Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 22 de febrero de 2020
Más dudas

Caso Kayser: nuevo informe pericial pone en duda circunstancias de muerte de cinco cuerpos calcinados

Nicolás Massai D.
Diego Ortiz

portada_kayser.jpeg

Fábrica de Kayser por dentro. Foto: Interferencia
Fábrica de Kayser por dentro. Foto: Interferencia

Un equipo de antropólogos realizó una revisión exhaustiva de la información disponible en este caso y llegó a una conclusión: existen irregularidades en la investigación de la fiscalía y se requieren nuevos peritajes para establecer qué sucedió con las cinco personas cuyos cuerpos calcinados se encontraron en la fábrica.

Este lunes 6 de enero se presentó en la Fiscalía Metropolitana Centro Norte un metaperitaje analítico del caso Kayser, elaborado por el Equipo Chileno de Antropología Forense y Derechos Humanos (ECHAF), y solicitado por el abogado de los familiares de tres de los cinco fallecidos ese domingo 20 de octubre en la fábrica ubicada en Renca. El informe, mediante distintos argumentos forenses, establece que es probable la existencia de lesiones premortem y perimortem –es decir, antes y durante el deceso de los cinco muertos–, cuestionando las circunstancias en las que, supuestamente, se produjeron estos hechos.

Luego de una completa revisión de los antecedentes e informes periciales disponibles en la carpeta investigativa del caso, el equipo conformado por la antropóloga física Macarena Hevia, el antropólogo Juan Francisco Reyes y la antropóloga física y forense Daniela Leiva determinó una serie de irregularidades en la investigación, así como también la ausencia de protocolos tanto en el levantamiento de los cuerpos en el sitio del suceso como en la realización de las autopsias. 

INTERFERENCIA accedió en exclusiva a este reporte.

A raíz de esto, el ECHAF solicitó a la Fiscalía entregar una serie de informes mantenidos en reserva hasta la fecha con el fin de realizar un metaperitaje más acabado. Además, recomendaron realizar nuevas diligencias enfocadas en esclarecer los hechos que llevaron al fallecimiento de cinco personas durante el saqueo y posterior incendio en dependencias de Kayser, personas cuyos cuerpos fueron encontrados calcinados al interior de la fábrica.

INTERFERENCIA ha realizado una extensa cobertura de la investigación del caso, llevada a cabo por el fiscal José Morales y su supervisor, el fiscal jefe de la zona Xavier Armendáriz. En esta se da cuenta de una serie de hechos que ponen en tela de juicio la hipótesis de un fallecimiento accidental sin intervención de terceros. El informe, detallado a continuación, da cuenta de estos hechos y agrega nuevas aristas a un caso que está lejos de estar resuelto, incluyendo imprecisiones e irregularidades en las autopsias, la falta de protocolos internacionales correspondientes a eventos de este tipo, y críticas al informe elaborado por Bomberos. 

Las dudas sobre las autopsias del SML

El informe pericial del ECHAF comienza con una crítica por la ausencia de reportes que den cuenta sobre la posición de los cuerpos dentro del lugar de los hechos. "Es imposible vincular a cada individuo autopsiado una disposición en el sitio del suceso", asegura, dado que no están disponibles en la carpeta investigativa tanto los informes de Labocar como del Departamento de Investigaciones Criminales (OS9) sobre pericias en el sitio del suceso. 

Tampoco se describen los protocolos de análisis y levantamiento de cadáveres, además de la inexistencia de una cadena de custodia (o de su correspondiente informe) para estos.

La primera autopsia estudiada es la de Luis Antonio Salas Martínez, a quien se le encontró una bala en su pie izquierdo que la médico perito que lo examinó consideró como "reciente". El metaperitaje destaca tres puntos que levantan sospechas respecto al trabajo realizado por el SML en ese cuerpo. 

Primero, establece que se deben realizar mayores acotaciones respecto a un hematoma subdural presente en el encéfalo de Salas, el cual puede ser vinculado a una lesión previa o durante su deceso.

En segundo lugar, ECHAF menciona un estudio histológico realizado en fracturas costales en la región del tórax y también en una fractura en el pie del fallecido, mismo lugar donde se encontraba alojado un proyectil balístico compatible con el calibre 22. El informe destaca que el estudio no fue incluido en la Ampliación de Informe de Autopsia del cadáver, quedando entonces sin una explicación más profunda ambas fracturas. 

Por último, se hace alusión a una contradicción respecto a los peritajes realizados a la bala encontrada en el pie de Salas. Por un lado, la autopsia describe un proyectil no deformado, mientras que las pericias del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar) indican que éste presentaría deformación, tal como lo había informado anteriormente INTERFERENCIA. A raíz de esto, se solicitó realizar nuevos estudios a la bala. 

El informe continúa con el análisis de la autopsia de Julián Pérez. Este destaca un hecho inusual: a causa del fuego y su efecto en músculos, tendones y ligamentos, todas las extremidades del fallecido se encontraban flectadas, excepto una. 

"El hecho de que sólo una extremidad haya quedado extendida permite a lo menos desarrollar una hipótesis de que todo el cuerpo no fue sometido a una misma intensidad y/o fuente de calor, pues no hay una reacción cadavérica uniforme. Al no contar con la información suficiente del proceso de levantamiento de los cadáveres no es posible observar la presencia o no de algún elemento forzando dicha posición, o si el cuerpo se encontraba atrapado. Nuevamente se hace imperioso el acceso a los informes periciales del sitio del suceso", indica el documento. 

Luego se estudia la autopsia de Yoshua Osorio, quien presentaba tres orificios en el tórax. Tanto los orificios en las costillas como la presencia de "fracturas conminutas de cráneo asociadas a hematoma epidural" levantaron sospechas en el equipo. 

