Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Jueves, 22 de octubre de 2020
Primera línea

"Tengo temor a que me despidan mañana": Relatos de quienes combaten el Covid-19 en precarias condiciones laborales

Paula Huenchumil

foto_0000000320200303130147.jpg

Fotografía referencial. Simulacro de paciente con Covid-19, Minsal
Fotografía referencial. Simulacro de paciente con Covid-19, Minsal

Muchos trabajadores de la salud no tienen contrato ni ningún resguardo laboral. Ante la pandemia la situación no ha cambiado. Incluso funcionarios del Hospital San José han debido realizarse el examen del Covid-19 de forma particular. “Aquí somos carne de cañón”, dice una enfermera.

“La mayoría de los funcionarios del hospital trabajamos bajo boleta de honorarios, son muy pocos los que están a contrata o de planta, y es la condición laboral en la que está la mayoría del personal de salud en los hospitales públicos de Chile. No existe seguridad laboral desde antes de la pandemia, pagamos nuestra salud, AFP y seguro laboral, siempre con el temor a que nos puedan despedir mañana, porque nos pueden despedir en cualquier momento, ni siquiera con aviso anticipado. Nuestro trabajo está en constante riesgo, lo que implica también abusos, como la sobrecarga de turnos extras, no podemos reclamar condiciones justas”, señala una enfermera del Hospital San José a INTERFERENCIA.

La funcionaria prefiere no dar su nombre precisamente por resguardo laboral. 

Para esta enfermera una de las situaciones más graves que está pasando en el centro de salud de Independencia es que no se están realizando todos los exámenes de coronavirus a los funcionarios ni respetando las cuarentenas preventivas, por eso decidió realizarle el test de forma particular, al igual que varios de sus colegas. La funcionaria indica que lleva más de un mes trabajando con pacientes Covid-19 y nunca le han tomado una PCR ni tampoco les han hecho una sugerencia, “prevención con el personal de salud no existe, aquí somos carne de cañón”.

“Es un tema de responsabilidad, yo no puedo tener la sospecha de ser positiva y seguir yendo a turnos y contagiar a más colegas o a pacientes. Esto lo están haciendo para no quedar sin personal y están buscando resquicios legales para no tomar exámenes y no mandar a la gente a sus casas. Vemos la exposición de la gente de aseo y es algo dramático, con un pago mínimo y una exposición constante a su salud”, comenta.

El Hospital San José ya ha dado sus primeras señales de desborde asistencial. Tal como publicó nuestro medio, en el hospital público de la comuna de Independencia hay 178 funcionarios fuera de funciones por infecciones de Covid-19 o cuarentenas y con copamientos en el ingreso de la urgencia, incluso debieron ventilar de emergencia a un paciente en un box y hacer esperar otros en las ambulancias. 

Sin embargo, para esta trabajadora de la salud desde antes de la pandemia en el Hospital San José las condiciones no eran las ideales y ya existía una escasez de insumos médicos. Además, comenta que los turnos son cada vez más demandantes sumados a las jornada extra que deben realizar por reemplazos de funcionarios contagiados. Los elementos de protección también escasean. “Mágicamente las mascarillas de hospital público duran más que lo científicamente comprobado”.

“Esta cuestión que con la pandemia hay que elegir a quien ventilar, es falso, eso viene desde mucho antes. Dicen que hay ventiladores disponibles, puede que estén, pero, ¿dónde están? El hospital lleva un mes intentando sacarle el ventilador a un paciente para ponérselo a otro. A veces no hay elementos de curación, no tenemos férulas de algodón. Hace dos turnos no habían camas y no habían ventiladores para sacar a la gente que estaba en pabellón”, agrega.

“No vemos televisión porque nos da rabia ver que informan que hay ventiladores, seguridad laboral, tests preventivos, eso no está pasando y tampoco va a pasar. Están engañando a la población para que tenga una falsa seguridad que no existe, porque nosotros vemos cómo la gente está grave, cómo se transforman las unidades por necesidad y no planificación. Vemos que abrieron los malls, pero nosotros vemos cómo se está muriendo la gente, esto no va para una normalidad. Por favor protege mi identidad, sino me quedo sin trabajo”.

Boletas de honorarios protagonistas en la salud pública

En 2017 el Servicio de Impuestos Internos informó que los profesionales de salud lideran emisión de boletas de honorarios (10,2%), seguidos por los honorarios de la educación (6,2%), según consignó La Tercera. Una situación que frente al Covid-19 no solo se ha mantenido, sino que ha aumentado. 

