Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Viernes, 18 de septiembre de 2020
Trato directo en pandemia

Redes Asistenciales contrató por $ 187 millones residencia sanitaria de familia del subsecretario de Obras Públicas

Maximiliano Alarcón G.
Camilo Solís

zunigaleturiahotel.jpg

Arturo Zúñiga, subsecretario de Redes Asistenciales y Cristóbal Leturia, subsecretario de Obras Públicas
Arturo Zúñiga, subsecretario de Redes Asistenciales y Cristóbal Leturia, subsecretario de Obras Públicas

Al contrato hecho por el subsecretario Arturo Zúñiga por $ 205 millones para arrendar una residencia sanitaria ligada a uno de sus subalternos, se suma ahora que el Servicio de Salud de Valparaíso, contrató un hotel que es negocio de la familia de Cristóbal Leturia del MOP, quien también es vicepresidente de la UDI.

El jueves 28 de mayo pasado, el Servicio de Salud de Valparaíso –dependiente de la Subsecretaría de Redes Asistenciales– emitió una orden de compra vía trato directo por $187.590.950 (IVA incluido) para contratar el Hotel Puerto Mayor ubicado en la comuna de San Antonio, con el fin de utilizar el inmueble como residencia sanitaria en el contexto de la pandemia del coronavirus. 

Este negocio es controlado por la sociedad Inversiones, Turismo, Transporte El Tabo, Inmobiliaria y Constructora Limitada, la cual pertenece a la familia del actual subsecretario de Obras Públicas y vicepresidente de la UDI, Cristóbal Leturia Infante.

Esta es –al menos– la segunda contratación de hoteles para residencias sanitarias que beneficia a un funcionario del gobierno de Sebastián Piñera, programa que está a cargo de Arturo Zúñiga, el subsecretario de Redes Asistenciales. 

El pasado domingo INTERFERENCIA reveló que Zúñiga contrató a fines de mayo una residencia sanitaria por 205 millones de pesos en el centro de Santiago, la cual está ligada a su subalterno Orlando Durán, militante de la Unión Demócrata Independiente (UDI) quien desde el lunes recién pasado fue suspendido del cargo de jefe de la División de Atención Primaria del Ministerio de Salud a raíz de este caso.

El hotel y el trato

En la localidad costera de San Antonio, importante puerto del litoral central de Chile, se encuentra el Hotel Puerto Mayor. Se trata de un conjunto de cabañas de color blanco ubicado en la calle 21 de mayo, largo camino que bordea la costa desde lo alto ofreciendo una bella vista al mar y del puerto que en esa ciudad se emplaza.

La orden de compra involucra un pago de $157.605.000 (sin IVA) a la sociedad que controla este hotel, a través de la unidad de compra Fondos Extrapresupuestarios del Servicio de Salud de la Región de Valparaíso. Sumando el impuesto al valor agregado, el pago alcanza la cifra de $187.549.950.

El arriendo contempla 19 habitaciones del hotel a un valor diario de $27.500 por habitación, lo que da un total diario de $522.500. El pago correspondiente a los 30 días del mes asciende al monto de $15.675.000. 

Ahora bien, como el Servicio de Salud de Valparaíso arrendó estas 19 piezas por un total de siete meses, el valor total por concepto de habitaciones asciende a $ 109.725.000, IVA incluído considerando meses de 30 días.

Los otros $47.880.000 corresponden al servicio de alimentación, el cual involucra cuatro platos de 3 mil pesos al día por pasajero, arrojando un monto de 12 mil pesos diarios por persona. Este servicio de alimentación también está contemplado por un plazo de siete meses.

Negocio familiar del clan Leturia

Según datos consultados en el sitio electrónico del Diario Oficial, esta sociedad fue constituída en San Antonio, en julio de 1996. En esa inscripción, figura que la propiedad de dicha sociedad corresponde a Alicia Infante Espiñeira con un 32% de las acciones. Además, la Sociedad Puerto Mayor Ltda., la cual fue representada por la misma Infante, tiene un 17% de la sociedad. 

El otro 51% de la sociedad le corresponde a Francisco Javier Leturia Infante, José Ignacio Leturia Infante y Mariana Leturia Infante, hijos de Alicia Infante, a quienes les corresponde un 17% de la propiedad a cada uno. Todos ellos son hermanos de Cristobal Leturia Infante, el subsecretario de Obras Públicas.

Según la información que entrega Diario Oficial, no hay registros de modificaciones posteriores en la sociedad. 

Al consultar el portal Infoprobidad.cl se puede acceder a la última declaración de intereses de Francisco Javier Leturia Infante, actual directivo en el Consejo para la Transparencia. En esa declaración se puede observar que Francisco Javier, sigue siendo propietario de al menos el 17% de la propiedad de la sociedad que controla el hotel. 

En esa misma declaración se señala que la madre de Francisco Javier, Alicia Infante Espiñeira, falleció en septiembre de 2019. El deceso de Infante genera derechos hereditarios, los cuales corresponderían a su cónyuge y a todos sus hijos, entre los cuales se encuentra el subsecretario de Obras Públicas. 

