuerda Riquelme.

Ese mismo lugar antiguamente se conoció como el barrio de la Matanza o de la Mortandad, debido a que en 1881, en el marco del proceso de la ocupación de la Araucanía, “el mayor de carabineros Bonifacio Burgos persiguió a mapuche hasta la bajada de Santa Rosa, dándoles alcance en un sitio cercano entre el antiguo campamento y lo que es hoy día la quinta Pomona. Allí quedaron, 75 indígenas muertos”, señala el libro Historia de Temuco: biografía de la capital de La Frontera (2001) de Eduardo Pino Zapata.

“Era gringuita la señora Augusta, bajita y gordita”, recuerda Palmenia Riquelme.

Cuando murió Augusta Bäechler, el Diario Austral sugirió que había muerto de pena debido al contexto político de 1971, afectada emocionalmente con la ejecución del proyecto de la Unidad Popular, tal como Osvaldo, uno de sus hijos, quien estuvo hospitalizado. El investigador Barnaby recoge el escrito de su obituario, en el que se afirma que Augusta, junto a su esposo Óscar Becker, respondieron a un llamado del gobierno de Chile para colonizar el sur a finales del siglo XIX.

“Buscaban una actividad dura, sacrificada, en que se debe empezar por desbrozar los árboles, limpiar las tierras de troncos, cercar, e iniciar el largo camino para obtener campos de producción, en lucha constante contra ... una serie de enemigos, entre los que cuentan los propios hombres", narraba el obituario.

La inmigración de origen europeo a Temuco

A mediados del siglo XIX, la inmigración alemana fue promovida por el gobierno chileno para poblar el sur del país. En 1845, en el gobierno de Manuel Bulnes, se promulgó la Ley de Inmigración Selectiva, la que permitió la llegada sistemática de ciudadanos de origen alemán a este territorio.

El artículo 1 de esta normativa permitía la entrega de “seis mil cuadras de terrenos baldíos pertenecientes al Estado”. Además, de “establecer colonias de naturales y extranjeros que vengan al país con ánimo de avecindarse en él y ejerzan alguna industria útil; les asigne el número de cuadras que requiere el establecimiento de cada una y de las circunstancias que lo acompañen; para que les auxilie con los útiles, semillas y demás efectos necesarios para cultivar la tierra y mantenerse el primer año”.

A cargo de esta misión estaba Bernando Philippi. En 1846 Philippi instaló el primer grupo de colonos en Valdivia y exploró la cuenca del lago Llanquihue con el objetivo de habilitar nuevas tierras para los interesados. En octubre de 1850, el diplomático Vicente Pérez Rosales reemplazó a Philippi como agente de colonización de europeos.

partida_inmigrantes.jpg

Grabado de puerto de Hamburgo. Centro de Estudios del Patrimonio Histórico de la Provincia de Llanquihue (CEPH)
Grabado de puerto de Hamburgo. Centro de Estudios del Patrimonio Histórico de la Provincia de Llanquihue (CEPH)

En el caso de Temuco, el origen de la ciudad estuvo marcada por estas políticas, influenciadas además por ideas eugenésicas, es decir, “para mejorar la raza”. Por ejemplo,  el político y escritor Marcial González, publicó en 1848 La Europa y la América, o, la emigración europea: en sus relaciones con el engrandecimiento de las repúblicas americanas. En su escrito aboga por la emigración europea como un mecanismo para mejorar la industria y contar con más mano de obra. Además, defiende los beneficios que traería al “infundir en nuestro pueblo los hábitos de orden y economía; el mejorar nuestra raza mezclándola con la suya”.

En 1861, el recientemente nombrado Intendente de Arauco, Cornelio Saavedra, propuso un plan de "pacificación",“una de las páginas más negras de la historia de Chile”, en palabras del historiador José Bengoa. Dicho proyecto consistía en construir una línea de fortificación por el río Malleco cambiando la frontera que tradicionalmente llegaba hasta el Biobío . Esto significó la invasión del ejército en el territorio mapuche, el cual había sido declarado soberano por la Corona Española en el Parlamento y Tratado de Quillín, celebrado el 5 y 6 de enero de 1641.

Posterior a esta acción militar, los indígenas fueron instalados en reducciones, entre colonos europeos y chilenos. Así, de aproximadamente 10 millones de hectáreas, el pueblo mapuche fue reducido a unas 500 mil hectáreas, siendo este el origen de la denominada “deuda histórica” con los mapuche.

La marca Becker en Temuco

“El cortejo fúnebre de temuquenses que se extendió por cuadras y cuadras desde la Catedral hasta el Cementerio General, acompañaba los restos mortales de uno de sus hijos ilustres: el ex alcalde, ex diputado, precandidato a senador y empresario, Germán Becker Baechler, quien a sus 80 años cerraba los ojos a una vida ligada al servicio público y se unía al grupo de personajes históricos que dejaron una impronta y diversas obras a la capital regional”. Así comenzaba la publicación “Don Germán, una historia de sueños que se cumplieron” del 18 de noviembre de 2005 en el diario Austral de Temuco, periódico que le rindió un homenaje al ex alcalde a 11 años de su muerte.

Según señala la Biblioteca del Congreso, Germán Becker Bäechler se dedicó a las actividades agrícolas y comerciales. A sus 27 años fue socio y gerente de un molino adquirido en Lautaro por lo que fue escogido como presidente de la Asociación de Molineros de la Zona Sur del país. También fue director de la Inmobiliaria Temuco S.A., presidente de la Distribuidora de Autos Cautín y explotó el fundo La Selva, en Cautín,  dedicado a siembra y ganadería.

Inició sus actividades políticas cuando ingresó al Partido Radical de Chile, siendo en 1962 electo alcalde de Temuco. Su labor hasta la actualidad es reconocida como de gran relevancia para la comuna,  por lo que en 1988 el Consejo de Desarrollo Comunal de Temuco lo distinguió con el grado de Hijo Ilustre de la Ciudad y en 1993 fue nombrado Hijo Benemérito de Lautaro, su ciudad natal.

Es recordado especialmente por la construcción del actual Estadio Municipal inaugurado el 13 de agosto de 1965 que en diciembre de 1993 cambió su nombre a Estadio Germán Becker, en su honor. En 2008, el recinto fue reinaugurado por la presidenta Michelle Bachelet, jornada del famoso “zapatazo mágico”, - debido a que uno de sus zapatos salió volando cuando intentó patear una pelota-, que contó con la presencia del entonces alcalde de Temuco Francisco Huenchumilla.

german_becker_con_frei.jpg

El alcalde de Temuco Germán Becker junto a Eduardo Frei Montalva. Fotografía Green Cross- Temuco Histórico
El alcalde de Temuco Germán Becker junto a Eduardo Frei Montalva. Fotografía Green Cross- Temuco Histórico

El sitio web de Green Cross Histórico, indica que los trabajos del estadio comenzaron el 15 de Marzo de 1964, obra que estuvo a cargo de la Constructora temuquense Salas y Compañía, en conjunto con trabajadores municipales y parte de la población penal de la Cárcel de Temuco, quienes participaron en las obras, situación que no fue cuestionada en esos años.  El diseño fue encargado a ingenieros alemanes por el propio alcalde Germán Becker, quien buscaba que el estadio se pareciera al del Volksparkstadion, de Hamburgo.

En 1954 se casó en Temuco con María Antonieta Alvear Campos y tuvo seis hijos. Entre ellos el ex parlamentario y actual embajador de Panamá Germán Becker Alvear, a quien la Fiscalía investiga por asesorías que contrató cuando era diputado; y Miguel Becker Alvear, el actual alcalde de Temuco electo en 2008, quien ya anunció que quiere seguir en el cargo. 

Mañana continúa la historia de la familia Becker. 

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Me encanta su diario, pero mi pensión no da para pagar una suscripción

Primero, mi nombre es Patricia Eliana y segundo Germán Becker, estuvo en la campaña de Frei Montalva aunque después sigue en la Derecha como muchos de ellos y trabajo para el gobierno militar..

Me gusta su periodismo

INVESTIGAR FUNDO LA SELVA AL INTERIOR DE PLC, ANTES DEL GOLPE PARTE DE SUS MILES DE HECTÁREAS ROBADAS AL PUEBLO MAPUCHE FUERON RECUPERADAS EN UN ASENTAMIENTO LLAMADO ROBLE HUACHO....

Añadir nuevo comentario