“La mayoría del personal sanitario a nivel público está a honorarios. Estamos supeditados al estatuto administrativo y los cargos titulares en la salud pública los otorga el Ministerio de Hacienda y esos cargos son limitados, tiene que salir una persona para que te contraten de planta. La otra forma de ingresar es a contrata, que básicamente te renuevan el contrato para todo un año. Pero sobre todo el personal paramédico, auxiliar y enfermeros están a honorarios, eso no es una novedad, y ante la contingencia ha aumentado este número”, explica la urgencióloga Fabiola Alzamora, la misma doctora que denunció la falta de insumos a fines de marzo en la Posta Central.

Alzamora indica a INTERFERENCIA que desde el punto de vista del sistema público, la situación no ha cambiado desde que llegó la pandemia a Chile. “Los sueldos son paupérrimos, la carga asistencial es alta y lo que se ha agregado ahora es el recurso escaso de los elementos de protección personal, así como la desorganización e inoperancia de las autoridades sanitarias”.

Respecto a los exámenes al personal médico dice que en la Posta Central sí están tomando el examen, pero que existe un retraso en el procesamiento de las muestras. “Por ejemplo, el San Juan de Dios está con un retraso de hasta siete días, que ya no está recibiendo muestras. Tenemos una cola gigante y se están dando prioridad a los pacientes graves, hospitalizados y funcionarios de la salud para procesar la muestras. Creemos que tenemos mucho más positivos, porque hay un retraso y una cantidad de exámenes que se pierden en el camino, que no es menor”, asevera.

Lina Araya secretaria nacional de la Federación de Enfermeros de Chile (FENASENF) coincide que se ha contratado más personal, a nivel de todos los hospitales de Chile, pero sin cargos, solo con honorarios por un plazo de tres meses. “Para nosotros como gremio, lo principal es la seguridad de los trabajadores de hospitales públicos principalmente. En ningún hospital se puede decir que no hay elementos de protección personal, lo que sí se está haciendo es la racionalización de esos elementos”.

Araya explica que una de las principales solicitudes que han hecho al subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, es el aumento de residencias sanitarias para los funcionarios. “Hay muchos trabajadores de la salud que no pueden llegar a sus casas, y se genera un estrés emocional del riesgo de contagiar a la familia. Esta iniciativa la han implementando algunos Gobiernos Regionales, pero no hay suficientes. No hay protocolo a nivel de inserción de los trabajadores, hemos pedido claridad al Minsal en esa materia, porque recomiendan el relevo de 15 días para los funcionarios públicos, para evitar la sobrecarga y permite el aislamiento, pero no está pasando en la práctica”.

La enfermera del Hospital San José señala que la mayoría de sus colegas se aislaron en sus casas o se fueron a vivir a otra parte mientras dure esto para salvaguardar a sus familiares o convivientes, “es difícil, porque estamos muy expuestos”.

En el Hospital San Juan de Dios la situación laboral del personal de salud es similar. “Hay personas que llevan años trabajando en el hospital y siguen trabajando con boleta de honorarios. A veces sale alguna vacante de cargo, con concurso público. Por ejemplo, en un grupo de whatsapps que somos 60 enfermeros, todos trabajamos bajo esa condición, pero también hay nutricionistas, kinesiólogos y auxiliares de enfermería que no tienen ningún respaldo laboral”.  

“Han contratado mucha gente nueva, porque se han tenido que ir turnos completos. Si llegamos a estar contagiados, o estar graves, el protocolo es que nuestra Isapre o Fonasa se haga cargo, no el hospital, dentro de nuestro contrato no tenemos cláusula de salud”, agrega este funcionario.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

En el Hospital San Juan de Dios es exactamente igual, a mi hijo (boleta), más encima pagar en compra de servicios, les piden si se pueden quedar en turno extra...pero ni siquiera les dan un vale para el casino.

Precarización nacional de quienes tenemos boletas honorarios, la demostración de un sistema corrupto y nada solidario

Hola, tengo una duda. El sindicato de mi antiguo lugar de trabajo indicó que fueran a la Mutual porque están realizando "funciones laborales". Entonces, por derecho laboral, el costo no lo pago yo si no mi empleador, ¿No aplica para ellos esas mismas leyes?

Añadir nuevo comentario