"Debemos recalcar que la descripción hecha a estos orificios como solución de continuidad, con fracturas conminutas en calota, y astillamiento y pérdidas de segmentos en costilla, son similares a las descripciones de un evento lesivo de energía contundente y a paso de proyectil de arma de fuego respectivamente", explica el documento, citando seis estudios académicos al respecto (Baraybar & Kimmerle, 2011; Love & Symes, 2004; Langley, 2007; Scheirs y otros, 2016; Scheirs y otros, 2018; Scheirs y otros, 2018).

En la autopsia de Manuel Muga, ECHAF detalla observaciones a la carbonización parcial presente en las costillas 9 y 10 del costado derecho y en la 9 y 12 del izquierdo. "Dicha observación de alteraciones por fuego se repite en las descripciones de todas las autopsias", apunta el estudio, para luego señalar que “existen antecedentes de que víctimas de incendio no solo se ven afectadas por acción del fuego", sino que también son afectadas por la manipulación de posibles perpetradores y por el mal uso de protocolos. Esto genera un posible ocultamiento de lesiones preexistentes en los cuerpos, las cuales no son atribuibles al efecto directo del fuego. 

Finalmente, para la autopsia de Andrés Ponce, el estudio se centra en una lesión también presente en el cuerpo de Luis Antonio Salas: un hematoma subdural. La autopsia del SML asocia esta lesión al efecto postmortem del calor, teoría que es puesta en duda por el equipo de antropólogos. "Se espera al menos una aclaración de cómo se forman hematomas subdurales por calor", requerimiento que también fue expresado a INTERFERENCIA por el médico forense Luis Ravanal en artículos anteriores sobre el caso Kayser, quien indicó que este tipo de lesión no se genera a causa del fuego, sino más bien por un golpe o trauma violento. 

El "protocolo de Minnesota”

El llamado protocolo de Minnesota establece lineamientos generales para el tratamiento de muertes ocurridas en contextos de posibles violaciones a los derechos humanos, siendo el Estado de Emergencia un ejemplo de estos periodos, por lo que correspondía a partir del 18 de octubre de 2019 aplicarlo en casos como el de la fábrica de Kayser.

Una de las instrucciones que no se siguió dentro del protocolo está el desarrollar autopsias a los cuerpos sin tener una identificación. La indicación apunta a primero identificar a los fallecidos para luego informar a las familias. Además, según el ECHAF, el protocolo recomienda "que las familias susceptibles de haber sido víctimas en contextos de violaciones a los derechos humanos cuenten con un representante dentro de la sala de autopsias".

Nada de eso sucedió en el caso de Kayser.

El metaperitaje indica que solo dos autopsias expusieron su bibliografía y protocolos utilizados, siendo también solo dos las que pidieron análisis complementarios de uso de químicos acelerantes en los cuerpos, ambas indicaciones recomendadas por el protocolo de Minnesota. 

ECHAF también puso en duda la labor del departamento de Investigación de Incendios de Bomberos. En el metaperitaje, el equipo de antropólogos menciona inconsistencias en el informe elaborado por dicho departamento bomberil. 

Uno de los puntos que levanta sospechas es el poco tiempo entre el inicio del incendio y el retiro de los cuerpos, de acuerdo al informe de Bomberos. "Hace difícil entender la dinámica que ocurrió para que personas llegaran a ese espacio y se vieran atrapadas en el incendio", explica el documento.

Además, indica la inexistencia de un croquis o un bosquejo a mano alzada de la ubicación de los cuerpos y de su levantamiento, agregando que las fotografías entregadas por el departamento de Investigación de Incendio son generales y no periciales. Sobre el origen del fuego, las dudas son similares: no hay fotos, análisis químico y cálculo de la intensidad del fuego. Por estos motivos, el peritaje recomienda realizar de nuevo el informe y entrevistar a todos los involucrados para así reconstruir la escena del suceso. 

Finalmente, se destaca la información presente en el Parte Denuncia N° 5054. Este da cuenta de errores en el levantamiento del sitio del suceso dado que no se retiró parte de la vestimenta de uno de los fallecidos. En una visita al lugar de los hechos, el medio venezolano Telesur dio con restos de ropa y las llaves de uno de los fallecidos todavía en el lugar de los hechos, a más de 18 días de sucedido el siniestro en la fábrica de Kayser.

 

Revise a continuación todos los artículos que se han publicado en INTERFERENCIA acerca del caso Kayser:

- "Fiscalía entrega cuerpos calcinados de Kayser a familiares pese a dudas sobre autopsias"  

- "Cuerpo calcinado de Kayser tenía 3 orificios en el tórax, pero autopsia no lo indagó" 

- "Una de las víctimas del incendio de Kayser sufrió lesión pocas horas antes de aparecer calcinado" 

- "No era NN: cuerpo de Kayser con fragmentos metálicos corresponde a víctima ya identificada" 

- "Autopsia de uno de los fallecidos en Kayser dice que fue baleado en su pie poco antes de morir" 

- "Caso Kayser: versión de guardia pone en duda dichos de fiscal Armendáriz sobre inexistencia de grabaciones durante el incendio"

- "A petición de la fiscalía, dueño de Kayser entrega rifle que pericia ahora Labocar"

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Triste y desepcionante¡¡¡ Esta historia revela la ineptitud de todos quienes investigan, todo se improvisa o se oculta nada es como "debe ser" cuantos casos juzgados por la justicia con investigaciones como estas? Nunca se lograra alcanzar la verdad y la justicia en la medida de lo posible seguira presente manchando una democracia en ¡veremos¡¡¡😏

He intentado registrarme y acceder a los 2 artículos que ofrecen, pero no he tenido resultado.

Añadir nuevo comentario