Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Lunes, 21 de septiembre de 2020
Nueva arista

A petición de la fiscalía, dueño de Kayser entrega rifle que pericia ahora Labocar

Nicolás Massai D.
Diego Ortiz

Hace tres semanas el fiscal José Morales solicitó al Laboratorio de Criminalística de Carabineros un informe de un rifle calibre 22, propiedad de Edward Abugattas Saba, uno de los dos dueños de Kayser, quien lo entregó de manera voluntaria. La razón fue que uno de los cuerpos calcinados hallados en la fábrica el domingo 20 de octubre presentó un proyectil de bala de ese mismo calibre.

El 4 de noviembre de este año, el fiscal José Morales –quien investiga el caso de los cinco cuerpos encontrados al interior de Kayser luego del incendio el pasado 20 de octubre– solicitó a la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN) que le informara si dos personas poseían autorización de "tenencia y/o porte de arma de fuego". Los dos hombres, individualizadas en la petición, eran Edward Abugattas Saba, uno de los dueño de Kayser, y Reinaldo Marincovic Santelices, guardia de turno en la fábrica durante el siniestro en Renca.

En caso de que existiera información respectiva, el persecutor explicitó al organismo dependiente del Ministerio de Defensa que individualizara "el o las armas que se encuentran inscritas a su nombre y el domicilio consignado ante esa autoridad". La respuesta llegó 17 días después a la Fiscalía Centro Norte, el 27 de noviembre. Allí, la DGMN señaló que Marincovic Santelices no tenía registro de armas, mientras que Abugattas Saba sí. A continuación, el documento detalló que uno de los propietarios de Kayser poseía, para esa fecha, una escopeta Mossberg calibre 36 (para uso de caza); una escopeta JJ Sarasqueta calibre 16 (para uso de caza); una escopeta Mistral calibre 22 (para uso deportivo); una pistola Astra calibre 9 (para defensa personal); una pistola Taurus calibre 9 (para defensa personal); y un rifle Savage calibre 22 (para uso deportivo).

Esta última arma llamó la atención de los fiscales, pues el cuerpo de Luis Antonio Salas Martínez, hallado al interior de la fábrica de Kayser ese domingo, arrojó un proyectil del mismo calibre durante la autopsia que realizó el Servicio Médico Legal, conclusión a la que llegó posteriormente Labocar luego de hacer la pericia balística.

Por lo mismo, desde la Fiscalía solicitaron a la familia Abugattas la entrega del rifle Savage para ser periciado, el que fue entregado de manera voluntaria, sin que fuera necesaria su incautación. El 4 de diciembre, el fiscal Morales solicitó a Labocar un informe pericial que consideró tres puntos en el estudio del arma: determinar si había sido disparada –sin especificar rango de tiempo–; "examen mecánico y de aptitud para disparo, además de obtención de vaina y proyectil testigo"; y comparar este último "proyectil testigo" de prueba con el que fue levantado del cuerpo de Luis Antonio Martínez Salas.

Hasta el momento, acorde a información obtenida por INTERFERENCIA, Labocar no ha entregado el informe sobre el rifle Savage.

Este medio le consultó a la empresa Kayser por esta y las otras cinco armas de uno de sus dueños. Desde la compañía confirmaron que Edward Abugattas Saba tiene seis armas registradas, sin permiso de porte. Sobre el rifle 22, Kayser, que hizo llegar su respuesta a nuestro medio a través de su abogada, señaló que este fue inscrito "para efectos deportivos y de caza, y ha estado y está hace años en una propiedad familiar en la Quinta Región".

Los representantes de Kayser que han hablado con INTERFERENCIA han dicho desde un principio que ninguno de los dueños estuvo en el lugar de los hechos ese 20 de octubre, cuando se encontraron cinco cuerpos calcinados al interior de la empresa de ropa interior.

Objeto sospechoso

La información sobre la pericia al rifle del dueño de Kayser se suma a otro dato que obtuvo este medio a partir del análisis de los antecedentes de este caso. Durante los últimos días, INTERFERENCIA conoció las radiografías que el Servicio Médico Legal (SML) le tomó al cuerpo de Andrés Ponce Ponce, una de las cinco víctimas del incendio de Kayser, que presentó fragmentos metálicos en su muslo y un hematoma subdural que no fueron indagados por el SML.

El pasado 6 de noviembre, Germán Tapia Coppa, jefe del departamento de Tanatología del SML, respondió una solicitud de aclaración al fiscal Morales respecto de estos fragmentos metálicos, señalando que "corresponden con alta probabilidad a fragmentos de un/unos objeto(s) metálico(s) que pudo haberse depositado, por las altas temperaturas producto del incendio, sobre la piel del muslo de la víctima".

Continuó diciendo: "Dichos elementos no impresionan morfológicamente como correspondiente a fragmentos de proyectil balístico, máxime si se considera la indemnidad (objetivada) del fémur izquierdo".

Por último, en su mensaje al fiscal Morales, el doctor adjuntó las otras radiografías que se le tomaron a ese cadáver. Y fue precisamente en este set de imágenes que saltó a la vista otro hecho extraño, que no fue abordado ni descrito en la autopsia realizada por el mismo médico Germán Tapia Coppa, y que tampoco ha sido aclarado por el Ministerio Público. Se trata de un objeto radiopaco, ubicado en la parte superior del húmero derecho –hueso que no muestra fractura–, levemente alargado y redondo. La perspectiva de la radiografía dificulta una descripción detallada (vea la imagen a continuación):

radiografia_ponce.png

Radiografía con objeto extraño.
Radiografía con objeto extraño.

INTERFERENCIA consultó con distintos especialistas médicos, entre los que se cuentan cirujanos, traumatólogos y radiólogos, sobre lo que podría ser este objeto: todos respondieron que lo más probable es que se debiera a un proyectil, aunque indicaron que faltaría al menos una radiografía que tenga otra proyección de la zona, es decir, otro ángulo que permita ver el objeto con otra perspectiva.

Nuestro medio le preguntó al Servicio Médico Legal si habían buscado alguna explicación a este objeto, en vista de que no se abordó en la autopsia al cuerpo de Andrés Ponce Ponce. Hasta el cierre de esta edición no se refirieron al tema.

Esta es la cobertura completa de INTERFERENCIA sobre el caso Kayser:

- "Fiscalía entrega cuerpos calcinados de Kayser a familiares pese a dudas sobre autopsias"

- "Cuerpo calcinado de Kayser tenía 3 orificios en el tórax, pero autopsia no lo indagó"

- "Una de las víctimas del incendio de Kayser sufrió lesión pocas horas antes de aparecer calcinado"

- "No era NN: cuerpo de Kayser con fragmentos metálicos corresponde a víctima ya identificada"

- "Autopsia de uno de los fallecidos en Kayser dice que fue baleado en su pie poco antes de morir"

- "Caso Kayser: versión de guardia pone en duda dichos de fiscal Armendáriz sobre inexistencia de grabaciones durante el incendio"

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario