Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Miércoles, 28 de octubre de 2020
Entrevista a Julio Barboza

Climatólogo de la U. de Sao Paulo: “Si no se protegen las áreas devastadas, no van a recuperarse”

Lissette Fossa

Si bien este investigador asegura que incendios similares han ocurrido con anterioridad en Brasil, lo novedoso -a su juicio- es la nube tóxica que se ha producido y las imágenes satelitales, que hacen evidente la gran escala del siniestro. El experto cree también que el presidente Jair Bolsonaro ha equivocado el enfoque al acusar a las ONG y que el foco debe estar en reforzar los mecanismos de prevención.

Las imágenes satelitales de los incendios en la Amazonía, principal pulmón verde del planeta, dieron vuelta el mundo durante esta semana y conmocionaron a millones de personas.

Mientras que los incendios se reproducen en distintas zonas boscosas de Brasil, sumando más de 70 mil focos, incluso en países vecinos, el gobierno brasileño parece haber perdido el control de la situación. Como todavía está por verse el real alcance de los siniestros, el impacto que tendrán en la deforestación de la zona, la contaminación del aire y la destrucción de la flora y fauna nativa aún no pueden ser calculados.

Sobre el origen de los incendios, también hay incertidumbre. Mientras que organizaciones no gubernamentales (ONG) y activistas medioambientales apuntan a las grandes empresas ganaderas y agrícolas, que habitualmente realizan quemas controladas, el gobierno de Jair Bolsonaro ha preferido culpar a las mismas ONG y ha intentado minimizar la catástrofe. En ambas posturas encontradas, el país se encuentra polarizado políticamente y cunde el temor.

En tanto, en Brasil muchos se preguntan cómo va a ser el futuro de miles de comunidades indígenas, propietarias de reservas en la Amazonía, las que antes de los incendios constantemente han sido amenazadas por empresas interesadas en explotar los recursos naturales de sus territorios, forestales y mineros.

Para entender los efectos que podrían tener estos incendios y su posible origen, INTERFERENCIA conversó con el académico del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Sao Paulo, doctor en geografía física y experto en climatologías y geografía, Julio Barboza Chiquetto.

El investigador afirma que la recuperación del bosque amazónico puede ser lento y cree que el camino de Bolsonaro de minimizar los efectos de la catástrofe no es el correcto.

- ¿Qué causó los incendios? 

- Es común que todos los años en esa región de Brasil, por la expansión de la frontera agraria, se hagan quemas de la flora para poder hacer una expansión de la producción agrícola. Falta monitoreo desde el gobierno de Brasil, sobre esas quemas. Pero también hay incendios que son naturales, ya que esta es una época seca, es invierno acá, por ello hay más probabilidades de incendios. Entonces, todavía no es posible afirmar cuál fue el origen.

- ¿Las autoridades han investigado si estos incendios han sido intencionales?

- Creo que en este momento están todos preocupados de contener los incendios y del impacto ambiental de estos, y las consecuencias que podría tener en la salud de las personas. En este momento esa es la mayor preocupación, tanto para la gente como para el gobierno.

Y me imagino que no es simple determinar quiénes son las personas detrás de estos actos, la gente sabe que esta es una región compleja en la zona del Amazonas, es una región de conflicto. Donde hay grupos que son productores rurales y en áreas de preservación, las actividades que no son supervisadas, no hay mucha fiscalización.

- ¿Cómo están enfrentando los incendios para lograr apagarlos?

- Brasil es una país continental, de Sao Paulo son miles de kilómetros hasta el Amazonas. Son zonas muy difíciles de acceder, entremedio hay grandes propiedades rurales, y hay zonas que están en proceso de urbanización, entonces la conectividad y el transporte es muy malo. 

- ¿Cúal es el impacto que podrían tener los incendios al medioambiente?

- Las consecuencias son devastadoras. Porque tienes una pérdida de diversidad de flora y fauna tremenda. Tienes a la población del entorno afectada, que de verdad está sufriendo con el humo de los incendios, y ciudades que son limítrofes, que con certeza se van a ver afectadas en la salud de las personas. Eran lugares en los que hasta ahora la contaminación era casi inexistente. También se da el transporte de la contaminación a otras zonas más lejanas, por eso las consecuencias son tanto locales como nacionales.

- ¿Cual el efecto que podría tener en la salud de las personas que están cerca de los incendios?

- La salud de las personas podría verse afectada con respecto al tema respiratorio, y son las personas más vulnerables, que son los niños y enfermos que necesitan maquinaria respiratoria, quienes podrían presentar agravamientos de sus problemas, como personas con asma o rinitis. Puede haber dolores de cabeza, molestia ocular, mareos. Algunos problemas cardíacos también, para personas con problemas circulatorios. 

- ¿Cuánto tiempo tomará a las zonas desvastadas recuperarse?

- Es difícil responder esto, porque la reparación ocurre a una escala de tiempo mucho mayor y no se puede acelerar. Esta una destrucción que ocurre muy rápido y se demorará mucho en recuperarse. Es un área que depende del cambio climático, es una zona vulnerable, entonces no sabemos cuánto tiempo demore. Y si no tienes una forma de proteger esas áreas, ellas no van a recuperarse.

- ¿Cómo cree que ha sido la reacción del gobierno de Brasil frente a los incendios?

- Durante un momento hubo una tensión, porque algunas declaraciones del gobierno daban versiones contradictorias. Ahora el presidente Bolsonaro dice que podría ser responsabilidad de las ONG. Entonces es difícil para la gente y para el gobierno, porque al parecer están intentando negar y minimizar la gravedad del problema. Creo que la postura de Bolsonaro está completamente equivocada, debería cambiar su postura.

- ¿Ha habido alguna vez antes un incendio de este tipo en Brasil?

- Sí. Es algo estacional, ya que en este periodo, en invierno, ocurren incendios. Entonces, ya han ocurrido antes incendios parecidos en magnitud.  

Lo que llama la atención este año es ese nivel de contaminación que generó, el esmog que llegó incluso a Sao Paolo. Eso generó una conmoción un poco mayor en las personas. La nube que se formó y la cantidad de contaminación puede ser la mayor registrada en nuestra historia.

No sé si hay una relación directa entre el tamaño del incendio con la cantidad de contaminación, pero ciertamente este ha sido uno de los incendios más destructivos.

También fue novedoso y causó conmoción las imágenes satelitales que fueron divulgadas, que dan cuenta de la magnitud de los incendios. 

- ¿Qué podrían hacer las autoridades para evitar que en el futuro ocurran otros incendios de estas proporciones?

- Primero que todo, creo que hay que dar crédito a los datos divulgados por las propias agencias de gobierno, por la agencia espacial y la NASA. Reconocer que los datos son reales, ese es el primer paso.

Después, no se puede retirar los programas de control de incendios, que es lo que ha hecho el gobierno de Bolsonaro, que ha retirado recursos en las áreas de prevención y en zonas protegidas. Eso no se puede hacer. Los recursos tienen que llegar. El Amazonas es una región que tiene prioridad en el monitoreo ambiental. No puede abandonarse. 

Otra cosa que el gobierno tiene que priorizar son los acuerdos internacionales, porque ahí Noruega tiene un proyecto de financiamiento de la Amazonía con Brasil, que decidieron cancelar en parte. Es un dinero que se dejó de invertir en el Amazonas para el control de la deforestación. Se necesitan esos recursos para un monitoreo ambiental, ya sea mediante imágenes satelitales, o para el mismo personal y la toda la tecnología que sea posible.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario