Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 13 de noviembre de 2019
Tesis del enemigo interno

Piñera declara la guerra al descontento social

Maximiliano Alarcón G.
Catalina Mundaca
Nicolás Massai D.

Durante la segunda noche de toque de queda en distintas ciudades de Chile, el mandatario radicalizó su discurso y aseguro que “estamos en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni a nadie”. En paralelo, el control militar ya ha dejado al menos un muerto, además de múltiples heridos, incluidos niños.

A las 10.30 de la noche del domingo el presidente Sebastián Piñera se paró nuevamente frente a las cámaras de televisión, esta vez en la Guarnición de Santiago ubicada en calle Zenteno, a unos pasos del Palacio de La Moneda.

“Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni a nadie”, dijo el Presidente, flanqueado del ministro de Defensa, Alberto Espina, y del general de Ejército a cargo de los operativos en Santiago, Javier Iturriaga, en medio de la segunda jornada de toque de queda que rige a distintas ciudades de Chile. 

No habían transcurrido ni dos minutos del discurso del mandatario cuando comenzaron a sonar nuevamente los cacerolazos en el centro de la capital, en una clara señal que la escalada de medidas de seguridad cada vez más duras no ha logrado apaciguar el descontento de una sociedad asfixiada por los creciente costos de vida y altos niveles de endeudamiento para costear necesidades básicas como la salud, educación e incluso la comida.

Las horas anteriores se había llevado a cabo una nueva jornada de protesta social a nivel nacional, que no disminuyó a lo largo del fin de semana. Así, lo que comenzó el viernes pasado como una masiva manifestación en Santiago –que reclamaba por el alza del pasaje del Metro evadiendo el pago–, se convirtió en apenas dos días en fuertes protestas en decenas de ciudades a lo largo de todo el país, con escenas de saqueos y quemas de supermercados y de estaciones del metro y buses del Transantiago.

Tras tres días de protestas intensas, el presidente Piñera no reculó ni un poco en su discurso de que este movimiento estaría liderado por delincuentes y vándalos organizados, al punto de militarizar las calles de las principales ciudades del país como no se veía desde fines de los años 80 en plena dictadura de Augusto Pinochet, y declarar un toque de queda que dejó confundido al propio gobierno y muchos ciudadanos por no saber bien cómo actuar. Esto fue especialmente el caso ayer en la tarde, dado que esta medida comenzó a regir a plena luz del día.

La escalada de medidas de seguridad transformó muchas calles en escenarios de enfrentamientos, con fuerzas del Ejército disparando y algunos Carabineros recorriendo las calles en autos civiles.

“Hoy no es tiempo de dudas o ambigüedades, hay que tomar partido y yo llamo a todas las fuerzas políticas y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a condenar sin ninguna duda con total fortaleza esta violencia y delincuencia”, afirmó en su breve discurso el mandatario. Y, acto seguido y dejando de lado el llamado a la unidad que había realizado unas horas antes, enfatizó: “Hay algunos que no lo han hecho o cuando lo hacen, lo hacen con ambigüedad. Ellos no están contribuyendo a la paz, la tranquilidad y la seguridad de todos nuestros compatriotas”.

Según el gobernante, Chile se estaría enfrentando a un enemigo interno que tiene “un grado de organización, de logística que es propia de una organización criminal”, pero sin entregar antecedentes acerca de quiénes podrían ser estos grupos.

Hasta anoche el gobierno contabilizaba nueve muertos el día de domingo, la mayoría fallecida en incendios bajo circunstancias aún no aclaradas. La noche del domingo y madrugada del lunes se volvió lúgubre, con las ciudades inusualmente calladas. En Santiago Centro retumbaban balazos a la distancia, y durante toda la noche no cesaron las sirenas de bomberos y ambulancias.

Mientras los canales de TV daban amplia cobertura en terreno -enfocada principalmente en grupos de vecinos de distintos barrios que se organizaron para defenderse de posibles delincuentes- cientos de video subidos por usuarios de todo el país mostraban escenas de fuerte represión militar y policial: autos civiles desde donde se bajaban uniformados para llevarse a la gente -como en un caso en Concepción- recordaban los secuestros de la CNI en dictadura; militares avanzando por calles de Maipú disparando y abatiendo a un saqueador, entre muchas otras escenas.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos, en tanto, recibió y constató denuncias de detenidos torturados, mientras que muchos de sus propios funcionarios fueron agredidos por Carabineros.

El domingo se sumaron más territorios al estado de emergencia. En las regiones del Maule, Ñuble, Magallanes, Metropolitana, Antofagasta, Valparaíso, O’Higgins, Bío Bío, Los Ríos y Coquimbo. Las siete últimas además tuvieron toque de queda durante la noche de este domingo.

Fuerte represión

Este domingo en la Posta Central de Santiago, alrededor de las seis de la tarde, hubo cuatro casos de personas dañadas por perdigones disparados por Carabineros. INTERFERENCIA tuvo a la vista una radiografía del antebrazo herido de un joven de 20 años, que según su testimonio, había recibido horas antes un disparo por parte de fuerzas policiales, que le dejó alojado en su interior un “balín de metal”, según concluyeron los mismos doctores que lo asistieron. Ya comenzado el toque de queda, a las 19:10 de la tarde, este medio abandonó el centro asistencial. En la puerta de entrada y salida, venía ingresando otro joven con una herida de perdigón en su mejilla izquierda, a centímetros de sus ojos.

Asimismo, en redes sociales eran incontables los registros que se sucedían durante la jornada, los cuales mostraban personas de distintas edades con heridas de perdigones, una persona atropellada por una patrulla de Carabineros, militares golpeando o disparando al cuerpo de manifestantes, e incluso personas siendo detenidas por presuntos policías civiles, quienes eran subidas a autos civiles.

Sobre esto, el último recuento difundido por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) pasado el mediodía señalaba 44 heridos, cuatro de ellos menores de edad, dos personas graves por perdigones en cavidad y seis con lesiones graves oculares por los impactos. Además, el organismo anunció que presentará querellas por los casos de violencia policial, en los que también se registraron nueve personas desnudadas al interior de los centros de detención.

Al cierre de esta edición, estaba confirmada la muerte de una persona a manos de efectivos del Ejército. Un ciudadano ecuatoriano de 21 años llamado Romario Veloz, quien fue baleado en el tórax por militares en La Serena durante las manifestaciones del domingo en la tarde. En aquella protesta también fue baleado un ciudadano chileno, quien se encuentra grave en el hospital.

Por su lado, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, a las 21:11 del domingo dio un punto de prensa en el cual también habló de muertos, pero sólo contabilizó los 7 que perdieron la vida en el contexto de incendios en locales comerciales ocurridos en Renca y San Bernardo.  “Siete personas fallecidas, realmente una acción violenta y vandálica, repudiable, condenable. Una acción que merece toda la sanción y el rigor de la ley a quienes han sido sus responsables”, dijo la segunda autoridad del gobierno.

Por el lado de Carabineros, el último parte emitido en horas de la madrugada de este lunes, según reportó radio ADN, informó de 76 carabineros lesionados a nivel nacional, 44 de ellos en la Región Metropolitana, y cuatro casos graves, donde dos de estos fueron, según la institución, por impacto de bala.

En tanto, el Ministerio Público informó pasada la medianoche que durante el domingo 1.554 personas pasaron a control de detención a lo largo del país.

Los Más

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Los Más

Comentarios

Comentarios

No comment

Añadir nuevo comentario