La familia Leturia tiene un estrecho vínculo con la UDI, lo cual se debe principalmente al padre de Francisco y Cristóbal: Francisco Javier Leturia Mermod. 

Se trata de uno de los fundadores de la UDI, amigo cercano de Jaime Guzmán, según señalan numerosas publicaciones, y también del ex agente de la Dina y antiguo alcalde de Providencia, Cristián Labbé, con quien han participado en algunas sociedades. 

Actualmente Francisco Javier Leturia Mermod es parte del movimiento liderado por José Antonio Kast, el Partido Republicano. 

Su hijo, el ingeniero civil Cristóbal Leturia Infante, también tiene una larga trayectoria en política como militante de la UDI. Cercano a Jacqueline van Rysselberghe, ha ocupado cargos tanto en el primer gobierno de Sebastián Piñera como en el actual.

En 2010 fue designado jefe de la División de Desarrollo Regional del Ministerio del Interior, liderado por Rodrigo Hinzpeter. Ya en el segundo gobierno de Piñera, desde 2018 se desempeñó como gerente general de Sercotec (Servicio de Cooperación Técnica), y a fines de 2019, pasó de ese puesto a ser subsecretario de Obras Públicas, reemplazando en ese cargo a Lucas Palacios, actual ministro de Economía. 

Francisco Javier Infante, por su cuenta, es abogado de la Pontificia Universidad Católica y profesor en la Facultad de Derecho de la misma casa de estudios. Actualmente se desempeña como directivo en el Consejo para la Transparencia, como ya habíamos adelantado.  

INTERFERENCIA llamó al número de teléfono de Hotel Puerto Mayor y desde la recepción se nos confirmó que se las instalaciones se están ocupando como una residencia sanitaria. Además, se nos señaló que solo personas con covid positivo pueden alojarse en esa residencia. 

Además, se nos dio a conocer que desde principios de este mes se están alojando pacientes con coronavirus para realizar sus cuarentenas, lo cual se asemeja a la información publicada por el periódico El Líder de San Antonio, según la cual este recinto incorporó a cerca de 10 personas durante la tarde del 29 de mayo. 

INTERFERENCIA también se comunicó con Cristóbal Leturia Infante, actual subsecretario de Obras Públicas, quien confirmó que el hotel de su familia está siendo utilizado como residencia sanitaria.

Al ser consultado por si esta situación le genera un conflicto de intereses, señaló que no cree que sea así, porque se trata de negocios que maneja su padre y que él no está vinculado de ninguna forma a ellos. 

Cristóbal Leturia señaló además que en ningún caso tuvo contacto con personal del Ministerio de Salud en el marco del programa de residencias sanitarias que se están realizando en el contexto de la pandemia por Covid-19.

Al cierre de esta edición, nuestro medio no pudo constatar si Cristóbal Leturia heredó o no parte del porcentaje de la sociedad que correspondía a su fallecida madre.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Nesecitamos medios que informen la realidad de nuestro chile y que no se vendan al sistema que tanto daño nos hace..

Muy interesante sus publicaciones. se agradece periodismo de calidad.

Parece razonable efectuar una revisión sobre el conjunto de contratos de esta índole. Es notable la diferencia de valor contratado a Espacio Riesco que sería cercano a la mitad de los valores aquí informados. Buen trabajo.

En Talca se está utilizando como residencia sanitaria un hotel llamado "Eco Hotel" que es de propiedad del empresario y Senador RN Juan Castro Prieto.

lamentable que la solidaridad en chile solo se vea en algunos segmentos mientras que para el resto que tiene en su poder los medios para ayudar terminen comportándose como lobos hambrientos de dinero queda en evidencia que para ellos los chilenos somos un negocio que suma y sigue del que si no se ve retribución no se extiende la mano, ahora veo por que no hay personas de bajos recursos en la política..., porque los lobos cazan en manada y lamentablemente y sutilmente disfrazado nosotros pobres y we... somos las presas.

Pucha que se puede decir de que una vez más son siempre los mismos políticos corruptos y se siguen riendo de los patipelados ahora no se quejen de que el pueblo estalle esto ocurre en todos los partidos políticos podría están fácil unas horas poniendo ejemplos es una lástima

Negocio redondo a Rio revuelto ganancia de pescadores para algunos, Con el Covid_19 muchos se haran millonarios y cuantos mas estan escondidos haciendo de las suyas.

No entiendo cual es el problema de quien sea el dueño del sitio. Mientras esté cobrando lo correcto, da lo mismo quien sea el dueño.

residencias sanitarias un negocio y que no importa si los contagios aumentan, los hoteleros lo unico que necesitan es salvarse y asi como lo estan haciendo, para ellos es mejor que en tiempos normales,. vivo en un edificio donde se instalo una en un hotel donde viven residentes y adultos mayores, no respetando los derechos de propiedad según el reglamento por parte de la seremi del Bio Bio, al parecer la sacan después de un recurso de protecciôn. asi esta esta situación contaminando a otros y tirando los desechos de basura a la calle en lugares donde los cartoneros revisan la basura y algunos buscan alimentos.

Añadir nuevo comentario